Usted esta en la categoria Luz

-Cada día nuestra fuente divina, Dios, provee a cada ser humano de la energía que necesita para evolucionar conforme a su estado de conciencia, ya que aquel que reciba más deberá entregar más, y su responsabilidad será mayor al momento de dar respuestas.

Cada hombre utiliza la energía que le es dada para llevar a cabo su misión, la de amar y servir a toda forma de vida. Cada uno tiene libre albedrio, una ilusión de la que se nutre el ser humano que no comprende que está libre elección no es real, ya que si somos conscientes en el amor, sabremos que la circunstancia en la cual Dios nos sitúe será siempre la mejor para evolucionar.

En el camino de Dios somos todos iguales nadie es más que nadie. El amor hacia los enemigos estos son los maestros que no enseñan a tener paciencia y hacernos mas fuertes en las dificultades, es fácil ser luz en la luz.

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestros Padre que está en los cielos.

Todo hijo de Dios tiene una misión, un plan divino que cumplir, el cual es guiado por Dios para que pueda ser cumplido de la mejor manera. Dios no da todo lo mejor, pero a veces el ser humano por su uso del libre albedrio, que no es más que una ilusión, limita o condiciona aquello mejor que el Padre tiene para nosotros.

Es mejor dejarse llevar por la voluntad divina, atendiendo la necesidad de los demás antes que las nuestras, ya que si nosotros nos ocupamos de los demás Dios se ocupara de nuestras necesidades. Dios no abandona a ninguno de sus hijos. Y los ama a todos por igual.

-Tanto la obediencia como el servicio deben ir de la mano. En el momento de servir hay que seguir ciertas pautas, es decir, cumplir con una tarea que lleve un orden, ya que se puede tener mucho amor y voluntad, pero si estos no van acompañados por la sabiduría para reconocer en qué momento es preciso hacer las cosas, la tarea puede ser realizada con varios errores.

Siempre es mejor, y más provechoso, actuar unidos, pues la unión hace la fuerza, y en esa unión es cuando uno se integra con el otro, se conoce y aprende a pedir ayuda y a brindarla a quienes lo necesiten.

Para ser instrumento de Dios en el servicio hay que dejar de lado lo material y obedecer a nuestro Cristo interno y ayudar las necesidad del otro.

En un grupo hay que estar en unión y tener comunicación con todos y caminar todos juntos no por partes porque no llegamos solos a ningún lado ya que la unión hacer la fuerza. Cada uno del grupo tiene una misión si uno no esta no es lo mismo.

Lo que aprendemos y lo que Dios nos deja saber es para compartir con otros hermanos, ya que la luz es de todos. Lo que nosotros tenemos es para compartir no para nosotros, ya que nada es nuestro todo es Dios, nosotros solo administramos las cosas de Dios. Somos las manos de Dios en el planeta.

-El libre albedrio es la libre elección y la libre voluntad, es elegir algo y luego manifestarlo. Todo viene de Dios, quien nos da todo lo que necesitamos. Qué pasa cuando uno quiere, quiere y quiere, haciendo uso del libre albedrío, sin dejarse llevar por la voluntad divina, hace que uno condicione o anule aquello tan maravilloso que Dios tiene para nosotros.

El libre albedrio es la posibilidad que nos da Dios de elegir libremente la acción que podremos llevar a cabo en cada uno de nuestros actos. Todo ser de luz conoce, sabe y entiende que el libre albedrio no existe en su vida, ya que reconoce que toda acción está sujeta a la voluntad del Padre. No existe otra posibilidad, la vida de cada ser humano está destinada a servir y ser las manos de Dios en el planeta.

Aquellas personas que no comprenden esta cuestión, que se sumergen en la ignorancia de pensar que son ellos lo que determinan las circunstancias de sus vidas, solo crea más karma para ellos, tras lo cual tendrá que practicar el perdón y someterse a situaciones que ellos mismos crearon.

El hombre elige todo el tiempo, hace uso de su libre albedrío, el cual está sujeto a su nivel de evolución. Un hombre cuyo nivel evolutivo es cada vez más elevado deja de lado la elección, pues comprende que nada tiene que elegir porque Dios, en su inmensa sabiduría y amor, guía sus pasos y le ofrece todo lo que necesita.

