Usted esta en la categoria Canalizaciones de los Maestros

Reflexiones Sobre Sintonía Interna

– ¿Qué debemos decirles a las personas que nos transmiten intranquilidad?¿Cómo podemos protegernos de la violencia?

Todas estas cosas, asaltos, hurtos, etc. son cuestiones kármicas. Son cosas que retornan. No necesitamos temer porque son kármicas. Ocurren cuando tenemos que pagar algo de nuestra parte. No pensar en eso es la mejor actitud, porque el pensamiento también atrae. El pensamiento se coliga con este tipo de fuerzas, y forma un puente. Ahí nuestro pensamiento, nuestro miedo, nuestro recelo comienza a crear condiciones para que éstas cosas se produzcan. En realidad, la gente debe pensar en lo que esta haciendo en aquel momento y no en posibilidades, es decir, lo que podría suceder. Esto es una dispersión de la mente. Cuando se piensan estas cosas hay dispersión, porque el asalto no esta sucediendo. ¿Para qué pensar en él?. Al pensarlo estás creando un puente con ese nivel del plano astral. Entonces ¿Cómo protegerse? Uno se protege de la violencia no siendo violento. Desarrollen lo contrario, el pacifismo, la calma, el equilibrio, la no agresividad, el control de la palabra, no agredir a otros de ninguna manera. Así se están protegiendo de la violencia. Aunque estas cosas sean kármaticas, podemos atenuarlas si asumimos una actitud correcta. Entonces aunque halla en nuestro destino un momento de estos, podemos atenuarlo viviendo el proceso contrario, pacificándonos, controlando nuestra violencia. De esta manera ya estamos trabajando para que sea atenuado. Si realmente tuviera que suceder o si ese trabajo es muy profundo y verdadero, también puede ser desviado porque no hay más razón para que suceda. Generalmente los asaltos, robos y estas cosas tan comunes de hoy, son fuerzas violentas nuestras, entonces ese retorno de actos violentos que cometimos en el pasado es aquello que esta volviendo. Pero si se adopta la actitud contraria hasta se pueden cambiar las cosas. Pero lo último que se debería hacer realmente es estar pensando en eso. Esto es lo fundamental.

– ¿Por qué algunos animales nos recuerdan ciertas cosas?

Por ejemplo las luciérnagas. Cada vez que las vemos nos hace recordar que tenemos una luz interna. Pero no solo las luciérnagas nos recuerdan que tenemos una luz interna sino que cada animal tiene algo para mostrarnos. Si estuviésemos atentos y si viésemos a los animales como nuestros hermanos menores comprenderíamos lo que ellos nos están mostrando, lo que nos están diciendo con su modo de ser y características. Si prestáramos atención a esto podríamos ver hasta el comportamiento de un gato o de un pájaro esta llamando nuestra atención sobre alguna cosa. Aunque pertenezca a otro reino deberíamos tener presente que venimos de aquel reino y que todavía tenemos muchas ligaciones con él. Traemos muchas características de ese reino que aun no están resueltas, como la agresividad por ejemplo, que viene del reino animal. Entonces los animales a veces nos recuerdan ciertas características que nos dicen: Esto también es nuestro. Ustedes no deberían tener esas características porque ya debería estar superado. Si estuviésemos ante ellos, veríamos muchas cosas nuestras en ellos y que están ahí por muchísimas razones. Una de ellas es por ejemplo para ser servidos por nosotros.

– ¿Cómo podríamos hacer para que Dios colme nuestra mente?

Es muy simple. Solo hay que pensar en él. Cuando pensamos en una cosa, eso está colmando nuestra mente. Si pensamos en Dios, en nuestro Yo Superior, en nuestra alma, en nuestra mónada, es justamente eso lo que está colmando la mente. Colmamos nuestra mente de Dios pensando en ÉL, reflexionando sobre Él, examinando cual es nuestra relación con él. Solo se trata de empezar a pensar en Dios, y simplemente acontece. Lo que es difícil, por ejemplo, es poner en práctica estas cosas en el día a día. Pero aunque en aquel momento no podamos realizarlo por algún motivo, podemos continuar aspirando y queriéndolo hacer aunque no podamos, o no tengamos condiciones todavía o consideremos que es demasiado para nosotros. Hay que continuar deseándolo, porque de esta manera se atrae esta posibilidad de forma gradual.

Con respecto a la cura tendríamos que darnos cuenta que cada uno de nosotros es el propio curador. Cualquier libro sobre cura que sea válido, siempre nos va a decir que somos nosotros los que nos curamos, que nadie puede curarnos, solo nosotros a nosotros mismos, y es así porque solo nosotros tenemos que remover la causa del mal. Lo que tenemos de inarmónico, lo no saludable, vino por nuestros actos pasados, por cosas que hicimos. Solo nosotros podemos liberarnos de aquello saliendo de la situación, creando otra diferente. Muchas veces necesitamos llegar a situaciones límites para comprender esto. Siempre que tengamos algo que requiere tratamiento, fuimos nosotros mismos quienes lo generamos. Es necesario hacer lo contrario. Lo opuesto a lo que lo generó y ahí estaremos en condiciones de ser curados.

Si ya estamos haciendo este trabajo, es decir, las cosas opuestas a las que nos llevaron a aquel mal, entonces cualquier ayuda externa va a ser efectiva. Cuando va a tratarse alguna cosa, se debe partir desde el principio de que fue usted quien lo creó, sea lo que fuere. Cuando se tiene esto bien claro y se comienzan a hacer las cosas opuestas a las que nos llevaron a aquella situación, entonces los medios de cura externos pueden actuar como instrumento para que el cambio se efectúe. Muchas veces tenemos alguna cosa que debemos tratar y puede ser que nuestros cuerpos se hayan lesionado mucho y a veces en aquella encarnación no es posible removerlas. Esto no debe desanimar a nadie porque aunque en la encarnación no sea resuelto físicamente porque el cuerpo puede haber quedado en un estado que no tiene más retorno, aquello se puede ir resolviendo en los otros cuerpos porque aun cuando nuestro cuerpo físico tenga alguna característica que no se puede remover en esta encarnación, los otros vehículos pueden no estar en la misma situación. Todo lo que usted haga para remover un estado no armonioso, no saludable, aunque no lo resuelva en el plano físico, se va resolviendo en los otros planos (en el cuerpo astral, cuerpo mental) y esto va a permitir una próxima encarnación con otras condiciones. Lo que aparece en el cuerpo físico, no comenzó en el fisco, sino que en el mental. Luego descendió al emocional, luego hacia el etérico y finalmente se manifestó en el físico. Por lo tanto, en la cura, el trabajo es general. Es necesario trabajar el mental, el emocional y el etérico, porque la cuestión existe en todos estos planos. El mental es muy sutil. Puede cambiar independientemente de las condiciones que tengamos en el físico, pero hay que hacer todo el trabajo mental que se pueda en beneficio del equilibrio de aquella situación, o de una anulación de ésta en el mental y en el emocional. Puede quedar el hecho físico porque era un karma físico, pero nuestra actitud y forma de vivirlo cambia bastante y va a cambiar el karma para futuras etapas de nuestra vida. Muchas veces cuando nos esforzamos para corregir una cosa, aunque parezca que dejó una lesión que ya no pude corregirse, aquel esfuerzo, va resolviendo otras cosas que no son físicas. Siempre va trabajando para nuestra evolución en otros sectores que siempre tienen cosas para ser equilibradas. En fin, si se considera que una cosa física no se puede remover, no quiere decir que no se trabaje lo que generó aquello, sino que se trabaja porque aquello se refleja en todo el ser, directamente y de inmediato en todos los otros cuerpos que también son nuestros, solo que están en otros niveles funcionando de otro modo.

– ¿Cómo hacemos para saber si lo que nos llega es fruto de lo alto o es algo humano?

En general lo que nos llega de lo alto es siempre benéfico para muchos, no solo para nosotros. Si recibimos algo de lo alto vamos a ver que vino como dádiva para que lo usemos con mucha gente. Lo alto es universal y aunque aparentemente haya venido para nosotros, la realidad es que vino para todos, y está en nosotros recordar y comprender que lo que recibimos no es nuestro, sino que es para ser distribuido y es nuestra tarea distribuirlo, donarlo y universalizarlo. Lo que viene de lo alto siempre es así, siempre muy amplio y con todas las posibilidades para ser donado. Para compartirlo con muchos. Si viene una alegría de lo alto para usted, vino para que lo irradiemos, transmitamos, para que lo pasemos. Vino para todos a través tuyo. Si comprendiéramos esto, nunca recibiríamos lo bueno como si fuese algo para nosotros. Si recibimos algo bueno, estamos en condiciones de ser transmisores, irradiadores y distribuidores de esto. Cuando una cosa viene del nivel humano, se ve enseguida porque es algo más limitado y personalizado. Ahí no hay nada para nadie, solo para nosotros. Por supuesto siempre recibimos cosas de todos los niveles, porque vivimos en un mar de dádivas permanentemente y es necesario ver que todo no vino solo para nosotros. Lo que viene solo para nosotros es aquello que deseamos humanamente. Esas cosas mezquinas dependen de nosotros. Para que de esa fuente siga fluyendo todo aquello que se recibe y que viene, antes de comenzar a recibir y a aplicar para uno mismo es conveniente hacernos esta pregunta: ¿Para quién va a servir esto? Siempre antes de aplicarlo en nosotros, preguntémonos esto. Es muy importante en estas leyes espirituales delante de la manifestación.

Se dice que había un pequeño árbol en la ladera de una colina y de repente se posó un ave en él. Entonces el ave le dice al árbol: Usted desde esta colina ve la puesta del sol, que es tan bonita! y el árbol le dijo: Sí, realmente veo eso cada día. Entonces el ave le dice: Qué bello nacer del sol que usted ve, debe ser este el mejor lugar del mundo para ver eso y esta brisa, este viento… qué delicia! Usted debe ser un árbol muy feliz por estar aquí en esta posición. Allí el arbolito sonrió y le dijo al ave, así es, realmente todo esto es muy bonito pero lo que me hace realmente feliz en este lugar es tener raíces muy fuertes, porque así yo aseguro la madera de esta colina para que no se caiga.

La persona que relató esta historia concluyó que en el servicio impersonal incondicional el paisaje en el cual la tarea se desarrolla es lo menos importante.

– ¿Qué se puede hacer para aquietar la mente?

La tendencia de uno a querer transmitir a los demás lo que sabe es muy fuerte, es muy humano. La tendencia a querer ayudar con aquello que uno puede, olvidando que a veces se puede ayudar con muchas cosas. Pero no es aquello lo que la otra persona necesita y no es el modo en que debe ser ayudada. Podemos haber tenido buenas experiencias, haber dado pasos muy acertados, podemos estar en un cierto camino, pero tenemos la tendencia a querer que los otros hagan lo mismo, que den los mismos pasos que nosotros. Esa tendencia, esa preocupación por querer ayudar a los otros, por querer que salgan de la situación en que ellos están, por querer que sigan nuestra experiencia, nuestra mente es agitada. No solo nuestra mente sino todo nuestro ser. Si preguntan qué hacer para tener la mente serena y tienen esa tendencia a querer ayudar a los otros a toda costa, entonces terminen con esta tendencia porque de lo contrario nunca van a tener la mente quieta y serena. Ahora pareciera que incluso no haciendo nada y aun sin suceder nada, puede estar aconteciendo mucho más de que si estuvieran haciendo algo. Si están haciendo una determinada cosa, están impregnando el ambiente de eso. Están haciendo contacto con los otros. Contactos sutiles a través de eso y que los otros están observando y percibiendo. Si están haciendo eso, cada uno va a ver lo que puede ver, lo que necesita ver. Cada uno va a interpretar como pueda lo que ustedes están viviendo. Así están ayudando a mucha gente, dando muchas más cosas que si estuviesen dirigiéndolas para trabajar por irradiación, ayudando al mundo y al universo a ser lo que ellos decidan. De esta manera estamos ayudando al plan evolutivo. Todo está ahí dentro. No solo las personas sino todos los demás reinos. No necesitamos dirigir nada porque el otro va a recibir lo que pueda, quiera y sirva. No necesitan dirigir nada salvo en un momento en que esté muy claro que tienen que dar una ayuda pero para hacer esto necesitan saber si eso debe llegar, o si es adecuado para aquella persona. Tendríamos que estar con esta idea del servicio, con esta intención de servir pero moderando mucho esta tendencia a conducir. Todo esto contribuye para que la mente quede agitada o para que quede serena y tendríamos que reconocer también en beneficio de nuestra mente que debe calmarse, que aquello que realmente ayuda al otro viene de adentro. Lo que ayuda no viene de nuestros actos, actitudes, sonrisas o conversaciones. Todos éstos son instrumentos secundarios. Lo que ayuda al otro viene de adentro. El otro ni siquiera puede habernos encontrado, puede que nunca hayamos intercambiado palabra alguna y lo estemos ayudando o estimulando de alguna forma internamente. La verdadera ayuda viene de adentro, de nuestro interno y si viene de ahí estaremos en el lugar correcto delante de la persona que corresponda en la situación que corresponda para hacer algo correcto, para ayudar. Ahora si partimos del principio de que vamos a ayudar externamente es perjudicial. Puede ser incluso que tengamos que ir hasta físicamente pero no partamos desde ese principio porque esto no ayuda a nadie, solo es un elemento, un instrumento. La ayuda no viene de esto. Si nosotros fuéramos para ayudar y no sucedió nada interno en el otro, no sirvió de nada que fuéramos. Toda ayuda fue aparente si no sucedió nada interno. Lo importante es que no estemos embriagados con la idea de que la ayuda es externa, de que el servicio es externo, con los actos. Es así también pero si este movimiento interno que el amor, la ley del servicio va realizando dentro del otro, no acontece nada real, en cualquier trabajo, en cualquier servicio que se haga por más que se trate de una actividad externa, de relacionarse con cosas concretas, tenemos que saber íntimamente que no es la parte externa la que va a resolver la situación, solo es un complemento. Podemos estar en el trabajo relacionándonos solo con cosas materiales, externas pero tenemos que saber que aquello nada resuelve por si mismo. Solo lo hace aquello que sucede dentro del individuo, de las personas, de nosotros. Esto es lo que da el nivel del trabajo y para que esto interno suceda, necesitamos hacer todo lo que hacemos externamente, materialmente, pero sabiendo que no es lo que va a resolvernos la situación sino que, es un complemento, una cosa que forma parte pero tenemos que tenemos que estar sintonizados con el centro del otro para que este servicio tenga una cualidad que repercuta dentro del ser, porque el servicio no es solo suplir necesidades materiales. Estas existen pero las cosas materiales deben ser vehículos para que otras cosas acontezcan, aquellas cosas que realmente van a resolver la situación, porque aunque se trate de llevar alimento, ropa y remedios para gente carente, ellos volverán a necesitar de todo esto porque dentro de ellos el problema no fue resuelto. Cuando las cosas se acaben van a estar en la misma situación. Lo que resuelve el problema es que usted este bien conciente de que es dentro del individuo y de usted que se produce el servicio. Muchas veces alguien tiene cosas graves adentro para ser resueltas, y esto se refleja afuera en miseria, en carencia de todo. Si decidimos suplir esa carencia, estemos conectados con lo que podría ayudar en otro nivel, con lo que tiene que ser removido para que esa situación pueda cambiar. Aquello se lleva y se distribuye, pero detrás de eso deberá estar sucediendo otra cosa teniendo aquello como vehículo y a través de eso esta también usted. Ahí pueden estar aconteciendo internamente un circuito de energías, cosas invisibles, internas muy buenas, gracias a nuestra presencia. Hay que estar muy atentos para no quedarnos solo en la cosa material, pero realmente ¿Qué esta sucediendo allí, que se esta produciendo en el interior de las personas? En aquellas que están para servir y en aquellas que están para recibir. Todo este proceso comienza cuando la gente reconoce que estamos luchando con cosas materiales pero que la solución no esta ahí, aunque sean necesarias. Tenemos que trabajar con eso. La conciencia, en lo íntimo de las personas, la concepción de las personas, no debe estar ahí. Es otra cosa lo que tiene que suceder para que estas necesidades sean removidas y resueltas. Parece que vamos a servir un mundo de personas que son muy rudas, poco trabajadas, que no son permeables a ciertas energías, y demás, pero todo esto es apariencia. No debemos distraernos con lo externo, con lo material solamente, porque desvitaliza el motivo que hace servir a las almas y los seres internos para que se manifiesten y se desarrollen y esto se vea reflejando en una situación externa. Si tuviéramos esa claridad, no solo tendríamos más energía para servir y trabajar sino que también tendríamos más oportunidades. Muchas más que aquellas que tenemos y cuanto más claro lo tengamos, más posibilidades vamos a tener de servir, sumado a que se va a abrir nuestro karma, para que tengamos más tiempo, posibilidades, y condiciones para servir.

Una persona puede decir: Me gustaría hacer mucho más pero no puedo porque tengo familia, trabajo, esto, aquello, etc.

Pero no necesitamos estar preocupados por hacer mucho más, sino que tenemos que tener claro cuál es nuestra tarea. Los obstáculos que hoy encontramos para servir más, se van removiendo, disolviendo y van cambiando. Es necesario tener esta claridad y no solamente la intención de servir de cualquier modo, porque realmente así no vamos a resolver el problema del otro. Para que el problema sea removido es necesario que estemos en condiciones de hacer un trabajo externo, material, humano y concreto pero sabiendo que esto de por si nada resuelve si no tiene la otra parte. Entonces aquí no es importante a quien le sirve, si hay organización o si se carece de ella. Todo eso es secundario. Lo importante es estar en sintonía con el Espíritu y a partir de ahí, las cosas van sucediendo dentro de la necesidad y de las posibilidades en que estamos viviendo, porque las cosas van sucediendo cuando tenemos la posibilidad de vivirlas. Si colocamos la fe, la oración, el trabajo y la razón al servicio y al desenvolvimiento interno de los seres, hasta podremos tener recursos materiales para dar a los seres, pero acontecerá porque nos focalizamos mejor en la tarea.

Si estamos encarnados es porque también tenemos un trabajo externo, entonces, se trata de una armonía, una conjunción del trabajo interno con el externo. El interno puede dar como resultado muchas cosas, puede materializar muchas cosas, pero para eso se necesita una acción externa como elemento de materialización. Ahora solo el trabajo externo sin lo interno es algo incompleto, es algo muy efímero como ya sabemos. Se trata de una combinación de las dos cosas. De una graduación, fusión de ambas. Trabajo interno sin trabajo externo se hace en el plano de las almas o de las mónadas pero acá en el plano físico, sin trabajo externo no manifestamos lo interno. Estas son ilusiones de las personas un poco perezosas que necesitan una buena explicación para no hacer las cosas que no les gustan. Pero si dicen que están encarnados y todo el trabajo es interno, es en principio una contradicción. Entonces ¿para qué estamos encarnados? ¿Por qué no estamos trabajando allá arriba? Estas son ilusiones. La mente produce una ilusión tras otra y como la mente es universal para donde usted mire tiene ilusión.

Por los frutos conocerán el árbol. Lo que haces habla tan fuerte que no le deja escuchar a los demás lo que decís. Las palabras convencen pero los ejemplos arrastran. Amen. Gracias Padre.

Agregar comentario

La Llegada De La Irradiación Del Sol Central De La Galaxia A La Tierra

Esta información es transmitida por Oxalc, un Ser confederado de muy alta evolución. Él está a cargo del contacto hacia el planeta Tierra, por parte de la confederación de mundos evolucionados de nuestra galaxia y de la Gran Hermandad de la Estrella. Este es el grupo de conciencias que organizan y gobiernan todo este universo local, que está compuesto por 9 galaxias, de las cuales una de ellas es la nuestra, La Vía Láctea.

La Vía Láctea es una galaxia con forma de espiral de 3 brazos, la cual en su centro posee lo que se conoce como un Sol Central, una gran estrella que irradia una energía muy poderosa. Este Sol emite una expansión de luz que se proyecta hacia toda la galaxia y alcanza nuestro sistema, aproximadamente, cada 26.000 años. Esta energía posee un alto voltaje y todo lo que toca es transformado, comenzando con este impulso un nuevo ciclo universal con todos los cambios y mudanzas que pueda provocar esta irradiación de luz. Es importante que se logre comprender, cuál es la verdadera situación física, ya que este evento no se desata solo en los planos sutiles, sino que es un evento físico.

Altas concentraciones de energía solar, están trasladándose velozmente a todas las conciencias de los planetas y de los cuerpos celestes. De esta manera, reciben lo que los hermanos mayores denominan “Irradiación Alfa” que ayuda a reordenar los mundos físicos, los movimientos materiales de las leyes y la readecuación de la consciencia de la humanidad.

Durante muchos años la humanidad ha sido instruida en cómo alcanzar el punto de alineamiento, el punto de contacto con el alma y con las realidades más sutiles. Ha llegado el momento en que estos conocimientos se transformen en un modo de vida, dejando de ser una teoría. Es necesario poner estos conocimientos en acción y aquellos que se demoraron en aprender van a tener que acelerar sus pasos.

Todo el movimiento que proviene desde la galaxia puede mudar de destino y de rumbo, dependiendo del grado evolutivo de las leyes de la humanidad. Esto significa que si nos colocamos dentro de la ley y no fuera de esta, todo puede mudar, porque cuando un ser se encuentra en perfecta armonía con la ley, la energía poderosa que llega, lo único que puede hacer es elevar el estado en el que el ser se encuentra. En cambio, cuando un ser no se encuentra alineado, vive fuera de la ley y es alcanzado por una energía de tan alto poder, el único resultado posible es una movilización violenta, es por eso que se debe vivir la ley, para poder recibir en gratitud, la energía que elevará nuestra vibración rápidamente, permitiéndonos así, alcanzar un nuevo ciclo. Podemos transmitir que la irradiación denominada “alfa” afectará la galaxia y a todos los planetas, llegada esta hora, la humanidad podrá comprender y abrazar la verdad de que todos somos iguales ante los ojos del Padre.

La irradiación alfa generará:

-En primera instancia, un movimiento acelerado del ritmo tiempo universal, esto significa que el tiempo que los hombres conciben por reloj será acelerado y el tiempo de percepción del día será más corto.

-Una apertura a nuevas leyes y el descenso acelerado de los rayos inmateriales a los planetas, como la “relación entre los universos”, la “omnipresencia”, la “omnisciencia”, la “transfiguración” y la “liberación”. Por otro lado, los rayos materiales, “la voluntad poder”, “el amor sabiduría”, “la inteligencia”, “la armonía”, “el conocimiento científico”, “la devoción”, “el orden y el ceremonial”, abrirán el camino para la manifestación de otros niveles en estos rayos.

-Los átomos que componen la materia se mueven de forma lenta, conformándola así muy densa, la irradiación de luz del Sol Central acelerará notablemente el giro atómico molecular de la materia y esto hará que nuestra materia se comience a trasladar y a modificar velozmente.

-Ocurrirá la apertura natural de coordenadas de tiempo y espacio, puertas de contacto en lugares en donde era inimaginable que tal cosa sucediera, no solo en nuestro planeta sino en otros, creando una condición de contactos con otras civilizaciones. En ese momento, todo quedará expuesto, y muchas energías van a querer ingresar por esas puertas.

-Provocará la activación lumínica de “cristales de luz”, de herramientas y de operaciones de contacto a nivel de la humanidad, extendiéndose hacia los niveles etéricos y físicos, tornándose así visibles. De este modo, todas las herramientas instaladas en el planeta a nivel etérico, como los discos solares y ciertos cristales de luz colocados en puntos estratégicos para la sustentación energética del planeta, se tornarán visibles al ojo humano.

-La irradiación alfa, será un movimiento hacia el interior de los planetas, en especial sobre los reinos de estos, que serán permeados por esta irradiación y probablemente sucedan situaciones imprevistas las cuales nosotros no podemos siquiera suponer, como vegetales que crezcan en enormes dimensiones o animales que cambien su polaridad.

-La irradiación alfa generará un aumento acelerado de la transformación interna, removiendo los obstáculos mentales, astrales y etérico, bajo el impulso de los rayos, en especial, el de la transfiguración. Lo que permite el rayo de la transfiguración, es que se comience a manifestar la luz interna, impulsada por los códigos que descienden de este rayo, generando que el cuerpo lumínico se comience a manifestar, pero para que esto pueda realizarse, todo lo que no es luz debe ser desechado y este fenómeno será provocado por la luz.

-Generará un impacto de luz sobre el plano mental terrestre, generando una re-armonización de la consciencia humana y un aumento en el descontrol psíquico sobre los lugares en donde se encuentre una resistencia interior.

-Generará la apertura del plano astral terrestre hacia la percepción dormida de la humanidad, plano y lugar en donde la ilusión habita, se reproduce y amplia de manera desequilibrada. Todo aquello que hoy no se percibe de los planos astrales, quedará a la luz de todos, logrando así comprender que era lo que sucedía en otros planos, y de lo que no éramos conscientes, de lo que nosotros mismos generamos. Deberemos aprender a lidiar con esta situación, es por eso que se insiste en la práctica de la oración, la cual servirá de escudo, para poder sobrellevar esto, hasta lograr alinearnos y vivir todas estas situaciones con equilibrio, armonía y discernimiento.

-La irradiación alfa del Sol Central, transmutará a través de la energía violeta, todo el plano astral, removiendo los desajustes que se gestaron en el mismo plano desde el inicio del proyecto genético. Las jerarquías ultraterrestres, llamadas así porque pertenecen al plano Angélico y Arcangélico, colaborarán para que logremos el equilibrio en medio del tránsito de este proceso, ellos se ocuparán de transmutar todo el plano astral y nosotros deberemos colaborar con la oración, la cual crea una gran condición para que las Jerarquías puedan actuar.

-La irradiación alfa colocará en cada espíritu de la humanidad y de la creación en esta galaxia, los siguientes movimientos:

1-Podremos ver, comprender y sentir verdaderamente cual es el grado de amor que vivimos, el grado de perdón y si estamos en procesos de redención o no. Todo quedará expuesto y comprensible para cada uno.

2-Seremos conscientes del grado de las energías capitales que habitan en cada uno.

3-El estado actual del plano mental, emocional e intuitivo, será expuesto tal cual es, y todos lo podremos ver.

4-Sabremos quienes verdaderamente, se encuentran conectados con su mónada.

5-Podremos saber realmente si hemos valorado verdaderamente lo que los mayores y los diferentes seres que colaboraron en esta humanidad, nos han entregado.

6-Todo aquello que ocultamos a los demás, quedará totalmente expuesto.

7-Veremos de verdad que tan fiel somos a lo que hablamos, a lo que manifestamos, donde está y donde no está la verdad.

8-La evidencia verdadera de la fraternidad, esto significa que aquel ser que realmente sea fraterno, también quedará expuesto en su sentir, todo será blanco o negro, no habrá nada escondido.

9-Todo aquello que nosotros, con toda nuestra consciencia hemos hecho en todos los reinos y en el mundo devico, quedará expuesto y será posible vivirlo y verlo, y cada uno deberá hacerse responsable de la situación, ya no se le podrá echar la culpa a nadie, porque todos serán conscientes de lo sucedido.

10-Se revelará el estado de consciencia de Merla y todos comprenderemos mejor, donde es que hemos estado poniendo nuestros pies durante todas nuestras encarnaciones.

11-La apertura de los registros Akáshicos del planeta, del banco informativo de Merla, toda la información quedará disponible.

12-El reconocimiento de la vida cósmica y de la existencia de la vida intraterrena avanzada. Nadie podrá decir que no existe vida intraterrena, ni vida extraterrestre, los retiros serán abiertos, las herramientas podrán ser vistas y muy probablemente algunas consciencias se manifiesten para tener contacto con nosotros.

13-Nuestros hermanos del cosmos se movilizarán y se presentarán ante nosotros, como consciencias confederadas para asistirnos y para desarrollar lo que ellos llaman el proceso de rescate.

14-Veremos exactamente cómo es que el planeta se depura al igual que nosotros, sacudiéndose de todas aquellas energías que ya no pertenecen a su nueva condición.

15-La comprensión intuitiva de símbolos y señales cósmicas, como por ejemplo los corp circles, de los cuales hoy en día, para la humanidad, su significado es un misterio, todos podremos percibir la información que traen los círculos en los trigales.

16-Quedará revelado el estado caótico de los mares y el movimiento de las placas Tectónicas, el reposicionamiento físico y energético de los continentes, como el cambio intenso que generará la falla ubicada en etiopia.

17-Aquellos que puedan mantenerse alineados y que pongan en acción la instrucción recibida, experimentarán una paz interna desconocida.

La Hermandad no pretende profetizar cataclismos ni la destrucción de un mundo como Merla, un mundo que está en los umbrales del ingreso a la cuarta dimensión, estos desastres pueden cambiar de punto y de foco, si se suman corazones a la misión del servicio por la humanidad. Mientras puedan ser generadas situaciones de armonía, de equilibrio, todo puede acontecer, todo se puede ir revirtiendo.

Nadie puede perder la esperanza cósmica de renacer y de reencontrarse para estos momentos, con la verdadera faz que el ser posee. Se debe recordar que el ser posee algunos aspectos nuestros que no conocemos, aspectos superiores, que comenzarán a estar más disponibles para nosotros, este será el momento en que en el cual sabremos quién realmente somos y de dónde venimos.

Ha llegado la hora de tomar consciencia, de lo que se ha generado en la esfera que habitamos y en la cual reencarnamos desde hace milenios, Merla necesita de todos los misioneros despiertos y dormidos. La Hermandad Blanca y la Hermandad Extra Planetaria ya han ingresado en el ciclo de su propia evaluación interior, para visualizar en paz los aciertos y los errores operacionales y cósmicos acontecidos, todos estamos inmersos en la misma ley, la cual nos guía y nos conduce, todos fuimos creados por el mismo Dios, solo le bastará al mundo de superficie, reconocer que somos uno y que no estamos solos, los Hermanos Mayores aguardan el despertar de la fraternidad en los hombres.

 

 

 


 

Agregar comentario

Pruebas Humanas, Pruebas Del Alma

Antes que recibamos alguna tarea de los Maestros o de los seres ascendidos, pasamos por varias pruebas. Una de las pruebas se orienta para que en cualquier situación afirmemos el bien común, en lugar de afirmar nuestro bien personal. Esta prueba de afirmar el bien común se presenta también cuando se está indignado con alguna cosa, porque estamos comprendiendo la necesidad de cambios urgentes. Esto debe surgir del interior de las personas porque si no, ¿de qué serviría cambiar, si las personas no están preparadas para las nuevas situaciones? Sería un cambio externo, donde todo es artificial. Podemos hacer un cambio porque queremos, porque debemos hacerlo.

Ocurre que cuando estamos indignados, porque la ley no se cumple, comenzamos a murmurar, a lamentarnos y a hacer confidencias con los otros. A veces la indignación es muy grande, porque podemos estar en un estado mental de mayor agudeza para ver ciertas cosas, principalmente las cosas negativas. Nuestra mente está más inclinada a ver solo lo que está equivocado, pero no lo positivo. Vemos que las personas no piensan como nosotros, ni hacen nuestra voluntad, ni ven lo que nosotros vemos, es decir, la mente tiende siempre a juzgar al otro y a no ponerse en su lugar. Es fácil ver la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en nuestro propio ojo. Lo que la mente no comprende, es que las personas están allí para hacer lo opuesto a nosotros y de esa manera complementarnos.

Si nos irritamos con la situación normal de la Tierra, se afectan nuestros cuerpos sutiles y disminuye nuestra capacidad de servir al planeta. Por eso conociendo las leyes cósmicas, necesitamos estar en armonía y no ligarnos a la indignación. Por lo general, nosotros no sabemos encontrar el equilibrio en esta indignación y esto es importante porque todos los seres están en proceso de transformación, en un proceso evolutivo y algunos en proceso de purificación. A medida que nos vamos irritando por nuestra indignación, el equilibrio se pierde. Y a medida que dejamos de estar irritados, el equilibrio se va logrando. Se necesita pedir mucha luz y estar muy dispuesto, tener voluntad para no irritarse e invocar el 1º rayo, la energía del poder, no para dominar a otros sino para no irritarse. Y allí el equilibrio se va logrando e instalando.

Estar quieto es una expresión que tiene muchas connotaciones, ya que se puede estar callado y estar en una profunda acción. El hecho de no hablar en ciertas situaciones no significa tener cobardía. Simplemente se está callado porque no es equilibrado decir algo, no es oportuno manifestar nada y eso hace que se reafirme la ley en el interior, bajo la cual está en ese momento trabajando. En general, puede surgir enseguida una oportunidad para expresar ese trabajo interno y entonces se produce una irradiación, algo que va a transformar aquello, va a ser algo interno simplemente. Sin embargo, muchas veces tenemos que manifestar alguna idea, una sugerencia, una observación, entonces allí se necesita tener cuidado para que cada vez que se manifieste, se haga como si fuera la primera vez. Uno se cansa de decir lo mismo porque no lo escuchan o no lo entienden. Existen infinitas razones para que las personas no escuchen, pero en realidad existe una sola: son ignorantes. Uno está destinado a repetir aquello varias veces durante su vida, y cada vez que lo repita necesita hacerlo como si fuera la primera vez. Tenemos que olvidar el reloj, las repeticiones. Tenemos que estar en eso abnegadamente, con el alma y el corazón y sabiendo que sea cual fuera nuestra situación, nuestros instrumentos de servicio no están siendo afectados. Esto es lo más importante. Y no el hecho de que nuestro cuerpo esté cansado o exhausto. Lo importante son los cuerpos sutiles, nuestra estructura interna. Tiene que estar intacta para poder servir con la misma fuerza, poder, amor e inteligencia.

Cuando hablamos de pruebas del alma, nos referimos a almas que están despiertas para su camino de conocimiento de la vida cósmica y superior. Mientras el alma está encarnada en el estado de ser humano normal, ésta pierde la memoria de su origen, desconoce el rumbo hacia planos más elevados y encarnada se apega a las cosas de la Tierra. Incluso establece vínculos kármicos con el planeta, con la materia y con otras almas de otros niveles evolutivos. Y allí, la evolución del alma queda bastante dependiente de la evolución de aquella otra alma. Cuando está despierta, consciente de su verdadera meta, trabajando con las Jerarquías y coligándose con su trabajo y con la conciencia de un núcleo superior, desarrolla trabajos grupales que están en consonancia con el plan divino de la Tierra y de la humanidad. Así, las pruebas de estas almas son aquellas que se refieren al control del ego, que fueron construyendo durante sus experiencias anteriores. Mientras el alma era inconsciente de su meta, el ego fue siendo construido y ella fue alimentándolo. Para que tome conciencia, tiene que aprender a controlar el ego, y las pruebas son en este sentido, de lograr que el ego y los cuerpos tengan una vida y un accionar coherente con el nivel evolutivo del alma y con aquello que debe experimentar el alma.

El alma construye relaciones, obras y una de las pruebas del alma, es también en el campo del apego. Para que se desapegue de las formas que crea, el alma necesita de la luz de la mónada. Ella está considerando una evolución inmaterial, superior y esos impulsos son una vida completamente nueva para el alma. Como la mónada comienza a estimular el alma con un amor más amplio, esto es una prueba para ella porque el amor del alma está localizado en sectores de la vida sobre la tierra y aquí con esta nueva onda, esto tiene que expandirse y ampliarse. Cuando llega la hora de evolucionar, el alma tiene que utilizar estos impulsos de amor de la mónada, esta actividad, esta voluntad, tiene que emplear todo esto para colaborar con la construcción de su cuerpo de luz. Si no se desapega, los devas no pueden entrar en la evolución de este ser, para ayudarlo a tejer el cuerpo de luz. Tiene que desapegarse de toda la luz que ella empleó para hacer las buenas obras y las obras abnegadas y la construcción de cosas superiores y de cosas positivas. Ella tiene que desapegarse de todo esto, porque eso tiene que tener su desarrollo propio, eso continúa siendo desarrollado por otras energías. Y esto es muy duro para el alma y muy difícil para que lo reconozca. Así, el alma va entrenándose con la luz de la mónada, con esos rayos de la mónada, con el impulso, va entrenando una neutralidad cada vez mayor. Para coligar con esto, existe un pensamiento que dice “cada día trae un nuevo comienzo, y un nuevo mensaje. No perdamos el tiempo, nos espera el encuentro mayor”. Y el encuentro mayor, es el encuentro de nuestra situación actual con una verdadera que está en un nivel mayor, en un nivel de la jerarquía, un nivel espiritual, es el encuentro de nuestra conciencia con una conciencia jerárquica. A esto se llama el encuentro mayor. La energía del Primer Rayo, de la voluntad y el poder es esencial en todo el trabajo. Sin esta energía, no se sale de estos estados de las cuales el alma también tiene que desapegarse.