Este hombre se ha dado cuenta que nada le pertenece y que cada cosa que hace y cada día que vive es gracias a Dios. Este hombre realmente es libre porque se guía por la verdad que en él existe y no por la apariencia del ego. Es realmente libre porque nada le preocupa, sus asuntos están en manos del Padre, porque sabe lo que cada uno necesita.

La prioridad de un servidor es servir, es ser un instrumento para realizar la voluntad del Padre. Quienes cumplen la voluntad del Padre sirven aquí y ahora sin pensar en las necesidades materiales, primero está el prójimo necesitado y después uno.

Ayudar aquí y ahora, cuando el otro necesita y no cuando queda cómodo o conveniente.

El hombre siempre eligió los recursos de la tierra para satisfacer sus necesidades ignorando que Dios ah brindado esta riqueza para cuidarla.

Amar es darlo todo sin esperar nada a cambio, es decir que quién espera no ama.

Ser feliz es la sensación de estar en el camino correcto, sabiendo que el camino de la luz, es el mejor camino.

-Una cosa es servir al que sufre y otra dar las energías a los necios. Demos nuestro amor a todo y a todos pero aprendamos a discernir a los que de verdad nos necesitan de los que solo quieren aprovecharse, es decir, a los lobos disfrazados de cordero

Agregar comentario

-A lo largo de nuestra vida vamos pasando por diferentes etapas; algunas conllevan más responsabilidad que otras. La responsabilidad consiste en la capacidad que tiene un ser humano de responder, el hacerse cargo de las decisiones tomadas. Cada vez que elegimos estamos algo para tomar otra cosa. Actualmente la mejor elección se basa en adoptar el camino espiritual e ir soltando el material, para que cuando llegue el momento en el que tengamos que desapegarnos de todo, el cambio no duela.

Ya no es tiempo de sentarse a pensar, es momento de actuar, aquí y ahora. El servicio es constante a toda hora y en todo momento, el llamado puede ser en cualquier momento y debemos estar preparados. Si confiamos en nuestro Cristo y no nos dejamos llevar por la mente lineal podremos cumplir la misión superando los aprendizajes que vayan surgiendo en el camino. Ante cualquier energía exterior debemos conservar el temple, no reaccionar sino responder.

El momento siempre lo fue, pero hoy es tiempo de reafirmar el voto hacia la fuente divina y cumplir con su voluntad.

Las reacciones humanas van cambiando de acuerdo las circunstancias que los hombres deben pasar. Un hombre fuerte no es el que mejor soporta los golpes, un hombre fuerte es aquel que soporta la ofensa o la humillación, el que no se deja vencer porque cree en la justicia divina y mantiene intacta su fe.

Todos los seres humanos son pacíficos hasta que el entorno se vuelve caos. Estar serenos, practicar el discernimiento para saber cuándo actuar y cuando callar; desapegarse y hacer cada obra basándose en el amor nos llevara por el camino correcto, con una actitud firme que siempre priorice la necesidad ajena.

A medida que las personas avanzan en su camino espiritual y van alcanzando cierto nivel de conciencia en donde se ven cada vez más como parte del todo y no como un ser aislado del resto de la creación comienzan a tener otras responsabilidades así como también otras perspectivas.

Dentro del camino espiritual existen etapas, en donde se aprende de todo aquello que nos ha sucedido a nosotros como individuos pero sobre todo lo que nos ha pasado como grupo, como hermanos, como servidores.

Cada etapa de servicio requiere de nuestra disposición, de nuestra buena voluntad, pero por sobre todo de nuestro amor y entrega a Dios.

Este planeta ha recibido durante mucho tiempo las energías mal calificadas que los hombres han generado durante siglos a través de la energía nuclear, la tala de los bosques y la caza indiscriminada de animales.

Este planeta necesita de los servidores de la luz, de aquellos seres que encarnaron en este planeta para ayudar al resto de los seres a evolucionar, a trascender ese instinto primitivo y bajo que lo lleva a dañar en vez de proteger y preservar.