Existe un ejercicio, que es un trabajo con los colores, en el que vamos imaginando el color plateado, porque sabemos que como color, como vibración, está simbolizando nuestra capacidad de conseguir esta voluntad, este poder, la voluntad de dejar todo, de abandonarlo todo, de romper interiormente para que estos cambios puedan realizarse después de todos los niveles. Este color plateado significa que conseguimos esto ya que la plata tiene esta vibración, tiene este poder. El color verde simboliza la síntesis de todo este proceso, en cuanto a que estamos rompiendo, estamos desapegándonos y el alma también está desapegándose. Está produciéndose una liberación general y las síntesis de trabajo están representadas por el color verde. El color amarillo es el representante de la vigilancia, de la atención que debemos prestar a este proceso, de nuestra capacidad de no distraernos, de permanecer concentrados en este proceso, desde unir, coordinar, hasta nuestra voluntad para dar nuestros pasos evolutivos. Esos 3 colores, cuando están bien nítidos en nuestra conciencia, imaginamos a partir de alli como una sola llama se integra con esos tres colores. Y llegando a esta llama tricolor, allí reafirmamos nuestra voluntad de conseguir esto, nuestra intención de reunir este proceso en una sola cosa, bien concentrada en permanente vigilancia de no dispersarnos. Es un trabajo que podemos hacer con personalidad, como mente, como ego y como intención, para ayudar en la liberación del alma de sus propios vínculos. La naturaleza de las almas, así como la naturaleza de las personalidades, es la actividad del amor. Pero este poder, esta voluntad, esta decisión, no son algo natural en esta etapa de desarrollo de este sistema solar. Por eso estamos dando este ejercicio de las llamas para ir anticipando esta energía en el nivel mental, en el nivel de la personalidad. Y este proceso abre muchos caminos para el trabajo del alma sobre sus cuerpos y el ego. Estas llamas son curativas. Si comenzamos a entrar en el campo de la visualización, si comenzamos a tener presente este trabajo, vamos a ver que este amor, además de expansivo va siendo mas sintético. Nuestro amor va incluyendo este poder espiritual, entonces se torna mucho más poderoso, más completo, así como nuestra actividad deja de ser dispersa para ser una actividad mucho más ordenada.

Agregar comentario

Amar Más y Mejor

– ¿El próximo pastor, avatar que va a venir se materializará como Babashi o Saint Germain? ¿Será por un proceso de mónada transmutada?

La palabra “Pastor”, es una palabra que simbólicamente significa: aquel que reúne a las ovejas para pastar, para que se alimenten, para que crezcan y estén protegidas.

La primera profecía de Mainhdra habla de que en la víspera de enero nacerá un pastor fuerte como el hierro, que va a venir a traer la paz a esta civilización. Pastor no es lo mismo que Avatar.

Otra de las cosas que nos acerca la Jerarquía, es que quien va a retornar es Cristo Sananda, quien ya dejó de ser un Avatar, para ser un Cristo y una Jerarquía Universal que está dando grandes pasos en su proceso de evolución, trabajando en los umbrales de dimensiones superiores a la séptima, donde se desarrollan las Jerarquías que nosotros conocemos como “ultraterrestres”. Esto significa que son Jerarquías del Universo Mental, como el Arcángel Miguel, el Arcángel Uriel y el Arcángel Gabriel. Cristo Sananda, está comenzando a trabajar en estas dimensiones con algunos de sus aspectos, en una tarea que tiene que ver con canalizar energías de alto voltaje, de patrones ultraterrestres hacia toda nuestra civilización y hacia todo el cosmos. Para que esto se pueda concretar en todos los planos, él tiene una misión que debe cumplir. Esta consiste en retornar a este planeta, para apoyarnos en el momento más difícil. Cuando se habla de “retornar”, podemos imaginarnos muchas cosas acerca de cómo puede retornar un ser como Cristo Sananda al planeta. Podemos pensar que será una energía, un sentir, una irradiación de luz, pero de acuerdo a lo que él nos ha transmitido, volvera sobre las naves del Cielo, o como dice la Biblia, sobre las nubes del Cielo y nos ha transmitido a muchos, en cuerpo, sangre, alma y divinidad. Esto significa que físicamente con su aspecto de hoy, retornará a la Tierra para que todo el mundo lo vea y tenga una altísima oportunidad de salvar sus esencias. Ya no hablamos de cuerpos.

“Salvarse” significa muchas cosas. Podemos estar de pie, vivos, como conocemos lo que es estar vivo, consciente y sin embargo no estar salvo, sin embargo haber perdido nuestra alma y haber perdido nuestra esencia. Por lo tanto, cuando se dice que vamos a estar salvos, significa que en algún cuerpo podremos estarlo. Nuestra alma y esencia estarán a resguardo y nuestro cuerpo estará donde sea necesario. Es muy importante que empecemos a desapegarnos de algunas de esas necesidades de la mente inferior, para estar bien parados, de pie sobre la superficie de la tierra y no tener condición para poder regresar más adelante a la nueva tierra o no estar vivos de verdad. Porque uno está vivo cuando esta entero. Eso es vivir. Lo otro simplemente es tener algunos signos vitales que nos permiten circular.

Lo que va a suceder, es que él llegará para darnos su mano a todos aquellos que lo hemos seguido de alguna forma y no necesariamente vamos a estar encarnados para eso. Vendrá a sostener el planeta en ese momento tan difícil para que todos intenten dar sus pasos. También va a venir a reclamar, como lo dijo antes de partir, aquello que nos dio un día para que lo multiplicáramos, es decir, su amor, su paz, aquello que se conoce como los talentos. A cada uno de nosotros nos dio una posibilidad para realizar una tarea, un talento, una aptitud interna espiritual para poder desarrollar al final de los tiempos y va a venir a preguntarnos ¿Qué hiciste con lo que te di? ¿Cómo lo multiplicaste?

Esas son las cosas que esencialmente van a suceder ¿Cómo cada uno de nosotros lo va a vivir? Será como a cada uno le corresponda. Algunos lo van a vivir físicamente, otros no, otros lo van a poder contactar en otros planos. Todo depende de lo que realmente uno haya generado, lo que tenga que hacer como tarea, lo que le corresponda como Ser, como karma o dharma. Pero eso no nos tiene que preocupar mucho, porque en lo que nos tenemos que esforzar, es en estar en él internamente y realmente ser buenos reflejos de todo lo que depositó en nosotros alguna vez.

Debemos estar conscientemente trabajando por este final de los tiempos. No somos personas que forman parte de la masa de gente de este planeta, somos personas que tenemos conciencia e información, o sea que nuestra responsabilidad es muchísima frente a todas las demás personas. No podemos decir que no sabíamos o que no habíamos entendido o que no podíamos, porque tenemos toda la información disponible. Estamos siendo muy asistidos y muy ayudados, es decir que nuestra responsabilidad como seres humanos es mucha, realmente no imaginamos cuanto. Vamos a tener que responder. Por eso nos dan las oportunidades que nos dan. Hay muchas cosas que meditar.

En realidad, el pastor al cual se refiere Mainhdra en su profecía, es un ser humano que vendrá a cumplir una tarea, como estamos cumpliendo todos nosotros, solo que a través de él la paz comenzará a manifestarse en toda la Tierra. Es una energía muy fuerte que tocará muchas conciencias. Él va a trabajar muy duro, pero es un ser humano como nosotros. Si se va a convertir en Avatar o no, no lo sabemos. Depende cómo cumpla con su tarea, eso lo sabrá Dios. No vendrá transmutado. Tendrá un espíritu lo suficientemente evolucionado, para no necesitar ser transmutado por otra Jerarquía para cumplir la tarea, va a ser alguien que ya viene con una evolución y va a manifestarse, a trabajar, y a ser acompañado por las Jerarquías y por todos nosotros Dios mediante.

– ¿Qué diferencia existe entre la mónada y el ser cósmico?

La mónada es parte del ser cósmico. Tenemos en este mundo material, siete vehículos que forman parte de nuestra aura. Un vehículo físico, un vehículo etérico, uno astral y un mental inferior. Eso forma parte de nuestro ser planetario. Esa parte de nosotros es lo que generamos y creemos que esta aportada por las energías de nuestros padres, tanto emocionales, mentales, diseños de carácter, de personalidad, como físicos. Es como una casa, una locomoción que alberga los cuerpos superiores para que esa parte nuestra que encarna vez tras vez, que aprende vida tras vida pueda manifestarse y llevar adelante el aprendizaje. A través de la genética de nuestros padres organizamos estos tres cuerpos inferiores que son nuestros cuerpos planetarios. Son los cuerpos que se manifiestan más fuertemente en este momento en nosotros. Muchas cosas que creemos que hacemos con nuestros cuerpos superiores, son nuestros aspectos planetarios quienes lo llevan adelante. Son los aspectos con los cuales tenemos que trabajar, porque los boicotean todos los días, y nos hacen permanecer en situaciones que no queremos. Son fuertes y arrastran una serie de códigos genéticos que vienen de los procesos hereditarios, procesos familiares que son realmente difíciles de transformar pero no son imposibles, solo hay que tener mucha determinación porque tienen mucho peso. La mayoría de nuestra conciencia está centrada en esos cuatro cuerpos inferiores. Por eso nos cuesta tanto transformarlos, porque estamos muy apegados a esa materialidad con nuestra conciencia y día a día le damos vida a eso que supuestamente queremos transformar. Se torna un poco difícil esa batalla, pero no es imposible. Un cuarto aspecto sería nuestra alma, como quien une a esos cuerpos planetarios con los otros cuerpos sutiles que son: nuestro cuerpo de luz, nuestra mónada y nuestro núcleo divino, es decir, nuestra esencia.

Entonces ¿cuál es la parte nuestra que encarna una vez tras otra con diferentes cuerpos planetarios?

Es del alma hacia arriba, nuestra alma, nuestro cuerpo de luz, nuestra mónada, nuestro núcleo divino, nuestra esencia. Todo esto forma, lo que denominamos Ser Cósmico, que es ese aspecto nuestro superior que ha vivido muchísimo en esta tierra y en otros lugares y que aprende vez tras vez a medida que encarna. Como este planeta es un planeta escuela que está generando hacia el universo un aprendizaje absolutamente vital a nivel universal, muchos seres que pertenecen a otras civilizaciones han venido a encarnar aquí como forma de poder aprender eso que este proyecto genético quiere manifestar hacia el universo. En nuestro planeta existen muchísimas personas. Casi las tres cuartas partes es de origen extraterrestre, eso significa que han venido y han permanecido eones de tiempo encarnados intentando aprender lo que este proyecto genético intenta imprimir y enseñar.

– ¿Si venimos desde otros mundos más civilizados que el nuestro, como es posible que permanezcamos tanto tiempo aquí en este periodo de aprendizaje? ¿Qué imposibilito aprender nuestras lecciones, recordar y actuar de acuerdo a nuestro plan divino?

Todo esto tiene muchas respuestas. En realidad la evolución no se mide por el grado de desarrollo que tengan las personas. Yo puedo ser una persona muy desarrollada, tener mis capacidades abiertas, ser clarividente, clariaudiente, desprenderme en astral, ser buen canal, curador y sin embargo no tener la evolución de una persona que no maneja todas estas situaciones, porque la evolución se mide en los grados de amor del ser y no en los grados de desarrollo extrasensorial. Por lo tanto todos venimos a aprender a amar, a perdonar y a servir. No sabíamos nada de esto cuando éramos muy desarrollados, tampoco sabíamos nada del verdadero amor, sabíamos poco de ese amor que el Cristo nos vino a enseñar. Eso es lo que nosotros vinimos a aprender. Nuestro aspecto cósmico, aceptó venir con lo que se conoce como los velos en la conciencia, es decir, vinimos sin recordar nada para que a nivel esforzado pudieramos estar más aptos para aprender de cero, sino estarían muy involucrados todos los aspectos, todos los conocimientos que nosotros venimos trayendo desde el comienzo de nuestra evolución como seres y eso no ayudarían mucho. Esa es una de las razones por la cual nosotros no nos acordamos de mucho. A medida que vamos trabajando y aprendiendo de verdad sobre el amor, los velos de nuestra conciencia van cayendo de a poco y vamos siendo más conscientes de quienes somos, de dónde venimos, qué es lo que tenemos que hacer y como lo tenemos que hacer. Pero para eso tenemos que trabajar. Esto es proporcional al esfuerzo que estamos haciendo y a la verdadera necesidad que cada ser tenga, porque puede ocurrir que haya una persona que no necesite saber todas estas cosas para aprender sobre el amor y para dar grandes pasos en la evolución. Si no es necesario para él no lo va a saber, y si hay una persona que realmente necesita tomar contacto con ese conocimiento, los Hermanos Mayores se ocuparan de revelarle de alguna manera, esas pautas para que pueda tener más conciencia de lo que realmente ha venido a hacer y cómo lo tiene que hacer.

Ese aspecto cósmico nuestro, está con nosotros de varias maneras; ¿Cómo se comunica con nosotros? Cuando nos quedamos solos, quietos y en silencio y nos ponemos a escuchar. El ruido de nuestra mente inferior es tal que difícilmente podríamos escuchar algo que es más sutil e interno. Por eso la importancia de aquietar nuestra mente, de vivir en serenidad. La serenidad que nada tiene que ver con la pasividad o la pereza. Tenemos varios niveles en los cuales comunicarnos con ese aspecto nuestro, ese aspecto divino que se encuentra en lo mas profundo de nuestro ser.

El primer nivel con el cual tenemos que tomar contacto es con nuestra alma, que es el cuerpo que está más cerca y el primero que se debe activar. Es el puente. Es como el nudo en el medio de una piola. Si ese nudo no es contactado por nosotros desde nuestra conciencia tridimensional, menos vamos a poder contactarlo en los cuerpos superiores. A través del contacto de nuestra alma vamos a poder establecer un puente hacia nuestros cuerpos de luz y cuerpos monádicos. Estamos en la tercera dimensión y aquellos que viven permanentemente bajo la regencia de su alma, pueden estar viviendo aspectos de cuarta dimension.

Para conectarnos con los aspectos monádicos tenemos que estar con nuestra conciencia trabajando en la sexta dimensión. Los esfuerzos deben que ser importantes, pero nuestro aspecto monádico también aprende porque es parte de nuestra evolución, porque todos nuestros cuerpos están aprendiendo y porque ese aspecto vino desde arriba donde hay un alto desarrollo. Nuestro aspecto monádico vino a aprender humildemente, ha venido muchas veces a aprender del amor y del perdón. Seguramente haya venido porque hay alguna situación que lo había alejado de estas virtudes; por lo tanto a nivel monádico podría también no estar muy clara su idea sobre el amor y el perdón. Podría estar un poco confuso y venir hasta aquí como forma de aprendizaje a resolver ciertas cosas. Eso significa que nuestro aspecto cósmico puede no necesariamente estar alineado en algunos casos pero a través de lo que aprende aquí y a través de ese aspecto Crístico (que ha tenido la posibilidad de contactar el hombre en estos últimos 2000 años), encuentra la forma en la que puede revertir una situación de controversia, una situación desfavorable, en definitiva una situación de aprendizaje.

De la misma manera, nosotros podemos conectarnos con nuestra alma y a través de ella con nuestro aspecto cósmico. Este aspecto impulsará a nuestros cuerpos planetarios. Aquello que sienten o viven, en el caso de que esté claro y conectado con el aspecto lumínico de la creación, impulsará sobre nosotros estos aspectos, como si él emanara grandes impulsos o mensajes que se escuchan como a lo lejos. Cuando ese aspecto nuestro emite ese mensaje, puede emitirlo desde el lugar donde está, de acuerdo a como se sienta, y un ser puede estar bien alineado con ese amor porque ya lo aprendió o puede que todavía no lo haya aprendido y esté en ese proceso de transformación. Algunos están más organizados y otros menos. Nosotros vamos a recibir de nuestro aspecto cósmico impulsos más o menos amorosos. Hay personas que dicen “Yo soy una persona orante, se lo que tengo que hacer pero a veces tengo unos impulsos que siento que no están bien y que lucho por trabajar” Probablemente ese ser cósmico recibió una oportunidad de encarnar en la mezcla de dos vibraciones armoniosas que le pudieron brindar cuerpos planetarios armoniosos y aptos para ayudarlo a reconvertir esa situación que venía trayendo. Hay un aspecto planetario que tiene claro lo que quiere hacer. Éste impulsa a orar, a trabajar en el servicio, a desarrollar la fe y a veces ese ser cósmico está un poco rebelde todavía. Eso puede pasar pero todo ese empeño que ese aspecto planetario tiene y toda la determinación que tiene para salir adelante, sin duda va a terminar de cambiar ese aspecto y va a tener una gran oportunidad de conocer una energía de amor que aquí se desarrolla y que lo ayude a dar el paso que tiene que dar. También puede ser al revés, puede que tengamos un aspecto cósmico decidido con el plan, determinado a llevar una tarea y nuestros aspectos planetarios no lo ayuden porque son rebeldes, díscolos, no están alineados, o se han comprometido con algunas energías que no los favorecen a desarrollar su tarea o puede pasar que las dos cosas se alineen juntas; que haya un ser que venga ya comprometido a desarrollar una tarea amplia desde el punto de vista universal y que sus aspectos planetarios colaboren y se unan en el desarrollo de esa tarea. Todo puede suceder.

Todos tenemos que aprender lo mismo, todos tenemos que aprender a amar más y mejor. Cada uno en la parte que le toque. Es como si todos llegáramos a la universidad a aprender inglés. Algunos estarán en 1er año y les gustará o no y otros estarán en 6to o en 7mo y manejarán fluidamente el idioma. En realidad todos vamos a llegar al mismo lugar, solo que algunos demorarán mas y otros menos pero, esencialmente somos todos iguales.

– ¿Nuestra expresión interna es siempre divina?

Nuestra esencia básicamente está formada por energía divina, que podemos estropear cuando nos vinculamos con determinadas experiencias y nos exponemos a algunas fuerzas involutivas, perdiendo el control sobre esa situación. Nuestra esencia-núcleo divino puede contaminarse, entonces el trabajo que tenemos que hacer es más intenso todavía. Siempre somos divinos, porque originalmente somos perfectos. Somos vida tras vida. Somos acción tras acción quienes nos involucramos con aspectos de esta experiencia que comprometen nuestros núcleos más sagrados, entonces para aquellos que se involucraron en experiencias difíciles y que no supieron cómo salir, el trabajo hoy es un poco más difícil y arduo, pero existe la misma posibilidad de revertirlo para cualquiera. Solo que hay que trabajar intensamente y cuanto más consciente es el trabajo, más rápido y más posibilidades hay de poder revertir la situación.

– ¿Qué diferencia hay entre el Ser Interno y el Cristo Interno?

Es como si el alma tuviera un espacio donde habita el Maestro Interior, y ese Maestro Interior tiene un aspecto de nosotros, que ha recibido mucha sabiduría y mucha información a lo largo de toda nuestra historia y que ha recogido lo mejor y se ha convertido como en la guía de nuestras vidas, de nuestra alma, de nuestra existencia aquí sobre la Tierra. Es ese aspecto que se puede conectar con los aspectos superiores. Es como un transformador que transforma toda la energía superior y la puede distribuir correctamente, hacia nuestra parte inferior. Cuando tomamos contacto con este Maestro Interior, nos estamos contactando con todo eso que aprendimos en vidas anteriores, que fue beneficioso y que nos sirve hoy para impulsarnos hacia adelante. Cuando comenzamos a dar pasos en el proceso de consagración hacia el plan y hacia el servicio al Cristo, ese aspecto interno que me guía y está basado en nuestras propias experiencias, pasa a ser sustituido por la energía del Cristo en sí, dejando así de tener voluntad propia. Dejamos lo que conseguimos para ser guiados únicamente por la energía de Sananda y es él quien ocupa el lugar del Cristo Interno. Por eso se activa dentro nuestro el aspecto Crístico y es él quien nos guía. Es a través de él que podemos desarrollar nuestro propio Cristo, que en potencia tenemos por el hecho de formar parte de este proyecto genético humano. Jesús el Cristo, nos mostró cómo es que se hacía, cómo se llegaba a esa primera etapa, donde activamos el Cristo Interno, para que nos guíe a la posibilidad de poder convertirnos en Cristos al igual que él. Es lo que se espera que la humanidad alcance. El Maestro Interior, comienza a ser sustituido. La regencia de nuestra actuación sobre el planeta por ese Cristo Interno es la unión voluntaria del ser, con su energía para que guíe nuestros pasos hasta que pueda desarrollar todos los vehículos y ponerlos al nivel de un Cristo de la nueva tierra o de la nueva era. Esas son cosas que algunas personas pueden alcanzar como representantes de toda la humanidad, para que ésta siga desarrollándose. Lo que somos nosotros, lo que sabemos, es que en estos próximos 1000 años de paz, lo que se prevee que pueda suceder a nivel de la conciencia humana de este proyecto que desarrollamos, es que se pueda plasmar una raza de Cristos basados en nuestras experiencias y las de nuestros hermanos mayores de otras civilizaciones. Hay grandes posibilidades para el futuro, solo tenemos que trabajar de manera humilde, responsable, grata, siendo conscientes que todo lo que recibimos es gracias a Dios, todo lo que somos es gracias a Dios, que nadie es mas que nadie y que todos somos iguales ante el Padre.

– ¿En qué consiste la actitud de la vigilancia? ¿Cómo desarrollarla y cómo aprender a estar en equilibrio dentro de esa energía?

La energía de la vigilancia básicamente es aquella energía que nosotros debemos desarrollar como guardianes. ¿Qué es lo que debería hacer un guardián? ¿Cuál sería la esencia de su tarea? Esto tiene que ver con conocer cuál es la esencia de las cosas, cuál es la voluntad de la Jerarquía, cuál es el propósito que ésta quiere alcanzar, ¿Qué es lo que realmente se debe desarrollar, bajo qué parámetros y de qué forma? Guardianar que eso se lleve adelante, exactamente como la Jerarquía lo quiere y no como a nosotros nos parece que debería ser. Esa es la esencia del guardián, el poder resguardar la esencia de todas las cosas. Para eso el guardián tiene que conocer cuál es el propósito de la Jerarquía y estar en unión absoluta con él. No puede pensar diferente, sino no sería un guardián. Tiene que amar ese propósito por sobre todas las cosas y tiene que estar internamente dentro del corazón de las Jerarquías. Solo así va a poder desarrollar su tarea. A partir de ahí esa tarea que es profundamente espiritual, va a tener consecuencias a nivel mental y físico que el guardián, también deberá cuidar para que se desarrollen exactamente como se deben desarrollar. Esa es esencialmente la tarea del guardián.

Para estar en vigilancia permanente con esa energía, tenemos todas las herramientas disponibles. Un guardián es un ser orante que vigila a través de la oración. Un guardián mira hacia el horizonte y cuando ve acercarse aquello que no es del propósito, comienza a orar para crear una coordenada de tiempo distinta, donde eso que se viene acercando no pueda ingresar, no tenga que batallar. Solo tiene que crear condiciones de equilibrio y armonía junto con el propósito divino. Esa es verdaderamente la esencia del guardián, y si en algún momento el guardián tuviera que utilizar sus herramientas, las va a utilizar en manos de la Jerarquía. Va a ofertar en ese momento su espada (simbólicamente hablando) para que la ella la utilice; porque sabe que en esta tercera dimensión su discernimiento no le alcanza para darse cuenta exactamente de lo que debe hacer, pero sí puede poner su corazón en el corazón de la Jerarquía y poner su herramienta en manos de ésta para que la Jerarquia actúe a través de ese ser que se ofrece a servir, en propósito y para el plan divino. Así es como básicamente tenemos que posicionarnos frente a ese linaje que trabaja mucho, en el proceso de los centros planetarios. Para eso hay que saber canalizar la energía del guardián. Por ejemplo, quien trabaja ampliamente con esa energía de guardián es el retiro de Roraima donde las monjas trabajan esencialmente esa energía e imparten sabiduría con respecto al guardianaje de la esencia de la voluntad de Dios sobre la superficie de la Tierra. Por eso aquellos que sientan en el corazón el conectarse con el disco solar de Roraima y con el monasterio Rayma para que las hermanas los ayuden y guíen, es una tarea muy adecuada.

– ¿Cómo trabajar sobre la energía de la competencia, el orgullo espiritual, la manifestación de la humildad dentro de los votos monásticos, colaboradores y servidores?

El orgullo espiritual es algo que nos toca a todos, porque estamos todos en proceso de cambio. ¿Qué sería el orgullo espiritual? La palabra orgullo es una de las 7 energías capitales, que son aquellas creaciones en la conciencia del ser, que intentan separarlo de su divinidad personal y de la que ha generado este universo. Por lo tanto cualquier manifestación desde la más pequeña hasta la más grosera, boicotea nuestro proceso de evolución. ¿Qué sería el orgullo? Podría haber muchísimas definiciones científicas y muy adecuadas. Pero el orgullo es creer lo que uno no es. Por lo general representamos hacia los demás un arquetipo, o sea los demás piensan o creen algunas cosas de nosotros, nosotros creemos cosas de nosotros y la verdad es otra, entonces dentro de esa otra verdad, existen algunas creencias fuertes de cómo somos realmente. Por ejemplo, tenemos dentro de esos aspectos más superiores nuestra alma. Un espacio donde se consolidan aquellas experiencias. Comenzamos por el aspecto físico. Por ejemplo; cuando vemos, sentimos, y nos relacionamos con algo o con alguien, comenzamos a tener una experiencia que nace siendo física, porque utilizamos nuestros sentidos de tercera dimensión. Luego impacta sobre nuestro aspecto emocional, e impacta sobre nuestro aspecto mental, empezando siempre por los cuerpos planetarios. Esa experiencia sigue subiendo y llega al alma procesada, con lo que el cuerpo emocional, físico y mental comprendió acerca de él. El alma con todo lo que ha aprendido en diferentes encarnaciones analiza la situación y depende de lo que tenga registrado también le agrega un poco de su cosecha y esto sigue subiendo hacia el espíritu y hacia la mónada. Es lo que los psiquiatras llaman psiquis profunda. Cada uno de estos cuerpos tiene un espacio donde cada una de las experiencias se va a guardar con el análisis que pudimos hacer con los elementos que tuvimos. Por ejemplo una persona que ha sido ejecutada violentamente en una vida anterior, su primer impacto fue a través de los cuerpos inferiores y del sufrimiento del alma. Todo tiene un registro. Cuando todo ese acontecimiento sucedió, en cada uno de los cuerpos fue acomodándose la información que recibió, procesándola, analizándola y sacando conclusiones de la situación, y eso crea en el interior de cada uno de los vehículos una imagen, lo que se conoce como una “creencia” o “certeza”. Lo que sabemos o lo que creemos es simplemente el análisis que pudimos hacer de cada una de las experiencias vividas, que pueden ser adecuadas o no, porque son análisis que uno saca con el nivel evolutivo que poseía en dicho momento. Puede que uno este muy asustado al vivir la experiencia, por lo tanto lo que se registre estará basado en el temor que por lo general es una experiencia del ser humano y aquello queda registrado como una “gran verdad”, inamovible. Creemos cosas basadas en experiencias. Algunas las hemos atesorado a lo largo de toda nuestra historia. El enfrentarnos a la realidad es muy duro y el orgullo espiritual es una de esas cosas que nos posiciona generalmente dos escalones por sobre los demás. Pporque creemos que con lo que hemos aprendido en esta vida, con lo que creemos que sabemos, con lo que hemos descubierto de nuestras vidas anteriores pensamos que estamos 2, 5, 10 y hasta 20 escalones por encima de todos los demás. Esto hace que nos pongamos de una forma frente a este aprendizaje que estamos realizando, sin darnos cuenta que en realidad podemos tener una vida espiritual muy activa y no tener el más mínimo conocimiento interior u orar repitiendo muchas oraciones. Puedo haber leído todos los libros que creía que tenía que haber leído, puedo tener conocimiento de muchos maestros y sin embargo, no conocer el interior. Podré ser un erudito, pero nunca un sabio.

El proceso del conocimiento interior es la base para poder disolver energías capitales. Cuando sentimos que hemos superado muchas etapas, muchas energías, la vida se ocupa de ponerlas nuevamente frente nuestro para darnos cuenta que no lo hemos superado. Imagínense lo que habrá que trabajar para disolver todas esas cosas que traemos de todas nuestras vidas anteriores. Es eterno. El camino de la evolución es un camino hacia el infinito, no termina nunca. Siempre va a haber algo para transformar, así que lo tenemos que tomar con calma. Todos los días vamos a resolver algo si somos aplicados y hacemos lo que tenemos que hacer y sobre todo vamos a necesitar mucha ayuda de las Jerarquías. En este último tiempo estamos recibiendo energías como la gracia, la misericordia y la piedad que son energías de los rayos inmateriales, porque si fuera por nuestro propio esfuerzo sería imposible. Ya hemos demostrado que no lo es, por eso recibimos energías como estas en estos tiempos, por la generosidad y amor del Creador. Lo más importante es saber que esto está disponible y que es para nosotros, pero aun más importante es que tenemos que reconocer que eso está. Si no lo aceptamos, jamás vamos a abrirnos para que él pueda depositar lo que tiene para nosotros. En nuestra mente pensamos que ya lo tenemos todo superado y vamos a seguir afirmando nuestros pies en esas experiencias negativas que fueron asentándose a través del temor, la incomprensión, el dolor, el sufrimiento, el odio, la rebeldía, y de todas aquellas cosas que vivimos a lo largo de todas nuestras vidas; entonces si reconocemos que todo eso está ahí y que la única forma de resolverlo es un milagro, el milagro está disponible. Se llama gracia, misericordia, y todas esas energías que el Padre está dispuesto a llegar hasta lo profundo de nuestro ser y colocar sobre todas esas experiencias para que queden disueltas.

El Señor del Mundo organiza las energías planetarias, trabaja con ellas y dispone cuáles son las energías que van a permear el planeta. Nosotros estábamos bajo el trabajo de la Jerarquía Amuna Kur que canaliza el primer rayo. Este trabaja a través de la voluntad de Dios para que se manifieste en la superficie e interiormente de todo el planeta. Estaba previsto que Amuna Kur dirigiera nuestro proceso de purificación, solo que las Jerarquías notaron que de no mediar una alternativa diferente, nuestro planeta y población planetaria no podría soportarlo de acuerdo a como viene dándose la purificación. Por lo tanto nuestros hermanos mayores nos han asumido frente al Creador y algunos se han ofertado a organizar este planeta desde otro lugar para tratar de equilibrar las fuerzas. San Francisco de Asís (Koot Hoomi) canaliza el segundo rayo, que es el amor-sabiduría. El mismo que canalizaba el Cristo. Es quien va a ingresar a desarrollar la regencia del planeta para poder trabajar esta purificación con el segundo y no con el primero, esto significa que Amuna Kur saldrá del planeta y desde afuera colaborará con el proceso, pero ya en unión con Koot Hoomi (para poder equilibrar las fuerzas planetarias y que las energías que empiecen a permear los internos de la población, puedan activarse con este rayo de amor. Viviremos algunas etapas intensas, pero vamos a sentir que empiezan a crear una condición que sube la vibración muy intensamente y que en ese momento pareciera que un manto de armonía las comienza a cubrir. Esto no significa que desaparezcan las situaciones, solo que hay un esfuerzo de parte de los mayores para aportar amor-sabiduría con el propósito de neutralizar todo este movimiento interno y planetario que vamos a vivir.

Koot Hoomi desarrollaba una tarea dentro del ámbito planetario que tenía que ver con la instrucción en los mundos intraterrenos, y que permeando la superficie de la Tierra se estaba recibiendo a través del segundo rayo. Él deja esa tarea para realizar otra, ya que la tarea que realizaba la comienza a hacer Muriel. Koot Hoomi va a trabajar como el Señor del Mundo y Muriel como Instructor.

Nos esperan movimientos internos importantes, porque la energía va a empezar a cambiar y se va a unir a la energía del primer rayo de Amuna Kur, que desde esferas extraterrestres empieza a trabajar con un poco mas de libertad porque va a estar contenido y un poco neutralizado por la energía del amor-sabiduría. Ellos trabajan intensamente y de esta manera, este proceso planetario va a poder vivirse aceleradamente, con intensidad pero con ciertos resguardos también para los internos de las personas. Debemos estar profundamente agradecidos con este paso que los mayores están dando, siempre buscando todas las alternativas posibles para que podamos tener este final de los tiempos con un poco mas de conciencia. Para que podamos vivirlo un poco más adecuada y armoniosamente. Que nos de más tiempo para poder terminar de convertir aquellas cosas que tenemos que convertir o rescatar aquellas almas, que todavía están vagando sin un lugar cierto en algunos planos donde las cosas están más difíciles.

Cuando oramos, intentamos sacar esas almas de esos lugares infernales para que vuelvan a sintonizarse con sus seres y puedan tener esa oportunidad que todos estamos teniendo. Al ser más conscientes podemos colaborar y acoplarnos en este proceso tan importante. Debemos trabajar en la quietud, en la oración y en el recogimiento. Pongan su corazón a disposición de Dios para poder formar parte de este movimiento tan importante que nuestro planeta va a vivir.

Hay muchas jerarquías que trabajan en el rayo de la liberación, como Muriel, que siempre va a canalizar este rayo para lo cual fue organizada, solo que ahora tiene más tareas en otros planos donde también pasan cosas similares a las que pasan acá. Las jerarquías están haciendo muchas tareas, canalizando mucho más de lo que pensaban hacer, pero lo están haciendo por amor, entonces en vez de hacer dos o tres cosas específicas, van a asumir veinte, treinta y lo van a tener que hacer igual, al igual que nosotros, aun siendo pocos. Porque hay muchas personas que siguen estando ignorantes de este proceso y el planeta está necesitando más ayuda que nunca.

Agregar comentario

Ley Cósmica De La Economía – Abundancia, Austeridad Y Pobreza

Si servimos de corazón a quienes tenemos al lado, el resto vendrá por añadidura ya que el Padre nos dará aquello que necesitemos. Tenemos que dejar de mirarnos a nosotros mismos y salir a buscar a los otros. De esta manera, se irán los problemas personales y las luchas internas; y nos daremos cuenta de la gracia que estamos viviendo. Así, comenzaremos a contactarnos cada vez más con nuestro Maestro Interno. Aquellos que no quieran transformarse y sigan con sus mismas posturas mentales, serán sacados de los grupos de trabajo espiritual por los Maestros. Solo aquel que se dedique realmente a servir podrá seguir dentro de los mismos y contará con la protección de la Jerarquía.

Existe una ley cósmica mayor, llamada ley de la economía, que manifiesta que en el plano de la creación cósmica nada es de menos, nada es de más. La abundancia, no es tenerlo todo ni tener de sobra; es el flujo continuo y permanente que desciende del universo y está en armonía con la voluntad divina. En el diseño original del universo cada flujo construye, es exacto, preciso y adecuado.

El mal uso del libre albedrio del hombre generó la retención del flujo y la escasez, generando un desequilibrio. Esto imprimió, en los éteres de la Tierra, un padrón de energía corrupta que es irradiada hacia afuera de la órbita planetaria, obligando a la Hermandad Cósmica a actuar desde la base de Celea, detrás de la luna, para evitar que esas emanaciones contaminen sistemas vecinos a la Tierra.

Nosotros, al estar más conscientes y despiertos, servimos como representantes del Cosmos. Somos simplemente los operarios y las herramientas para la cura del planeta. Es nuestra responsabilidad transformarnos en verdaderas células de luz y colaborar manifestando el equilibrio para reorganizar el planeta desequilibrado. Pero, si en vez de manifestar nuevos padrones, repetimos el funcionamiento antiguo, estaremos fallando.

La ley de austeridad corresponde a la manifestación de un reequilibrio del flujo universal. Por ejemplo, la austeridad en el hablar permite que la abundancia del espíritu ingrese a la vida terrestre. La humanidad está totalmente desconectada porque el ruido es permanente en cada momento de nuestra vida. Nosotros, como células de recodificación del equilibrio, debemos mantenernos lo más silenciosos posible, para conectarnos con nosotros mismos y para crear ese flujo necesario para la cura planetaria. La austeridad en el cuerpo físico, es salud. Debemos comer y dormir lo necesario, sin abusar, ni omitir. La austeridad en las emociones se convierte en paz y equilibrio. La austeridad en la mente, nos trae claridad y serenidad. La austeridad de la personalidad y del temperamento, permite la manifestación de la Jerarquía. Seamos simples en nuestra conducta delante de todo. Las personalidades exuberantes que siempre están haciéndose notar, se separan de Dios y de los Maestros. Por eso, neutralicemos los excesos, el gusto por los reconocimientos y las gratificaciones diversas. El deseo de la aceptación y del protagonismo, promueve la escasez del contacto interior.

Seamos también austeros en los bienes que el Padre nos da para el cumplimiento de la tarea. Según la ley, si nosotros tenemos más de lo que necesitamos, estamos generando la falta en otro hermano, en algún otro punto del universo.