Estos servidores no tienen tiempo para acomodarse y ver si pueden llevar la tarea, estos servidores ya tienen que actuar. Ellos son la luz en la oscuridad, son la verdad entre el engaño, son los que vienen para recordarle al mundo que se puede cambiar.

Solo que estos servidores deben aceptar lo que son y respaldar su esencia con sus acciones.

Actuar con responsabilidad, escuchando nuestro guía interior.

Mantenernos serenos aun en situaciones complicadas, así podremos discernir en qué casos intervenir y en cuáles no.

Cada día es un regalo, una oportunidad de servir y de prepararnos para trascender este plano y poder dar los pasos en la evolución.

Los tiempos ya no son los mismos, aunque el ser humano mantiene su misma postura. Nosotros somos responsables de cuidar al reino animal, vegetal y animal, y de tener una conexión con el reino angelical, pues el hombre todo este tiempo solo lo que hizo fue aprovecharse de los recursos, tomando todo cuento viera como si fuera suyo, cuando en realidad todo es de Dios. Si el hombre hubiese taladrado 10 árboles pero al mismo tiempo cultivado 50 y dejar que crecieran, eso mantendría un equilibrio. Ahora el hombre tomo los recursos sin control, sin conciencia sin equilibrio, eso ocasiona el día de hoy, el desequilibrio o la falta de recursos. Dios nos dio una gran responsabilidad, una gran bendición que no cumplimos, y por esto tendremos que responder, por todas las vidas de seres que se han perdido porque el hombre no ha recordado su esencia.

Los seres de luz tienen más responsabilidad, porque al que más se le da más se le exige, tienen que guiar e iluminar y llevar la palabra de Dios a toda la humanidad. Muchos serán los llamados pero pocos son los elegidos.

-La verdad está en tu interior. Deja de analizar tu vida escucha tú corazón. En él está el espíritu de la verdad que te guiará.

Hay tanto sufrimiento en el planeta y a tu alrededor. Solo observa, escucha y calla y Dios te mostrara a quien deberás servir cada día.

El servicio no está en las cosas grandilocuentes sino en las pequeñas cosas realizadas con amor desinteresado.

Con amor y humildad en la conciencia y en los actos.

-Trabaja duro en el servicio por los que sufren, así ese mismo servicio te abrirá las puertas de la conciencia

-En estos momentos Padre quiero agradecerte por todas las gracias que derramas desde siempre en mi vida, por permitirme existir, por guiarme en el camino para superar mis imperfecciones y mis errores. Gracias por tu misericordia y tu paciencia. Trabajo a diario para comportarme como tu hijo, sirviendo a mis hermanos que sufren y que al igual que yo están aprendiendo. Te amo Dios, que el perdón por mis errores llegue a todos los corazones de aquellos con los que por ignorancia me he equivocado y que tu amor infinito que brilla através de mi corazón pueda compartirlo para sanar las heridas de los que aun no te han encontrado. Dame un corazón humilde, bondadoso y fuerte para que pueda redimirme con todos los humanos a quienes amo. Tú lo eres todo. Ilumínanos, a nosotros y a este bendito planeta. Que la luz de la verdad y el amor se manifieste en cada una de sus acciones, pensamientos y sentimientos.

-La evolución de una persona lo determina la calidad de servicio y amor desinteresado practicado hacia toda forma de vida, especialmente hacia los que sufren. Que en este comienzo de año despertemos nuestra conciencia y amor. Que el cambio sea la guía que te acerque cada día mas a Dios. Que en tu vida este siempre Dios manifiesto en cada uno de tus pasos.

-La humildad y el amor es el primer paso para alcanzar la sabiduría. AyúdamePadre a superar todos los obstáculos del camino para llegar a salvo a tu casa después de haber servido a mis hermanos y a tu voluntad

Agregar comentario

-A lo largo de nuestra vida vamos pasando por diferentes etapas; algunas conllevan más responsabilidad que otras. La responsabilidad consiste en la capacidad que tiene un ser humano de responder, el hacerse cargo de las decisiones tomadas. Cada vez que elegimos estamos algo para tomar otra cosa. Actualmente la mejor elección se basa en adoptar el camino espiritual e ir soltando el material, para que cuando llegue el momento en el que tengamos que desapegarnos de todo, el cambio no duela.

Ya no es tiempo de sentarse a pensar, es momento de actuar, aquí y ahora. El servicio es constante a toda hora y en todo momento, el llamado puede ser en cualquier momento y debemos estar preparados. Si confiamos en nuestro cristo y no nos dejamos llevar por la mente lineal podremos cumplir la misión superando los aprendizajes que vayan surgiendo en el camino. Ante cualquier energía exterior debemos conservar el temple, no reaccionar sino responder.

El momento siempre lo fue, pero hoy es tiempo de reafirmar el voto hacia la fuente divina y cumplir con su voluntad.

Las reacciones humanas van cambiando de acuerdo las circunstancias que los hombres deben pasar. Un hombre fuerte no es el que mejor soporta los golpes, un hombre fuerte es aquel que soporta la ofensa o la humillación, el que no se deja vencer porque cree en la justicia divina y mantiene intacta su fe.

Todos los seres humanos son pacíficos hasta que el entorno se vuelve caos. Estar serenos, practicar el discernimiento para saber cuándo actuar y cuando callar; desapegarse y hacer cada obra basándose en el amor nos llevara por el camino correcto, con una actitud firme que siempre priorice la necesidad ajena.

A medida que las personas avanzan en su camino espiritual y van alcanzando cierto nivel de conciencia en donde se ven cada vez más como parte del todo y no como un ser aislado del resto de la creación comienzan a tener otras responsabilidades así como también otras perspectivas.

Dentro del camino espiritual existen etapas, en donde se aprende de todo aquello que nos ha sucedido a nosotros como individuos pero sobre todo lo que nos ha pasado como grupo, como hermanos, como servidores.

Cada etapa de servicio requiere de nuestra disposición, de nuestra buena voluntad, pero por sobre todo de nuestro amor y entrega a Dios.

Este planeta ha recibido durante mucho tiempo las energías mal calificadas que los hombres han generado durante siglos a través de la energía nuclear, la tala de los bosques y la caza indiscriminada de animales.

Este planeta necesita de los servidores de la luz, de aquellos seres que encarnaron en este planeta para ayudar al resto de los seres a evolucionar, a trascender ese instinto primitivo y bajo que lo lleva a dañar en vez de proteger y preservar.

Estos servidores no tienen tiempo para acomodarse y ver si pueden llevar la tarea, estos servidores ya tienen que actuar. Ellos son la luz en la oscuridad, son la verdad entre el engaño, son los que vienen para recordarle al mundo que se puede cambiar.

Solo que estos servidores deben aceptar lo que son y respaldar su esencia con sus acciones.

Actuar con responsabilidad, escuchando nuestro guía interior.

Mantenernos serenos aun en situaciones complicadas, así podremos discernir en qué casos intervenir y en cuáles no.

Cada día es un regalo, una oportunidad de servir y de prepararnos para trascender este plano y poder dar los pasos en la evolución.

Los tiempos ya no son los mismos, aunque el ser humano mantiene su misma postura. Nosotros somos responsables de cuidar al reino animal, vegetal y animal, y de tener una conexión con el reino angelical, pues el hombre todo este tiempo solo lo que hizo fue aprovecharse de los recursos, tomando todo cuento viera como si fuera suyo, cuando en realidad todo es de Dios. Si el hombre hubiese taladrado 10 árboles pero al mismo tiempo cultivado 50 y dejar que crecieran, eso mantendría un equilibrio. Ahora el hombre tomo los recursos sin control, sin conciencia sin equilibrio, eso ocasiona el día de hoy, el desequilibrio o la falta de recursos. Dios nos dio una gran responsabilidad, una gran bendición que no cumplimos, y por esto tendremos que responder, por todas las vidas de seres que se han perdido porque el hombre no ha recordado su esencia.

Los seres de luz tiene más responsabilidad, porque al que más se le da más se le exige, tienen que guiar e iluminar y llevar la palabra de Dios a toda la humanidad. Muchos serán los llamados pero poco son los elegidos.