La fuerza involutiva ha impreso una energía que ha relacionado la pobreza con el sufrimiento. Le ley de la pobreza es un aspecto, una profundización de la ley de austeridad. Y se relaciona con el movimiento universal de los flujos. Pobreza no es escasez, es una condición intensiva del reequilibrio de los flujos. La escasez y la carencia son consecuencias del desequilibrio del flujo universal. Vivir dentro de esta ley por grupos de seres encarnados actúa como forma de reequilibrio. El voto de la pobreza es una tarea asumida delante de la vida universal. Representa un reposicionamiento del Ser delante de la ley de austeridad. Quien asumió esa tarea afirma hacia los cuerpos inferiores que “necesitamos poco y solo con Dios nos basta”. Cuando el voto de pobreza es real, se imprimen impulsos de luz que reorganizan los cuerpos inferiores y comienzan a ser sustentados por las energías cósmicas. Todos aquellos que hagan votos de pobreza, están redistribuyendo ese flujo hacia los lugares en donde hay escasez.

El amor redentor de Sananda es pura abundancia y debe encontrar a sus canales austeros, alineados y limpios para la cura de la vida terrestre. Es hora de silenciar los discursos y realizar la tarea que forma parte de la gran obra de Sananda. Así, Él podrá tener un verdadero espacio en donde depositar su instrucción.


Agregar comentario

La Voluntad y El Silencio

Para poder contemplar y tomar contacto con las esferas superiores, debemos mantenernos en silencio físico, mental e interior. Cuando el verbo trabaja junto a la mente, el 90% de las veces el alma no puede escuchar a Dios.

Los núcleos de conciencias organizados, bajo el plano almico, fueron creados por Dios para funcionar como una red de espejos, que reflejan a los planos más densos las imágenes e impulsos captados por los mundos superiores, a través de la contemplación de esa alma. Si esa red de espejos proyectada por el Padre Creador cumpliese su función en plenitud, la vida en la Tierra seria un reflejo de los mundos celestiales. Por lo tanto, la función de nuestra alma seria ser un pequeño espejo que trajera la información de la Divinidad y la manifestara en el planeta. Con esto nos damos cuenta, de lejos que estamos de cumplir con la verdadera función que tiene el alma, no solamente no podemos reflejar esa idea que el creador organizó para nosotros, sino que por el contrario, el reflejo de nuestros cuerpos lo único que trae a la superficie de la Tierra es densidad y oscuridad.

Para que podamos cumplir con el proceso de ser espejos, debemos tener la posibilidad de crear un puente contemplativo y silencioso con imágenes de esferas superiores. De esta manera esa imagen puede plasmarse en nuestro cuerpo almico y así reflejarla hacia la superficie.

Cuando comenzamos a hacer un proyecto de trabajo silente para nuestra vida y organizamos nuestro ritmo diario con horas de silencio, trabajamos dentro de nosotros varias cosas. Al principio nuestra mente comienza a ponerse inquieta, ya que no puede manifestarse a través del verbo, para concretar en el plano físico su creación. Comienza a intentar, de todas las maneras activar en nosotros esa charla permanente, como forma de saciar su necesidad. En ese momento comenzamos a conocer cuál es el alcance de nuestra conciencia, de nuestra voluntad, la fuerza que tiene nuestra mente para hacernos errar una y otra vez. Debemos tomar conciencia que cada minuto que estamos conversando algo que no tiene sentido o que no es necesario, solo estamos satisfaciendo nuestras necesidades de compartir, de hablar, de contar las cosas que se nos ocurre, son minutos que perdemos la posibilidad de conocer cuál es nuestra verdadera tarea. Debemos reflejar la imagen del Cristo Cósmico en la vida planetaria y para eso tenemos en el silencio una llave fundamental. Estando en silencio podemos escuchar de manera más clara a Dios.

Cuando una conciencia regente como Amaj, se manifiesta en el plano de superficie hacia las conciencias menores como somos nosotros, se produce desde el Universo una irradiación de luz que al llegar a las conciencias, se convierte en energía telúrica, es decir, que se convierte en una energía de alto voltaje que ingresando a nuestros cuerpos áuricos, realiza unas cuantas transformaciones. Por esto es importante estar quietos, solos y en silencio para poder acoplarnos con las conciencias cósmicas.

El Maestro Morya se formó bajo el uso adecuado de dos aspectos fundamentales: el conocimiento de los rayos y el conocimiento de la Ley, cosas que nosotros no conocemos. Creemos que encarnamos un solo rayo pero en realidad debemos saber cómo nuestro Ser los vive para manifestar los siete rayos en el planeta. Estamos realmente ajenos a esa realidad, como también al movimiento de las Leyes Cósmicas. Un curador como somos todos, tiene que formarse en el conocimiento de todos estos aspectos de la vida cósmica, para que realmente pueda comprender ese mundo interno que tiene que desplegar.

Para que un curador pueda manifestarse tiene que utilizar adecuadamente sus vehículos, respetando el ingreso a este plano más físico de los Hermanos Mayores, creando la condición para colaborar con ese ingreso y sumarse a los procesos de purificación, sin resistencia.

El rayo de la liberación va a actuar en cada uno de nosotros de acuerdo a la actividad que nuestro mundo interior alcance. Cuanto más silencio y actividad interior tengamos, el rayo podrá actuar en nosotros y nos liberara de las resistencias que ponemos a nuestra evolución.

Todo lo que tenga que ver con la energía de la liberación, llegará hacia nosotros, la cual viene desde la séptima dimensión pero se manifiesta en la cuarta. Por lo tanto, del cuerpo etérico hacia arriba van a quedar todos los cuerpos impregnamos y de esta manera mandarán el impulso al vehículo físico, el cual se transformará.

 


 

Agregar comentario

La Vibración Rahma

Cada vez que podemos comprender, no solo en nuestra mente sino también en nuestro corazón, para qué hacemos las cosas, nuestro Ser se adhiere y el efecto se amplía.

¿Por qué los hermanos mayores nos piden que mantralicemos Rahma?

La vibración Rahma significa Sol en la Tierra, luz para la humanidad. Está compuesta por dos vibraciones:

Rah: Trabaja con la vibración del Sol Central de nuestra galaxia. Representa la energía masculina.

Ma: trabaja con el núcleo de los planetas. Todos los planetas tienen una vibración Ma que representa el la energía femenina.

En todas las civilizaciones del universo se canaliza esa energía Rah y esa energía Ma; que permite que exista un equilibrio en la energía cósmica que desciende a cada uno de los planetas.

Esa vibración surge en este universo local cuando se desarrolló un conflicto cósmico que se conoce como Rebelión, cuya cuna de explosión fue la galaxia de la Vía Láctea. Luego de este conflicto, lo que quedó registrado en el éter universal fue una vibración de conflicto y destrucción. Para que estos registros fueran revertidos luego del conflicto, la Jerarquía consideró que debía organizarse una pauta de trabajo.

Desde lo profundo de la Jerarquía Universal y más allá de la civilización Orión se desarrolló la vibración Rahma, que consistía en llevar luz a donde no lo había. Su propósito fue que las civilizaciones pudieran alcanzar la séptima dimensión de conciencia y séptima dimensión física a través del amor, el perdón y la redención.

Jesús logró la iniciación de Cristo y allí alcanzo la séptima dimensión de conciencia, y a través de la glorificación de sus cuerpos, logró alcanzar la séptima dimensión física.

Esta vibración canaliza una energía de alto voltaje.

La Misión Rahma, es una misión cósmica en la Tierra. Comprende a las conciencias que vinieron a este planeta a aprender sobre el perdón, el amor y la redención para llevar a sus civilizaciones de origen, dentro de sus códigos genéticos, esas vibraciones y se puedan disolver los registros de destrucción que quedaron en el universo.

Todos pertenecemos a esa misión cósmica y todos debemos activar la vibración Rahma en nuestras almas y mónadas. Esa es nuestra tarea, compromiso y misión como seres cósmicos.

Cuando mantralizamos Rahma estamos creando un canal de luz con la Conciencia Confederada, atrayendo hacia nosotros y hacia el planeta esa vibración cósmica.

Es imprescindible que activemos nuestros aspectos cósmicos

La esencia de la Confederación es permitir que nuestras conciencias puedan alcanzar la séptima dimensión, no solamente en el estado de conciencia sino también en los aspectos físicos.

Jesús nos dijo: “Yo Soy el camino, la verdad y la vida”. A través del amor y el perdón (que son las columnas de la vibración Rahma a nivel cósmico), nos mostró cómo se accede a los planos crísticos para que la energía del Padre pueda descender al planeta.

La mente humana se basa en la separatividad, pero para la Jerarquía solo existe la fraternidad. La confraternidad incluye a la unidad como una base de sustentación; el perdón y el amor son las bases de la redención. Pero la unidad hace que ese proyecto camine.

Amar, perdonar e integrarnos a pesar de nuestras diferencias y algún día vivir esa confraternidad.

¿Qué es la genética superior?

Es la genética de nuestra mónada. Es allí donde va a quedar impreso nuestro aprendizaje.

Cuando un individuo comienza a conectarse con su mónada, esto se nota porque su vida cambia y deja de ser lo que alguna vez fue.

Como seres tridimensionales tenemos que saber que esta una oportunidad para nuestra monada y decidir si colaboramos o no con su evolución. En ese caso nuestra monada deberá hacer un mayor esfuerzo para dar el paso en la evolución. Esta es una oportunidad para nuestra monada para colaborar con los registros universales, es decir, para revertirlos. Lo importante es que hagamos la parte que nos toca en esta misión cósmica.

¿Ha fracasado la Misión Rahma?

Tenemos que permanecer abiertos y no podemos caer en el error de creer que lo que nosotros hacemos es lo único cierto. El Padre tiene muchos caminos para sus hijos y debemos abrir nuestra mente y nuestro corazón para discernir que hay muchos servidores.

Los seres humanos estamos empeñados en hacer denso lo sutil, ya que muchas veces creamos estructuras sobre las enseñanzas espirituales.

Es un proceso de nuestra conciencia tridimensional lo que nos hace creer y sentir que hay algunas cosas que están separadas. Debemos unirnos en el consenso y olvidar lo que nos separa.

Ese “fracaso” tiene que ver con la conducta humana y nada tiene que ver con el Amor y con la Jerarquía.

¿Cómo ascender hacia la monada?

El canal más directo es a través de la oración, pero por sobre todo el servicio hacia el que sufre. Es una oportunidad para todos.

Cuando mantralizamos Rahma, nuestra mónada encuentra un lugar para enviarnos impulsos.

 

 


 

Agregar comentario

El Acto de Morir – 1ra Parte – Introduccion Al Acto De Morir

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


-Descargue el audio de esta Lectura 

En esta vida, el ser humano se prepara para muchas cosas: va a la escuela, estudia por cuenta propia, se prepara para distintas eventualidades, se forma, aprende técnicas ¿Y por qué no se prepara también para la muerte? Incluso se prepara para cosas que ni siquiera van a suceder. Aprende tantas cosas que no va a necesitar. Y mientras tanto no recuerda ese hecho inevitable que tarde o temprano nos va a ocurrir a todos y del cual nadie escapa, que es el proceso de transición, el pasaje a otra dimensión de vida que aquí es llamado muerte.

Se aborda este tema como una ayuda para prepararse, esto va a suceder un día y puede ocurrir de una manera no solo serena sino también inteligente. Dentro de algún tiempo no se verá a la muerte como es vista actualmente ya que hoy se la ve como una partida, una separación, algo desagradable y tanto es así que muchas personas luchan contra la muerte. No quieren morir, ni quieren pensar en ese hecho. Es un tema que para ciertas personas es tabú.

Entretanto está previsto como parte del desenvolvimiento de la humanidad que los individuos tengan un día, que no está muy distante, aquello que se llama continuidad de conciencia. Es decir, van a poder estar en esta dimensión física, emocional y mental donde viven conscientemente y al mismo tiempo estar lúcidos y conscientes en otras dimensiones de vida.

Así va a existir en el futuro, un intercambio, entre la dimensión física y las otras dimensiones de vida. Y cuando se produzca, cuando el hombre pueda con la conciencia pasar de una dimensión a otra, a partir de ahí el miedo a la muerte va a desaparecer.

Se puede afirmar en principio que la palabra muerte, es inadecuada, ya que nada muere ni nada se termina y hasta hay una ley por la cual todas las cosas se transforman pero no acaban. Lo que sucede es un cambio de dimensión. Incluso el cuerpo físico que queda en esta dimensión se desintegra y sus partículas, sus átomos, sus células, no van a desaparecer sino que van a cambiar de estado y se van a transformar en otro material. Mientras el cuerpo físico se va transformando a través de la descomposición o a través de la cremación, la conciencia del individuo con sus cuerpos sutiles va cambiando sucesivamente de dimensiones.

En el futuro a través del propio globo ocular físico, se verá el cuerpo etérico del individuo desprendiéndose del físico y a través del desarrollo de la visión interna se podrá ver en la dimensión astral y en otras dimensiones también, hacia donde los cuerpos del hombre y la conciencia se van trasladando. Finalmente a medida que los seres humanos vayan tomando contacto con la propia alma o Yo Superior, verán que este contacto también se realiza y prepara a través de la ciencia de la meditación. A través de ella podemos sentir o percibir en cualquier momento la presencia de cualquier ser, tanto uno encarnado como uno desencarnado, una presencia interna o un hecho interior.

Por tanto, no se dependerá más de la presencia física de nadie y no se dependerá de los ojos para ver el cuerpo físico o para ver el cuerpo etérico; ni tampoco se va a necesitar más de esta visión interna, que viene del astral o del mental o de otras dimensiones, porque de alma a alma los seres estarán siempre juntos y muy conscientes. Esta unión entre los seres, sean encarnados o desencarnados, es un hecho real, solo que el hombre no lo percibe porque vive muy exteriorizado e identificado con la dimensión física. Y como el humano vive muy identificado solo con eso, como no está suficientemente interesado en la parte interna de las cosas, entonces tiene dificultad para percibir internamente la presencia del otro, hecho que colma mucho más que la realidad física.

El tema de la muerte está casi siempre relacionado con el miedo. Existen algunas razones muy precisas por las que los individuos tienen miedo a desencarnar. El primer motivo que se conoce es que los individuos pueden haber tenido experiencias desagradables o difíciles en encarnaciones anteriores en el momento en que desencarnaron. Ellos pueden haber desencarnado en vidas pasadas a través de procesos dolorosos y esto es guardado en el subconsciente. Y aunque conscientemente no recuerde lo que pasó, del subconsciente emergen esas viejas impresiones de lo que sucedió. Pero cuando alguien en vidas pasadas desencarnó de manera suave, de manera simple y fácil, esos individuos generalmente tienen menos recelo que otros a pasar por ese proceso.

Otra causa del miedo de las personas respecto a este tema, es aquel terror que la mayoría tiene a lo desconocido, a lo misterioso.

Hay personas que tienen esta experiencia prematuramente mucho antes de que llegue el momento de su verdadero pasaje para otra dimensión. Ellos entonces van siendo entrenados de una manera especial, son aquellos que durante el sueño o mediante una meditación o durante cualquier experiencia circunstancial, pueden pasar por hechos que estaban incluidos en el proceso de la muerte. Estos individuos experimentan eso en determinado momento de su vida y cuando vuelven a su conciencia normal ya están preparados para pasar a otras dimensiones.

Otro punto que lleva a las personas a tener miedo es la duda con respecto a la propia inmortalidad. Como no se tiene certeza de que el ser humano sea inmortal, por instinto de preservación y de conservación las personas no quieren desencarnar, porque no tienen certeza que continuaran después de desencarnadas.

Existe además otra razón humana para que el miedo a la muerte exista. Algunas personas creen que si ellas desencarnaran, los que permanecen en la Tierra van a sentir mucho la falta o van a necesitarlas. Hay otros que incluso piensan que no pueden desencarnar porque son imprescindibles. Mientras las personas sufren este tipo de ilusión, el miedo las retiene. El apego a la vida material, a las cosas de la Tierra, el apego a la vida humana, a la personalidad, la búsqueda del confort y la lucha por los bienes materiales, va colocando la mente del individuo en cosas densas y le provoca dificultad para aceptar la idea de que existen otras dimensiones de vida.

La psicología cita también, como una de las razones responsables por el miedo tan generalizado a la muerte, a toda la enseñanza religiosa ya que hablaron de la existencia del infierno. Esa enseñanza durante muchos siglos fue difundida con persistencia, de manera que esa idea del sufrimiento eterno en el llamado infierno es una cosa arraigada en casi todos los seres humanos. En otras palabras, es una especie de descripción de lo que pasa en los niveles del bajo astral, una dimensión de la vida en la cual el ser humano entra luego de desencarnar del cuerpo físico. Cuando durante la encarnación se tienen elementos de odio, de rencor, de ira, de egoísmo, de resentimiento, de posesividad, todo esto va conduciendo a los niveles más bajos de la dimensión astral, que es donde esas fuerzas tienen su campo de acción. Ahí es donde van a encontrar lo que se llama “dimensiones infernales”, creadas por la propia vibración de nuestros pensamientos o de nuestros sentimientos.

El hombre va hacia el nivel por el cual es atraído, el que corresponde a sus sentimientos internos, a su propio estado de conciencia. Por lo tanto, si se trabajan sentimientos puros durante la vida, no hay ninguna razón para tener miedo al bajo astral, comúnmente llamado “infierno”.

El ser humano desencarna cuando termina la tarea a la cual el alma se dispuso a cumplir en la Tierra, no se va antes de tiempo y raras veces se desencarna después. Aunque esto suceda, no es normal. En general cuando se termina la tarea propuesta para una encarnación, el alma no tiene más razón para permanecer aquí. Todo está, en gran parte, predeterminado antes de que el alma encarne y también puede estar ligada a las necesidades de un grupo de personas con las cuales se va a relacionar durante aquella vida.

El alma se encuentra en la cuarta dimensión que es el nivel donde tiene plena conciencia. Allí evoluciona y ve nuevas metas y no siempre puede enviar esta visión a la personalidad o no siempre se está preparado para recibirla y para estar consciente de todo esto que está viendo. A una determinada altura, ciertas personalidades hasta pueden volverse inadecuadas para aquello que el alma podría vivir en la Tierra. Cuando por falta de una ampliación o de adecuación, la personalidad no logra acompañar la evolución del alma, puede desencarnar porque necesita construir otra personalidad más adecuada, más actualizada para actuar a través de ella.

Otro motivo para desencarnar es cuando la personalidad con sus comportamientos y con su actitud comienza a comprometer una futura encarnación del alma y crea un karma. Cuando el alma va a encarnar se ve un tanto prisionera y tiene que adaptarse a las limitaciones y condiciones dadas por ese karma creado por una personalidad en una vida anterior. Cuando se comienza a crear un karma excesivamente limitante negativo, entonces el alma puede decidir desencarnar.

Lo que pasa en ese período en que se está desencarnado, es hasta cierto punto, semejante a lo que sucede durante el sueño, solo que durante este, el “hilo magnético” o la corriente de energía (que mantiene la conciencia ligada al cuerpo o a los cuerpos) no se rompe. En cambio, durante el proceso de la muerte ese hilo se rompe y la conciencia no tiene la posibilidad de volver al cuerpo.

Dos tipos de muerte que, en general son muy temidas por las personas, son las muertes violentas y aquellas que ocurren por cáncer. Aquellos que desencarnan en una muerte violenta, muchas veces no perciben lo que está sucediendo. El ser tiene un sentimiento instantáneo de un peligro inminente, una impresión de destrucción pero eso es muy rápido y el proceso se asemeja a un shock eléctrico y a partir de allí ya se encuentra en otro plano fuera del cuerpo. Muchas veces esto es tan rápido que sale del cuerpo y fuera de este observa lo que está sucediendo en el plano físico.

Esta experiencia equilibra muchas violencias que se cometieron en vidas anteriores o en la misma encarnación de la cual se está desencarnando. Al practicar este tipo de energía durante todo el pasado, toda esta violencia se irradia hacia el universo. Una parte es trabajada por el universo, que la asimila y la resuelve. Sin embargo, existe una parte que emitimos contra el mismo universo que no puede ser resuelta por él. Entonces es restituida al individuo para que él mismo se encargue de transmutarla. Es por eso que no siempre se tiene el retorno de un acto violento de la misma especie que aquel acto que se practicó en el pasado. Hay veces que las cosas que se emiten hacia el universo no vuelven inmediatamente, depende del tiempo que el universo ocupa para recibirlas, trabajarlas, asimilarlas, adaptarlas y después devolverlas y esto también está relacionado a muchos ciclos universales.

El segundo ciclo de desencarnación que las personas temen es la muerte proveniente del cáncer, que es una enfermedad planetaria. La concentración de la maldad humana vivida y practicada por la humanidad en todos los tiempos se transformó en esta enfermedad. Cuando un individuo pasa por la experiencia de esa enfermedad, no solo equilibra su propia maldad individual y personal sino que también equilibra parte de la maldad general. Además esta enfermedad libera toda la luz que existe en el centro de cada átomo del individuo físico e incluso la luz de la contraparte sutil de esos átomos que existen en otros niveles de conciencia.

Si el humano tuviese la clara comprensión de lo que ocurre durante ese proceso, podría sentir y hasta percibir durante el proceso toda la luz en sus átomos, toda la luz en su cuerpo liberándose. Cuando se tiene la posibilidad de convivir inteligentemente con esta enfermedad o de comprender todo aquello que está pasando en cada célula, el humano va a ver que una gran parte del dolor físico, del dolor moral se va a resolver de alguna otra forma. Va a ver que dentro de ese proceso existe un aprendizaje profundo y una oportunidad de desarrollo.

Cuando el individuo cambia su actitud y comienza a vivir y a practicar actos opuestos a los de maldad o de egoísmo, logra atenuar aquel proceso.

A medida que se va trabajando el desapego y se trata de no involucrarse con las cosas materiales, la desencarnación se toma con tranquilidad y como algo natural.

 

Agregar comentario

La Muerte Bajo Control 2da Parte – Las Tres Etapas De La Muerte Fisica

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


-Descargue el Audio de esta Lectura 

El acto de desencarnar es un ritual universal que rige también la vida planetaria y los reinos que existen en él. Todos los reinos lo conocen, pero solo en la raza humana y en algunos animales existe el miedo a la muerte. Todos los otros reinos, inclusive el vegetal, no tienen temor a la muerte.

En realidad cuando se desencarna, estamos siguiendo una ley universal que está representada por estas palabras muy conocidas “Dale al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”. Cuando la ley dice “Dale al César lo que es del César”, se está refiriendo a restituir el cuerpo físico a la Tierra de donde vino y restituir el cuerpo astral a la sustancia emocional colectiva y el cuerpo mental a la sustancia mental del universo. Y se da a Dios lo que es de Dios, es decir, se restituye el espíritu, se deja que el alma vaya a los niveles de conciencia de origen, de los cuales provino.

El alma sabe muy bien cuando debe desencarnar, y esta fecha es establecida inclusive con el consentimiento y con la colaboración de ella. Por lo tanto, esto que se llama “muerte” es una decisión, una determinación. Es el resultado de la voluntad del alma. Lo que sucede es que no siempre la voluntad del lado humano está en sintonía con la voluntad del alma o es consciente de ella.

A medida que la voluntad de la personalidad se va armonizando con la del alma, la persona puede tener el presentimiento o tener incluso la intuición respecto a la aproximación de esa hora. Cuando esto sucede, la personalidad colabora con el proceso, prepara sus cosas aquí en la Tierra y se va entregando a ese desprendimiento gradual.

La experiencia de restituir el cuerpo físico, el cuerpo emocional y el cuerpo mental a los reservorios terrestres, es un hecho muy natural en la vida del alma porque ya lo hizo muchas veces. Cuando la personalidad como conciencia humana comprende ese proceso, puede colaborar con él, facilitando esta transición en vez de crear una serie de traumas al final de la vida.

Cuando llega el momento de desencarnar del alma, a veces surgen circunstancias que demuestran al hombre que esto va a suceder. A continuación se describen las tres etapas que existen en cualquier tipo de desencarnación:

1-    La primera etapa comienza cuando el alma ordena el retiro de la energía vital.

2-    La segunda etapa se llama “desligamiento”. Esto se produce después de que el alma ordena el retiro de la energía vital. Allí comienza un proceso que envuelve el cuerpo físico y la red de energías del cuerpo etérico.

3-    Después comienza la tercera etapa del proceso, es decir, la etapa de partida propiamente dicha. Cuando el alma realmente realiza uno de aquellos esfuerzos finales y parte hacia otras dimensiones de conciencia.

Ese proceso de desencarnación o ese proceso de pasaje de nuestra conciencia a otros niveles tiene estas tres etapas.

Cuando el alma ordena el retiro de la energía vital que anima el cuerpo físico, lo que se siente es una presión intensa en los pies que comienza a subir por el cuerpo físico lentamente y los miembros se van tornando pesados, fríos y entorpecidos. Cuando esa presión comienza a subir por el cuerpo, lo que reacciona en primer lugar es la respiración, la circulación, la vista y los oídos.

Cuando se comienza a sentir una reacción en esos sectores y esa presión intensa que va subiendo, se puede comprender que el alma ya dio la orden de retirada. A partir de ese momento la contraparte sutil del sistema nervioso, que son los llamados “nadis”, sistema nervioso a nivel etérico, comienza a organizarse para desligarse del sistema nervioso físico. Las glándulas del cuerpo comienzan a inyectar en la sangre una sustancia que afecta al corazón y en ese momento se tiene la sensación de no estar identificado con el cuerpo físico, excepto con la región del corazón. Se ve entonces que suceden cosas muy precisas y cuando comienza esa desidentificación del cuerpo físico no se debería reaccionar a eso, no se debería apegar a él. Se siente entonces una especie de temblor psíquico y ese temblor puede reflejarse en el físico y a través de ese temblor se percibe que el sistema nervioso sutil está desprendiéndose del sistema nervioso físico. En ese momento, si no se reacciona y si el individuo entra en estado de relajación, ese desligamiento se da sin ningún dolor y sin ninguna resistencia. Esta es la primera etapa del proceso.

Comienza entonces la etapa del desligamiento en sí. Este desligamiento da las primeras señales de su presencia en los ojos físicos. Se comienza a sentir la separación entre los dos sistemas nerviosos en la región de los ojos. Ahí invade al individuo un sentimiento de impotencia, se pierde el control de lo que está sucediendo y es como si no se pudiese evitar este proceso de desligamiento. Se percibe que nada se puede hacer para evitar lo que está sucediendo y ese sentimiento de impotencia debe ser respetado y no se debe reaccionar para que ese desligamiento no suceda. Entonces si no se resiste a ese desligamiento y si se acepta totalmente este sentimiento de impotencia, comienzan a suceder hechos muy naturalmente y que se pueden presenciar con toda tranquilidad.

Por ejemplo, a esta altura se percibe que fuerzas naturales arrastran al individuo hacia un túnel. Es como si estuviese siendo llevado hacia dentro de ese túnel que se va tornando cada vez más estrecho y en aquel momento se tendría que recordar que ese es el proceso y que sería necesario que se pasara por ello sin miedo para no dificultarlo y para que ello ocurra con la máxima naturalidad. A cierta altura dentro de ese túnel, se tiene una sensación de aniquilamiento y la nítida impresión de que se esta yendo hacia lo desconocido. Eso también debe ser aceptado en aquella hora con bastante tranquilidad, de la misma forma como se acaba de aceptar el sentimiento de impotencia. Aquí tiene que entregarse a ese movimiento desconocido y lo que de inmediato se percibe es la incapacidad de esforzarse mentalmente, que ya no es capaz de hacer ningún esfuerzo mental y que no puede hilar más pensamientos. Enseguida se ve que no se articulan más palabras, no se consigue pronunciar más palabras y sobreviene luego el sentimiento de absoluta soledad. El individuo se encuentra absolutamente solo dentro de ese túnel. Esta es la primera vez en la encarnación que se percibe esa soledad. Se tiene conciencia que nadie puede acompañar a aquel individuo y que este es un trayecto que se debe hacer individualmente. Entonces aquí se tiene conciencia que no se puede llevar nada hacia esta región desconocida. En ese momento es esencial estar en paz y que todos los pensamientos en esta parte del proceso sean positivos.

Como se ha mencionado, no se tiene la capacidad de hilar pensamientos, por lo tanto se debe cuidar que los últimos pensamientos posibles sean los mejores, sean los más positivos, porque la calidad de estos pensamientos es lo que va a determinar la formación del ambiente externo en la vida futura. Estos últimos pensamientos son como una capa externa de aquél átomo permanente que en la organización de la vida futura va a atraer toda nuestra parte material, nuestra parte física, porque se trata del átomo permanente físico. Entonces el último pensamiento que revistió ese átomo, que es un punto de atracción muy fuerte para los elementos de la próxima encarnación, es el que va a atraer el material que le corresponde.

Todo esto se refiere al lado físico, es decir al lado ambiental de nuestra vida y no a otras cosas que se determinan en las fases siguientes. Después de percibir la incapacidad para hilar pensamientos, la incapacidad para articular palabras y después de tener el sentimiento de estar solos como individuos, de percibir que en aquél momento no es posible llevar nada con uno y que no es posible compartir aquella experiencia con nadie, ahí comienza la tercera fase del proceso de desencarnación física, que es la fase de partida propiamente dicha.

Después de haber vivido esas sensaciones y sentimientos, el cuerpo etérico, la red de energía que hasta ahora mantenía el cuerpo físico integrado, comienza a recogerse como si se concentrara para recibir el empuje final. Porque esta red de energías tiene que retirarse del vehículo físico. En ese momento el cuerpo físico se concentra mucho más porque lleva consigo al cuerpo astral, al cuerpo mental y a todos los otros elementos del Ser, a todos los otros cuerpos de la conciencia. Él se retira con todo ese material psíquico y espiritual dentro de él, saliendo del cuerpo físico, al cual se prestó mayor atención durante la encarnación.

Aquellos que siempre fueron muy emotivos y que no controlaron sus emociones, tienen como puerta de salida del cuerpo físico el plexo solar. Aquellos que fueron mentales, que tuvieron una vida reflexiva, que tuvieron una mente y un pensamiento controlados y organizados salen por la cabeza. Y en este momento se sabe que las personas que se desenvolvieron en la filantropía, en la buena voluntad, están saliendo por un punto debajo del corazón.

Después del último latido del corazón el individuo queda delante de un cuadro, de una retrospectiva, de una visión de todo lo que sucedió en la encarnación que está terminando. Es una visión sintética en la cual se ve toda la vida. Allí puede haber una retrospectiva inversa. Desde el último acto de vida hasta el primero o bien puede darse esta visión como si fuese un cuadro solo, desde la infancia hasta aquél momento. Y con este cuadro delante, se tiene una experiencia muy interesante, ya que en ese momento se ve toda la vida transcurrida desde el punto de vista del alma. Entonces se ven nítidamente todas las faltas, los defectos, todas las consecuencias de las acciones, se comprende la ilusión fundamental de la vida o de aquella encarnación. En la literatura especializada, esto es llamado “Tribunal”. Hay ciertas enseñanzas del pasado que dicen que la gente pasa por un juicio cuando desencarna, entonces al ver toda la vida en un cuadro con sus consecuencias es ahí cuando se comprende cuan grande fue la ilusión y en cuantos puntos se permaneció engañado.

Si el individuo se queda delante de ese cuadro bastante tranquilo, si permanece imparcial y deja que el efecto de la comprobación quede bien grabado en la conciencia, esto va a quedar impreso en el cuerpo astral. Entonces en la próxima encarnación tendrá un cuerpo astral de buena calidad, porque será un cuerpo astral que percibió, que comprendió su propia ilusión y toda la ilusión de los sentimientos humanos, toda la ilusión de los deseos, en fin, toda la ilusión de la vida transcurrida.

Si este momento fuera vivido con claridad, con paz y con tranquilidad podemos pasar en ese momento por una maduración intensa del cuerpo astral y esto queda impreso en el átomo permanente astral. Este átomo permanente es el que va a reunir todos los átomos para el futuro cuerpo astral, que vendrá impregnado de la última comprobación y un cuerpo astral que se forme después de esa experiencia impresa en su átomo permanente será un cuerpo astral mucho más equilibrado que el anterior y cuando la lección de la experiencia vivida está bien impresa en la conciencia, es allí cuando el alma tiene la posibilidad de retirarse con más facilidad, porque ve la propia ilusión y ve que ya se ha desprendido de muchas cosas de esa vida que está terminando. En aquel momento el alma puede dar uno de sus impulsos finales, tiene más libertad, y sufre menos resistencia por parte de la personalidad para retirarse.

Todo ese proceso de la visión del cuadro y de todas esas comprobaciones se da en un tiempo mínimo, como si fuese el tiempo entre uno y otro latido del corazón. Esto se da después del último latido del corazón y es como si todo pasase en centésimas de segundos. Es en aquellos momentos finales donde la llamada conciencia del cuerpo físico o del elemental físico tiende a resistir y a no dejar que el alma se desprenda, ya que el elemental físico sabe, que en el momento en que el alma se desprende del cuerpo, este va a comenzar un proceso de desintegración.

La conciencia de ese cuerpo por un instinto de conservación intenta retener al alma. Según la resistencia de la conciencia del cuerpo físico, este proceso de restitución puede durar algunas horas o puede durar hasta días o semanas. Entonces se puede tener dos tipos de coma, aquel coma relativamente rápido en el que no se esta dando apoyo al elemental físico y se une en un acto de voluntad con la parte que está desencarnando. Si en ese momento se ayudara al alma que quiere partir, el estado de coma es tranquilo, suave y se entra como en un sueño. Pero si en vez de unirse a la fuerza vital que está partiendo a otras dimensiones, y el individuo queda preso del lado del elemental físico que no quiere desencarnar, estará haciendo el trabajo contrario de no querer partir y allí el estado de coma no es tan tranquilo.

El otro tipo de coma es aquel llamado “coma de restauración”, que tiene todas las características descriptas, pero en él se retira solo el hilo de la conciencia que está unido a la cabeza pero no se retira el hilo de vida que esta ligado al corazón. Esto da a la conciencia del cuerpo físico la oportunidad de rever muchos procesos y hasta de luchar por la vida. Entonces cuando el alma restablece el hilo de conciencia de la cabeza, se reinstala la salud en aquel cuerpo físico porque el elemental físico fue estimulado por aquella amenaza de partida. Esto puede suceder en casos de cuerpos físicos que tienen menos salud porque el elemental físico es un poco inerte, un poco lento en sus reacciones. Pasando entonces por el proceso de coma, él se ve llevado por su instinto de conservación a luchar. Es ahí cuando el alma vuelve completamente al cuerpo y se reestablece la salud.

Vimos que el cuerpo etérico cuando sale del cuerpo físico está envolviendo otros cuerpos que están desencarnando también. Está envolviendo también al alma y dentro de este cuerpo etérico, está el cuerpo del deseo, el cuerpo astral que tiende a desear descender a la Tierra o tiende a desear no ir a otras dimensiones hacia las cuales el alma los está queriendo llevar porque no es solo el elemental físico quien intenta detener el proceso, sino también el cuerpo astral, que desea cosas que permanecen en la Tierra.

En ese momento en el cual el individuo esta fuera del cuerpo, tiene la unión del etérico al físico por fuerza de atracción y tiene la unión del cuerpo astral o emocional con la Tierra, esto estando ya fuera del cuerpo físico.

Si el cuerpo físico es cremado, desaparece esa posibilidad de unión real, a partir del momento en que el cuerpo físico es cremado y se desintegra, el cuerpo astral no tiene nada concreto que lo atraiga porque el fuego que es empleado en la cremación, repele aquél aspecto que crea formas, inclusive aquel aspecto que no crea formas, nuestro cuerpo astral o cuerpo de deseos, y con ese rechazo provocado por el fuego renuncia a ese contacto. Destruido completamente el cuerpo físico se rompen con más rapidez esos apegos. Con más facilidad el alma se va retirando tanto del cuerpo etérico como del cuerpo emocional y también del cuerpo mental en las sucesivas etapas.

Cuando el individuo esta comenzando a percibir que va entrando en otro tipo de tiempo y también en otro tipo de espacio, debe quedarse frente a ello con mucha tranquilidad y mucha imparcialidad, sin asustarse, sin reaccionar, simplemente abiertos para conocer esta otra modalidad en la que el tiempo pasa y esta otra modalidad en la que existe el espacio. Esto va a producir una mejor cualidad en nuestro futuro cuerpo etérico y la cualidad del futuro cuerpo etérico es determinante, tanto para la salud del cuerpo físico como también para que las impresiones superiores del alma sean impresas en el cerebro físico en una futura encarnación.

Durante los sueños hay muchas experiencias con un tiempo y un espacio diferentes. En los sueños se ve en segundos que pasan cosas que en la Tierra llevarían años, así como al contrario, podemos dormir durante algunos momentos y soñar cosas que pasan en largos períodos. Durante las etapas por las cuales se pasa en el acto de partir, en todas esas etapas, es esencial permanecer en calma y tener paz, permanecer totalmente impasibles, neutros, imparciales delante de todo lo que está sucediendo, tanto para estar en las ilusiones que se constatan en la vida, como al estar frente a la experiencia de que el tiempo no existe como se piensa y también estar muy atentos respecto al último pensamiento. De ahí la necesidad de que haya mucha paz, mucho silencio y poca estimulación a nuestro alrededor.

Cuando comienzan esas etapas a salir del cuerpo físico, cualquier movimiento en torno, cualquier solicitud, cualquier manifestación de las personas que estén allí cerca, todo eso perturba esta necesidad de calma, esta necesidad de tranquilidad y de paz. Es la necesidad de estar totalmente concentrados en el proceso que se esta desarrollando y no tener la atención dirigida hacia cosas externas, hacia cosas de la Tierra, hacia personas, hechos, circunstancias que el alma en aquel momento quiere dejar.

Se puede ayudar mucho a una persona que está desencarnando si se mantiene alrededor de ella una atmósfera de calma, si no se solicita su atención hacia la Tierra, hacia su vida personal, hacia aquellos niveles que la criatura está comenzando a abandonar.

Es así que este proceso de restitución de los cuerpos terrestres, por cuerpos terrestres entendemos el físico, el emocional y el mental, es como una renovación de energías y no una muerte, porque el alma necesita de una experiencia fuera de esos cuerpos después de haber pasado un cierto tiempo en estas dimensiones conocidas. El alma va a necesitar ahora renovar todo su potencial, va a necesitar un período para reposar de esta encarnación terrestre, va a necesitar hacer una síntesis de esta encarnación, asimilar las experiencias y después de hacer esta síntesis, ella visualiza los próximos pasos. Necesita de un cierto tiempo desencarnada para poder reorganizar inclusive su propia encarnación sobre la Tierra, si hubiera una próxima encarnación en breve.

Fuera del cuerpo, el alma va a pasar por un proceso de renovación para que pueda, cuando llegue el momento, atraer sus nuevos envoltorios para una siguiente encarnación. Si estuviéramos identificados con este núcleo encarnante, que es el alma o Yo Superior, si durante la encarnación el individuo se identifica o busca identificación con ese núcleo espiritual encarnante, pasará ese proceso con bastante facilidad porque acabará comprendiendo su necesidad de renovación y por lo tanto, su necesidad de salir por un tiempo de esos cuerpos y de esas dimensiones conocidas de la Tierra.


Agregar comentario

La Muerte Bajo Control 3ra Parte – Cuando El Alma Se Libera

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


-Descargue el Audio de la Primer Parte de esta Lectura

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

 

-Descargue el Audio de la Segunda Parte de esta Lectura

El alma tiene una idea muy clara del momento en que necesita desencarnar y si el individuo durante la encarnación buscase saber cuales son los planes y cual es la voluntad del alma, si dedicase más tiempo y más energía a esto, sentiría la aproximación de ese momento de transición y podría colaborar con ese proceso y podría mantener bajo control muchas etapas de esa transición que es llamada “muerte”.

Con el tiempo la humanidad va a ir aprendiendo esta técnica y al mismo tiempo se irá preparando para esto durante la encarnación y así, esa preparación podrá un día formar parte de la educación, de las conversaciones, de las lecturas, de los estudios de manera natural.

Se tiene que dar este primer paso, que es tener a la muerte como algo que forma parte de la vida. Es claro que el miedo a este proceso dificulta mucho la comprensión y el comportamiento que se debería tener delante de estos hechos de la muerte. La actitud del individuo como la de las personas que lo rodean es muy importante y es fundamental para estar familiarizados con este tema.

El alma después de pasar un período encarnada necesita desencarnar porque necesita reposar de la experiencia terrestre, hacer una síntesis de toda la experiencia y después necesita pasar un tiempo contemplando sus próximos pasos y visualizando aquello que es su futuro. Desencarnada el alma puede percibir una meta cada vez mayor y puede percibir cual es la tarea útil para un plan general de evolución, en el que ella pueda insertarse en una próxima encarnación. Cuando el alma tiene estas metas claras, mientras esta desencarnada y en contacto con los grupos de almas o con el grupo de almas al cual ella pertenece, después de tener más clara su próxima etapa, el alma pasa un periodo preparando su próxima encarnación. Cuando se comprende este proceso, se ve que esto es necesario y ya no hay tanta resistencia a esa transición y a ese necesario cambio de estado que el alma hace cuando desencarna.

Cuando el alma sale del cuerpo físico y abandona o desocupa el cuerpo etérico, la conciencia entra como en estado de sueño y luego es como si se despertase lentamente de esa especie de sueño y cuando se va despertando, se va entrando en contacto con aquellas zonas del cuerpo emocional, donde están las zonas más densas, donde están los sentimientos más groseros y terrenos y queda entonces en contacto con esos sentimientos y esa vibración. Ese período se va desarrollando y poco a poco va subiendo de nivel y va entrando en contacto con las cualidades superiores, con el lado más noble, más brillante, con el mejor lado de los sentimientos y de las emociones y enseguida va entrando en contacto con el mundo de las ideas, y dependiendo de como fueron esas ideas y los procesos mentales durante la vida, el individuo se encontrará en medio de ellos. Cuando se alcanza el nivel más alto de las ideas que se cultivan durante la vida, se entra en un período de reposo inconciente, como en un sueño sin sueños. Es allí cuando el alma se va a restaurar y todo el ser desencarnado va a reposar de las tareas y de los movimientos de la vida terrena que llegó al final de su ciclo.

Así como el principio del proceso de desencarnación, el alma abandonó el cuerpo físico y éste abandonó la red de energía del cuerpo etérico, a esta altura después de desencarnada de los cuerpos, el alma tendrá que abandonar aquello que se llama “cuerpo emocional” o “cuerpo astral” y si los sentimientos, las emociones y los apegos no fueron muy fuertes durante la encarnación terrestre y toda esa vida emocional fue correctamente trabajada, ese abandono del cuerpo astral va a ser muy sencilla y rápida, y se hace en menos tiempo que si el individuo sigue apegado a los deseos y los recuerdos terrestres. Si hubo mucho apego y mucho envolvimiento emocional con la vida terrestre, con cosas y personas, el alma permanece un período más largo en ese nivel emocional, en esa vibración que es el reflejo de todo lo que sucedió en la Tierra.

Es claro que el alma tiene como meta salir de allí. El alma tiene como meta también salir del cuerpo emocional. Mientras las personas que quedan aquí en la Tierra piensan en los desencarnados, forman un hilo telepático con estos individuos que ya están en otro plano y ese hilo telepático hace que ellos se sientan solicitados y así la conciencia del desencarnado es atraída por esta solicitud del que queda pensando aquí. Tiene más dificultad de retirarse del cuerpo astral y abandonar ese cuerpo que continúa en aquella dimensión, produciendo y reproduciendo los hechos de la encarnación terrestre.

Por eso, en este período en el que el individuo acabó de desencarnar del cuerpo físico y que se encuentra en esta fase de salir del cuerpo emocional allá en los otros niveles, es muy importante que no se busquen contactos con él y que se siga aquella ley que está en el Nuevo Testamento que dice: “dejen que los muertos acompañen a los muertos”. Esta es una ley que quién la conoce debería seguirla para el mayor bien de los muertos y para la libertad de esos Yo Superiores que tienen que desencarnar también de los cuerpos sutiles.

Si la gente no se ocupa ni se envuelve con quién desencarnó, ni siquiera con el pensamiento, eso hace que el abandono de los cuerpos sutiles y del emocional principalmente, sea más fácil en lugar de ser lento. En este punto existe una incomprensión por parte de muchas personas, porque la conciencia del individuo está haciendo lo posible para liberarse del cuerpo sutil. Aquí en la Tierra, aquellos que se dicen ser seres queridos o los conocidos que piensan en él u oran por él, le envían mensajes sintiendo falta de la presencia física y todo eso lleva a que ese vínculo sutil demore más tiempo para ser resuelto y el individuo en los otros planos tenga menos libertad para seguir su verdadero camino.

Este es un punto de reflexión muy importante en ese momento de transición para aquellos que quedan en estas dimensiones, para aquellos que asisten a sus conocidos o a sus colaboradores al partir a aquellos niveles. Entonces después que la conciencia abandona el cuerpo físico y el cuerpo etérico y logra también salir del cuerpo emocional, la conciencia hace lo mismo con el cuerpo mental y es solo cuando ella consigue abandonar este cuerpo, que está realmente desencarnada.

Ya totalmente desencarnada, la conciencia puede recogerse a si misma y comienza a contemplar su propio centro, que es de donde el alma extrae su propia energía, se restaura y puede tener bien claras las metas de su futuro en la Tierra.

El alma cuando está libre del control de la materia y sucede cuando está desencarnada de todos esos cuerpos, físico, etérico, emocional y mental, estando libre de esos lazos, está en contacto con su propia unidad, con toda la vida y todos los seres que ella percibe dentro de su propio centro. A partir de ese momento, el alma puede realizar una actividad que resulta muy misteriosa para el humano, que es su contacto con otras regiones de conciencia, con otros niveles donde el alma va a pasar períodos en su proceso de desarrollo, que es inconcebible en la Tierra.

Todo esto permite ver que el proceso de desencarnación no se limita a la salida del cuerpo físico o del etérico, ya que después de sepultado o de la cremación se produce en otros niveles de conciencia la continuación de ese proceso de desprendimiento que es cuando la conciencia abandona el emocional, luego el mental y finalmente se recoge en el centro de ella misma. Así como existe una organización y un orden, una planificación para cada encarnación en la Tierra y para todo aquello que el ser humano tiene que vivir (cuando el alma ya tiene una cierta evolución) y para todo aquello que el ser humano tiene que experimentar en aquella encarnación, también existe un orden y una organización en todos estos ciclos del alma luego de desencarnar.

De manera que es muy importante que poder percibir en vida cuándo esta llegando este momento para ir con la conciencia sintonizando en esta nueva fase de la vida.

Por lo tanto no existe muerte. Esta es una palabra inadecuada y a medida que las personas se vayan desarrollando, esta palabra no tendrá más aplicación.

Como existe esta organización antes y después de la transición, y luego de la transición el alma tiene que pasar por otros niveles, por otro proceso que está relacionado con otros procesos de otras almas, sería desaconsejado provocar la desencarnación, por ejemplo a través del suicidio, porque el suicidio sería una interferencia de la personalidad con un ritmo que está relacionado con otros ritmos. Si el individuo interrumpe su vida, no solo interrumpe esta sino que llega a otras dimensiones de vida antes del tiempo previsto, por esto no siempre puede ingresar en el ritmo que había sido preparado y dispuesto para él porque llegó antes. Es por esto, que en general un suicida permanece experimentando aquél acto o las sensaciones que tuvo en el momento del suicidio hasta que llegue la fecha en que él debería haber desencarnado y después comienza su proceso en otros niveles. Aunque siempre hay excepciones a esto, no se puede juzgar ningún caso.

En el caso de los suicidas, no se sabe cual fue su último pensamiento y es por esto que no se puede saber qué puede suceder después. El suicidio, de forma general, es una interferencia de la voluntad de la personalidad en un plano, en un ritmo mayor. El suicida cuando encarna, va a encontrar una situación vivencial más difícil que aquella que abandonó porque desorganizó una serie de procesos con esa interferencia y así su proceso kármico se torna mucho más dificultoso.

Otro hecho que es considerado una interferencia en este proceso ordenado de encarnaciones y desencarnaciones, son los llamados abortos, siempre hablando de abortos provocados y no a abortos naturales.

Un aborto natural puede ser una imposibilidad del ser que está encarnando de conseguir materializar la encarnación. Este ser puede no tener más vitalidad para conseguir una encarnación sobre la Tierra y cuando se da el aborto natural, es porque el ser tuvo esa intención, pero no lo consiguió. Muchos seres ya tienen en este momento su camino hacia otras orbitas planetarias o ya tienen su camino trazado hacia otros niveles de conciencia, pero ellos quieren pasar un período más largo en la Tierra, aunque no siempre lo consiguen. Como las experiencias sobre la Tierra ya estarían terminadas por un largo período y ellos deben tomar otra dirección, esa tentativa de nacer aquí casi siempre es frustrada.

Otra razón para que suceda un aborto natural puede ser una razón kármica del alma que está intentando la encarnación o de aquellos que la esperan. Si el individuo en vidas pasadas provocó abortos o mandó de vuelta a seres que estaban buscando la encarnación. Pueden pasar por la experiencia de ser abortados, pero esto es un equilibrio kármico que se produce para aquél que le gustaría encarnar y no puede porque en vidas pasadas hizo lo mismo con otro ser.

Cuando se provoca un aborto, es un acto de la personalidad de aquellos que están encarnados. Es un acto de interferencia en un proceso que se había organizado tal vez de otra manera. Los que hayan pasado por esta experiencia y luego del aborto hayan tomado conciencia de que esto es una interferencia, pueden equilibrarse y armonizarse nuevamente con este proceso. Cuando la persona toma conciencia y luego del aborto asume que es un acto que no volvería a cometer porque comprende el desequilibrio que esto acarrea, entra en un estado en el que tiene que restaurar esta situación. En estos casos no se trata de quedarse pensando en lo que sucedió ni de sentirse culpable por haber provocado un aborto recientemente, sino que se trata de realizar una acción opuesta a aquella. Por ejemplo se puede ayudar a alguien a vivir o ayudar a alguien a venir a la encarnación, aunque sea ayudando al otro. En fin, tomar conciencia de qué tipo de acto se llevó a cabo para obrar de manera contraria para que aquel acto quede equilibrado, actos de amor a la vida, actos en beneficio de la vida propia o de otros. Todo esto hace que el aborto provocado anteriormente vaya equilibrándose.

Reflexionando sobre esto, se puede ver que en los casos en los que el embarazo fue involuntario o en los casos en los cuales el individuo rechaza totalmente aquel ser que está encarnando, se puede consentir a ayudar a esa encarnación y si después de la encarnación continua el rechazo, se puede “donar” a este individuo a alguien que quiera o esté interesado en adoptar un ser, no siendo necesario matarlo. Pero en todos los casos, tanto en los de adopción legal como en el caso de la donación de seres con los cuales ya se sabe previamente que no se va a convivir, deberían ser regulados a través de consultas al Yo Interno y no debería hacerse en forma ligera o superficialmente solo a través de decisiones de la personalidad.

Otra pregunta que muchas personas suelen presentar es respecto a la eutanasia. En el actual estado evolutivo de la humanidad es un estado en el cual todavía no se tiene mucha conciencia de la voluntad del Yo Superior. Difícilmente se puede saber si el Yo Superior ya está orientado hacia la vida en otras dimensiones y si el individuo está viviendo aquí por reflejos mecánicos o por un mecanismo puramente físico. Los médicos no tienen aún una vida meditativa, entonces hoy la eutanasia sería una interferencia, ya que hoy todavía no se tienen las condiciones para interrumpir ese proceso de desencarnación y que facilite la salida del Yo Superior, porque no se conoce la voluntad de este Ser Supremo.

Si se conociera esa voluntad y se supiera que sería una ayuda a la voluntad superior que está decididamente intentando la desencarnación y está encontrando alguna dificultad o si se pudiera percibir que ese Yo Superior está fuera del cuerpo porque ya culminó con su proceso pero que allí hay resistencia o un proceso mecánico del elemental físico, entonces podría ser correcta la eutanasia.

Mas en el futuro cuando los individuos comprometidos en ese proceso meditasen y supiesen cual es el verdadero proceso del Yo Superior, esto podría facilitar y abreviar el sufrimiento del individuo físico. Ese sufrimiento físico puede ser mitigado por todos los medios posibles pero no es posible cortar la existencia del individuo en esta Tierra. Del mismo modo, sería una interferencia detener en el plano físico a quién está desencarnando, es decir, mantener funcionando artificialmente a un cuerpo físico, porque eso significaría una acción contraria al movimiento natural e interno del Yo espiritual, que sería el de desencarnar en aquel momento.

Dentro de este texto se puede hacer referencia también a la donación de órganos, aquella que se realiza después de la desencarnación del individuo. Donar los órganos o recibir una donación de órganos es una cuestión estrictamente individual y solo se puede hablar de ello en forma genérica. Cada individuo debe saber dentro de sí, si debe donar o recibir un órgano donado de quién haya desencarnado.

Cuando el Yo Superior encarna, lleva muchos años para adaptarse al cuerpo físico que fue organizado para él. Entonces cuando hacemos un transplante de un órgano físico, cuando se introduce un órgano de otro cuerpo al cuerpo del individuo, el Yo espiritual tiene que rehacer ese proceso de adaptación. En los casos en que hubiese una interferencia, en los casos en los que el transplante no debiera haberse realizado, entonces el Yo espiritual rechaza este órgano.

Cuando la medicina llegue a otra etapa de su desarrollo y sea más intuitiva de lo que es hoy, estos temas no serán motivo de conflicto ni de dudas. Uno de los cambios que más facilita esta transición llamada muerte, es que los actos y la forma egoísta de vivir en función del ego humano se orienten hacia una actitud y una vida de carácter más altruista y que contemple el bien del mayor número posible de seres, incluso de otros reinos de la naturaleza.

Durante toda la encarnación, cuando el ser humano siente, piensa y actúa en función de su propio bien y de su proceso evolutivo, estará cada vez más identificado con esos cuerpos y esas dimensiones que abandonará durante el proceso de transición. Cada vez que el ser humano sienta, piense y actúe en función del beneficio de los grupos de la humanidad como un todo, equivale a no identificarse con el lado material y eso influirá en los momentos finales de la encarnación. El ser puede reflexionar acerca de si espera algo a cambio cuando hace algo por el otro. Si está siendo egoísta o si está siendo altruista, si está dejando libre a los demás para que decidan y resuelvan sus asuntos o si está manipulando asuntos ajenos, si está controlando a las personas o si está determinando hechos negativos en la vida de otros.

Estas reflexiones ayudan a que el ser se vaya elevando física y etéricamente, y esto hace que el desprendimiento en los momentos de transición al final de la encarnación sea más simple. Estando la energía del individuo polarizada en las partes superiores del cuerpo, el desprendimiento físico y etérico es simple. Estando todos los sentimientos humanos dirigidos hacia el altruismo, el desprendimiento del cuerpo emocional luego de la desencarnación física, también es simple, y estando la conciencia polarizada en el servicio altruista, la voluntad mental dirigida a dejar a todos los seres libres torna muy simple la salida del cuerpo mental y así este proceso de desencarnación sucede sin dificultades.


Agregar comentario

A proposito De La Doctrina Secreta Ascensional

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


-Descargue el Audio de esta Lectura 

La doctrina secreta ascensional es la continuación de la anterior obra “La Doctrina Secreta”, la cual fue traída a la manifestación en la Tierra por Madame Blavatsky, con la colaboración de los Maestro Ascendidos Morya, Kuthumi, Saint Germain y El Tibetano, quienes no solamente colaboraron, sino que hasta manifestaron escritos enteros materialmente. La doctrina secreta ascensional es la parte más espiritual de la doctrina secreta. Esta obra estará a cargo de Madame Blavatsky y otros miembros de la jerarquía, como ocurrió en la ocasión anterior. Su información será plasmada en los planos internos, en los registros akáshicos del cuerpo planetario, de manera que a su debido tiempo pueda ser captada por quienes estén capacitados para el manejo de la misma y puedan manifestarlo en el plano físico.

El anuncio del descenso de la doctrina secreta ascensional fue realizado por Oxalc, quien es un “doctor mental confederado”, una jerarquía confederada cuyo origen es Orión. Este ser se encuentra a cargo del proceso de contacto con el planeta Tierra desde hace ya mucho tiempo; él ha acompañado las instancias más importantes del planeta y ha pasado por la experiencia humana para poder comprender de manera más optima el proceso humano en el planeta y poder asistir a la humanidad de una mejor manera.

Un doctor mental es una jerarquía instruida durante largo tiempo en lo referido al desarrollo de todo lo relacionado a las capacidades extra sensoriales, como lo es la telepatía y otras capacidades de esta índole, que las criaturas de un universo puedan llegar a desenvolver. Él manifiesta, para darnos una idea de la instrucción que ha recibido, su adiestramiento con respecto a estos temas, es comparado a una carrera universitaria de cien años nuestros en telepatía y en desarrollo extra sensorial y mental. Forma parte de la denominada confederación, conocida como la Confederación de Mundos Evolucionados de la Galaxia, que forma parte del Gran Consejo de la Estrella, este es el gobierno universal.

Este universo local, al cual nosotros pertenecemos, está compuesto por nueve galaxias. Andrómeda, es la galaxia que se encuentra en el centro, es una galaxia espiralada de gran tamaño y las otras ocho galaxias circulan a su alrededor, una de esas galaxias que circula alrededor de Andrómeda, es la Vía Láctea. Nuestro sistema solar se encuentra en uno de los extremos más externos de los tres brazos de la Vía Láctea.

La confederación, denominada la Gran Hermandad de la Estrella, es el conjunto de conciencias evolutivas que sirven al plan evolutivo del Creador. Alineados con las fuerzas de la luz trabajan para el logro del desarrollo del amor a nivel universal. La Gran Hermandad de la Estrella ha sido representada, en los grandes movimientos espirituales en el planeta, por la Estrella de seis puntas con un triangulo con el vértice apuntando hacia abajo, el cual representa el plano espiritual descendiendo hacia el universo material y otro triangulo con el vértice hacia arriba, representando el universo de la materia ascendiendo al plano espiritual, uniéndose ambos en perfecta armonía y sintonía a través del plano mental. Esta es la estrella de seis puntas, la estrella confederada. Es así que el Rey David quien era un contactado, percibía la estrella en sus meditaciones y por eso la adoptó como el estandarte de su pueblo; a partir de ese momento es conocida en la Tierra como la Estrella de David, pero en realidad es un símbolo confederado, el cual las jerarquías utilizan como señal de representación en los planos más densos de la creación. Las jerarquías, al comunicarse con la humanidad, manifiestan la presentación de este patrón como clave y señal de identificación, esta señal indica el contacto con un ser confederado. También es un símbolo de protección eficaz, ya que las fuerzas que trabajan para la oscuridad, son repelidas en cierta forma, por la emanación vibracional que irradia el mismo.

Oxalc es un ser mental altamente desarrollado el cual vibra en la 6º dimensión de conciencia. Trabaja para la humanidad trayendo información al planeta, custodiando el proceso humano y asistiendo en el paso evolutivo de la humanidad.

Todos pertenecemos a la confederación ya que las jerarquías intraterrenas del planeta, los retiros y centro planetarios, también forman parte de la confederación, solo que éstas tienen una misión dentro del planeta. Básicamente todas las jerarquías manifestadas forman parte de la confederación, al igual que los seres humanos que trabajan para la luz. Se espera que cada vez más conscientemente los seres humanos logren el aspecto operativo de la superficie y contactados por las jerarquías, puedan llevar adelante el plan que les corresponde en la superficie planetaria.

Según Blavatsky el hombre necesita de la doctrina secreta, ya que esta información tiene la intención de transformar tanto nuestro cuerpo físico, como el mental, el astral y el alma. Cuando Blavatsky habla del alma a veces quiere decir monada, y cuando habla de la monada quiere decir alma, esto mismo también lo hace con otras cosas, como cuando hablaba de las constelaciones o de las estrellas, esto lo hacía para que solo entendieran el mensaje los que eran capaces de hacerlo, ella desviaba la atención de aquellos que no deberían entender, esta es una técnica que siempre usó y que se hace evidente en las obras de Blavatsky. El que tenga ojos para ver que vea y el que tenga oídos para escuchar que escuche.

La doctrina secreta ascensional es la reunión de registros concentrados y disponibles en el Akasha planetario, donde se guardan los archivos cósmicos para el planeta, esto sucede al nivel de la 5º dimensión, formando parte de los registros o archivos de la Santa Alianza. Según Blavatsky, estos archivos significan el aspecto material de Dios. Esta información solo puede ser alcanzada a través del conocimiento, el amor y la sabiduría, su comprensión no puede ser lograda por medio del intelecto. El conocimiento es aquella información que llega a la conciencia quedando disponible para su implementación; la sabiduría es poder vivir al 100 % ese conocimiento. Esto es algo simple que da una referencia de la diferencia entre conocer y saber, estos son dos aspectos o momentos del desarrollo interno de los seres, en los cuales se plasma una información de manera ordenada en sus conciencias y les permite dar un paso evolutivo. La sabiduría implica que se pueda vivir enteramente ese conocimiento, es ahí cuando el conocimiento se transforma en sabiduría, la cual es sostenida por el amor, el amor al plan, a la vida cósmica, a la verdadera evolución.

El conocimiento de la doctrina secreta ascensional será recibido por unos pocos y de a poco, para que se pueda aplicar por parte de quienes la reciban la debida comprensión, discernimiento y correcta aplicación, lo cual no sucedería si la información fuera descendida toda de una vez. Por lo general las jerarquías dan el conocimiento a unos pocos, a quienes están preparados para recibirlo, una vez que el conocimiento ha sido aplicado correctamente por quienes lo han recibido, es entonces que las jerarquías suministran mas del mismo. Es así que para el descenso de esta doctrina la humanidad debería de haber aplicado algo de la doctrina secreta dada anteriormente en la Tierra, ya que de nada sirve a los seres para su evolución recibir conocimiento si no es capaz de llevarlo a la práctica. Blavatsky dice que actualmente, solo el 10% de la humanidad se encuentra parcialmente en condiciones de recibir este conocimiento, aunque siempre es posible que las condiciones muten para que más personas la reciban o tal vez menos de este porcentaje.

La información de la doctrina se encuentra en los Registros Akáshicos Planetarios. Para canalizarla y descenderla al plano material terrestre existía dentro del Templo de Ives, en Omsará, y dentro de los registros del Disco Solar, esa misma información en códigos. La irradiación de esta información dentro del planeta lo afecta positivamente.

Los discos solares y los retiros intraterrenos son grandes bancos de información de alta calidad que, en la medida en que se entra en contacto con ellos, si se tiene la actitud reverente y amorosa de invocar las energías de estos lugares, nos responderán devolviéndonos sus códigos lumínicos, los cuales comenzarán a ingresar en nuestros planos sutiles, preparando así nuestros vehículos para los siguientes pasos evolutivos.

A medida que las conciencias se desarrollan, alcanzan los planos monódicos y reúnen sus siete monadas en el proceso evolutivo, logran adquirir la condición para poder instruir a otras conciencias que están comenzando su sendero evolutivo. A estos instructores se los denomina Maestros Ascendidos, ellos laboran en el ámbito planetario desde la 4º y 5º dimensión, tienen como tarea instruir a quienes fueron sus pares en otros tiempos. De esta forma, cada vez que uno de sus discípulos asciende, ellos también avanzan en su sendero evolutivo. Blavatsky dice que en este periodo de ascensión del planeta muchos seres encarnados están a punto de dar el paso hacia los mundos internos, generando así un gran cambio y reestructuración de tareas en los planos más evolucionados. Para ellos y los maestros ascendidos el camino evolutivo que es infinito, puede compararse a una escalera en la cual cada vez que alguien avanza un escalón, el otro tiene la posibilidad de avanzar junto con él. La base de la evolución como también la clave y esencia es la entrega al plan, la entrega total que permite a los seres abrir la puerta a todos los conocimientos espirituales superiores y adquirir la sabiduría que lo impulse en la carrera evolutiva.

Nada está fuera del cálculo de la matemática espiritual de la cual toda la humanidad permanece ignorante, debido a la complejidad del la misma y el estado evolutivo actual del ser humano. Nuestra galaxia de la Vía Láctea está dividida en 24 cuadrantes, en los cuales en cada uno rige uno de los 24 Ancianos, así nuestro planeta está dividido en 777 cuadrantes. Según la información transmitida por los Hermanos Mayores, el proyecto genético de la Tierra aspira a que el ser humano pueda alcanzar la 7º dimensión física, la 7º dimensión en el plano mental cósmico, como también aspira a ascender 7 dimensiones en el plano espiritual. Esta es la analogía matemática de los tres sietes, el 777, debido a esto es conocido en algunas escuelas como el numero de la perfección. De estos 777 cuadrantes, existen 77 colonias de seres agrupados monádicamente. Las colonias representan 77 linajes diferentes. Tanto las colonias como los linajes, son regidos por 77 jerarquías, cada una responsable de la colonia a la cual está a cargo, e imprime a esa colonia su energía y su instrucción. Entre las jerarquías asignadas a esta tarea se encuentran, los 9 de Andrómeda, quienes son los seres que gobiernan nuestro universo local, las grandes nueve galaxias que lo componen. Están los 24 Ancianos y los 12 Menores de Morlen. Morlen es lo que se conoce como la luna de Júpiter, Ganimedes, que en realidad para la confederación es una estrella desde el punto de vista evolutivo, ya que allí existe el consejo de la confederación de mundos evolucionados de nuestra galaxia; aquí tiene su sede el gobierno de nuestra galaxia, el cual hace unos treinta mil años, se traslado de una de las estrellas de Orión hacia una de las lunas de Júpiter, Ganimedes, con la intención de poder observar más de cerca el proyecto genético de la Tierra y su desarrollo Crístico evolutivo. Esta estrella está gobernada por un conjunto de seres, llamados los 12 Menores de Morlen, entre los cuales hay un ser humano de nombre Juaquel, quien en una de sus encarnaciones en la Tierra fue conocido como Moisés. Él es una de las doce jerarquías que gobierna esta luna-estrella, donde se desarrollan asuntos muy importantes para el proceso evolutivo planetario. Existe también, en el centro del Sol Central, el Consejo de Ionistas, ellos también trabajan con los cuadrantes del planeta y sus linajes. Uno de los 77 linajes del planeta es regido por Sananda, él organiza a ese grupo de monadas. Este es parte del inmenso sistema de organización del planeta, esta información está siendo dispensada cada vez más por nuestros hermanos mayores del cosmos, para que el hombre pueda tomar conciencia y empezar a aspirar hacia la vida cósmica.

Existen grupos en el planeta encargados de recibir toda esta información de nuestros hermanos superiores, ellos a través del conocimiento interior pueden tener acceso a esta información. Todo este trabajo forma parte del proceso de cristificación. Cristificarse es lograr la unidad con la conciencia universal crística representada por Sananda. Para poder lograr este proceso es necesario vaciarse totalmente de uno mismo para dar lugar así, a que su conciencia y su energía pueda ingresar transformándonos en instrumentos universales, como lo han hecho otros seres, quienes a través de su experiencia con el ejemplo, nos han mostrado como lograrlo, este es el caso de San Francisco de Asís, Padre Pio. Ellos atravesaron y lograron el proceso de cristificación convirtiéndose en instrumentos del plan, esto es lo que se comprende por cristificación, lo cual dista mucho de la idea de ser un mártir, ya que Jesús paso por esa experiencia para que nadie más tenga que pasar por ella. Blavatsky expresa que en el proceso de cristificación el hombre puede lograr apenas ser las sandalias de Jesús, porque Sananda hay uno solo, porque su proceso es un poco diferente al de cualquier otro ya que su misión en el planeta fue la de abrir la puerta para que la energía crística pudiera ingresar. La humanidad vivirá un proceso de cristificación colectiva, en el cual muchos seres lo alcanzaran creando así la condición para que las energías inmateriales de los rayos inmateriales puedan ingresar al planeta, a través de esos canales, convirtiéndolos en instrumentos universales para el cumplimiento del plan, esto es lo que se comprende como cristificación al nivel de la humanidad.

Es fundamental no crear obstáculos en el desarrollo de la intuición, ya que la intuición facilita la canalización de los rayos inmateriales. Un gran obstáculo para este desarrollo es el excesivo uso del pensamiento, uno debe poner límites a esta tendencia. Permanecer en silencio para lograr la quietud mental y establecer un mayor contacto a nivel interior con el alma, facilita el desarrollo de la intuición, ya que el alma es la que gobierna este sentido; no establecer contacto con el alma dificulta de gran manera este desarrollo, el alma sintoniza nuestro canal intuitivo. Todo el ajetreo y desarmonía circundante de la vida cotidiana, dificulta mucho el trabajo con la intuición. Todas las personas han tenido en algún momento la sensación de saber y sentir lo que tienen que hacer, pero en el instante de percibir esta sensación aparece la voz mental, lógica y razonable para contradecir a la Voz Interior, es así que se pierde la oportunidad de dejarse guiar por la intuición. Cuanto más vacio de si mismo se encuentra uno, cuanto más comprometidos con la evolución propia y sobre todo con el plan de rescate planetario, mejores posibilidades de acceder al proceso del alma existen, logrando así también una mayor sintonía del alma con el canal intuitivo que todos tenemos. Es preciso prestarle atención a este canal, el cual todos sabemos que funciona porque todos han tenido alguna experiencia intuitiva, solo que a veces el aviso de la intuición nos saca de lo que para la razón es aparentemente lógico o cómodamente organizado y controlado por uno. Es solo cuestión de experimentar, pero es hora de que a través de la intuición pueda uno colocarse en una mejor posición logrando así el acceso a la información que de este modo empieza a descender, ya que la mente lineal no posee recursos reales para comprender determinadas cosas. Al no sintonizar con otro aspecto del ser, la información no puede siquiera comprenderse, podría suceder que al leer o estudiar algo, a los cinco minutos transcurridos, llegar a considerar que es aburrido o muy complicado, o no tiene ningún interés o no comprender su beneficio, esto se debe a que la mente lineal concreta no posee recursos para decodificar la información recibida. Es así que la mente, automáticamente, lo deja de lado. Para poder establecer un vínculo con algunas de las cosas que van a quedar disponibles es necesario sintonizarse desde el alma para que, de este modo, la intuición comience a sentir, a decodificar y atraer hacia el corazón y la conciencia la información, haciendo posible poder sentir, percibir y experimentar. Esto va mucho más allá del proceso de pensamiento o del hecho de recibir o asimilar mucha información.

Tenemos conocimiento de los 7 primeros rayos y en esta nueva obra se habla de los rayos inmateriales. La intuición canaliza los rayos inmateriales, éstos traen la posibilidad de que los cuerpos puedan acceder y sumergirse en otras dimensiones completamente diferentes, donde la vida que vive la jerarquía está disponible para todos. La única condición para poder vivir los rayos inmateriales es la entrega. El Maestro Akiuk establece que para poder comprender verdaderamente la palabra entrega se deben vivir primero otras dos palabras: Renuncia y Sacrificio. Estas dos palabras están más relacionadas al concepto que tiene la palabra entrega para las jerarquías, es decir, los hombres captan el significado de estas dos, como las jerarquías la primera. Muchas personas dicen estar entregadas, teniendo un mal concepto del significado de esta palabra, no quieren escuchar nada con respecto a llevar adelante un cambio en ellos mismos o realizar algún sacrificio respecto al comportamiento involutivo. El verdadero significado de la entrega abarca la renuncia, el sacrificio y vaciarse de uno mismo, porque de otro modo, las energías inmateriales no pueden descender a través de un canal. No todas las personas podrán canalizar las energías inmateriales, para esta tarea, un grupo de monadas emprenderá el vaciamiento de sí mismos y de esta manera los rayos inmateriales podrán descender alcanzando la superficie planetaria. Así todos podrán ser permeados por estas energías. Esto es necesario debido a que el planeta necesita dar un paso en la evolución, el vive desde siempre los rayos materiales, a través de ellos se organiza, pero para dar el paso ascensional debe experimentarlos. Para que estas energías puedan ingresar, es necesaria la apertura de los canales los cuales deberán estar vacíos y predispuestos para la recepción. Nuestros guías y Maestros, los que nos muestran el camino han pasado antes por este proceso, ellos se abrieron y se vaciaron por completo de ellos mismos para empezar a canalizar algunos rayos inmateriales, esto los llevo por el camino de la cristificación. Ahora es necesario que la humanidad se oferte a esa entrega, a la renuncia, al vacio de sí mismo para que los rayos inmateriales que están llegando al planeta cumplan su función en el proceso evolutivo que tienen designado. El planeta va a canalizar de todos modos estos rayos, pero necesita encontrar conciencias disponibles para organizar el paso evolutivo que va a dar. Todos somos parte de este plan, debido a que ya somos conscientes y tenemos la información es obligación de los seres conscientes del plan el esforzarse por crear esta condición.

El desarrollo del alma a través de su experiencia encarnada y el servicio que prestan las jerarquías en estos tiempos, todas las herramientas que son concedidas para la evolución, es realizado para que el hombre realmente pueda trascender y logre unirse a su monada. Así el alma tendrá la posibilidad, junto a su monada, de unirse a sus otras seis monadas, alcanzando de este modo un paso hacia el logro del proceso de avatar, algo que no se logra en el transcurso de una sola encarnación teniendo en cuenta la lentitud del hombre para acatar las leyes divinas. Pero existe en este momento especial evolutivo del planeta, la posibilidad de que algunas conciencias, algunas almas, puedan fundirse con su monada a través de su proceso de entrega en el camino de ascensión, reuniendo a las otras seis y pudiendo dar un paso más allá, un paso que no ha alcanzado el hasta el momento. El momento particular que atraviesa el planeta nos da grandes posibilidades a todos, como humanidad, de dar un paso que en otro momento hubiera sido muy diferente y mucho más lento. Para aprovechar esta oportunidad la humanidad debe animarse a vivir estos procesos conscientemente, cualquier ser de esta humanidad o cualquier grupo que logre alcanzar este proceso, debe tener bien claro de que lo está haciendo en nombre de todos, porque todos damos el salto evolutivo, la humanidad como humanidad da este salto evolutivo, no solo ese grupo de monadas, esto es lo más importante de todo. El grupo o ser que logre este proceso no lo hace con un objetivo individual, sino que lleva esto adelante para ser la puerta para el conjunto humano, por eso es muy importante que todos colaboren, porque en el caso de no vivir directamente estos procesos es muy importante, al menos, apoyarlo, ya que todos formamos parte de esta tarea. Debe ser desprogramada la cristalización del individualismo humano, ya que el que algunos no sean protagonistas no quiere decir en ningún sentido que estén fuera. Cada vez que apoyamos internamente o colaboramos con alguno de estos procesos formamos parte de él, eso es lo que la conciencia de la humanidad debe empezar a activar, a despertar y abrirse para comenzar a vivir estos nuevos patrones, para ser la puerta del logro de la nueva raza, para la cual todos están trabajando.