-Recuerda que todos somos hijos de un mismo Padre y que nadie es mas que nadie ya que ante los ojos de el Padre todos somos amados de la misma manera. Humildemente.

-Aunque todos te ignoren, sigue amando; aunque todos te odien, sigue amando; aunque nadie te escuche, sigue amando; a pesar de todo, sigue amando

-Seamos mansos y humildes de corazón y aprendamos de la inocencia de los niños para practicar el perdón y la misericordia hacia los que nos han ofendido y hacia nosotros por aquellos que hemos lastimado. Perdonar y olvidar para volver a amar como Dios nos ama.

-En la vida hay momentos difíciles pero siempre hay una salida para los que están con Dios. Porque si Dios con nosotros,¿quien contra nosotros?

-Para todos los que están desanimados recuerden que siempre hay una salida y la mejor es la del amor y el servicio desinteresado por los demás. Siempre hay una respuesta y ellas siempre están disponibles en lo más profundo de nuestro corazón. Dios ayuda a los que se ayudan y jamás abandona a ninguno de sus hijos. Amar, servir y trascender, gracias a Dios, por Dios y para Dios que se manifiesta en todas formas de vida.

Agregar comentario

-Tengamos presente que la navidad conmemora de alguna manera, el nacimiento del niño Jesús, nuestro Cristo, nuestro maestro, el de la humanidad y el universo entero.

Reflexionemos acerca de nuestros actos cotidianos y evaluemos si existen en ellos la aplicación de las enseñanzas que nos dejo el maestro en su anterior venida a esta bendita tierra. Amor divino, humildad, mansedumbre de corazón, empatía, servicio incondicional por toda forma de vida especialmente los dolientes de espíritu y cuerpo, paz interior, misericordia, tolerancia, compasión, concepto inmaculado.

Una vez puestos a prueba nuestros actos en comparación a nuestras enseñanzas heredadas, establezcamos un nuevo curso para nuestras acciones acercándolas más y más a lo dejado como herencia por Jesús.

Aprovechemos estos tiempos para acercarnos definitivamente a todos los seres que están a nuestro lado, reconciliémonos, perdonemos y redimamos las ofensas recibidas y a quienes nos las han enviado; dediquemos tiempo a todos de forma amorosa, desinteresada y equilibrada y prioricemos a los que sufren.

Navidad es el nacimiento del espíritu crístico, el espíritu de verdad en nosotros y en nuestros hermanos y la consecuente manifestación en nuestros pensamientos, sentimientos y acciones. Navidad no es santa Claus, papa Noel ni el invento comercial de nadie, no es borrachera, fiesta, sexo o descontrol. Mucho menos violencia.

La mejor forma de aliviar nuestros dolores es sanando las heridas de los que sufren más que nosotros. La mejor forma de amar es sirviendo y ayudando a evolucionar a los que vienen un poco mas atrás que nosotros en el camino, como los niños, los animales, los arboles, los pájaros y otros seres humanos que quizás no tuvieron tantas bendiciones como nosotros, o simplemente tuvieron otras. Aprendamos a dar y a servir, para no tirarle las perlas a los chanchos y aprendamos de los que servimos porque ellos también están junto a nosotros para enseñarnos cosas.

“Que Cristo Jesús se manifieste en cada corazón humano, en todos los reinos que pueblan este bendito planeta y que la paz y el amor prevalezcan e iluminen el corazón de los que sufren.”

-“Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos”… Los pobres de espíritu son aquellos que están en la búsqueda de la verdad, los que en su corazón abunda la humildad sin dar lugar al ego que junto a la codicia, la duda, el miedo, los celos, la envidia, la avaricia y otras energías bajas son las que llevan al ser humano a aferrarse a lo mundano. Es importante vaciar nuestra copa cada día para llenarla de la luz divina del Padre, esa luz llena de amor sabiduría y que es perfecta, para que nuestros pensamientos generen sentimientos basados en el amor y esos sentimientos sean acciones basadas en el amor y la sabiduría, que junto a la fe del Padre podemos así manifestar nuestra esencia. Por eso es importante cuidar cada uno de nuestros pensamientos.