Sin importar las razas, todo aquel que tenga la oportunidad de vivir su entrega, de vivenciar el vacio de sí mismo y su oferta al plan, nada importa el que sea alto, bajo, negro, blanco, amarillo, si es rico, pobre, si es sano o enfermo, esas son coordenadas mentales concretas de la humanidad, no tienen nada que ver con la realidad, es muy importante que esto esté presente en el conocimiento de todos.

Blavatsky transmite que es importante formar grupos de contacto. Las jerarquías tienen metas a alcanzar para nosotros, nos proponen metas para que la humanidad colabore con el proceso planetario y universal, porque aunque el ser humano no lo comprenda en su amplitud, hay muchas experiencias humanas que las jerarquías llevan a otras estrellas como ejemplo, como instrucción. Uno podría preguntarse, ¿Qué ejemplo podría dar la humanidad como instrucción para otras estrellas? El ser humano tiene una característica casi única en este universo y es que es impredecible, el hombre puede tener los pensamientos y sentimientos más ruines y a la vez los más amorosos y los más colaboradores, en esas polaridades, en esos extremos se mueve toda la conciencia humana y todo el aprendizaje humano. No está mal que pretendan formar grupos de contacto, lo peligroso es lo que los individuos hagan con esto, o en que quieren convertir un grupo de contacto. Primero debe ser un grupo de servicio que no espere nada para sí mismo, que no tenga nada que ganar ni que perder, que no aspire a nada, que trabaje en el vacio de sí y en la entrega, que intente desprogramarse, desapegarse de la vida común, por que el juego de energías el estrés que conlleva la vida común impide que exista claridad y discernimiento en el proceso de contacto. Por lo tanto, para poder garantizar mínimamente la transmisión de la información, los canales que se ofertan a trabajar como grupo de contacto deberán salir del ámbito de la vida común, de las energías planetarias, porque esto no permite que un canal pueda tener su contacto monádico o un contacto certero con los hermanos mayores, ya que a nivel planetario son muchas las energías en oposición, esto es lo que han transmitido las jerarquías. Es así que ellos intentan que grupos pequeños de seres, grupos que por karma o dharma se han comprometido a trabajar juntos en estos últimos tiempos, puedan vivir estos procesos estando así más presentes. Para algunos puede llegar a ser algo impensable, y decir, ¿Porqué yo, si vivo una vida común, no puedo tener contacto con las jerarquías? Esto es posible, pero no es considerado como un canal que guarda ciertas garantías para que la jerarquía pueda transmitir cierta información. La jerarquía a lo largo de sus experiencias con la civilización, ha podido organizar a los grupos de contacto en tres tipos, el primer tipo es denominado Grupos de Apoyo, éstos son guiados por señales que emiten las jerarquías, apoyan determinados procesos planetarios. El segundo grupo es denominado Grupo de Mediación, que son contactados para la realización de alguna tarea específica en determinado lugar y en determinado tiempo, sirven al plan desde ese lugar en momentos especiales y puntuales. Por último están los que las mismas jerarquías denominan Grupos de Contacto, estos seres viven una vida consagrada únicamente al servicio de las jerarquías, viven ciertas pautas de vida que garantizan el contacto, se someten a vivir un entrenamiento, una formación y una preparación. Los mismos son grupos pequeños, debido al esfuerzo que conlleva el mantenerse desapegado e impersonal, con la mente vacía y disponible las veinticuatro horas del día. En este momento planetario se necesitan canales que puedan brindar ciertas garantías para todos, debido a la gran cantidad de información disponible, existe mucha información que la humanidad interpreta de acuerdo a su situación interior, esto no está mal, porque cada uno hace su mejor esfuerzo, solo que esto no es lo mejor para todos, ya que a veces es muy difícil para alguien que se desarrolla en el mundo de hoy, dentro de la vorágine del día a día, poder mantener un contacto fiel. Es así que nuestra historia, todo lo que conocemos, desde los libros que se estudian en la escuela, son todas interpretaciones de la información que ha existido disponible. Todos los Maestros que ahora se encuentra ascendidos tuvieron que vivir el proceso de vacío de sí mismos para poder ser grandes canales; cuando encarnaron por lo general, en su mayoría, nunca fueron comprendidos por las personas que los rodeaban debido a que vivían en otra frecuencia. Los verdaderos grupos de contacto, que son pocos a nivel mundial, intentan a través de ese vacío de si, de su compromiso, su entrega y de esa preparación ser, primero que nada, un grupo de servicio que sirva a la humanidad para ser el puente entre la jerarquía y toda la humanidad, como tantos que hemos conocido a lo largo de la historia.

María, conocida como la madre de Jesús, es una jerarquía. Su denominación actual es la conciencia conocida como Mainhdra. En su paso por el planeta como María, alcanzó una serie de iniciaciones que la llevaron a vivir un gran paso evolutivo, el cual después siguió desarrollando en otra estrellas, en otras civilizaciones, para el desarrollo a realizar de una tarea a nivel universal. La madre universal es una conciencia, el aspecto femenino de la creación y Mainhdra es quien representa para este universo local, ese aspecto femenino.

En este momento hay algunos retiros intraterrenos que han asumido más funciones, por lo tanto las jerarquías los denominan como centros planetarios o centros de amor, como es el caso del Monte Shasta y muy probablemente en el transcurso de estos tiempos, con tantas mudanzas, muchos retiros asuman más funciones que los conviertan, de alguna manera, en centros planetarios. La connotación del retiro intraterreno no es restrictiva, no es que sea menos, si no que cuenta con funciones diferentes, es como quienes están comprometidos con el plan, cada vez asumimos más tareas, más cosas para hacer, con los retiros y los centros planetarios ocurre lo mismo, por eso de a poco mudan su fisonomía y el alcance de su tarea, esto es lo que a todos nos sucede en el final de los tiempos.


Agregar comentario

Correcto Adormecer Y Correcto Despertar

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


-Descargue el Audio de esta Lectura 

Al acostarnos y prepararnos para dormir, nuestro yo superior prepara todas las energías que están a su disposición en la región del chacra del corazón, y en su periferia queda todo aquello que constituye las fuerzas automáticas del cuerpo físico, pero las fuerzas del yo superior y las energías, son canalizadas y reunidas en el centro cardiaco, para que uno pueda acompañar estos movimientos, se interiorice y parta rumbo a un sueño tranquilo, en dirección a lo profundo junto al yo superior. Para que sea armonioso, todos los pensamientos que están pasando por el cerebro, las cosas que están pasando por la mente, todo esto debe ser transformado en algo mejor, o modificado de manera que todo lo que suceda por nuestra mente, no genere tensión mental o emocional, relajando así nuestra mente y cuerpo físico. Es muy importante la posición en que uno realiza la tarea de relajación, cada uno debe de encontrar la posición que le resulte más favorable, así poco a poco, uno a uno, nuestros vehículos físico, mental y emocional se irán relajando, como también nuestra conciencia sé ira interiorizando, y acompañando el movimiento.

Es muy importante que el último pensamiento antes de dormir, sea un pensamiento positivo, un pensamiento de paz, de armonía y que sea también un reflejo de nuestra aspiración, de nuestra intención de permanecer en el nivel más alto de nuestra conciencia. En este caso habremos hecho realmente todo para tener un buen sueño, habremos hecho todo para atravesar, rápidamente, la zona del cerebro físico, del etérico y también del emocional y astral.

Si todo quedo relajado, si todo fue transformado antes de alcanzar el sueño, tenemos oportunidad de tener un verdadero sueño reparador para el cuerpo físico, el cual quedo relajado y con la mente vacía. Este es el estado mas optimo para entrar en el sueño.

Si en el momento de la relajación, las preocupaciones del día o los hechos del día, comienzan a venir a la mente, se puede utilizar el recurso de recapitulación de los sucesos del día, empezando por la cena y continuando así hasta retroceder al momento en que nos despertamos por la mañana, es muy importante realizar la recapitulación sin envolverse con nada de lo sucedido en el día, como si se estuviese viendo una película a la inversa. El efecto práctico de este ejercicio, es que todo lo transcurrido en el día se graba en el cerebro y en el cuerpo mental, como si fueran capítulos que se imprimen en un filme, la recapitulación a la inversa, con mucha imparcialidad, equivale a desenrollar ese filme, liberando así el mecanismo de los recuerdos. Muchas personas al hacer el recorrido inverso de los hechos, se duermen en medio de la recapitulación, pero esto no tiene importancia, siempre y cuando se halla tenido la intención de hacer el ejercicio, ya que a partir del momento en que el trabajo comienza, la intención se proyecta dentro del sueño, y a veces dentro del mismo sueño la persona puede soñar el trabajo de recapitulación a la inversa, esto demuestra el efecto de la última intención antes de dormir, afectando el plano subjetivo de la mente.

El momento de despertar, también es muy importante, ya que uno generalmente recapitula lo sucedido durante la noche, en mayor medida quienes les es natural soñar, recordar y recapitular los sueños.

Por la mañana en el momento en el que uno percibe que se esta despertando, existe un momento de percepción muy corto, en este momento se debe tener atención de no ocupar la mente con las ocupaciones y preocupaciones del nuevo día, no ocuparla en nada de lo que debemos hacer en este nuevo día, en ese momento, cuando tomamos conciencia de que nos estamos despertando, debemos procurar no pensar en nada, no atraer ningún pensamiento en ese momento, si en este momento permanecemos en silencio, tranquilos, en quietud, sin pensar en nada, percibiremos que estamos observando al cuerpo que despierta. Así es como terminamos de despertarnos con esa conciencia, por lo tanto es importante no mover el cuerpo, principalmente, la cabeza, ya que cualquier movimiento realizado con el cuerpo físico induce a la desaparición de la conciencia del sueño, principalmente, al mover la cabeza. En el momento de despertar es necesario tener la voluntad de permanecer en quietud física, mental y emocional, de este modo permaneciendo completamente despierto y en quietud, hay una mayor probabilidad de observar, si viene a la memoria el recuerdo del sueño, de ese descanso. Si se recuerda solo una parte del sueño, debemos mantener esa parte muy presente, para que esta, atraiga a las otras partes del sueño, hasta reconstruirlo todo. Si recordáramos solo la parte final, es mejor no querer recordar como comenzó, sino, ir retrocediendo, hasta recordar el comienzo. A veces después de despertar en paz y quietud, el sueño puede emerger entero, en este caso no es necesario hacer la recapitulación del sueño. Aun después de haber recordado el sueño por completo, sigue siendo muy importante permanecer en quietud y no realizar ningún movimiento brusco, ya que se podría perder parte del sueño o por completo, tampoco debemos preocuparnos por si no recordamos ninguna parte del sueño o si solo recordamos un fragmento ya que todo debe realizarse en calma sin ponerse nervioso, debido a que a veces no todo el sueño completo es positivo para nuestro trabajo, es como si tuviésemos un mecanismo inteligente, es como si la conciencia de nuestro cuerpo y de nuestro yo superior, le diera a la memoria, solo aquella parte del sueño que realmente tiene un significado simbólico, aquella parte que nos aporta una enseñanza, por que a veces el resto del sueño, puede ser una mezcla, de algo que no tenga interés para nuestra evolución.

Una vez que tenemos el recuerdo del sueño o una parte de él completamente plasmado, en armonía y con pleno cuidado, debemos proceder a plasmarlo en un papel. Algunas personas, cuando se sientan en la cama para escribir, pierden todo recuerdo, para esto es aconsejable tener un anotador y un bolígrafo a mano, y tomar la costumbre de anotar de forma resumida y evitar al máximo perder los detalles importantes, después de anotar las cosas básicas, o el sueño entero, podemos repasar o tratar de recordar un segundo sueño, si es que este viene a la memoria. Si uno no esta muy seguro de haber recordado todo, si pensamos que no recordamos bien, o que algo fue desvirtuado, si no recuerda bien o esta en duda, no debe preocuparse por ello, en este momento podemos recapitular de nuevo, basándonos en las anotaciones. Si no llegásemos a recordar después de la practica, después de habernos levantado, debemos sostener, en calma, sin preocuparnos, la intención de recordar, estando receptivos y dispuestos, para eventualmente recibir algún mensaje, ya que esta intención, trabajara durante el día, mientras estemos haciendo otra cosa, sosteniendo esta intención, puede ocurrir que de repente recordemos un sueño o un detalle importante, esto, es bastante frecuente, como también que se recuerde un sueño que tuvo mucho tiempo atrás, ya que este material no se pierde de la conciencia. Debido a esto uno debe sostener constantemente la intención de recordar con actitud positiva, dándose así la oportunidad de que en cualquier momento. Los sucesos o las actividades extra corpóreas o la actividad de nuestros vehículos superiores, no se plasman en la conciencia en el momento mismo de la actividad, si no que son grabadas en el momento en el que despertamos, debido a esto no puede confiarse en el orden cronológico de estas actividades.

Cuando el cuerpo comienza a dormir, en las primeras dos o tres horas, la conciencia, esta atravesando exactamente, la zona etérica, atraviesa la zona física e ingresa en la zona emocional, por lo tanto, los sueños de las dos o tres primeras horas, tienen menos valor simbólico, allí emergen las proyecciones, o restos de lo sucedido durante el día, son las proyecciones absorbidas durante el día que comienzan a soltarse en este momento, entonces uno entra en contacto con eso, o con influencias del emocional o del mental colectivo, que penetraron en nuestra aura. A partir de este periodo de dos o tres horas, la conciencia, comienza a profundizar y los sueños empiezan a tener mas valor, hasta que la conciencia, llega hasta el fondo del inconsciente, en este momento ingresamos en lo que se denomina, el sueño profundo, en este estado de la conciencia suceden cosas muy esenciales con nosotros, somos re energizados y entramos en contacto con nuestro mundo mas interno, nuestra realidad interna, de la cual extraemos toda la energía para sobrellevar el día siguiente, si no alcanzásemos el sueño profundo, no obtendríamos la energía suficiente para sostener nuestra vida, es necesario alcanzar el sueño profundo, para que en esos breves momentos, podamos recoger la energía suficiente para sostenernos. La continuidad de nuestra vida, no depende de cosas externas, en realidad depende de esto, de la energía que vamos buscar en estos momentos en los que nuestra conciencia ingresa al sueño profundo. Después de un sueño profundo, puede ingresarse a otro tipo de sueño, por que el primer periodo de sueño es una etapa de recogimiento, aquí comienza otra experiencia, comienza otro movimiento. Salimos de lo profundo del sueño y estamos volviendo hacia fuera, trayendo la experiencia y sus resultados. Al regresar del sueño profundo, la conciencia atraviesa de nuevo el plano mental, el astral y luego el etérico, hasta que, en la mañana, volvemos a la conciencia física. Es muy importante, lograr que el cuerpo mental, emocional y etérico se hayan adormecido relajadamente, no solo para llegar más rápidamente al sueño profundo, si no también, para que al volver de este, las impresiones encuentren estos niveles limpios, relajados y en armonía.

Cuando la información se imprime en el mental y en el emocional se usa el material que se encuentra allí, de manera que cuando la experiencia interior es traída, utiliza el material que ya se encuentra en la mente, todo lo que este registro y vivió durante la presente encarnación, utilizara el material al cual la mente esta adecuada, incluido el contexto cultural y social, de la misma forma, actúa con el material contenido en el vehículo emocional, y finalmente, ocurre lo mismo con el material del etérico. El cuerpo etérico, puede darle mas cuerpo a estas impresiones, puede hacerlas mas reales, y si el cerebro físico, durmió bien, existen condiciones mas optimas para que la información se plasme en este, aun así, aunque no todo se haya grabado en el cerebro, aunque uno no sea consiente, todo este movimiento sucedió en los niveles internos, en el plano astral, en el plano mental, en el plano etérico, en el plano profundo. Es así que un sueño profundo, aunque uno, no sea consciente al despertar, repercute, y produce muchos resultados, así, nuestro ser se vale de esto, aun cuando de esto no tengamos conciencia. Al despertar por la mañana, habremos de recibir los beneficios de esta experiencia, principalmente, si el sueño profundo fue muy provechoso y aun más provechoso será sí el yo consciente, logra tomar conciencia de la experiencia, ya que en este caso, la personalidad puede trabajarse mejor, de este modo la personalidad externa, puede asumir realmente estos mensajes y que no solo actúen en el nivel subconsciente.

Puede también suceder que por la mañana al despertar, recibamos instrucción sobre lo que debe realizarse con respecto a alguna situación a resolver que hayamos tenido durante el día o en el transcurso de nuestra vida. Quien tenga la tendencia a tener este tipo de manifestación, lo mejor, para que esto se desenvuelva, es que al advertir que estamos ante una determinada situación a resolver, podemos enunciar claramente esto, entregándolo enteramente al inconsciente, como si depositásemos el problema en el interior. A partir de la entrega de la situación al nivel inconsciente, no debemos pensar más en la misma, de esta manera este mecanismo se desarrolla, y se libera la mente de la tensión del problema, y la solución surge por la mañana, resuelta a través de este mecanismo, ejecutado por la realidad superior interna. Existe un momento durante el día, llamado siesta, en estos momentos, puede realizarse este mismo trabajo, aunque a menor escala, durante este periodo pueden también enunciar estas cuestiones, entregándolas al interior, a modo de preguntas o enunciando la situación a resolver.

Es bueno tener un horario básico para dormir, ya que establecer un ritmo es un beneficio y facilita el proceso.

Cuando el sueño es interrumpido de manera brusca, ya sea, por un despertador, o por alguna acción externa, la conciencia tiene que regresar bruscamente al cuerpo, y esto prácticamente anula la posibilidad de recordar y de realizar el trabajo de manera ordenada.

Se usa el despertador, debido a la ignorancia de la posesión de una conciencia que nos atiende, si se lo pedimos, ya que nuestros vehículos superiores, no duermen en toda la noche, permaneciendo en actividad, si pidiéramos a la conciencia que nos despertara a determinada hora, la conciencia despertaría al cuerpo físico, aventajando en gran manera los beneficios del uso del despertador, que desarmoniza nuestro primer estado consciente, en la realidad física, obligándonos a un proceso mas extenso de alineación de nuestros vehículos.

Cuando alguien nos pide que lo despertemos, cuando hay un motivo por el cual debemos despertar a alguien, esto debe realizarse con cierto cuidado, recordando que la conciencia del individuo, se encuentra, fuera del cuerpo, debido a esto es prudente despertar a la persona de forma que la conciencia ingrese gradualmente al cuerpo.

Todo o gran parte de lo que uno realiza en el momento previo de irse a dormir, como, por ejemplo, sentarse frente al televisor a mirar un noticiario, o un programa de televisión, todo esto es trasladado hacia el sueño, y no solo este material entra en el sueño, sino que uno se conecta con aquella cualidad mental, con ese nivel mental que absorbemos. Supongamos, que entes de ir a dormir, miramos la televisión, leemos algún libro o tenemos una conversación antes de dormir, inmediatamente después de quedarnos dormidos, nos sintonizamos, en nuestros sueños, con aquella cualidad, con aquel patrón vibracional, ya sea en el mental, en el emocional, o en el etérico. Entonces es muy importante lo que realizamos antes de ir a dormir, si seleccionamos cuidadosamente, las energías con que tengamos contacto en el momento previo a irnos a dormir, eligiendo aquellas que nos provocan el estado de paz, armonía, o felicidad, de este modo al ingresar al estado de sueño llevaremos estas energías con nosotros y coligaremos una experiencia relacionada con las energías que llevamos.

Los niveles, hacia donde uno va durante el sueño y lo que sucede, es algo que uno debe entregar al yo superior, ya que es el ser superior, quien impulsa la conciencia hacia aquel lugar, es el ser superior, quien reúne las energías y las lleva a la región cardiaca, es el quien nos dirige en estas experiencias

Agregar comentario

Monte Shasta – 1ra Parte

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

-Descargue el Audio de esta Lectura 

Un grupo de trabajo, fue invitado por las jerarquías a visitar el Monte Shasta. Éste ya está convertido en un centro planetario. Han ido al pie de esta gran montaña blanca con nieves eternas. Un lugar privilegiado en el Norte del estado de California en los EE.UU, donde se vive la vida del interior, con ciudades tranquilas, en una hermosura exuberante de la naturaleza, donde los pinos son los regentes del lugar. Realmente un paraíso aparentemente alejado de todo el ruido infernal de las grandes ciudades.

Las jerarquías dicen, que para podernos conectar con el Monte Shasta, existen claves que ellos van entregando para poder tomar contacto con el retiro y con todo lo que el retiro nos puede proporcionar, como información y como posibilidad de trabajo interno, para que nuestras almas puedan dar los pasos que necesitan dar en estos tiempos, como ha sido el patrón de cada uno de los retiros. Cada vez que se recibe información de un retiro, hay algo que es constante. Lo que la hermandad nos brinda, son claves de trabajo para que podamos dar pasos en nuestra evolución. Estas claves están disponibles para todos. Son ejercicios simples, la sintonía del corazón basta. Es tan perfecto y tan maravilloso. Es muy sencillo de realizar. Tenemos la información disponible en este formato, Cds y lecturas para conectarnos una y otra vez, para sintonizarnos con esa vibración e introducirnos dentro de los retiros para poder compartir todo lo que sucede en el interior de la tierra y todo lo que ignoramos que las jerarquías hacen para que podamos dar los pasos necesarios en este final de los tiempos.

La 1er clave de activación de la conciencia del retiro de Monte Shasta se denomina Shastay, que significa Senda de Dios en el hombre. A través de esta palabra, nos conectamos con la conciencia de Monte Shasta. Es una clave que fue sintonizada por las colonias madres indígenas y a través de esa sintonía ellos alcanzaron el contacto con el Monte. Es una sintonía que pretende activar nuestra parte institucional. Shastay es la convocatoria al retiro y al reino de Monte Shasta para que ingrese a nuestras 7 dimensiones, como seres humanos e ingresa a través de la sintonía del centro cardíaco.

El reino de Monte Shasta es la concentración universal de la luz intraterrena, o el motor de luz que sustenta, como coronario los funcionamientos de los restantes retiros intraterrenos en América. Esto significa que Monte Shasta trabaja como trabajaría nuestro coronario. Por allí ingresa la energía cósmica hacia todos los demás retiros intraterrenos. Es el que canaliza del cosmos las energías polares que comparte con el retiro de Cayona en la Antártida. Cayona y Monte Shasta forman lo que denominamos la balanza cósmica, que es el equilibrio que generan ambos retiros para toda la red del tiempo. Para que ese equilibrio se dé en los trece discos solares, Cayona y Monte Shasta representan lo que se denominan, ejes mayores en el planeta.

Que un retiro sea un eje mayor, significa que posibilita, la ampliación y el fluido de las energías intraterrenas, en los diferentes túneles del mundo interno. Cayona es un retiro muy importante que crea una condición para el ser humano muy favorable, para poder trascender algunas situaciones de la vida material. Monte Shasta es su polaridad. Entre los dos generan un eje planetario de energía cósmica y telúrica que sostiene a nuestro planeta. Permite que las energías que fluyen dentro de los retiros intraterrenos lo hagan con facilidad y alimenten a todo el resto de la red del tiempo.

El disco solar Emanashí, dentro de Monte Shasta, en el retiro de Shasta, se forma por la integración de tres bases. Dos en los mundos intraterrenos y una en los altos de la montaña. En lo alto de la montaña existe una de las bases. En la base de la montaña, en el mundo intraterreno existen las otras dos, formando la triangulación, que también tiene una clave a la cual podemos acceder. Al sintonizarnos con esa clave, nos sintonizamos con las tres bases que tienen un funcionamiento muy especial que trabaja con los cuerpos sutiles de todos los seres humanos que se conectan con ella.

Esa triangulación es llamada por los mayores Shastiuk. Es una vibración que se puede trabajar como una clave para poder acceder a esas tres bases de la triangulación. Hermanos que formaron parte de este mundo tridimensional y otros hermanos que vienen de las estrellas, se reúnen para el funcionamiento de las bases como laboratorios, que son campos distintos de actuación desde el nivel de la conciencia. Ellos trabajan en esas bases tratando de vivir experiencias que nos apoyen y los ayuden a ellos a desarrollar sus procesos de conciencia. Las bases Shastiuk, son bases de característica material que permanecen vibrando en la 4ta dimensión. Esto significa que no son suprafísicas. Son bases materiales que están dentro de la montaña y en los recintos intraterrenos.

Shastiuk, es el centro curador de Monte Shasta. Estas tres bases son las que operan en la cura genética, celular, álmica y espiritual en los seres humanos, y muy especialmente en los seres “mongoloides”. Los seres mongoloides tienen una tarea en el planeta y Monte Shasta como retiro y centro planetario se ocupa de monitorear sus tareas, en la superficie de la tierra. Esto es muy interesante porque para nosotros en superficie, que tenemos tantos prejuicios y discriminación en algunos sectores, es el pan nuestro de cada día, que un centro planetario se ocupe especialmente de los seres que están viviendo ese aprendizaje. Esto es una lección para todos.

Las tres bases se denominan, la base Ashta, que está al pie de la montaña, la base Eshta, que también está al pie de la montaña y la base Rishta que está en lo alto de las montañas.

La base Ashta trabaja con la cura álmica. Intenta revelar hacia el interior del ser humano el patrón del amor cósmico. La desprogramación que se realiza en la base Ashta se basa en la eliminación de los registros álmicos que condicionan el potencial del despertar y de la evolución en cada individuo dentro de la vida cósmica. Es una base que se caracteriza por la integración de cristales de luz, dentro de los núcleos álmicos a través de la irradiación de los seres que trabajan en ella. En esta base actúan conciencia de Sirius Y de Venus. Esto significa que trabajan con nuestros núcleos álmicos, con nuestras almas, desprogramando de ellas a través de la sintonía que nosotros realizamos con esa base, todos aquellos registros que nos impiden dar pasos en la evolución. Para aquellos que trabajan seriamente y sinceramente, colocan dentro nuestro, de nuestros núcleos álmicos, pequeños cristales para que nos podamos sintonizar mejor y que la irradiación de esos cristales etéricos, puedan activar en nosotros los patrones que desarrollan.

La base Eshta actúa en el plano espiritual. Su ubicación a los pies de la montaña Shasta permite crear una conexión con los fluidos del centro de la tierra, reconectándolos con las fuentes del cosmos. Está próxima al reino del disco solar que le posibilita actuar dentro del plano espiritual monádico, activando el patrón de la Trascendencia.

Es muy importante todo lo que ellos nos pueden proporcionar. El patrón de la Trascendencia se desarrolla dentro de nosotros para trascender aquellos condicionamientos que impiden podamos dar los pasos que necesitamos. Lo más interesante de todo es que todas estas herramientas están absolutamente disponibles para todos, Solo recibe su irradiación, aquel que trabaja o aquel que lo desea. Esta puntualización es muy importante, porque todo está disponible para todos solo, que lo tenemos que practicar, porque la práctica hace al maestro.

En esta base actúan las energías referentes al cristal del centro de la tierra, que proyecta una conexión, hacia el centro del disco solar. La base Eshta es la intermediaria entre las realidades de los fluidos magnéticos del corazón de la tierra y es la comunicadora del retiro con las fuentes solares del cosmos. Esto significa que canaliza las energías cósmicas y las energías del centro de la tierra, para que el retiro pueda alimentar al resto de los retiros de la red del tiempo. Si bien cada uno de los retiros de la red del tiempo tiene su propia canalización de energía cósmica y energía del centro de la tierra, a Monte Shasta le toca la tarea de ser el motor que canaliza esas energías primordiales.

Nuestro llamado núcleo divino, o esencia, es colocado, por intermedio del traslado del cuerpo astral en un receptáculo de cristal azul de cuarzo y amatista dentro de la base para que reciba al irradiación del patrón de la trascendencia. Esto significa que a través de nuestro cuerpo astral, en algún momento nuestra esencia ingresa al retiro y es colocado en un lugar de cristales de cuarzo y amatista para poder recibir el patrón de la trascendencia. Esto sucede cuando nos sintonizamos. Nuestro cuerpo astral es un cuerpo que bien educado, es muy flexible y que tiene la posibilidad de viajar a través de las coordenadas de tiempo y espacio, que se abren cuando uno está sintonizado y se traslada hacia el interior de un retiro para recibir asistencia y ser el vehículo de otros cuerpos más sutiles. Solo hay que hacerlo correctamente.

La humanidad no ha aprendido a utilizar sus cuerpos para trabajar y la clave para ir a u lugar seguro y estar en seguras compañías, es trabajar firmemente en la oración, en la mantralización y en la sintonía correcta, protegiendo (con las herramientas que aprendemos), nuestro ser para que entre en un contacto real con los hermanos mayores.

La base Eshta, dentro del retiro, representa la integración con la sabiduría dentro del plano espiritual, expresada en el cuerpo intuicional a través del alma. Cada uno de los espacios dentro de los retiros intraterrenos, se asemeja a un ser viviente, que tiene varias dimensiones, varios cuerpos donde trabajan varios aspectos nuestros. El retiro es un reflejo nuestro o nosotros somos un reflejo del retiro. Por esto cada base, cada espacio dentro del retiro representa uno de nuestros aspectos.

A las alturas de la montaña, en la parte más alta de Monte Shasta, está lo que se conoce como la base Rishta, que es la otra parte del triángulo. Es la 1ra base estación que permanece en la tierra de las 144 bases ingresadas en los inicios de la construcción de los retiros intraterrenos. Esto significa que antes de comenzar a trabajar dentro de los retiros intraterrenos, y los centros planetarios, los hermanos mayores trajeron hacia el planeta 144 bases.

Bases significan todas aquellas conciencias que van a comenzar a desarrollar una tarea dentro del planeta y que ingresando a espacios intraterrenos, comienzan a reacondicionar ese espacio hasta que se vuelve material. Una base que ingresa al planeta es un conjunto de conciencias donadas para este trabajo, que ingresan a un lugar específico y comienzan a acondicionar sus espacios para poder desarrollar una tarea.

Estas 144 bases fueron extraídas del planeta y de sus tareas por la finalización de su colaboración dentro del plan. Es decir, que esas 144 bases que llegaron al principio, ya se fueron excepto Rishta que ha permanecido como ejecutora de las energías polares para toda la red del tiempo. Ellas prosiguen su funcionamiento desde los inicios. Shamballa era el polo planetario y monitoreaba las 144 bases estacionales dentro de los retiros, y aún permanece, hasta que en la superficie de la tierra, los seres humanos podamos mantener el contacto con Monte Shasta y podamos realizar esta tarea.

Una prolongación de la base Rishta en Monte Shasta es una base llamada Arabi que está dentro de Aurora, que se proyecta dentro de Aurora. Representa una prolongación menor que ha permanecido como un remanente de las bases Rishta. Posterior a este evento, a que la base salga del planeta, ella podrá retornar a sus orígenes cuando nosotros comencemos a desarrollar esa tarea que ellos desarrollan hoy.

La base Rishta es una base monitoreada por conciencias de Plutón y otras estrellas como la constelación de Taurus. Son bases de vigilancia, monitoreo y reordenamiento de las funciones intraterrenas, conductoras de las energías de la confederación hacia al planeta, precursoras de la fraternidad, agentes de teletransportación a otros mundos en planos astrales y mentales cósmicos. Esto significa que ellos también pueden llevarnos a otras estrellas para vivir algunos aprendizajes en nuestros cuerpos astrales o cuerpos mentales cósmicos. Esto es posible a través de la sintonía y la clave del corazón como decíamos al principio. La base Rishta, en este momento está actuando como sustituta de las tareas que no acontecen por parte de los seres humanos. Las tareas de mantener la conexión constante con Monte Shasta. Si bien no son muchos los seres humanos dispuestos a desarrollar este tipo de trabajo, es importante que todos tomemos conciencia, porque en algún momento todos los hermanos mayores se van a retirar del planeta y las funciones que ellos desarrollan necesitan permanecer, por lo tanto nos tenemos que donar a estar en esos lugares, a aprender a realizar esas tareas y a profundizar en nuestro contacto interno con las bases porque ellas necesitan seguir funcionando con nosotros. Parece muy lejano, muy abstracto, pero no lo es. Es tan fácil como sintonizarse internamente. Lo que pasa es que los seres humanos pensamos que algunas tareas tienen que ser terriblemente sofisticadas, complicadas, imposibles de realizar. Pero no es así. Es tan simple como la transformación, solo que hay que estar dispuesto.

Monte Shasta guarda una llave de acceso hacia el interior del retiro. Para el encuentro con una realidad inmaterial cercana a nosotros, participa del encuentro con los retiros intraterrenos mayores que forman parte de las operaciones siderales, en los diferentes grados de la conciencia. Ésta área está de acuerdo al plan cósmico, preparada para los contactos extra planetarios con hermanos intraterrenos que nos aguardan desde hace tiempo, como también con los hermanos guardianes indígenas, llamados por la hermandad de Íshta.

Esto significa que ese lugar al pie de la montaña, está preparado por los mayores para que podamos tomar contacto con ellos. Es una ubicación estratégica, donde se pueden dar muchas condiciones para poder contactarnos con los hermanos intraterrenos indígenas, que los mayores llaman de íshkas. Son antiguas colonias indígenas, que rodearon a Monte Shasta y que han accedido desde el nivel álmico a ser guardianes superficiales del retiro.

La conciencia indígena necesita transmitir a la humanidad una llave que tienen para la evolución. La mayoría pudieron acceder a la 4ta dimensión y pudieron conectarse con su alma permanentemente, a través de ese contacto profundo que han tenido con los reinos y con los hermanos mayores. Ellos tratan de transmitirnos lo simple que sería que el ser humano pudiera dar el mismo paso. Ellos fueron nombrados por nosotros, “los civilizados” de “animales sin cola”. Ellos han logrado caminar dentro de los retiros sagrados, estar en compañía de las jerarquías y nosotros no, por lo tanto, es importante que abramos nuestra mente y corazón, para intentar comprender, de qué se trata. ¿Qué hicieron para poder acceder a esa coordenada de tiempo y espacio?

El símbolo de los Ishtas representa para nosotros la posibilidad de que alma sea elevada por los impulsos constantes de la mónada. Esto significa que si nosotros nos conectamos con nuestra alma, automáticamente nuestra mónada comienza a enviar sus impulsos. Cuando tenemos cerrado el canal que nos conecta con nuestra alma, no hay posibilidades de que la mónada envíe impulsos hacia todo nuestro ser. Estamos dentro de nuestros cuerpos inferiores. Nuestro YO inferior lidera nuestra vida, la lleva adelante como mejor le parece y todo lo que está de ahí para arriba, está desconectado. Cuando nos empezamos a conectar con nuestra alma y vivimos en función de ella, ésta es la que gobierna nuestra vida y nuestra mónada comienza a emitir impulsos por que tiene un canal abierto hacia las dimensiones inferiores y así permite que todos nuestros aspectos, nuestro aspecto intuicional, nuestro aspecto espiritual, puedan funcionar y tenga contacto con nosotros.

Lo que los indígenas descubrieron dentro de su comprensión, es que cuando estaban conectados con el alma, que era la que estaba conectada con los reinos, estaban conectados con las jerarquías, dentro de su simpleza. Esa era la triangulación. Alma, reino, jerarquía, es algo que nosotros hemos perdido y tenemos que recuperar.

En la forma de comunicación y contacto que los indígenas tenían con las jerarquías a través sus mantras. El alma que vivía la transformación, ingresaba en el estado y en el reino interno de la absolución de sus deudas delante de la ley. Al estar en contacto con los reinos, al estar dentro de la ley y en contacto con las jerarquías, comenzaban a recibir la absolución de sus procesos karmáticos, de sus deudas con Dios y con la ley.

El camino de esta comunidad de almas fraternas ha colocado a los humanos trascendidos en el nivel álmico, dentro de la tarea contínua de protección. El grado de vigilancia de los pueblos indígenas ha sido uno de los principios de su cultura y raíz inicial. El sendero de la propia vigilancia interior ha representado una de las posibilidades para crear verdaderamente lo que llamamos en la Tierra, “la fraternidad”. Esto significa que al estar en contacto con su alma en aquella triangulación, les permitía permanecer en constante vigilancia interna. Sabían que debían vivir la ley. Que la ley era la armonía entre todas de las cosas de la creación. Esa armonía que ellos desarrollaban a través del contacto con su alma, que les permitía vivir la ley, les permitía vivir lo que nosotros conocemos como la fraternidad. En este principio de relación de alma a alma, los indígenas han encontrado el camino para que como comunidad guardiana pudieran ingresar en el estado de sublimación de las conciencias y en la trascendencia, a través del contacto que tenían de alma a alma, consiguieron sublimar sus conciencias y canalizar la energía de la trascendencia para así poder trascender sus energías más planetarias.

La reverencia a los conocimientos, señales y símbolos que percibieron y recibieron desde los universos distantes creó en ellos una hermandad con la meta de vigilar y proteger cada elemento de esta tierra, como también a las conciencias que en honor a la ley, se conducen en comunión con los reinos. Adoptaron la vigilancia y la protección no solo de los reinos, sino también de todos aquellos que vivían en la misma ley y además reverenciaron cada señal, cada símbolo que recibían de los mundos distantes, por que al estar conectados con su alma no tenían dudas de lo que significaba.

En el contacto de los propósitos de la luz, reunidos en torno al disco solar, a cada momento observan y presencian su activación. Cada clave de luz del disco solar activada por los Ishtas o por nosotros cuando estamos en la sintonía correcta, representa una oportunidad de redención para una conciencia en este universo que nos rodea. Recuerden que siempre al trabajar, sabemos que una buena sintonía, una oración de corazón, rescata un alma dentro de este universo. En esta comunión ellos aspiran ver a cada ser humano, más aún a los humanos que reconocen la existencia de uno de los reinos planetarios, como, lo es Monte Shasta, para que en los próximos pasos de su evolución puedan caminar dentro del recinto sagrado. Ellos aspiran a que comprendamos definitivamente lo que significa esa tarea y que en nuestro próximo paso evolutivo, en nuestra próxima encarnación podamos caminar con ellos dentro de los retiros sagrados.

Ellos decían algo así:

Nunca permitáis que el templo de los discos solares, el sol en vosotros, que a toda oscuridad ilumina, disminuya de intensidad.

En este punto el mensaje de un guerrero indígena es:

Si estas en la luz del universo ni la mayor batalla disminuirá el lucero interno.

Son muchas las cosas para reflexionar, por que en los retiros tenemos el mismo patrón, con el proceso indígena.

El guardián de los registros de Monte Shasta es un remanente atlante que se llama Ranés. Es un miembro que trabaja en conjunto con los 24 Ancianos. Los que forman el gobierno de nuestra galaxia de la Vía Láctea. El consejo de la confederación de mundos evolucionados, es un consejero de apoyo de los maestros que trabaja y vive dentro de Monte Shasta.

El guardián de los registros es un ser que le toca guardar o cuidar mucha información. Se deposita en él esa confianza, él guarda;

?    Los registros que hacen referencia a la civilización de Sirius.

?    El desenvolvimiento del retiro como conciencia.

?    Parte de la historia del planeta.

?    Parte de los registros de la civilización adámica.

?    Parte de los registros del proyecto genético.

?    Parte de los registros de la Atlántida

?    Parte de los primores en la Tierra de los Elam.

?    Parte del surgimiento de los lemúres en lo que hoy es Australia.

?    Parte del desenvolvimiento de la civilización amarilla en Asia.

?    Parte de la información sobre la distribución de los discos solares, en la parte Norte de América y Centro América.

?    Los registros que se refieren a la civilización de Venus.

?    Parte sobre el conocimiento científico sobre la quinestesia, radiestesia y telestesia, que no necesariamente es lo que conocemos en la superficie. Para los hermanos mayores algunas cosas son diferentes.

?    Una parte de la información sobre el comando de los guerreros que es una estirpe de Venus.

?    Una parte de una información referida a la Lemuria central.

?    Registros primordiales sobre el surgimiento de Iruncar, ese retiro que existe en Ushuaia.

?    Parte de la información sobre la cura inicial de Licancabur.

?    Parte de la información de los accesos dimensionales y físicos hacia Miztlitlan desde Monte Shasta.

?    Parte de la información sobre conclaves acontecidos en Monte Shasta.

?    Parte de la información sobre los consejos y los encuentros de los 24 Ancianos. Es el que reúne esa información y la distribuye hacia los demás retiros anunciándola como una información interna.

?    Guardan los registros de una parte de la información sobre las colonias de Celea,

?    Guarda los registros sobre los próximos pasos en los momentos finales y en el tiempo final que siempre fueron características de este retiro. De lo que va a suceder.

?    Guarda como registro los accesos para los seres que serán rescatados y los que vivirán por un tiempo prolongado en este estado de conciencia.

Ranés es un ser de Venus. Es andrógeno con caracteres masculinos y energía masculina. Ese es uno de sus aspectos primordiales. Ha sido instruido por Oxalc, que es quien está a cargo del proceso de contacto hacia el planeta y fue iniciado junto con Alcir. Alcir es un Maestro de la Hermandad Blanca y un remanente atlante que hace ese mismo trabajo en Miztlitlan. Los dos fueron instruidos en los tiempos finales de la Atlántida. Ranés es un ser que vibra en la 5ta dimensión y que vive dentro del retiro de Monte Shasta. Su único pasaje encarnado en la Tierra fue en la Atlántida donde necesitó encarnar para reconocer y vivir ese proceso.

Monte Shasta es una escuela para iniciados, mensajeros y profetas. Estas tres líneas forman una estirpe, una escuela que tiene Monte Shasta que aún es desconocida por los seres humanos.

Los seres de Sirio colaboran en esta tarea dentro de Monte Shasta y son los que preparan a los mensajeros que anunciarán la venida del Cristo, de Sananda en los planos internos y en el plano físico. Son los seres que trabajan en el nivel álmico, sintonizando la frecuencia del núcleo divino. Esa es la señal de contacto entre la realidad de Monte Shasta y el ser interior, el ser encarnado. Significa que para que nosotros sepamos que estamos en contacto con Monte Shasta, debemos estar realmente sintonizados con nuestra alma.

El disco solar de Monte Shasta fue una de las últimas herramientas trasportadas hacia la ubicación de los diferentes retiros. Esta es la región que se conecta con el mundo intraterreno de Groenlandia, con las islas del Pacífico, con la Antártida y con el corazón de Miztlitlan. Es un área de irradiación del centro planetario. Existen 133 caminos dimensionales y subterráneos que conectan todos estos puntos. A partir de cada retiro de la Red del Tiempo, surge una serie de túneles y caminos intraterrenos. En total son 133, que reconectan a todos los retiros en toda América. Los túneles intraterrenos tienen 3 funciones:

1.    Comunicación

2.    Transportación dentro de la 4ta dimensión

3.    Canal de las energías intraterrenas.

Algo interesante que han transmitido las jerarquías es de qué se trata la energía intraterrena, ¿qué es, por que es diferente a la energía de superficie y a la energía cósmica?

Monte Shasta guarda como registro la información sobre la energía intraterrena. Es una energía que se encuentra en los niveles subterráneos cerca de la superficie. Es una energía casi material etérica, que tiene un compuesto mineral y un compuesto terrestre. Es creada a partir de la vibración magnética del planeta y de las corrientes circulares que giran polo a polo. Se retroalimenta a través de la energía cósmica y vibra cercana a las paredes de la tierra y de piedra caliza que forma parte de los retiros intraterrenos. Es uno de los alimentos para la iluminación de los seres intraterrenos.

Los mayores explicaban, que los seres humanos podemos visualizar en otros planos a los seres intraterrenos, muy iluminados. Su irradiación no solamente es brillante por su estado vibratorio, sino por el alimento que reciben de esa energía intraterrena. Es una energía que permite crear sendras. Un sendra es un corte en el espacio y en el tiempo que se realiza a través de energía lumínica. Puede ser realizado por las naves en el exterior de la superficie del planeta o por los seres desde los retiros a través de esa energía intraterrena. Es una energía que sustenta la materialización de los seres cuando es necesario, y ahorra la disminución de sus años de vida en el servicio dentro de la 4ta dimensión.

Cuando los hermanos mayores, necesitan materializarse por alguna tarea del plan, inclusive en planos astrales, para ellos es un gran esfuerzo y pierden años de vida debido al proceso de intoxicación que vive nuestro planeta. Todos aquellos hermanos mayores que a través del servicio se ofertan a contactarnos y que de alguna manera los podamos percibir, sentir y ver, pierden años de sus vidas en esa oferta y la energía intraterrena sustenta para que esa situación no sea lo suficientemente grave.

Los seres intraterrenos no tienen estado de sueño, simplemente entran en un estado de contemplación. Ese es su reposo. Mudan su sintonía psíquica, mental e interna elevándola hacia ese estado de contemplación y permanecen inanimados por algún tiempo. Ese es su mejor descanso. Envían sus cuerpos a los reservatorios solares para que sean retro alimentados, y se sirven de la fuente de la energía solar para vivir. Los alimentos de los seres intraterrenos son sencillos. El agua, como una fuente primordial de vida y el maná. Ese alimento del éxodo del pueblo judío, los 40 días en el desierto, que llovía maná de las naves. Es una pequeña pipoca que tiene un valor energético muy fuerte, realmente existió.

No todos los seres se alimentan con maná. Depende del grado de vibración en el cual estén. No es que unos sean mejores que otros, simplemente están en diferentes escuelas y necesitan diferentes alimentos. El tercer alimento depende del grado de aprendizaje y evolución. El ser intraterreno se sirve de la energía para alimentarse en algunas de las dimensiones. En todas las dimensiones existen fuentes de las estrellas que proveen alimentación energética para los seres, tanto intraterrenos como extra planetarios, y a medida que el proceso evolutivo del ser es más alto, la energía de la cual se alimentan proviene de otras estrellas.

Todos los intraterrenos deben visitar diariamente el cristal del centro de la tierra para irradiarlo y para que el mismo sustente el magma físico, para que ese magma circule por las entrañas del planeta y permita magnéticamente que el mismo se encuentre en su estación adecuada, que el planeta se encuentre en el lugar adecuado, donde debe estar y en su polo vibratorio dentro del universo local.

Los hermanos mayores explican todo esto para invitarnos a ponerlo nuestro corazón. Son alternativas para el futuro. No significa dejar de comer ni ingerir solo con agua, porque no nos va a alimentar. Solo tenemos que percibir que es necesario comenzar a conectarnos interiormente con esta realidad. Ellos intentan crear una condición dentro nuestro para que algún día lo podamos vivir. Si nosotros nos alimentáramos de energía, hiciéramos todos nuestros ejercicios espirituales, viviéramos desde el alma, tomáramos agua y comiéramos maná… ¿qué pasaría? Es para reflexionar.

Los mayores nos explican, que las naves son las que crean el sustento a través de la atmósfera, como así también para la atmósfera de Venus, Plutón, Marte, Neptuno y Mercurio. En un inicio, el planeta era prácticamente todo agua y como había una necesidad de vivir, de crear una fuente de vida, comenzaron a surgir las masas continentales, para crear una polaridad entre el agua y la tierra. Debajo de las masas continentales hay muchos retiros intraterrenos. Estas, son bases de contacto para nosotros.

El planeta es una gran escuela de aprendizaje y Monte Shasta guarda toda esa información. Siempre se dijo que nuestro planeta era un planeta escuela, y nosotros siempre pensamos que la escuela era para nosotros solos. A veces tenemos una limitación muy importante. Nos sentimos ejes de todo, principio y fin de todo. Pero en realidad, la gran escuela dentro del planeta está en los mundos intraterrenos, donde nosotros no accedemos porque no estamos en buena sintonía. Los que acceden, son seres de otras estrellas, que vienen a aprender muchas cosas observándonos.

Los hermanos nos dicen que el silencio es primordial en los seres intraterrenos, y la comunicación telepática es lo que utilizan. Para el aprendizaje de esta comunicación, existe una escuela. Esta información se imparte desde una base orbital en Celea. Los seres intraterrenos utilizan la telepatía como una herramienta de elevación. De esta manera se preservan de la vibración que emite la humanidad. Ellos amorosamente le dicen vibración, pero nosotros le diríamos “barullo” o ruido. Por eso sus auras son tan lumínicas, no solo por sus ejercicios espirituales sino también por tomar energía etérica de los retiros.

En el planeta existen reservatorios. Son los retiros intraterrenos y los lugares de superficie que están sobre los retiros intraterrenos como por ejemplo en Figueira. Las jerarquías han intentado mantener la vibración inicial que tenían esos lugares desde que el proyecto genético comenzó sobre la superficie de la tierra y nos dijeron que los seres intraterrenos estudian todos los evangelios, el antiguo y nuevo testamento (pero no el creado por el hombre sino el que fue sintonizado por los profetas, el que fue escrito en los registros Akáshicos del planeta), es decir que han leído y estudiado antes de llegar. Vienen de otras estrellas para conocer en profundidad la escuela y la esencia de la humanidad. A veces, algunos en oferta, han encarnado en el plano físico y han sido compañeros nuestros en épocas de la Lemuria y Atlántida, y ahora nos acompañan en los retiros, en esta fase final que la humanidad está viviendo.

Tenemos mucho para reflexionar.

 


Agregar comentario

Monte Shasta – 2da Parte

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


-Descargar el Audio de la Primer Parte de esta Lectura

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


-Descargar el Audio de la Segunda Parte de esta Lectura

 

El disco solar guarda mucha información extremadamente importante que vamos a necesitar estudiar a continuación. Necesitamos crear un puente con cada disco solar para recibir la vibración y los códigos de luz que nuestros vehículos necesitan para pasar estas pruebas.

Los maestros dicen que el disco solar Emanashí guarda 7 principios.

?    La Iluminación

?    La Transparencia

?    El amor

?    La cura

?    La unidad

?    La reverencia

?    La hermandad

El disco solar de Monte Shasta está dividido en 4 partes:

?    El corazón de luz

?    El corazón intuicional

?    El corazón espiritual

?    El corazón solar

EL CORAZÓN DE LUZ expresa el 1er nivel vibratorio. Es el nivel más físico en el disco solar Emanashí. En este nivel, el corazón de luz representa la escala física vibratoria de luz en los seres humanos, siempre asociando el proceso de retiro a nosotros como seres de luz. Esto significa que ese corazón de luz representa para nosotros, los aspectos físicos de nuestro corazón. Significa que en esta escala, Emanashí orienta, conduce y transforma los niveles lumínicos materiales en todas las criaturas.

Cuando nosotros contactamos el corazón de luz de Emanashí, estamos contactando una vibración que nos va a permitir transformar nuestros niveles lumínicos materiales. El contacto con la 1er escala vibratoria de Emanashí, irradia el patrón de luz intraterrena, esa luz de la que nos hablaron los hermanos mayores. Ese corazón de luz irradia esa vibración hacia nosotros, es decir, que la conciencia o toda la concentración consciente, inconsciente o subconsciente, se sumerge en la realidad intraterrena a través de la intención del corazón. Sólo basta una sintonía interna. Esto permite sostener las manifestaciones de luz para el planeta y la luz entre nosotros, entre las distintas criaturas.

El corazón de luz es el canal vibratorio fundamental de la clave mayor de Emanashí. Es un nivel de contacto entre las realidades intraterrenas y cósmicas. Es uno de los alimentos de luz de los seres en mundos subterráneos, es decir, que el corazón de luz del disco solar, irradia hacia nosotros y hacia el retiro, esa luz intraterrena que nos permite trascender nuestros aspectos materiales.

El corazón de luz manifiesta el símbolo fundamental de la luz cósmica. El disco solar tiene la capacidad de canalizar la energía cósmica y la energía del centro de la tierra. Esa energía es reconvertida en cada uno de los espacios del disco solar y es trasladada a la superficie, para los diferentes aspectos del ser humano.

La activación del corazón de luz, repercute vibratoriamente en los niveles de nuestra conciencia. Para reconocer las realidades de ese contacto, de ese servicio universal que brinda el disco solar, nuestra conciencia debería estar desierta y mantenerse en contacto interno con el retiro.

EL CORAZÓN INTUICIONAL representa dentro del disco solar la 2da escala vibratoria. En esta escala estamos delante de una vibración raíz. La vibración raíz en el disco solar representa las vibraciones magnéticas y telúricas que el disco canaliza como herramienta. En este punto, el corazón intuicional tiene su matriz en la vibración del planeta. La vibración externa es MA. Permite crear una condición de contacto con la esencia de la Tierra.

Es la vibración MA, el patrón a ser activado y potencializado, para que el planeta aporte la transformación de las condiciones mentales, emocionales, astrales y terrenas en el nivel de las acciones de todas las criaturas. Tan simple como trabajar con la vibración MA.

Cuando mantralizamos RAMA, estamos accediendo a dos vibraciones. Una cósmica a través del RA, y otra intraterrena o del centro de la Tierra a través de MA. Son dos códigos diferentes, uno solar y otro intraterreno del cual todos nosotros estamos formados. Al poder canalizar estas energías, estamos activando esos códigos que nos ayudan a transformarnos.

El corazón intuicional se encuentra en el nivel álmico. Es el cuerpo conductor de las ideas celestiales y el receptáculo de los impulsos que acontecen a través del llamado interior. Cada vez que en una encarnación podemos vivir ese llamado interior, estamos teniendo contacto con nuestro aspecto intuicional. De la misma forma que el aspecto de Emanashí, el corazón intuicional, irradia esa vibración para que podamos activar dentro nuestro ese llamado interior. Al parecer, el corazón intuicional como clave de sintonía interior, permite crear desde Emanashí nuevas condiciones de contacto con la esencia álmica. Esto permite desde el disco solar, generar el patrón de la cura álmica. Este es un patrón activado en las esencias álmicas conducidas dentro del conservatorio del disco solar, y cuando nos conectamos sinceramente, de corazón con el retiro, nuestra alma es transportada allí, para poder curarse.

La clave del corazón intuicional, permite crear un estado de cura evolutiva que representa la cura akáshica, la resolución de las deudas pasadas. Si las almas aún no han alcanzado el estado intuicional o lo que llamamos la conexión con el mundo álmico, significa que en los niveles de la conciencia mental terrestre o emocional-astral, se encuentran reservas o sentimientos pasados descubiertos u ocultos para que sean transmutados. El corazón intuicional conduce la realidad del cuerpo álmico, hacia el nivel de escala vibratoria que manifiesta el disco solar. Si no tenemos la posibilidad de estar permanentemente conectados con nuestra alma, es porque en ella existen registros fuertes de otros aprendizajes, que no nos permiten dar pasos en la evolución. El aspecto intuicional, el corazón intuicional de Emanashí, nos ayuda a desprogramar esos procesos, para que nuestra alma se sintonice con la vibración total del cuerpo álmico.

EL CORAZÓN ESPIRITUAL es la 3er clave vibratoria que impulsa el despertar correcto del mundo interior. En este campo de acción, el disco solar de Cueva de los Tayos, Jasintah, es quien comanda los tratamientos y movimientos. Cueva de los Tayos y el disco solar de Jasintah organizan el mundo interior del hombre. El corazón espiritual de Monte Shasta está en una conexión directa con el disco solar de Jasintah y colabora en esos movimientos internos para el hombre de superficie. Aquellos que han conectado en su trabajo con Jasintah y luego con Emanashí, es decir, aquellos que puedan conectar con los dos discos solares, recibirán los beneficios que permiten colaborar con la apertura de nuestro mundo interior. El corazón espiritual conduce a aquellos seres hacia el estado de ascendencia permanente, creando condiciones favorables para que desde esa escala vibratoria interna, el individuo no descienda nunca más, es decir, que permanezca en esa escala vibratoria interior y no descienda nuevamente al proceso tridimensional material.

En el mundo de Emanashí, la 3er escala del disco solar, el corazón espiritual, da su nota vibratoria en el plano cardíaco emocional, en el centro del corazón. Esta relación de la 3ra escala vibratoria, se activa cuando en los mundos internos se crea una apertura hacia la ley espiritual.

¿Qué significa abrirse a la ley espiritual? Parece muy complicado, pero no lo es. Cuando un ser contempla una bella flor, un atardecer, un árbol, y entra en sintonía con el universo, está sintonizado con una ley, que es la ley del espíritu. No necesitamos de procedimientos sofisticados, solo disposición y creer en lo que estamos haciendo. Los hermanos mayores nos dicen que solo es una actitud interior, no tiene que ver con ejercicios complicados.

El corazón espiritual conduce al planeta hacia la divinidad cósmica. Como un registro de activación para las criaturas. Es el intermediario entre la esencia cardíaca energética de cada ser y su relación con la ley espiritual. Es la escala vibratoria que emite un impulso de luz sobre los cardíacos de las conciencias dentro de este planeta escuela. Es el soporte para la activación del proceso de despertar de cada ser, que conecta su espíritu con la fuente de divinidad mayor. Ésta es una de las humildes colaboraciones que tiene el disco solar de Emanashí.

EL CORAZÓN SOLAR representa la escala N°4 dentro del disco. Ésta permite activar la esencia del don solar hacia toda la humanidad. El don solar es un mecanismo cooperativo que se realiza entre los seres intraterrenos, para la sutilización de cada esencia solar.

La polaridad de la esencia solar en el ser humano, es el Ego. El ego es un aspecto terrestre, que estimula la constante transformación. Tenemos que concienciar para que nuestro ego colabore en nuestro proceso evolutivo. Debemos educarlo. Sus impulsos son muy útiles cuando nos impulsan a seguir adelante, a perseverar y a veces hasta insistir. Los hermanos intraterrenos nos plantean que utilicemos ese aspecto de nuestro Yo Inferior, bien orientado para impulsarnos a la transformación.

La esencia solar que es acondicionada y activada en cada ser, la encontramos en el llamado Cuerpo de Luz. Éste canaliza los códigos solares a través de los fluidos monádicos. El corazón solar, es el intermediario entre el Cuerpo de Luz y el Yo Inferior. Cuando ese Yo Inferior es educado y predispuesto a seguir adelante, el Corazón Solar de Emanashí, es el nexo. Se produce el vínculo entre nuestra esencia solar y ese Yo Inferior que comienza a portarse mejor, por decirlo de alguna manera.

Los impulsos enviados a partir de Emanashí en esta 4ta escala vibratoria, permiten crear condiciones para la trascendencia del Yo Inferior a través de la esencia solar o lo que denominamos en cada ser, el corazón solar. En esta escala vibratoria del corazón solar en Emanashí, se estimula en cada movimiento, una relación y comunicación entre el cuerpo de luz y la mónada. Esto es muy importante porque a medida que trabajamos desde aquí abajo, a veces inconscientemente de lo que sucede con nuestros cuerpos allí arriba, nuestro cuerpo de luz, nuestra mónada, comienzan a compartir grandes fluidos de información, esa misma información de la cual nuestro cuerpo de luz se alimenta y que en el futuro va a ser donde vivamos grandes experiencias crísticas. Esto es uno de los patrones que aguardamos activar en la conciencia de la civilización de la tierra. El corazón solar.

La relación de los cuerpos de luz con las mónadas, genera como efecto la trascendencia del Yo Inferior. Estamos trabajando aquí abajo tratando de educar a nuestro Yo Inferior para que nos sea útil, para que trabaje a nuestro favor. Entre nuestro cuerpo de luz y nuestra mónada, existe un fluido de trabajo muy importante, y ese fluido de trabajo comenzará a descender cuando nuestra alma se active y permita que ese fluido ingrese hacia nuestro Yo Inferior y lo transforme. Es como un gran mecanismo, una gran obra de ingeniería que debemos poner a funcionar para que se produzca en el corazón espiritual de Emanashí. Representa una clave fundamental, ya que la actitud espiritual verdadera, es el sendero seguro para que la humanidad reciba la asistencia que necesita. Recuerden que solo tenemos que tener una actitud interna correcta. Desde el corazón… desde la más pura intención.

Toda esta información es un grano de arena, porque como seres humanos tenemos una capacidad limitada para poder comprender y recepcionar. Siempre estamos con nuestros cuerpos inferiores a los que tenemos que atender. No podemos estar las 24hs conectados. Por eso todo esto es un grano de arena, porque es impresionante la cantidad de información que el interior de los retiros guarda. Realmente no podemos ni imaginarlo, y la idea de poder compartir, es que lo vayamos asimilando de a poco. Es lo que los hermanos mayores nos han hablado siempre.

El “Libro de Amor de los de las Vestiduras Blancas”, es la verdadera historia de nuestro planeta. Está guardada dentro de los retiros interiores. Ese es el compromiso que ellos han asumido ante la divinidad. De revelar a la humanidad esta verdadera historia, de que la humanidad reciba el “Libro de Amor de los de las Vestiduras Blancas”.

Monte Shasta tiene 7 portales de acceso que se llaman los portales Shastar. El término Shastar habla de una condición vibratoria y solar que acontece con los seres intraterrenos en este retiro. Es la llave de acceso a las realidades y portales de Monte Shasta. Representa la identificación espiritual de los misioneros intraterrenos.

Los misiones intraterrenos de Shasta, son grupos de colonias estelares que llegan hasta los retiros para experimentar sobre los conocimientos de la humanidad o para aportar como conciencias, los conocimientos aprendidos en otras escuelas y en otras estrellas. Shastar es la clave interna de comunicación con estos grupos intraterrenos. Ya tenemos 3 claves además de Emanashí.

Son conciencias que pertenecen a las colonias extra planetarias, dentro de las nuevas galaxias de nuestro universo. Son seres que vibran en 5ta dimensión y poseen el desarrollo de los conocimientos y potenciales mentales, como la telepatía. Son los que dentro del retiro de Monte Shasta instruyen en los conocimientos de telestesia, que es un estado intuitivo y magnético, a través del estado mental inconsciente, que permite crear condiciones de contacto sensorial y etérico, con realidades que ingresan desde la 4ta hasta la 7ma dimensión de conciencia. Todas estas ciencias son instrumentos que la hermandad nos está comenzando a transmitir porque son potencialidades que nosotros podemos desarrollar dentro del proceso genético humano. Una de sus características es que el ser que iba a ser desarrollado en los planetas de categoría UR, era de alta calidad y de desarrollo de capacidades extrasensoriales. Si nosotros supiéramos de lo que somos capaces nos pondríamos a trabajar aquí y ahora.

Todas estas informaciones no son solamente para decirnos que los hermanos mayores son muy desarrollados, sino para que podamos identificarnos con ellos y tengamos la aspiración de poder activar, en algún momento, algunas de estas capacidades dormidas, para ponerlas al servicio del creador, que es en realidad para lo cual fuimos diseñados.

Son seres que vibran en la 5ta dimensión y que son dentro del retiro de Monte Shasta, los que se instruyen en los conocimientos de la telestesia. Este estado intuitivo y magnético de la telestesia, es canalizado a través de las palmas de las manos. El canal conductor de la descarga telestésica que emiten otras dimensiones, permite que el ser contacte con otras realidades.

Hay una capacidad extra sensorial que se llama dermo-óptica, que canaliza esa energía telestésica y permite que a través del tacto el ser pueda percibir los registros que han quedado impresos en lo que toca. Esos son ejercicios que los seres humanos deberíamos hacer de vez en cuando. Esto depende del grado de despertar espiritual y del grado de absoluto amor, porque la telestesia no se relaciona con una habilidad personal. Es una herramienta dentro del universo local para la relación con los planos, pero que se activa de acuerdo a los grados de amor y verdadero despertar espiritual que el ser haya desarrollado.

Los seres de Shastar también conducen a los seres en las instrucciones estelares en la radiestesia. Para la hermandad, esto se identifica como el estado magnético que permite crear una condición interna de contacto entre el magnetismo de la tierra y el magnetismo solar.

El canal intermediario de contacto en el ser humano es el coronario. Esto significa que podemos perfectamente canalizar, utilizar y donar estas energías y potencialidades hacia el plan y el servicio. Este aspecto se activa para la canalización de los códigos solares hacia la hipófisis a través del canal interno del cerebelo durante las descargas de la transmutación de la tierra. Este canal posibilita crear una relación sensorial con la 4ta dimensión.

Los 7 portales de Monte Shasta, son guiados por los seres de Shastar, que a través del conocimiento científico, potencializan con sus conciencias, la posibilidad de ingresar a los 7 estados o escuelas de instrucción a los cuales los portales permiten acceder. En las diferentes capas internas de la Tierra se encuentran las 7 escuelas de instrucción científica, guiadas por los 7 maestros mentores científicos. Siete portales de Monte Shasta se abren a esta dimensión, 3 en los lagos cercanos a la montaña, 2 en la montaña y 2 en sintonía interior desde el corazón.

Muchos maestros se dedican a la instrucción. Algunos originarios de estrellas lejanas permanecen en el 6to estado de conciencia dentro del retiro, coordinando esos portales. Son científicos mentores, de apoyo al gobierno central de la estrella. Nosotros los conocemos como los 9 de Andrómeda. Esos 9 seres representan cada uno las 9 galaxias que forman parte de nuestro universo local y conforman el gobierno de nuestro proceso de evolución. Estos maestros mentores, trabajan en los portales de Monte Shasta y están en tarea directa de apoyo hacia los 9 de Andrómeda.

Monte Shasta actúa como coronario de la Red del Tiempo. Recibe los impulsos mayores de las jerarquías extra-planetarias. Por eso, esos 7 portales están asistidos y apoyados por conciencias de alto desarrollo, que están en permanente contacto con los 9 de Andrómeda. Estas conciencias son representantes del conocimiento sideral y son los que aportan a la matriz cósmica de instrucción. Han sido llamados como miembros de la confederación, para depositar sus experiencias en las conciencias intraterrenas, que deben recibir el conocimiento de hermanos distantes de otras escuelas de instrucción y nos han revelado cuáles son esas escuelas y quiénes son los que las dirigen.

?    En la 1er capa de la tierra, existe la 1ra escuela. Es la escuela de radiestesia interna. Es el conocimiento sobre los movimientos y ejes de la misma tierra. El maestro del Cisne Ashter, es quien canaliza el rayo de la omnipresencia y coordina esta 1ra escuela.

?    En la 2da capa de la tierra, se encuentra la escuela de telestesia. Es la concentración de los fluidos solares a través del coronario, que es la escuela de entrenamiento para el ser. El maestro del Cisne Emack canaliza el rayo de la voluntad-poder y coordina la 2da escuela.

?    En la 3er capa de la tierra se encuentra la escuela de curadores y científicos. Es un reservatorio sobre los conocimientos y experiencias en otras estrellas. El ser Rubrak, que es proveniente del Cisne, canaliza el rayo del amor-sabiduría y coordina la 3ra escuela.

?    En la 4ta capa de la tierra se encuentra la escuela de sodoestesia. Es la relación, entre el conocimiento intuitivo en los seres y la comunicación con realidades solares. Es la escuela del despertar álmico y solar. Anitel, un ser femenino, fue uno de los que nos contactó en Monte Shasta. Es de origen pleyadiano, pero habita en el Cisne y en Monte Shasta. A través del proceso de la omnipresencia, canaliza el rayo de la armonía a través del amor y coordina la 4ta escuela.

?    En la 5ta capa de la tierra se encuentra la escuela de la sabiduría. Es el centro de conocimiento sideral a través de la activación del 2do rayo de amor- sabiduría. El ser Umak de Orión, canaliza el rayo del orden y el ceremonial y coordina esa 5ta escuela.

?    En la 6ta capa de la tierra se encuentra la escuela de irradiación universal. Es el estado en uno o más seres intraterrenos que crean condiciones de equilibrio con los planetas y a través de sus relaciones con la fuente única o con la 9na dimensión. Anak es un ser de Sirius, que canaliza el rayo del conocimiento y la ciencia, y coordina esa 6ta escuela.

?    En la 7ma capa de la tierra se encuentra la escuela operativa y sideral. Trabaja con el contacto de los universos y el ordenamiento de los gobiernos y las estrellas a través de las bases de Monte Shasta, como experiencias y contacto espiritual con el único. Es una escuela de reconocimiento de voluntad divina entre los planos. El ser Lublak, que es del Cisne, canaliza el rayo de la inteligencia a través de la intuición y coordina la 7ma escuela.

Los espejos en Monte Shasta necesitan ser activados por nosotros para que puedan transportar a lo largo y ancho del planeta, los patrones del nuevo GNA. Tenemos 7 espejos en Monte Shasta, 3 que se proyectan dentro del lago Siskiyou, que es un lago que está en la base la Montaña y los otros 4 en la base de la montaña. Tenemos:

El espejo que canaliza la energía de la gracia, y trabaja los 7 primeros cuerpos.

  • El espejo que canaliza la energía de la cura y trabaja con el subconsciente.
  • El espejo que canaliza la energía de la piedad y trabaja con nuestro plexo solar.
  • El espejo que trabaja con la energía de la sublimación y a nivel físico, con nuestra hipófisis y con el material mental que ingresa a través de nuestro coronario.
  • El espejo que trabaja en la disolución de las emociones inapropiadas que ingresan a nuestro cardíaco y que canaliza la energía de la unidad.
  • El espejo que trabaja con la desprogramación en nuestro laríngeo, para la disolución de las palabras que están fuera de lugar, las palabras obtusas, que no son útiles. También canaliza la energía de la fraternidad.
  • El espejo que canaliza la energía del perdón y que trabaja con nuestra glándula tiroides y con la posibilidad de expresar la gratitud.

¿Qué es lo que se guarda de la historia del Cristo dentro del disco solar? Recuerden que los aspectos de ese proceso están repartidos en todos los discos solares.

El misterio de la encarnación de Cristo en la Tierra y su importancia dentro del cosmos, todavía llevará tiempo para ser comprendida por la mente humana de 3ra dimensión. Los diversos pasajes del Maestro descriptos en los evangelios y otros pasajes solamente encontrados en los documentos apócrifos, plasmaron en la vida universal, códigos de luz, redención y cura que en este fin de ciclo que estamos comenzando a vivir, serán los antídotos para destrabar la evolución de este universo. En otras palabras, la historia de Cristo encarnado en la Palestina, hace más de 2000 años, puede ser comprendida como un gran y profundo laboratorio de cura cósmica. Situaciones como la unión entre la conciencia humana y la arcangélica durante del bautismo, la victoria sobre la tentación y el mal durante los 40 días en el desierto, la transfiguración, la consagración del pan y el vino en la última cena, la aceptación del cáliz del sufrimiento en Getsemaní, la sublimación del sufrimiento durante la pasión, el contacto de la sustancia material del planeta con la sangre sagrada, el perdón en la cruz, el descenso a los planos infernales luego de la muerte y la resurrección, cada uno de estos pasajes, corresponde a la creación de bálsamos de amor y perdón universal.

Los códigos de luz producidos por la experiencia crística en el planeta se encuentran distribuidos por los retiros intraterrenos y centros planetarios dentro de la información de los discos solares. Corresponden a los tesoros más valiosos que guarda el planeta. Son palabras de nuestros hermanos mayores. Emanashí guarda en sus registros, los códigos de disolución y trascendencia de la energía del miedo, sufrimiento y dolor que Cristo vivió durante su pasión. Fueron códigos de luz generados por él en su proceso de crucifixión. Desde el disco solar, estos códigos de luz irradiado para el planeta, junto con la energía de los espejos, será de vital importancia para la fase aguda de rescate que comenzará a vivir la Tierra.

Grande y densa es la nube psíquica de miedo, dolor y sufrimiento, que como una placa oscura sofoca toda nuestra vida planetaria. Es una masa de energía formada por el continuo exterminio del reino animal, del proceso histórico de la destrucción de los pueblos (como los indígenas y africanos), por las guerras de destrucción en masa, por el patrón de miedo inmediato, Todo esto es irradiado por todos los continentes a través de los medios de comunicación.

En los discos solares de la Red del Tiempo, están guardadas claves vitales para nuestro proceso planetario y humano. Ulimen, el disco solar de Aurora, no es solamente un disco con alta concentración de información de cura. Corresponde a una herramienta planetaria, diseñada para recibir el acople de las informaciones de cura de los demás discos. Podríamos compararlo a un gran tablero preparado para recibir las diferentes piezas de un puzzle, en el cual se reconstruirá la imagen completa del patrimonio formado por las energías y conocimientos de cura y redención distribuidos por todos los retiros. La imagen completa de ese puzzle, es la cura cósmica y planetaria para la Tierra, de esta forma el disco debe componer la potencia de cura representada por la encarnación de Cristo y reunir y unificar esas energías de la consagración de la tierra como planeta sagrado.

Estamos comenzando a organizar este puzzle, para poder disponer de todos esos códigos, el código de sufrimiento, dolor y miedo que Cristo vivió durante su pasión, que probablemente sea una de las transgresiones más brutales que el ser humano puede recibir. Hay investigaciones de médicos, antropólogos que han estudiado ¿qué es lo que puede sentir un ser humano al ser crucificado? Hay inclusive científicos que tuvieron que abandonar el estudio, la pesquisa que estaban haciendo por qué no lo pudieron soportar, no pudieron comprender como un ser humano podía infligir tanto dolor a otro.

La trascendencia de todo ese sufrimiento, del poderlo soportar, es una experiencia que ha quedado registrada en el disco solar de Emanashí y que está disponible para que nosotros podamos trascender nuestros miedos, nuestros sufrimientos y nuestros dolores.