Cada momento es una prueba, depende de nuestra actitud, fe, humildad que podamos pasar cada una de ellas.

En el camino de la evolución, surgen tentaciones que nos pueden sacar del camino, a medida que uno avanza en esa evolución las tentaciones son más sutiles, por esto es importante, el estar atentos, el despertar del Cristo para de esta manera discernir cuando es una tentación y cuando es algo que debemos hacer ya que somos guiados por la voluntad del Padre.

Cuando Jesús estuvo en la tierra, vino a buscar a los humildes de espíritu, a aquellos que estando vacíos de preconceptos puedan llenarse de sabiduría. En la vida, es importante ir vaciándonos de cosas pasadas, de preconceptos, de malas costumbres, para de esta manera poder llenarnos con lo que vendrá, y no rebalsarnos de tanta información que luego no la usamos para ayudar a nadie, sino para engrandecer nuestro ego.

Dios nos acompaña siempre ya que somos parte de él, nosotros reconociendo este derecho y virtud debemos mantenernos firmes en la fe, la humildad y la convicción de que estamos guiados por el y sus ángeles para cumplir con lo que nos toca cumplir. A veces no sabemos cuál es nuestra misión porque nos guiamos linealmente pero si escuchamos nuestro interior, ponemos en práctica el amor y los dones que Dios nos ha confiado dejaremos que el camino nos guie hacia el verdadero plan; el cual va ser perfecto para nosotros, porque fuimos creados para recorrerlo, a pesar de todas las trabas que se interpongan.

Llevar la palabra de Dios en obras, es un gran compromiso y una gran oportunidad.

Los tiempos finales ya están en la puerta, y no tenemos más alternativas que prepararnos interiormente hacia nuestra liberación en Dios, en comunión con aquellos hermanos con los que compartimos las enseñanzas y la vida.

A través de nuestro Cristo interior y de los maestros, ángeles y arcángeles que se manifiestan a través de sueños o de personas, estamos siendo advertidos para cumplir la voluntad Dios, como José y los tres reyes magos quienes fueron avisados sobre el nacimiento de Jesús y de las intenciones de Herodes. Ellos al estar atentos y conectados con su cristo interior escucharon, fueron obedientes, cumplieron así con la palabra de Dios que había sido manifestada por los profetas.

Otra de las enseñanzas es la humildad de Jesús cuando fue bautizado por Juan el Bautista en el Jordán, pues el siendo el mesías fue bautizado como todos los demás a través del agua, aun cuando él venía a bautizar con fuego del espíritu santo, nadie es más que nadie somos todos iguales para Dios.

Cada persona que nace en el planeta viene a cumplir una misión. A lo largo de la vida cada uno va descubriendo y haciendo el camino. Durante este tiempo las pruebas van apareciendo junto con los obstáculos. Habrá seres que nos estarán acompañando a recorrerlo, seres que preparan el trayecto a recorrer, y seres que lo continuarán luego de que cada uno haya cumplido su parte. Distintas tentaciones se cruzarán, pero la fe que yace en cada corazón humano será la clave para seguir dando con suavidad, cada uno de los pasos.

Solo viviendo la hermandad recordaremos quiénes somos y lo que vinimos a hacer. La verdadera hermandad se da cuando existe una conexión con los otros que nos permite darles a nuestros hermanos lo que necesitan cuando lo necesitan.

Muchas personas quisieran cambiar su forma de vida pero cometen el error de postergar el cambio que necesitan hacer para lograrlo.

Unos tienen temor de dejar lo conocido de cerrar puertas que no se volverán a abrir para comenzar a pasar por otras totalmente desconocidas. Otros piensan que el cambio vendrá sin hacer ningún tipo de esfuerzo, de la noche a la mañana.

Desde hace mucho tiempo la humanidad viene siendo asistida por los hermanos superiores para poder afrontar los cambios que se están presentando en la actualidad.