Además hubo una propuesta por parte de La Hermandad para que en la base de la montaña de Monte Shasta, se desarrolle una comunidad que tendrá como eje, un monasterio que trabajará con el verbo para mantener ese motor encendido, una comunidad que tendrá algunas connotaciones especiales y particulares y que nos compromete definitivamente como grupo de trabajo hacia ese lugar que parece tan distante, o sea que en un tiempo futuro próximo se estará llegando también con la orden Gracia Misericordia hasta el norte de California, donde se trabajará intensamente con el mundo dévico, con el mundo del sonido, con la ciencia del sonido y donde se podrá desarrollar una comunidad que pueda crear una condición para apoyar y ayudar al pueblo norteamericano a trascender.

Sananda ha puesto en su corazón a todo el planeta y está dispuesto a través de todos aquellos que lo quieran seguir, a trascender a la población planetaria, y cosas tan lejanas para nosotros como esos mundos que viven grandes polaridades, como la sociedad americana y la sociedad africana, sin duda son sus grandes puntos de atención. Con toda seguridad los que nos hemos ofertado a estar con él, llegaremos en algún momento a todos esos lugares.

Desde ya los invitamos a participar desde el lugar donde hayan elegido trabajar y acompañarnos y acompañarlo a él en esta tarea de rescate que junto a Mainhdra él ha puesto en su corazón, para que la mayor cantidad de almas puedan ser trascendidas hacia la luz y que nuestro planeta pueda vivir en un futuro esa tierra prometida que venimos esperando desde hace tanto tiempo.

Agregar comentario

Caminos Especiales Y El Camino De La Mayoría

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

 

-Descargue el Audio de esta Lectura 

En general, las personas sienten mucha ansiedad por observar transformaciones inmediatas realizando el menor esfuerzo posible ante una situación con la que se está desconforme. Los seres humanos, aun no logran comprender que para que se produzca el cambio deben relacionarse con la situación a resolver. El cambio es gradual y lleva tiempo, ya que es necesario que el alma se involucre y se establezcan lazos con todas las experiencias que han ocurrido durante su vida. Todo debe estar en armonía, porque cuanto más consciente sea de la resolución y mas se involucre con ella, le será más simple que permanezca en el tiempo.

Para que la transformación resulte, al emprender el camino será oportuno recorrerlo paso a paso y descubrir cuál es el mejor modo de caminar, descubrir los puntos de menor resistencia para no perder tiempo. Ese proceso de ascensión, de elevación del Ser, es lo que se llama Camino Espiritual. Un modo de recorrerlo es el Camino Breve que consiste en que la persona se abstraiga de su ego, se olvide de sí misma y solo se mantenga concentrada y atenta a su realidad interior. Cuanto más se ocupe de su ego, el camino se hará más largo; es decir que si la persona se deja llevar por lo que piensa, se va del foco inicial. El objetivo es permanecer en la realidad interna, en aquello que habla la Voz Interior. Claro que habrá energías que ayuden o que perjudiquen en este proceso, pero cada acción que sea realizada deberá ser siempre guiada desde la naturaleza interior.

Si la persona se afirma correctamente en el proceso, puede llegar a un punto en que el mismo no tenga fin. En general para la mayoría lo más adecuado no es un camino breve, en el cual uno se olvida de sí mismo y se va para adentro en la conciencia, ni mucho menos aquel otro en el que se presenta una energía que rompe el proceso, pues no todos la resisten. Lo más indicado es el llamado Camino del Medio.

El camino del medio, que es el camino de la mayoría, es el que hace una especie de síntesis entre el camino breve, o el camino del fuego, y ciertas cosas del camino largo, que uno no puede ignorar. En él se van buscando las formas que presentan menor resistencia, para llegar a donde se quiere. Esto es diferente del camino breve, porque en el camino breve no se presta atención a ellas, solo se apunta al objetivo. Hay personas que se dedican a ese trabajo, que tienen paciencia, porque conocen sus propias reacciones y no quieren arriesgar ciertas cosas. Entonces, quizás no se llegue de inmediato a donde se tiene que llegar, pero es pertinente buscar la forma más tranquila y practica; para llegar a esto se requiere de mucho equilibrio.

Dentro del camino breve y dentro del camino del fuego existen los llamados Momentos de Sacrificio, es decir, momentos en los que una persona esta tan consagrada, atenta y concentrada a la meta que debe llegar que se dona enteramente a esa realización. Para que el sacrificio sea puesto en práctica se debe estar liberado de todas las atracciones hacia lo material, ya que sacrificarse implica también ir aun en contra de nuestra naturaleza propia.

El sacrificio implica hacer lo contrario a lo que resulta natural, es renunciar a lo que se necesita, a lo que se reconoce como lo mejor. Es la consagración, la ofrenda a otra forma de ser, otra manera de hacer las cosas. El sacrificio conduce a la completitud y aptitud en el camino espiritual. Éste es para que el ser humano se vaya elevando y así contribuya a su perfección. Las personas hacen el camino, un camino muy bien hecho, lleno de pruebas y creen que se están sacrificando, pero hacer el camino no es nada más que una obligación y cuanto más eficiente sea el modo de hacerlo, más estará correspondiendo con aquello para lo que fue creado. Tras vivenciar el sacrificio, en el camino evolutivo, sigue otra fase. El Camino Iniciático, que consiste en el estadio en el que una persona vive el sacrificio ya como algo natural; se abandonan la condición humana para entrar en la condición de un Ser Superior, a la que pertenece un estado cósmico de conciencia.

Este camino iniciático no está bajo control de la personalidad. La mente no puede acompañar, ya que debe estar bastante absorbida en una conciencia más elevada, en un pensamiento superior que viene del alma, y si el alma esta encarnada aquí, en el exterior se producen reflejos del camino, se perciben señales de qué se está recorriendo y la persona que está pasando por estas etapas percibe nítidamente cambios substanciales. Por ejemplo, de repente puede distinguir una idea formada en sí, sin que la haya elaborado. Este es un tipo de iniciación. Quien recorre el camino no piensa, no elabora, no es su mente la que produce las ideas. Otra señal de que ya se está entrando en este camino, es que todo aquello que era muy complicado, o todo aquello que era muy complejo deja de serlo, todo comienza a ocurrir con mucha simplicidad. Todo evoluciona.

Entonces, el camino del alma es hacia arriba, pero para entrar en ese camino es necesario haber aceptado el camino del sacrificio. Estar en el camino espiritual es muy fácil, ahora, entrar en el camino del sacrificio es otra cosa. Esto es un grado, una etapa del camino espiritual que a una cierta altura se presenta o la vida lo va presentando, o uno mismo opta por él y se oferta.

Aquellos que están en el camino espiritual y que a una cierta altura se sienten un poco vacíos, y van perdiendo la razón de estar, necesitan que comience a ocurrir en ellos lo opuesto de todo lo que esperan, de todo lo que es su naturaleza, su comprensión.

En la actual situación planetaria, en esta purificación que se presenta, hay muchos seres que están pagando débitos kármicos, y otros, la minoría, están viviendo todo por sacrificio. Seres que están viviendo en simplicidad y sin ninguna forma de reacción, en este camino de encontrar lo sagrado en lo opuesto de todo aquello que es su naturaleza. No debemos considerar lo que ocurre hoy en el mundo solo como cosas purificadoras y negativas, de transición. Dentro de esas situaciones, encontramos seres en sacrificio, que están entrando en ese camino iniciático, en ese camino y vida superior. Entonces, cuando uno ve la situación de un país, o la situación del mundo o mira la situación de todo un pueblo, cuidado.. porque allí puede haber seres que están con su mayor y última oportunidad para entrar enseguida en un camino evolutivo que va a elevarlos de la situación humana. Ese pasaje no existe sin el sacrificio, sin la vida del sacrificio y sin llegar a amar realmente esto, a lo que todo el mundo le teme.

Agregar comentario

Revelaciones Sobre La Antártida – 1ra Parte

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


-Descargue el Audio de esta Lectura 

En este momento que estamos viviendo, la gran transición, donde nuestra humanidad va a dejar este estado que tenemos hoy y va a dar un gran paso en su proceso evolutivo, con el apoyo de todos nosotros que vamos a tener que tomar muchas decisiones. Vamos a tener que definir en qué lugar de ese paso evolutivo nos vamos a colocar, qué es lo que vamos a hacer y donde vamos a querer llegar.

Para tomar algunas decisiones existenciales, es absolutamente imprescindible contar con información clara, fiel, que nos sirva para tomar esas decisiones tan importantes. Es así que las Jerarquías que conocemos como los Hermanos Mayores, las Jerarquías cósmicas e intraterrenas, han estado a lo largo de la humanidad intentando asistirnos en el proceso de ese desembalse de información que tanto necesitamos. Es así que tanto las Jerarquías Cósmicas como las intraterrenas, trabajan junto a nosotros cuando nosotros se lo permitimos, para intentar lentamente ir dándonos esa parte de nuestra historia que necesitamos conocer, que es nuestra, que ellos guardan con mucho amor y paciencia, para que nosotros estemos prontos para recibirla.

En este tiempo, esa transición que estamos viviendo, esa purificación, nos va a traer momentos muy intensos, los cuales esta civilización no conoce aun, porque nunca ha vivido una instancia como esta. Por esto las Jerarquías están intentando asistirnos lo mejor posible, para que podamos sobrellevar las pruebas que vamos a vivir.

En este momento, nuestra civilización, dentro de ella existe una ignorancia importante con respecto a algunos temas. Esta ignorancia, que la mayor parte de la población planetaria tiene, en este momento, es una ignorancia un poco peligrosa, porque nos deja afuera de un contexto universal que es imprescindible que nosotros conozcamos para tomar esas decisiones de forma apropiada.

Nosotros no tenemos una idea cierta de cuál es la energía cósmica, la información cósmica y el papel, la función cósmica que nosotros como humanidad desarrollamos. Por lo tanto, es importante que estemos al tanto de toda esa información. Tenemos que aprender a crear ese vínculo con lo divino interna y externamente. Es un contacto único y para eso estamos estudiando, practicando todas estas cosas, pero básicamente, tenemos que saber, está escrito y resguardado en los inicios de nuestra civilización.

– ¿Cómo nos asisten nuestros hermanos mayores en este momento?

Establecen un contacto con nosotros pleno y verdadero, que nos permite recibir de parte de ellos, esa información que está disponible para todos aquellos, que con mente abierta y cumpliendo ciertas pautas que ellos marcan, puedan ser puentes entre ellos y la humanidad. Así se forman, lo que se denominan los grupos de contacto, que es un conjunto de seres que no tiene nada que ganar, nada que perder con el contacto, que se han desvinculado en algunos aspectos de sí mismos, de las energías de la competencia con otros seres, que viven una preparación muy intensa, tanto física, mental y espiritual. Han asumido la ley monástica, como forma de preservar sus energías y ofertarlas al proceso de desembalse de información, para intentar y lograr que ninguna energía planetaria, pueda intervenir en ese proceso de contacto, para que sea fiel. Seres que no les importa ocupar el último lugar y ser anónimos, si la tarea así lo requiere. Esos grupos de contacto, establecen un diálogo con las Jerarquías y a través de ese diálogo las Jerarquías comienzan a desembalsar información.

Siempre ha sucedido, a lo largo de toda la historia, que un grupo pequeño de seres, se anima a experimentar los cambios que este planeta y esta civilización debe vivir. Y esos cambios los viven en nombre de todos. Mientras una gran parte de la población está inmersa en la vida común y muchas veces dormida, hay grupos de seres que se animan a vivir instancias distintas, sin temores, sin prejuicios, con la mente abierta y han podido contactar con las Jerarquías para transmitir, luego a la humanidad, algunas enseñanzas. Su experiencia es la experiencia de todos porque en nombre de toda la humanidad viven esa experiencia. No es a título personal, nada pueden hacer con un conocimiento que solamente es efectivo cuando se comparte con todos. Estos seres, forman grupos de trabajo y ofertan sus canales, para que las Jerarquías puedan transmitir a todos, la información que todos necesitamos. Así surge esta información, a través de un grupo de contacto, personas comunes, solo que han optado por trabajar sin condiciones para el plan evolutivo, por amor a la humanidad pero fundamentalmente por amor a Dios.

El grupo de contacto, comienza en todo el planeta, se extiende en Figueira, en Aurora, como en otros retiros, tomando fuerza y consistencia y solidez con la unión de informaciones, complementado con la información de los Hermanos Mayores.

Hay muchos grupos en el mundo que canalizan información, sabiamente la Jerarquía deposita una parte en cada lugar, porque es nuestra prueba como seres humanos y como difusores del proceso del plan, unirnos en el trabajo y manifestar la información hacia la humanidad como corresponde, sin que ninguno se crea dueño de alguna parte de la verdad. Este ejemplo se vive aquí con la difusión de esta información, que ha abierto para todos nosotros una etapa nueva. Una etapa que se consolida con los cambios que todos vamos a vivir. Están cimentados en la instrucción que estamos recibiendo todos, porque todos estamos siendo partícipes de este proceso de cambio y que viene directamente de nuestros mayores que hoy más que nunca nos están acompañando, nos están apoyando y nos están asistiendo porque, de una vez y para siempre, hemos depuesto, hemos dejado de lado nuestras verdades personales y hemos unido lo que siempre debió estar unido y lo que Dios mediante, va a recibir a más seres con más información de otros lugares del planeta para que todos dispongamos de lo que necesitamos para tomar, nuestras definiciones.

– ¿Cómo comienza a manifestarse esta información sobre la Antártida?

Hace algún tiempo, hace algunos años se nos mencionó que parte de nuestra tarea era desembalsar información que tiene que ver con la Antártida y con la Lemuria y así comenzamos a trabajar.

– ¿Para qué y por qué, las Jerarquías nos manifiestan la necesidad que nosotros recuperemos esa información tan antigua?

Allí están las claves de nuestra supervivencia hoy, nuestra supervivencia como raza y la supervivencia de nuestro planeta. Los lemurianos alcanzaron altos grados de desarrollo, en algunos aspectos, y es vital que nosotros podamos ir recuperando esos conocimientos, trayéndolos al hoy para poder ponerlos en práctica, porque lo vamos a necesitar y vamos a aprender de todas aquellas cosas que como humanidad, en algún momento no se hicieron bien, para que no las volvamos a repetir.

Mucha de la información que se ha recibido hasta ahora ha sido mal interpretada o tergiversada porque nosotros los seres humanos tenemos algunas particularidades, que escuchamos lo que queremos escuchar e interpretamos de lo que nos dicen, lo que nos parece mejor. A lo largo de la historia, se han recibido muchas informaciones, que no necesariamente son precisas y a estas instancias, con las Jerarquías buscan aclarar y ordenar esa información para que sea claro y transparente para todos. Así es como nace este proceso de desembalse de información, basada en el amor al plan, en el amor a Dios y a esta humanidad y en una unión sincera de trabajo, que en este momento los miembros de Aurora y de Mirnajad, como de todos los retiros en la Tierra, en superficie, están llevando adelante.

– ¿Cómo surge la Antártida tan blanca, tan helado y tan misteriosa? ¿Desde cuándo los fenómenos climatológicos que se manifiestan en la región, desde cuando se llevan adelante y por qué? ¿Qué guarda la Antártida bajo el hielo? ¿Qué debemos aprender de eso que se oculta allí, y hasta cuándo va a estar oculto?

En la Antártida existe un gran cristal, un cristal que las Jerarquías consideran como una joya preciosa, para este planeta y para la humanidad. Es un cristal que físicamente sostiene al planeta en este momento. Se manifiesta casi materialmente y es un cristal, que mide más o menos unos 20 mts por 12 mts de altura. Es un cristal piramidal blanco y que está en el retiro de Cayona.

Cayona es el nombre del retiro de la Antártida, un retiro intraterreno donde las Jerarquías establecen sus bases de operaciones y el cristal se encuentra en una de las bases, donde se encuentra también el retiro que se llama Cayona. Allí se encuentra este cristal, un cristal que fue organizado y construido por las 32 civilizaciones más evolucionadas de la galaxia. Nuestros hermanos mayores construyeron ese cristal. Cada uno aportó algo al cristal, algunos desde el punto de vista material y otros desde el punto de vista energético.

La mitad del cristal proviene de la nebulosa de Orión, de nuestros hermanos los oriones. Ellos imprimieron dentro del cristal una información que tiene que ver con las experiencias de la nave laboratorio y los inicios de la humanidad, porque el cristal también es un archivo de datos, es un registro, como un gran disco duro que guarda mucha información. Otra parte del cristal fue implantada por nuestros hermanos Los Apunianos y en ella se resguarda una información militar, que tiene que ver con el cosmos, que apunta su información al proceso de la redención, de la rebelión que ocurrió en el cosmos, con un proceso de disidencia muy importante. Y la otra parte del cristal, corresponde a una información que fue ingresada por las Jerarquías que gobiernan este universo local, que representan a cada una de las galaxias que comprenden este universo local, Jerarquías de muy alta evolución que se conocen como Los Mentores Siderales, que son los que organizan los procesos de evolución en los universos materiales, como los nuestros. Esos seres depositaron allí la información sobre la reestructura de nuestro planeta, de cómo va a ser nuestro planeta en la próxima etapa, o en la próxima humanidad.

– ¿Cuáles son las intenciones básicas de que se halla construido este cristal?

La primera intención es darle estabilidad al planeta. Es muy importante que sepamos que nosotros no sostenemos al planeta, si no a esta altura ya no tendríamos donde poner los pies. En realidad es sostenido por la Confederación de Mundos Evolucionada de esta galaxia, en unión al Consejo de los 9 de Andrómeda, que son los mayores que rigen este universo local y que fueron los que diseñaron nuestro proyecto genético.

Para que el polo Sur pueda mantener su vibración y se pueda mantener relativamente estable, ellos construyeron este cristal que tiene un gemelo, un igual en el Ártico, pero que es solamente energético y solamente cumple la función de ser la polaridad del cristal de la Antártida. No tiene ninguna otra función y tampoco guarda información y está desarrollado únicamente a nivel etérico, o sea que el cristal que sostiene verdaderamente a nuestro planeta está en la Antártida.

Cuando en la era Mesozoica las capas tectónicas de nuestro planeta comenzaron a movilizarse, las Jerarquías sintieron que era imprescindible construir este cristal para mantener cierta estabilidad. En esa época la masa continental que nosotros conocemos como América del Sur, África, Australia y Antártida, eran una sola con la masa continental. Luego de algunos eventos, estas masas se separaron y de no haber habido la intervención de las Jerarquías probablemente la humanidad no hubiese sobrevivido. La realidad es que la presencia de los Hermanos Mayores es mucho más amplia de lo que cualquiera de nosotros puede llegar a imaginar.

La segunda necesidad para crear el cristal era para que guardara toda la información que necesitábamos desarrollar. Una información crea dentro de un planeta y una civilización una conciencia planetaria, que tiene que estar disponible para que la civilización funcione y de pasos evolutivos, esa es la necesidad de guardar la información. Por ejemplo, una computadora, si no tuviéramos disco duro que nos guardara información, de poco nos serviría, porque es en base a esa información que podemos realizar los trabajos que realizamos en ella. De la misma forma, ese cristal guarda toda la información que tiene que ver con nuestra verdadera historia y necesita estar disponible para que esa conciencia planetaria se sostenga y pueda seguir dando pasos en su evolución. Cada una de esas partes de ese cristal que fue aportado por las Jerarquías, es resguardado por una Jerarquía que viene desde el origen, los oriones, los apunianos, los embajadores de los 9 de Andrómeda, van cada tanto a la Antártida, están un tiempo y hacen un monitoreo del cristal y un mantenimiento del cristal. Estas visitas son permanentes en las bases de la Antártida. Ese cristal en este momento tiene una función energética y una función de sostener esa información de la conciencia planetaria, pero en el final de los tiempos cuando se unan el real tiempo del universo con el tiempo alternativo y se vivan los procesos de purificación importantes, lo que se conoce como la Gran Tribulación, ese cristal va a sostener el planeta y va a transmutar el mayor movimiento del planeta y de toda la civilización y se va a materializar.

Es muy importante lo que guarda la Antártida, ya que de ello depende que nosotros podamos vivir estos procesos de transición con mayor estabilidad y depende también que nuestros Hermanos Mayores permanezcan siempre dispuestos y disponibles a mantener tanto el cristal, como otras herramientas, como los discos solares, permanentemente en actividad para que nosotros podamos disponer de las mayores garantías para poder sobrellevar este proceso de transición.

Los Hermanos Mayores esperan que ese cristal se comporte como una puerta dimensional, una puerta que permita el acceso más fluido hacia el retiro de Cayona, hacia el ingreso de lo que fue la Lemuria, y ellos han manifestado que en el futuro, esa puerta dimensional va a ser vista por todos, como una gran Cúpula azul de energía que todos en este mundo podrán ver, luego del cambio.

¿Cómo comienza este proceso de la Lemuria? ¿Cuáles fueron los acontecimientos que se desarrollaron para que esa nueva raza pudiera emerger?

Cuando nuestro planeta, hace mucho tiempo, estaba en pleno proceso de transformación, en sus inicios, llegaron a nuestro planeta, lo que se conoce como “Naves Laboratorio” que venían desde la Confederación de mundos evolucionados de la galaxia, que traían un proyecto genético para poner en marcha, que tenía algunas funciones que cumplir, desde el punto de vista universal, que teníamos que vivir una escuela para aprender sobre el amor y sobre ese aprendizaje, a través de nuestra experiencia que todo el resto del universo también pudiera aprender.

Fueron dos, las naves laboratorio que llegaron a nuestro planeta y en esa masa continental que en ese momento era una sola, descendieron y se asentaron en lo que hoy es el Sur de África y allí comenzaron a trabajar. Comenzaron con 25 parejas de proto-homínidos, 25 seres femeninos y 25 seres masculinos, a los que se les hicieron algunos procedimientos y comenzaron su proceso evolutivo. Esas parejas, a los que se denominan Adanes y Evas, comenzaron su proceso de desarrollo dentro de las naves laboratorio. Ese proyecto fue intervenido por la oposición que siempre está atenta a tratar de que los seres no den pasos que tienen que ver con el amor, pero es parte de toda esta historia. Parte de esas parejas, de esas duplas, consumieron de algunas sustancias que no debían consumir, sustancias alucinógenas, por lo que se tomó la determinación de que 11 de esas parejas fueran excluidas del proyecto inicialmente de la nave laboratorio. Las otras 14 parejas permanecieron entre 5 y 8 generaciones, para nosotros, tomando en cuenta que las coordenadas de tiempo en ese momento eran un poco diferentes a lo que hoy conocemos como nuestro tiempo cronológico, por esto no debemos guardar los mismos parámetros y los mismos esquemas que conocemos hoy.

En ese proceso de la nave laboratorio, esas 14 parejas que quedaron recibiendo la instrucción de los mayores, formaron una pequeña comunidad que cuando salió del planeta para desarrollar su proceso evolutivo, contaba con más o menos unas 50 personas. Imaginemos que una de las pautas de acción que se respetaba desde el comienzo era el control de la natalidad, no se tenía descendencia sin control, porque había una pauta precisa.

Esa pequeña comunidad sale al planeta a comenzar su ciclo evolutivo, y recordemos que esa comunidad fue dirigida por el Adán de la pareja N° 11 que fue a quien en su última encarnación, conocimos como Jesús de Nazaret, a quien conocemos hoy como Cristo Sananda, que fue una Adán originario de este planeta y que desde el comienzo del proyecto, mostró que el proyecto en realidad era posible. Fue uno de los mayores exponentes de este proceso genético.

Aquel grupo de seres que se mantuvo fiel a los procesos de la Confederación, que no transgredió las normas de la nave laboratorio, fue invitado por las Jerarquías e instruido para comenzar un proceso de contacto. Desde la nave laboratorio se los había empezado a organizar para que pudieran desplegar algunas capacidades que tenían, que en realidad todos los seres humanos tenemos, solo que las tenemos dormidas, para poderse establecer ese proceso de contacto y permitir que esa pequeña comunidad, tuviera algunas pautas de trabajo, que pudieran desarrollar una civilización que pudiera dar expresión a ese proyecto genético que se había diseñado. Es así que las Jerarquías comienzan esa instrucción y comienzan los procesos de desembalse de información. Ellos les sugirieron a esa pequeña comunidad que se estableciera en un lugar específico del planeta donde (si tenemos un poco de imaginación), tanto el Sur argentino como el africano, que en ese momento eran una sola masa continental donde había una base extraterrestre dentro, en los aspectos suprafísicos y que se le sugirió que asentaran esa comunidad, sobre la base en la superficie, para poderlos irradiar y para poder acompañar el proceso de contacto. Esa base es lo que hoy conocemos como el centro planetario de Iberá, que fue donde originariamente se asentó la primera comunidad de los lemurianos.

Así fue como se eligió por parte de las Jerarquías a ese Adán N° 11 para instruirlo en el proceso del contacto. Sananda fue el contactado más grande de toda nuestra historia, y una de las instrucciones primeras que recibieron, a través de ese Adán, fue el contacto verdadero con el Supremo, con el Creador, instrucción, enseñanza que Sananda desarrolló a través de toda su historia y que encontró su punto culminante cuando fue Jesús y tenía ese contacto único con el Creador. Así empezaron a organizar las primeras experiencias y a través de esas primeras experiencias, las Jerarquías organizaron lo que se conoce como un sendra. Un sendra es una puerta dimensional que se genera a través de un corte de tiempo y espacio que la energía lumínica que se desciende desde las naves, crea sobre la superficie y esa puerta dimensional, permite vivir una serie de experiencias que pueden ser espirituales, mentales o físicas y pueden ser para un grupo de personas o para una sola persona.

En ese momento lo que vivió ese Adán fue un Sendra de teletransportación, o sea que lo transportaron de un lugar del planeta hacia otro, en una experiencia absolutamente física para que él pudiera comprender el alcance del proceso que tenía por delante. Para esa experiencia las Jerarquías trasladaron a este Adán, a lo que nosotros conocemos hoy como el Desierto del Goby, en la Mongolia, en la China, donde desde ese momento, las Jerarquías habían organizado una base extraterrestre que aún hoy cumple sus funciones, una base que permitía el ingreso de naves mayores y el traslado de Jerarquías de alta evolución.

Las Jerarquías indicaron al Adán N°11 dónde se tenía que establecer y le indicaron que el nombre de esa nueva civilización iba a ser Lemuria, que significa, La Nueva Tierra. A través del proceso del contacto, las Jerarquías le pactaron a esa nueva comunidad una serie de principios a través de los cuales, esa comunidad se tenía que regir.

Los seres de esta comunidad, eran seres primitivos, recién iniciados en el proceso de la evolución pero con algunas cualidades que hoy ya no tenemos, seres de espíritu limpio, sin mucha información guardada de encarnaciones anteriores, casi vírgenes en la evolución y ávidos de aprender. Las pautas que fueron marcadas por las Jerarquías, fueron con la intención desde el principio, para poder organizar espiritualmente a nuestra raza. Así fue que se les dieron 7 principios:

  • 1º Principio: La unidad en el trabajo y en la espiritualidad. El concepto de unidad se estableció desde el principio.
  • 2º Principio: La humildad hacia los reinos y sobre ellos. Los lemures tenían un contacto muy importante con todos los reinos de la naturaleza. Pertenecían al mismo hábitat, no había separación entre ellos, no se sentían superiores aunque tenían un grado de inteligencia diferenciada.
  • 3º Principio: La no competencia.
  • 4º Principio: El amor a la vitalidad del templo físico y del resto de sus energías.
  • 5º Principio: El equilibrio de las energías.
  • 6º Principio: La alabanza al Creador.
  • 7º Principio: La compasión por los hermanos

Las Jerarquías sugirieron que se organizaran en 4 grupos y que éstos se ubicaran en los 4 puntos cardinales, esto tenía varias funciones.

Primero, las 4 comunidades podían materializar cosas que necesitaran los demás y así poder asistirse y complementarse entre sí, trabajando en los 4 puntos cardinales, sosteniendo energéticamente y armonizando el proceso planetario, estando en 4 puntos estratégicos, uniéndose para procrear de una forma más organizada y transparente. En ese tiempo el planeta vivía sus propias transformaciones físicas, era una necesidad mantenerlo organizado y armonizado, a través de un equilibrio que era fundamental. La cruz cósmica, la cruz de lados iguales, siempre ha sido la representante, de alguna forma del planeta, porque así se manifiesta la organización de la raza lemuriana desde sus orígenes, el equilibrio cósmico y el equilibrio planetario.

Cada comunidad tenía un líder, que la primera vez lo sugirió la Confederación ya que nadie podía ver los seres más aptos para poder gobernar cada comunidad. Estos 4 miembros formaban un grupo de contacto con las Jerarquías y recibían las pautas de trabajo que después desarrollaban en sus comunidades. Estos líderes tenían la tarea de formar a lo que se conoce como los instructores, que luego iban a ejecutar todas las resoluciones a nivel de la comunidad, o sea que tenían un miembro que canalizaba la información a través de las Jerarquías e instructores que organizaban el proceso de la comunidad. Casi todos esos líderes e instructores hoy forman parte de las Jerarquías intraterrenas.

En el proceso inicial, los primeros líderes, los primeros lemurianos, vivieron más o menos unos 250 años, ya que tenían un proceso de vida muy diferente a la nuestra. Y en la época culminante de ese proceso inicial de la Lemuria, que llevó más o menos entre 2500 y 3000 años, los seres llegaron a vivir hasta 700 años y en cada generación se sumaban más o menos unas 300 personas, o sea que llegado un momento hay un grupo de miles de personas que forman parte de ese proceso de la Lemuria.

El proceso de la Lemuria con las pautas de trabajo, llegó un momento que desarrolló un importante grado de amor, y lenta y naturalmente ingresaron a la 4ta dimensión de conciencia, a lo que conocemos como el real tiempo del universo y se empezaron a dar cuenta de esto. Es así como surge la necesidad de crear una herramienta que les proporcionara un acceso más directo hacia esa coordenada de tiempo, hacia el real tiempo del universo. Ellos tenían una condición espiritual, por lo que su contacto era muy fiel y accedían a otros planos de conciencia donde podían extraer información y fue a través de esos proceso de contacto y algunas visiones y confirmaciones, que comprendieron que a través de la construcción de un disco de metal, unido a un proceso de sonido, se podía abrir una gran puerta dimensional. Es así que se organizan para construir lo que conocemos como El Disco Solar.

Los lemures ya sabían que habían alcanzado una situación diferente, a la que inicialmente tenían y que estaban en un contacto más directo con las Jerarquías Universales y fue a través de la construcción de ese disco que comenzaron a tener mejores accesos al real tiempo del universo. Comenzaron a extraer del planeta algunas riquezas, como minerales, oro, cesio, cloruro y magnesio y a través de la unión de algunos metales, formaron lo que se denominó el Disco Solar.

El disco solar era un gran disco de unos 15 metros de radio, que tenía un orificio en el centro. A este disco ellos lo trabajaban a través del sonido, y la aleación de esos metales permitía que el disco guardara información, que se convirtiera en un banco de datos. Gran parte de la información que los lemurianos comenzaron a manejar a través del contacto con esa gran puerta dimensional, fue la información sobre la cura, que fue una de las mayores canalizaciones que hicieron los lemurianos.

Inicialmente, aprendieron el manejo de las energías cósmicas y planetarias. No utilizaban hierbas, ni preparados, solamente trabajaban a través del manejo energético. Lo que sí utilizaban, era el contacto con las energías de los elementos de la naturaleza, como el metal, el aire, el agua, la tierra y el fuego. No se manejaban en sí, el elemento desde el punto de vista material, sino que se contactaban con la energía de ese elemento a través de la contemplación. Eso significa que los curadores lemurianos eran Sacerdotes Contemplativos y era a través de esa práctica de la contemplación, que ellos podían acceder a canalizar la energía de cada elemento y así poder trabajar con aquellos seres que necesitaban de la cura.

Para trabajar con el metal, acostaban al paciente sobre una placa de plata, porque la energía plata, era una elemento que realizaba un intercambio, en grandes masas de moléculas y podía llegar a programar y desprogramar cualquier órgano o parte del cuerpo. Entonces ellos utilizaban mucho el proceso de la energía plata. Otra de las cosas que habían recibido de la Confederación era colocar sobre el paciente, sobre el entrecejo, sobre el cardíaco y el centro sexual, una gota de sangre del paciente, porque consideraban que la sangre era un transmisor de reconversión celular. Esta era una forma también de que el paciente sintiera físicamente el proceso de la cura, sintiendo que algo físico se involucraba con este proceso. Significaba también el intercambio de estar en un estado, antes de ingresar en proceso de cura y salir en otro estado después de éste. Esa sangre era absorbida por la piel y con esa absorción, se absorbía también toda la información que la energía había depositado en esas tres gotas de sangre. En esas camas de plata, ellos colocaban en el borde, magnesio en pequeñas cantidades, porque ese magnesio provocaba una limpieza del cuerpo etérico y también usaban lo que conocemos como el azufre, que purificaba el pensamiento.

El agua era utilizada como elemento para la hidratación y purificación del cuerpo emocional. A través de su utilización, consideraban que el agua resguardaba aquellos aspectos emocionales que eran positivos y limpiaba los residuos astrales que no eran positivos para el ser. También bebían el agua que ellos irradiaban con símbolos, símbolos que han llegado hasta nosotros en esta época, que impregnaban esa agua con cierta información y que provocaba la reprogramación de todas las moléculas, de todos los cuerpos.

La tierra era utilizada como elemento de electrificación e irradiación del cuerpo mental y del alma. Ellos consideraban que la tierra desintoxicaba el cuerpo mental y que el trabajo con la energía de la tierra, desobstruía las neuronas. Hay un residuo energético que se deposita en las neuronas, que se convierte, luego en un elemento químico, muy perjudicial y que trae muchas enfermedades para esta humanidad y ellos simplemente lo resolvían cuando el curador tomaba contacto con la energía y la información de la tierra y la trasladaba al paciente. Eso desintoxicaba todo el proceso neuronal, en cuanto al proceso del alma colaboraba, en el paso evolutivo, la energía de la tierra podía colaborar en dejar una etapa y poder comenzar otra en el proceso de la evolución. Por esto hay tantas terapias que indican que trabajemos con la tierra, porque hay como un conocimiento guardado y oculto de que sabemos que la tierra nos limpia, nos desintoxica.

El fuego para el lemur, era un símbolo de espiritualidad. El lemur utilizaba mucho la técnica de la contemplación del fuego, porque consideraba que el fuego, la llama del fuego, eran sus procesos interiores y a medida que la llama se manifestaba, manifestaba también sus estados internos. Y a medida que la llama se modificaba en color, él sentía que sus procesos interiores también se iban modificando.

El contacto con la esencia de los elementos era algo que el lemur manejaba con mucha fluidez. Al contemplar el fuego, podemos encontrar paz, serenidad, un espacio para pensar y reflexionar interiormente, es una información antigua como el planeta.

El lemur también organizaba el prender su propio fuego y a medida que iba construyendo su fuego, sentía que iba construyendo su proceso interior. Cuando estaban perturbados por algo, se ponían a contemplar el fuego y así se podían organizar nuevamente.

El Aire servía para desintoxicar el pensamiento. Ellos lo utilizaban para trabajar sus aspectos esenciales, como la respiración, y en ese espacio que existe entre inspirar y expirar, extraían del aire la información y trabajaban sus planos esenciales. Mucho más aquí en la historia, los chinos son los que han canalizado algunos aspectos con respecto a la respiración más importante. Ellos trabajan la inspiración, sostener la espiración y expirar y en ese momento en que sostiene la respiración, trabajan interiormente. Es una técnica que transforma nuestros procesos interiores. Si respiráramos lenta y profundamente durante 15 o 20 minutos por día a una misma frecuencia, con un mismo paso, en tres o cuatro meses no nos reconoceríamos, pero debemos tener la paciencia de practicar constantemente.

Los lemures también trabajaban con los cristales y tenían cuarzos de muchos tamaños ya que los cuarzos son elementos que guardan gran cantidad de información y a través del tiempo, son el banco de datos más fiel, porque perdura en el tiempo, son muy estables. Los lemurianos trabajaban mucho con ellos, tenían camas de cristal, donde los pacientes se acostaban, eran rodeados por diferentes cristales, de diferentes tipos y colores y el lemur entraba en contemplación y a través de ella entraba en contacto con la esencia de la energía del cristal y a través de ese contacto con la esencia, transmitía al paciente aquella energía que necesitaba para hacer sus cambios estructurales.

– Principios fundamentales para la cura

La fe del paciente; el sueño del paciente, porque el paciente cuando se acostaba, era tan vital el proceso de fe que él se despreocupaba por completo de su proceso personal y confiaba totalmente en lo que se le iba a hacer, por esto entraba en un sueño profundo y a través de ese sueño también, el proceso de la cura se podía desarrollar con mucho más fluidez.

Lo más importante es que esta técnica, esta terapia, activaba y desarrollaba mucho los procesos telepáticos de los curadores, no solo el proceso de la contemplación, sino la habilidad para el proceso telepático.

Aquí vemos con qué facilidad algunas cosas vitales, pueden estar disponibles para nosotros, solo tenemos que entrenarnos y desvincularnos de algunas cosas porque todo es posible aunque hay mucho para aprender. Algunas de estas técnicas energéticas son las que traen algunos retiros etéricos, como centros de cura cósmica y planetaria ya que esencialmente trabaja con las energías y son instrucciones que se han recibido de los Hermanos Mayores. Por eso llega esta información aquí y ahora, porque necesitamos recuperar esos procedimientos, porque un día solo vamos a tener las manos, nuestro corazón y nuestro poder creador para poder trabajar con la humanidad.

Agregar comentario

Revelaciones Sobre La Antártida – 2da Parte

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


-Descargue el Audio de esta Lectura 

En todo proceso de desembalse de información hay un aspecto positivo y otro aspecto que aparentemente no lo es tanto, que es la parte dura del aprendizaje. Todos tenemos una parte dura de nuestro aprendizaje donde tenemos que involucrarnos con ese aprendizaje a través del dolor, porque no entendemos otra forma.

Vamos a analizar, ¿cuál fue la razón por la cual la Lemuria dejó de existir o se fue consumiendo de a poco? ¿Cómo fue cayendo en los errores? Para que todos podamos aprender, qué es lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer. Si bien ya lo sabemos, una de las razones por la cual toda esta información está intentando ser disponible es para que, sobre todo, aprendamos de los errores.

Llegamos a un punto de la Lemuria donde tenemos una comunidad importante, donde tienen una gran organización, tanto desde el punto de vista social y espiritual, sobre todo donde había un excelente contacto con las Jerarquías que marcaban pautas en intervenir demasiado, permitiendo que esta civilización se desarrollara lo más espontáneamente posible y en ese cuadro. En esa organización una de las cosas más sobresalientes que venía desarrollando el proceso de la Lemuria era el acceso a la ciencia cósmica, que era uno de los pilares de su civilización. Ellos habían comenzado a través del contacto, a recibir muchísima información con respecto a la ciencia, uno de los mayores contactos, con nuestros hermanos mayores del cisne, la Civilización del Cisne, que son los grandes científicos universales. Ellos fueron siguiendo el desarrollo de la Lemuria y a través del contacto, fueron entregando a los lemurianos ciertas herramientas, ciertos símbolos que les permitían trabajar sobre todo en los procesos de cura y de desarrollo interior. Entonces el proceso de la ciencia fue vital para el pueblo lemuriano, pero como nosotros tenemos una condición que nuestro libre albedrío es dado por nuestro Padre para nuestra evolución, el que se respeta; tenemos dentro nuestro un proceso de dualidad manifiesto, porque esa es la forma que tenemos de aprender. Entonces llegó un momento en que el proceso de la ciencia se vio interrumpido el fluir normal por la necesidad de satisfacción personal, de poder; esas energías que a veces son muy complicadas de manejar y que todos a lo largo de la historia hemos tenido la oportunidad de vivenciar.

Hubo un momento en que tres de esos sacerdotes que trabajaban en la Lemuria, consideraron que ya no tenían que recibir más instrucción, que habían accedido a un alto grado de evolución, que estaban en contacto con la Confederación, que ya habían sido suficientemente acompañados y que querían formar parte de esa 4ta dimensión, de ese real tiempo. Siempre hay alguien que no comprende. Entonces en ese momento se comienza a manifestar interferencias con respecto a algunos seres, habían recibido muchísimo conocimiento, pero se habían descuidado en dejar que ese conocimiento ingresara a su proceso interior y en algunos seres se comenzaron a manifestar otras energías. A través del contacto, ellos comenzaron a conocer el proceso de los 7 rayos, de las energías de los 7 rayos que se manifiestan en el hombre. Y a través de ese trabajo de canalización alguien en algún momento, malinterpretó o mal comprendió, lo que estaba recibiendo y creyó que la voluntad poder, la manifestación del 1er rayo, originaba cierto poder sobre los demás y creyó que podía encarnar la voluntad poder, abrir y cerrar los procesos de la canalización de las energías y considerar que podía guiar espiritualmente a la comunidad. Allí comenzó la interferencia, una interferencia que es muy bien aprovechada siempre por la oposición que está atenta, en silencio, vigilante para cuando caemos en nuestras situaciones de energías comunes o energías planetarias.

Cuando un ser, cualquiera de nosotros, no interpreta correctamente o no comprende correctamente lo que se le está transmitiendo y deja de aspirar a lo divino, para aspirar a tener poder sobre los demás, la oposición comienza su gran trabajo. Esto es para todos, no solamente para los lemurianos. Esos 3 seres que se revelaron, la Confederación sugirió que fueran separados de la Lemuria, porque era una situación peligrosa. Cuando en un grupo de contacto ingresa el proceso de la oposición, ese grupo de contacto debe ser depurado porque se pone en peligro todo el proceso que se viene llevando a cabo. Esos 3 seres fueron sacados de la Lemuria y con sus adeptos y con sus familias, se retiraron a otro lugar un poco más al Norte de esa tierra y ya totalmente involucrados con la Jerarquía oscura, que es la primera que se presenta cuando se crean estas fallas. No solamente intentó armar otro disco, crear, construir otro disco sino que también comenzó a sacar de la tierra sin ninguna precaución esos metales con los cuales había sido construido el original. Lo que ellos no tuvieron presentes es que en la tierra estaban depositados muchos fósiles de la época jurásica, cuando desencarnaron a través de un impacto que recibió el planeta de un meteoro, desencarnaron todos los reptiles y llevaron en sus fósiles muchísima energía radioactiva, eso quedó depositado en la tierra y el uso inescrupuloso, sin ninguna cautela, ni prudencia de todos esos elementos provocó que la manipulación de esos metales fuera peligrosa para el proceso ambiental de la región.

La aleación de los metales, en el trabajo con los metales, comenzaba a evaporar una sustancia imperceptible, pero que intoxicaba la atmósfera, lo que nosotros conocemos hoy como el dióxido de carbono. Entonces, la Confederación comenzó a dar algunas alertas con respecto al mal manejo de esos elementos. Esa evaporación provocaba una niebla imperceptible al principio que durante la noche comenzaba a descender y comenzaba a extraer el calor del agua, de la tierra y eso comenzó a provocar la condensación, la creación de cristales de hielo, que al principio fue aparentemente un cambio en el proceso del clima planetario. Sumándose a esa situación lo que sucedió es que los disidentes, aquellos que se tuvieron que ir de la Lemuria totalmente compenetrados con el proceso de la oposición, decidieron hacer algunas cosas para que sus antiguos hermanos, no pudieran acceder a las puertas dimensionales, a través del disco solar. Entonces, organizaron una serie de dispositivos energéticos, no físicos, energéticos que eran proyectados a algunos lugares y provocaban energéticamente algunos movimientos que afectaban a las placas tectónicas de toda la región.

Fue así que la suma, de la mala manipulación de los metales, la evaporación de las sustancias, la condensación de esa niebla que comenzó a formar los primeros huracanes en el lugar y sumado todo eso a los dispositivos que movilizaron las placas tectónicas, comenzó a crearse una gran brecha, una gran abertura en la tierra, una gigante grieta de unos 5 kms por donde comenzó a ingresar el mar. Lentamente se comenzó a formar como una gran laguna y como la disociación psíquica, comenzó a provocar grandes estados energéticos en el planeta, se empezaron a sumar todas estas circunstancias. Eso provocó que el mar siguiera ingresando, y que comenzara a rodear esa región, que hoy conocemos como la Antártida. No solamente la empezó a rodear sino que el proceso del clima comenzaba a intensificarse y el hielo comenzó a consolidarse en toda la costa.

Agregar comentario

Revelaciones Sobre La Antártida – 3ra Parte

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


-Descargue el Audio de esta Lectura 

Todo alrededor de ese territorio y cerca del mar se comenzó a congelar la tierra y un día esa región amaneció toda congelada. Es un fenómeno físico que es totalmente conocido en ese planeta y en poco tiempo comienza un proceso que se desencadena y no tiene retorno. Entonces, todas estas cosas provocaron que un día la tierra de los lemures se comenzara a congelar y comenzara un proceso diferente para ellos, ya el trabajo con el disco solar no era el mismo porque la vibración que se alcanzaba inicialmente a través de este proceso del clima comenzó a no poderse alcanzar y la manipulación que se estaba haciendo en otros lugares con respecto a los metales, cada vez ponía a la civilización en más peligro. A esa altura, el disco solar ya tenía mucha información realmente y no nos olvidemos que los lemurianos habían alcanzado, en su momento, un alto grado de amor que estaba plasmado en ese disco. Por lo tanto era imprescindible resguardar esa información. Y es así que la Confederación se presenta contundentemente y manifiesta la necesidad de resguardar esa información y suspender la utilización del disco solar. Evidentemente a algunos no les gustó la idea y otros comprendieron que era de vital importancia. Ya habían podido ver a través de sus capacidades extrasensoriales que en el futuro del planeta, existía una gran movilización, iba a haber una gran catástrofe y era absolutamente vital que esa información fuera resguardada. Fue así que se sugirió la división, la partición de ese disco solar en 12 discos que guardara cada una de esas partes, parte de esa información original y que fuera distribuida a lo largo de un gran territorio para que fuera resguardada porque la civilización iba a ingresar en un período de gran interiorización porque su proceso evolutivo iba a tener un gran cambio.

Es así que las Jerarquías cósmicas, comienzan a acondicionar una serie de lugares intraterrenos que nosotros conocemos hoy como los retiros intraterrenos, para que fueran los lugares donde se guardaran los discos solares. Y así fue como comenzaron los sacerdotes, que se mantenían fieles, la Confederación, junto con los hermanos mayores del cosmos a organizar el traslado de las 12 partes del disco solar con toda la información cósmica y de la civilización lemuriana que se había llegado a conocer hasta ese momento.

Ellos sabían que ese disco solar iba a ser muy importante en algún momento del futuro de la humanidad, que esas piezas se iban a volver a unir y que a través de la unión de esas piezas, la humanidad sí, ya mejor preparada, iba a poder ingresar al real tiempo del universo.

Hoy en día existe, dentro de los hielos de la Antártida toda la estructura de la civilización de la Lemuria. Ustedes saben que nuestros Hermanos Mayores pueden crear algunas condiciones que para nosotros son irracionales con su asistencia y su ayuda. A través de la tecnología que había en las bases extraterrestres y las que hay hoy, ellos crearon un resguardo para toda la estructura de la Lemuria para que algún día, esa estructura pudiera salir a la luz y esa información pudiera estar disponible para todos nosotros. Resguardaron la información del disco en diferentes lugares y resguardaron bajo los hielos de la Antártida toda la estructura de esa civilización para que un día nosotros podamos acceder a ella. Gran parte de esa civilización, los remanentes, han habitado en ese lugar suprafísico, durante todo este tiempo. Han estado esperando que nosotros aquí en la superficie estemos dispuestos a realizar los cambios que tenemos que realizar para poder asumir, junto con ellos, esa función que a nivel cósmico tenemos que vivir.

Al día de hoy gran parte de la información del recinto de Cayona ha sido trasladada a otros centros planetarios, hacia otros recintos, por una razón de resguardo, para que esté disponible, más disponible para todos nosotros y prácticamente toda la masa poblacional, todos los pobladores han sido trasladados también a los diferentes centros planetarios donde ellos van a vivir algunos aprendizajes en aquellos centros en los cuales no han participado todavía. El gran número de científicos que todavía guardaba la Lemuria, se ha trasladado hasta Aurora y a través de su instrucción vamos a recuperar todos los procesos de cura cósmica y la cura planetaria que necesitamos todos para esta transición. O sea que hay un gran movimiento a nivel intraterreno, del cual nosotros debemos de dejar de estar ajenos. Debemos comenzar a comprender y a compartir más y mejor con nuestros hermanos, porque ellos están ahí, esperando que las coordenadas de tiempo se puedan unir, que nosotros podamos desvincularnos de aquellas cosas que no nos permiten dar pasos en la evolución y no nos permiten entrar en contacto con ellos. Pero esa sabiduría está presente, ellos están presentes esperando por nosotros. Ellos están previendo que toda esa civilización salga a la luz, todos sabemos que la Antártida se está partiendo y que tarde o temprano va a emerger. Obviamente va a haber un gran movimiento planetario. ¿Cuándo? No sabemos y cuando eso salga a la luz se desmoronarán todas las teorías que esta civilización ha formado sobre su real origen porque todos vamos a poder ver lo que hay allí, no va a ser algo que venga de un contacto que tienen uno o dos con seres extraterrestres, es algo que todos vamos a poder ver y la gran comunidad científica ya no va a poder ocultar algo que se va a ver físicamente. Así que todos vamos a poder comprobar lo que hoy estamos estudiando, en algún momento de un futuro muy cercano.

– ¿Porqué una pequeña comunidad de un origen casi primitivo, pudo alcanzar en tan poco tiempo tanto desarrollo?

Una de las claves de toda esta historia es que ellos tenían la genética GNA y no el DNA como tenemos nosotros. El proyecto genético original preveía que la población de este planeta ya contara con el GNA y ahora bien, cómo se pierde la condición de tener una genética de alta vibración y podamos llegar hasta lo que somos hoy, a esta genética que según tenemos entendido el DNA, tiene dentro de su estructura un importante porcentaje de lillo, algo que realmente no tiene ninguna función, entonces deberíamos reflexionar cómo es que la humanidad pudo retroceder tanto y alcanzar este proceso de decadencia genética que nosotros vivimos hoy.

Primero tenemos que saber, que no nos debemos olvidar que hubo una parte de esas 25 parejas que salieron al planeta por que habían transgredido el proyecto y ellas se siguieron multiplicando. Eso explica un poco, el deterioro en el proceso genético.

¿Cómo se podría perder esa condición genética? primero por un cruzamiento indebido, una mixtura indebida entre condiciones de padres e hijos, hermanos, primos, como sabemos que crean grandes fallas desde el punto de vista estructural, que crean enfermedades muy serias, esa es una de las razones. A través de la transgresión de los reinos, consumiendo carne de nuestros hermanos menores. Una gran transgresión que crea la ley del karma, junto con la mixtura indebida. El contacto con la vida de la materia, la tentación y el poder, cosas que nosotros vivimos todos los días en nuestra vida común. Cuando comenzamos a racionalizar las ideas y los pensamientos, cuando buscamos ciertas comprobaciones, o ciertas experiencias a través del plano mental concreto y en la mente racional y en nuestro plano mental se comienza a formar lo que se conoce como el inconsciente y que queda guardado y escondido de todos los otros. Cuando el hombre empieza a reconocer a aquellas cosas que lo satisfacen y las hace propias, como el alimento, el sexo y la propiedad. Esos son parámetros de involución que no solamente nos separan de nuestros hermanos mayores sino que no nos trae ninguna energía de unidad, y sí fomenta la energía de la individualidad.

Con la utilización de nuestros centros energéticos, aquellos que nosotros conocemos como chakras, que inicialmente habían sido diseñados para ser centros de irradiación y no centro de intercambio como fueron utilizados después por la población del planeta. Todo eso provoca lo que se conoce como la decadencia genética, algo que comienza, casi imperceptible y cuando uno quiere darse cuenta ya no tiene retorno, hasta que toca fondo, como nuestra civilización está tocando fondo hoy. Y cuando llega el momento de reflexionar y definirse y decidirse, si queremos recuperar nuestro GNA o queremos seguir así como estamos.

Una de las cosas que deberíamos reflexionar también, es ¿qué significa que hoy la Lemuria vuelva la luz, emerja desde todos los planos, desde el plano físico, interior, mental, desde el proceso evolutivo con la información? ¿Qué podría representar para todos nosotros y sobre todo qué representa a nivel universal?

Una de las cosas que nosotros tenemos que tener claro, que este proceso es todavía un proyecto genético diseñado por las Jerarquías Cósmicas para que viva un aprendizaje no solamente propio, sino un aprendizaje del cual todas las civilizaciones pueden aprender, sobre todo un aprendizaje sobre el amor. Por lo tanto, toda esa energía de amor, todo ese aprendizaje de amor que los lemures pudieron vivir durante cierto tiempo, está grabada no solamente en los discos solares, sino en el cristal de la Antártida. Tiene que estar disponible para nosotros hoy, para que nosotros podamos aprender cómo es que se alcanzan algunas cosas.

Otra de las cosas importantes, es poder rescatar todo ese conocimiento que ya fue nuestro, ese conocimiento científico, cósmico que ya un día nos perteneció y que muchos de nosotros encarnados como antiguos lemures pudimos vivir.

Otra de las cosas que tenemos que aprender, de nuestros hermanos o de nuestros antepasados, es cómo ellos podían contactarse fluidamente con las Jerarquías y así desarrollar una civilización que podía llegar a alcanzar grandes desarrollos internos y externos, la obediencia a las Jerarquías, la humildad en el contacto, la valorización de lo que se recibe por parte de los mayores, porque esas son grandes enseñanzas que ellos pudieron vivir.

Aquellos que se mantuvieron fieles a la Confederación y que colaboraron en el reparto de los discos, tuvieron la visión interna y el amor suficiente como para poder alcanzar, saber y poder sentir que preferían ofertar eso que tanto trabajo les había costado alcanzar, porque en el futuro, nuestra civilización tuviera disponible más equilibradamente en diferentes recintos a lo largo de todo el planeta, la información que ellos tenían toda junta, porque sabían que la íbamos a necesitar. Entonces, se ofertaron a ellos mismos partir el disco, y de dos en dos, dos sacerdotes por cada disco llegaron hacia cada uno de los retiros y desde allí permanecer, seguir instruyendo, seguir organizando esos retiros para que algún día nosotros fuéramos lo suficientemente conscientes para tomar contacto con ellos y recibir de parte de ellos esa información que fue parte de la Lemuria. Ellos sabían que en un futuro nosotros íbamos a llegar a los diferentes retiros intraterrenos y que íbamos a trabajar con los discos solares, y no tuvieron ninguna inquietud en compartir esos conocimientos, sin esperarnos.

Ustedes saben el grado de amor que tiene que tener un ser para vivir siglos y siglos en un retiro intraterreno esperando que sus hermanos tomen conciencia de lo que tienen que hacer, ¿alguien tiene una idea del grado de amor que tiene que haber en un ser para poder esperar a otro hermano que está en un proceso de aprendizaje?

Hubo tres sacerdotes que fueron vitales, en el proceso de la partición del disco que fueron los que asumieron conscientemente todo ese proceso. Uno de ellos fue quien en una encarnación inicial se manifestó como el Adán N° 11, por lo tanto, que nosotros conocemos como Sananda, inició y cerró el proceso de la Lemuria. Se hizo responsable en un inicio, de todas las pautas que las Jerarquías le marcaron y se hizo responsable en el final de organizar correctamente la disponibilidad de toda esa información para todos nosotros, sin decir todo lo que hizo después, en encarnaciones posteriores. Esos grados de amor es lo que encierra en sí el proyecto genético humano y ese grado de amor está adentro nuestro, sembrado en la genética de cada uno de nosotros, oculto donde nosotros no vamos a mirar por lo general.

Alguien decía que en cielo, había un chiste entre dos ángeles, – ¿dónde podemos ocultar el conocimiento al ser humano para que no lo encuentre? y uno le dice al otro: – colócalo adentro, ahí nunca van a ir a buscar.

Qué triste pero que cierto. Todo, absolutamente todo está dentro nuestro, sólo tenemos que buscar allí. Hemos hablado ya muchas veces, del contacto interior y sin embargo, todavía no lo podemos alcanzar, ¿cuál es la traba? ¿Qué es lo que tenemos miedo de encontrar? ¿Qué pasaría si nosotros descubriéramos que dejándolo todo, dejando una vida común, orientándonos hacia la oración, la contemplación, la ley monástica, la entrega, el servicio, descubriéramos que en nosotros hay una cemente que ni nos imaginábamos? Porque todo está ahí, no hay que ir a buscarlo afuera. Todos tenemos la posibilidad de alcanzar esa nueva genética, de recuperar esa genética que durante tanto tiempo perteneció a nuestra raza, solo tenemos que tomar alguna decisión y para eso las Jerarquías nos cuentan nuestra historia para que algo se encienda, dentro de nuestro interior.

En este momento nosotros estaríamos conscientes y despiertos o deberíamos estar conscientes y despiertos, tenemos toda la información y vamos a tener más información disponible. Tenemos la instrucción de cómo se hace, tenemos lugares como este, que nos dan una posibilidad única de tomar contacto con esa parte esencial nuestra. ¿Qué nos pasa, que tanto nos cuesta? ¿De qué no nos podemos despojar? ¿De qué no nos podemos desapegar? ¿Cuál es el temor?

Saben que el odio no es la polaridad del amor; el gran enemigo del amor es el miedo. Eso es lo que nos separa del verdadero amor y nos separa de la evolución. ¿Cómo superar el miedo? A través del amor que es el único antídoto. ¿Y cómo se puede amar más y mejor? Poniendo en práctica, tener la capacidad, la entrega, la humildad, la determinación. Nos tenemos que poner algunos códigos para nosotros mismos y no salirnos de esos códigos. No pensar mal de los demás, no hablar mal de los demás, no tener pensamientos fuera de control, no tener actitudes que no tienen contenido de amor, hay tantas cosas para hacer. Entonces, si no nos establecemos algunos códigos y no salimos de ellos con un esfuerzo de voluntad, vamos a conocer partes de nosotros que no conocíamos y vamos a dar un paso más allá del miedo que no nos lleva a ninguna parte, nos trajo hasta donde estamos ahora, como civilización

Para ir redondeando un poco lo del proceso de la Lemuria y de la Antártida vamos a hacer algunas precisiones, vamos a decir lo que nos han transmitido las Jerarquías con respecto a ¿cuál es la operativa en este momento de la Antártida, qué es lo que está sucediendo allí? En este momento, el recinto de Cayona está siendo trasladado toda la información y todos los habitantes a otros centros planetarios para resguardarlos de lo que va a suceder. Si bien ellos están monitoreando permanentemente todas las instalaciones para que surjan lo más intactas posible, inevitablemente va a haber un movimiento en ese lugar ¿cuándo? No sabemos, gracias a Dios, no sabemos, así nos podemos preparar tranquilos, es la mejor forma de prepararse. Entonces, ellos han desplazado a casi todos los habitantes y la información y pretenden que nosotros podamos acceder a ese lugar cuando haya emergido, cuando todo salga a la luz y si funcionan como centro de operaciones las bases extraterrestres que hay en la Antártida como acceso de naves de entrada y salida, pero casi ninguna otra operativa, como ya tenían antes.

Los huracanes que hay alrededor de la Antártida, en forma permanente, si bien son una manifestación del clima que allí se vive también permanecen como forma de resguardar este lugar. Ustedes saben que la oposición está haciendo cualquier cosa para intoxicar la Antártida, sabemos que hay muchos intereses en que esto no salga a la luz, la otra fuerza trabaja para que el despertar de la conciencia no se lleve adelante. Entonces, la idea es hacer algunas manipulaciones físicas en la Antártida que ellos creen que son secretas y que todos sabemos y quieren llegar físicamente a las estructuras de la Lemuria. Llorarían lágrimas de sangre si supieran todo el tiempo y el dinero que están desperdiciando; es imposible acceder físicamente en este momento a la estructura de la antigua Lemuria, solamente un movimiento planetario va a provocar que eso surja a la luz. Entonces, esa es la condición actual de Cayona, que es el recinto donde se encuentran muchas de las cosas de las cuales hemos hablado.

– ¿Cuál es la situación física, en este momento de la Antártida?

Es una situación que no tiene ni mayor, ni menor riesgo en este momento, de acuerdo a lo que nos han dicho los mayores, que va seguir un proceso que ya comenzó y que no se va a detener. Pero también que puede mudar en forma impredecible. Podemos sumar muchos acontecimientos que provocaron el congelamiento de la Antártida, de esa región del planeta, la separación de las placas tectónicas, la disociación que se provocó desde el punto de vista mental y espiritual, los movimientos planetarios, los procesos del clima que me parecen cosas conocidas hoy. Estamos en el mismo punto, solo que ahora disponemos de mucha información. Vamos a disponer de mucha información para intentar no cometer algunos errores obvios, sobre todo con lo que tiene que ver con nuestro proceso interno. Nos tenemos que preparar interiormente para lo que va a suceder, que gracias a Dios va a suceder, porque así vamos a tener una oportunidad de dar un paso en nuestra evolución.

En aquel tiempo eran unos pocos miles de seres los que habitaban este planeta, hoy somos 8.000 millones. Y si cada uno de nosotros se uniera a otros miles, que esperamos de todo corazón, que estén reunidos en este momento en algún lugar del planeta, trabajando por la luz, podríamos organizar nuevamente bajo otros parámetros una nueva civilización, pero tenemos que cambiar mucho. Estamos muy lejos, realmente, muy lejos todavía de poder ser merecedores de vivir en una nueva tierra, en una Lemuria. Entonces, hermanos yo los invito de todo corazón a que reflexionemos sobre algunas cosas y que nos pongamos metas cortas, pequeñas metas que se puedan lograr pero con esfuerzo y vamos a ver cuántas cosas podemos cambiar, porque el momento es ahora. Esto ya se desencadenó, no se va a detener, lo único que puede hacer es acelerarse. Así que tenemos que realmente meditar, reflexionar y por sobre todas las cosas orar por este mundo y por todos nosotros, orar mucho para que esa luz de la oración comience a llevarnos en algunos momentos a otros planos de conciencia donde podríamos contemplar aquello que un día nuestros hermanos, nuestros antepasados pudieron contemplar. Y eso se consigue a través de la oración, esta herramienta que está disponible para todos y en la cual nosotros hemos hecho tanto énfasis y vamos a seguir haciendo énfasis hasta que nos quedemos sin voz.

Hay mucha información para que podamos reflexionar, leer, aprender, estudiar y recoger de todas esas instrucciones que una vez le fueron entregadas a esta humanidad. Todo aquello que hoy vamos a necesitar y estamos necesitando.


Agregar comentario

Como Atravesar Los Momentos Críticos De Hoy

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


-Descargue el Audio de esta Lectura 

En estos tiempos, los tiempos finales, hay muchas personas que han visto luces en el cielo. Estas señales son enviadas por medio de los Hermanos Superiores para recordar a los seres humanos que el tiempo se está acelerando y que es de suma importancia permanecer sintonizado con los niveles más elevados.

El tiempo de las fuerzas involutivas se está terminando, dentro de muy poco ellos no tendrán más el poder que tienen sobre situaciones o personas, por eso sus ataques son desesperados y más fuertes. Esto se ve reflejado en los acontecimientos externos del planeta, como también por ciertos procesos individuales. Las crisis están siendo cada vez más agudas, pero no quiere decir que las cosas estén empeorando, por el contrario, lo que quiere decir es que están llegando a su fin.

Cuando esta confrontación llegue a un punto de conflicto en el que se interrumpa la evolución planetaria, habrá una intervención directa de los Hermanos Superiores a la altura los acontecimientos. Esta ayuda será distinta de los servicios y cuidados que vienen prestando hace tiempo. Su participación es necesaria, ya que la Tierra está un poco atrasada todavía y tiene que resolver el tema de las fuerzas involutivas y de las fuerzas de evolución.

En otros reinos del universo, en otras áreas del cosmos ese tema está ya muy adelantado. El atraso de la Tierra se debe a la falta de unión que existe en la humanidad. Solo podrá acontecer una unión en la superficie de la Tierra y entre sus seres cuando la unión que ya existe en otros reinos pueda fluir y descender hacia la Tierra, pero antes de eso es necesario que la lucha se defina.

En muchos reinos del cosmos existe una experiencia que tuvo resultados favorables, que fue considerada por la inteligencia cósmica algo real, una especie de sociedad galáctica, una unión entre todo lo que está vivo en diferentes niveles y formas. Se la define con el término “sociedad” porque el de hermandad es muy distante. La sociedad galáctica tiene la posibilidad de permitir que todos evolucionen al mismo tiempo, cosa que no es posible en la sociedad humana normal, pues si un ser humano evoluciona, en general, lo hace en detrimento de otros.

No todos los seres humanos pueden evolucionar al mismo tiempo, aunque todos gocen del mismo derecho. Aquí, en la superficie, el materialismo es más importante que las cuestiones espirituales. El ser humano tiene tendencia a relegar el trabajo espiritual por causa de problemas materiales. En estas condiciones no será posible que todos evolucionen a un ritmo parejo. Se necesita llegar a un punto en el que esto pueda ser resuelto y que termine, recién ahí comenzara a fluir la hermandad.

Todo esto es algo ya comprendido internamente por el alma, por la monada individual de cada ser humano. Por eso, es de suma importancia que cada uno recuerde a cada momento su compromiso y estar disponibles para una continua transformación que no sea solo una aspiración, sino un hecho concreto y real, un pacto con los reinos superiores para que el cambio comience a ocurrir, incluso en los vehículos. Para tal transformación es imprescindible que la mente cambie. Este ciclo es como el abrir de las flores, dejar de ser pimpollos, dejar de lado todo aquello que conseguimos ser, aquello que fue sembrado en nosotros, brotó y se convirtió en pimpollo. Esto tiene que abrirse realmente, como evolución, como una flor que nunca es fija. El movimiento de la flor es esta transición, ese cambio continuo y en la hora en que la flor se abra totalmente, en la hora en que la ofrenda ya sea realizada, entonces estaremos listos para la nueva tierra, para el nuevo ser.

Es esencial reconocer al dolor, al sufrimiento, a las experiencias, a todo lo que ocurre, como el camino para llegar a esa transformación. Todos lo que comprenden esto deben tomar la decisión interna de seguir esa transformación y de no identificarse con lo que está ocurriendo. Se trata de colorar la conciencia en lo que va a suceder, es allí donde se comenzará realmente a florecer, no es ser lo que cada uno es, es ser aquello que cada uno debería ser.

En los tiempos finales los seres humanos también deberán estar listos para actuar, esta es una oportunidad de trabajo a la par de los Hermanos Superiores, es un momento de acción en todos los niveles, por lo tanto debe haber agilidad en el plano físico, nada debe quedar por la mitad. Aun sabiendo que el plano físico siempre será imperfecto e incompleto la labor debe ser incesante.

Esta es la sintonía, este es el modo de atravesar los momentos críticos de hoy. Esta es la forma de estar ahí sin ser como todo el mundo, estar correctamente empeñados en realizar las tareas hasta el fin, adquirir una estructura que le permita al ser humano actuar. Mientras tanto los Hermanos Superiores siguen allí, iluminando, que es la mayor parte del trabajo.


Agregar comentario

El Servicio Y El Miedo

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


-Descargue el Audio de esta Lectura 

Estamos ahora atravesando una etapa cuya energía vibra para que cerremos ciertos ciclos y que nos abramos para nuevas etapas. El impulso de esa energía, no es para que desarrollemos cosas aquí. Entonces cuando se habla de cerrar etapas o de abrir etapas, no quiere decir cosas humanas, cosas materiales. Esos impulsos son para que cerremos ciertas etapas de actividades de servicio y de dedicación pero en el plano individual para entrar en etapas de servicio cada vez más amplias, cada vez más generalizadas, cada vez más impersonales. Porque en nuestro servicio y en nuestra forma de servir tenemos etapas y las etapas son para que nos vayamos abriendo a esta energía de servicio y que esta energía de servicio se vaya tornando cada vez menos personal y cada vez menos dirigida a cosas personales, para que sea cada vez un servicio más amplio.

El estar sirviendo a otro individuo también tiene ciclos y esto va siendo ampliado, usted va a terminar esta trayectoria de servir a un individuo llegando finalmente al punto de servir a Dios en aquel individuo. Entonces en la práctica se está sirviendo a un individuo pero en conciencia usted está sirviendo a Dios. Cuándo se logra servir a Dios en un individuo ahí se cambia de ciclo, se sirve a un grupo, y así nuestra capacidad de servir va entrado en nuevos ciclos, siempre más amplios, hasta que se pueda llegar dentro de esta energía a servir al mundo.

Varias personas sufren incomodidades, porque están entre las experiencias de realización personal que ellas consideran que tienen que hacer y la experiencia de estar sirviendo libremente en un grupo sin servir a otra cosa sino a las cosas del grupo, sumando su servicio al servicio de un grupo.

Este conflicto puede estar en todos los ciclos de servicio solo que cada vez más sutil.

Si un individuo ya está demasiado trabajado por la energía de servicio entonces en ese conflicto, aunque tenga resistencias, su tendencia es dirigirse hacia el servicio mayor. Pero si un individuo todavía no está lo suficientemente trabajado y todavía necesita de ese conflicto, entonces allí va a estar inseguro y allí va a crear todos los problemas consigo mismo y con los demás debido a su inseguridad de no poder abandonar aquello que está haciendo para hacer una cosa mayor.

Este conflicto se da en el plano instintivo o en el plano emotivo, como puede ser el caso de alguien que tenga que renunciar a una forma de vida y entrar en otra, esto es una cosa típicamente material, típicamente instintiva, típicamente humana.

Entonces si es un problema localizado y del nivel humano, en el nivel emocional y terrestre es una cooperación a ser desarrollada grupalmente. Si es una cosa más compleja, más interna y con menos soluciones aquí en la Tierra, entonces la cooperación a desarrollarse es con la Jerarquía, y esto pude ser una crisis muy buena porque allí el individuo abriéndose para cooperar más abiertamente con la Jerarquía, puede ampliar hasta su visión y logar un contacto más consciente con las tareas de la Jerarquía, que son distintas a las tareas que nosotros tenemos aquí.

Entonces aquí se tata de cooperar con la Jerarquía en las tareas. Para vivir otra vida, para cambiar de nivel, para entrar en un servicio mayor. Vida, aquí en el mundo es calidad de servicio. Entonces diversos tipos de vida no quiere decir profesiones diferentes, sino diversas calidades de servicio, diversos niveles de conciencia que se está prestando tanto para un individuo, como para un grupo o para el mundo.

Hasta una cierta altura de la evolución de un ser no hay forma de que el miedo no exista porque el miedo es una situación mental. Mientras que un individuo sea mental y funcione como mente, va a tener alguna forma de miedo y cuanto más evolucionado sea mentalmente, más sutiles y menos conscientes van a ser sus miedos, pero van a estar siempre porque el miedo es inherente a la mente, es parte de la mente y como la mente puede penetrar todo el universo en el cual ella existe, le teme a las cosas que ignora. Ese estado de inseguridad de la mente solo puede ser resuelto con la evolución de la conciencia, es decir, cuando la conciencia deje de estar enfocada en la mente, allí el miedo se va transformando.

Aun cuando el ser se va espiritualizando, incluso cuando él sabe de la presencia de la Jerarquía y la percibe, no basta para no tener miedo porque la mente todavía no logra percibir completamente a la Jerarquía ni el trabajo que esta realiza en este universo. La mente siempre ignora alguna cosa entonces el individuo puede estar frente a la Jerarquía encarnada frente a él y tener miedo. Por tanto este miedo acompaña al individuo y a la conciencia hasta en estados espirituales bastantes desarrollados. Pero a una cierta altura el alma domina, controla, y conduce los cuerpos. Si esta desencarnada ya está bien consciente de tareas mayores de su reino, entonces va sintiendo mayor seguridad y mayor certeza.

En ciertas circunstancias, si no fuese por el miedo muchas personas se autodestruirían. Es el miedo que les impide hacer ciertas cosas, que iban a dejarlas en una situación todavía más precaria. Entonces el miedo funciona como una válvula, como un control. Claro que nadie va a tratar de apegarse al miedo para preservarse, esto se hacía antiguamente cuando las religiones usaban el miedo para que las personas no se perdiesen. Hoy podemos reconocer que si no fuese por el miedo, tal vez estuviésemos todos perdidos, pero no necesitamos estar centrados en el miedo, porque miedo quiere decir presencia de ignorancia. Entonces si alguien tiene miedo de alguna cosa, puede ver el bien en eso ya que el bien siempre está en todo.

Una persona cuando la desencarnación no le es tan próxima, piensa que no tiene miedo de desencarnar. Como persona, como conciencia, puede no tener miedo. Pero cuando va llegando aquella hora, aquel momento, hay algo en sus átomos físicos que tienen un estado que para él es extraño y aquello es el miedo. No necesitamos esperar la hora de desencarnar para sentir esto y quedar sorprendidos. Esto esta existiendo en los átomos de nuestros cuerpos aun cuando la persona no tenga miedo intelectualmente, incluso cuando la persona ya supero el miedo como concepto. Usted puede ver a personas que no tienen miedo de desencarnar y que tienen miedo a que son incapaces de cambiar de vida, y que eso es aquel mismo miedo de desencarnar que está allí y que le da miedo de dejar o cambiar alguna cosa, aunque la conciencia de la persona estuviera preparada, en los átomos físicos y los átomos emocionales y mentales el miedo todavía está presente.

Entonces si fuera posible no hablar nunca más sobre el miedo sería mucho mejor, no quiere decir que estemos negando el miedo porque no sabemos cómo están nuestros átomos con el, pero si nuestra conciencia ya está en otra cosa, todo esto no predomina, todo esto no domina, ni impide que ciertos grados de liberación vayan aconteciendo a un individuo.


Agregar comentario