A medida que las civilizaciones llegan a su máximo nivel de desarrollo las mismas tienden a desaparecer de manera súbita. Pues el desarrollo tecnológico no tiene nada que ver con el desarrollo espiritual, si este último no acompaña al primero la civilización inexorablemente deja de existir, pues la base de todo es Dios.

Durante estos tiempos está ocurriendo la ley de separatividad. Esta ley indica que cada energía que permanece en este plano, será reubicada al plano que pertenezca, de acuerdo a su vibración. El bien y el mal ya no convivirán, sino que la luz reinara por los siglos.

Nada debe ser cuestionado y el trabajo debe ser realizado ahora, hoy es el momento de actuar, de hacer, de servir con amor, y de permanecer con la fe inquebrantable hasta que todo pase.

Todo es gracias a Dios. Todo es para Dios. Dios es amor infinito y el amor es la fuerza más poderosa del universo. Gracias Padre por permitirme existir en este maravilloso rincón de tu creación.

Agregar comentario

-La diferencia entre autoridad y poder es que el poder es la capacidad para realizar una tarea mientras que la autoridad es el hecho de demandar que se realice dicha tarea.

Una tarea debe basarse en tres características: el poder, la sabiduría y el amor. Pero por sobre todas ellas, debe realizarse con amor. Porque es el amor de Dios el que venimos a manifestar, para iluminar cada rincón de esta tierra.

Nos fue confiada la tarea de cuidar del resto de los reinos (mineral, vegetal, animal) y sin embargo, a través de los años muchos hombres solo se dedicaron a explotar y abusar de ellos provocando múltiples desequilibrios. Debemos tomar consciencia de nuestras acciones ya que los seres a nuestro alrededor están aprendiendo de cada uno de nuestros pasos.

Aquietemos nuestra mente y actuemos de acuerdo a lo que viene de nuestro interior, poniendo todo nuestro amor en cada obra.

A lo largo de los años que tiene la humanidad, el hombre se ha encargado de abusar y devastar los recursos que la madre tierra le dispuso.

Los seres humanos se han apropiado de todo cuanto se encontraba a su paso, la vegetación, la caza, la contaminación, todo se vio perjudicado por el mal uso de la energía del hombre.

Muchos fueron los que pusieron en primer lugar lo material a cambio de acabar con la pureza de su lugar. Las prioridades en las mentes de las personas han cambiado.

Cada persona sobre el planeta tiene responsabilidad sobre esto, nadie está exento. Ser responsable consiste en ser capaz de responder por una acción llevada a cabo.

El poder es la posibilidad que tiene el hombre de llevar a cabo algo; la autoridad es el hecho de ordenar a otros llevar a cabo una tarea. Absolutamente todas las cualidades que posee un ser humano deben estar guiadas por amor.

Es importante tener la mente serena, para no ser influenciados por el exterior y de esta manera manifestar nuestra esencia hacia todos y todo.

Para avanzar en todos los aspectos de la vida es necesario vaciarse, para volver a recibir, para volver a llenarse. Pero este trabajo requiere del desapego, de la voluntad de cambiar y renovarse para ser cada día mejor.

Durante mucho tiempo uno pasa llevando a cabo conductas mecánicas que tienen origen en la mente y que nada tienen que ver con la espontaneidad del cristo interior, a la cual debería estar subordinada para el cumplimiento del plan divino.

La misión del hombre como especie era la de mediar entre las jerarquías superiores y los reinos de la naturaleza pero solo ha abusado de los recursos naturales y ha matado a los animales dejando de lado ese contacto que antes tenia con lo supremo.

El hombre que no respalda sus palabras con acciones es como una bella flor que no da perfume.

-Valorar y usar con amor y prudencia todo aquello que ha sido enseñado porque para algo se recibió determinada información; junto a otros hermanos actuando desde el amor se ayudará a este planeta. Pero para ayudar al mundo primero tenemos que ayudarnos a nosotros mismos. Un ciego no puede guiar a otro ciego.

Muchos maestros acompañan este aprendizaje en este planeta, ellos solo esperan que los llamemos para asistirnos. La comunicación con el cristo es fundamental para avanzar y poder comunicarnos con ellos.

Cada situación de vida que vivimos hoy es un aprendizaje que ha quedado pendiente en algún otro momento. Todas deben ser tomadas para absorber ese aprendizaje y aplicarlo en la vida diaria, siempre en función del bienestar de todos.

El libre albedrio determina el tiempo de los resultados, nosotros ponemos el trabajo y Dios el resultado. Él quiere lo mejor para nosotros, pero a veces ese “lo mejor” tarda en llegar porque intercede nuestro libre albedrio y no nos dejamos guiar por la voluntad divina.

-Al que más se le da, más se le exige. Muchas veces el tener una gran cantidad de información, y no saber usarla, es peor que no tener nada. Paso hace 2000 años con los fariseos y sacerdotes que condenaron a Jesús, a pesar de que estudiaban las escrituras y sabían de la llegada de un mesías, ellos cegados por la soberbia no reconocieron al maestro. Pero él, que vino a este mundo a enseñar el amor y el perdón, estando en la cruz no hizo más que pedir por ellos, por aquellos que en su oscuridad lo habían entregado.

El saber determinadas cosas nos hace responsables de otras, la información que uno recibe es para ayudar a quienes aun no han despertado.

Dios no en una iglesia, Dios es y yo soy.

Un maestro entra a la oscuridad para ayudar a un hermano avanzar, desde cuando ese hermano lo permite.

La mejor manera de evolucionar es dar al otro lo que le falta, que la espalda de uno estará cubierta por Dios. Dar al otro lo que sobra, no es servir, servir es entregarse a la voluntad divina y ayudar a quienes lo necesitan. Estar en el camino de la luz es hacer cosas buenas por el otro.

Es fácil ser luz en la luz, estar bien cuando tú alrededor está bien, pero debemos ser luz en la oscuridad, paz donde haya discordia, fe donde haya miedo.

El amor de Jesús era el amor del Padre, era un solo amor para todos ya que todos somos iguales ante los ojos del Padre y recibimos el mismo amor. Lo que yo sé, lo que tengo gracias a Dios, debo compartirlo con quienes más lo necesitan ya que nada nos pertenece, todo es del Padre

-Siento el cansancio del camino recorrido. Agradezco todos los aprendizajes recibidos. Abro mi corazón a la humanidad para servirles como Dios me lo permita. Siento tu amor, tu compañía y protección, amado Padre, aunque me sienta morir a cada día.

La vida eterna esta en todo lo creado, y como soy tu creación sé que existiré por siempre. No importa el lugar, ni el tiempo pero siempre serviré a tu voluntad. Te amo por sobre todas las cosas aunque sé que debo aprender a hacerlo correctamente.

Nada soy sin ti y a ningún lugar llegare sin tu consentimiento. Dame la fuerza para permanecer siempre a tu lado, en tu fe, en tu amor. No me dejes que lastime ni de la manera más mínima a ninguno de mis hermanos y ten misericordia por mis errores pasados, presentes y futuros.

Dame el amor para entregárselo a mis hermanos y el tiempo suficiente para cumplir con todos aquellos hermanos a los que prometí servir y ayudar antes de pisar esta hermosa tierra.

Yo soy aquí y ahora manifestando tu voluntad donde quiera que vaya. Yo soy perdonando a todo aquel que necesite mi perdón y yo soy disculpándome con toda forma de vida que haya ofendido. Yo soy amando y sirviendo a todos y a todo, como puedo, como se. Me renuevo cada día con cada aprendizaje trabajando para servir mejor a cada día.

Agregar comentario

-Solo podrás elevar a los demás, cuando enciendas la luz y el amor en ti mismo y te fundas en ellos. Y como encenderás la luz en ti? Cuando te olvides de ti mismo y tu vida sea puro servicio desinteresado por los que sufren principalmente, y por todos y todo lo que te rodea; cuando no veas error en los demás, sino un espíritu en aprendizaje y evolución que espera ser liberado.

Si tu acción no tiene el objetivo de alcanzar riquezas mundanas, ganaras agilidad. Si tu voluntad no se dirige a la satisfacción personal, ganaras levedad. Si tu pensamiento no se desvía de lo que debes alcanzar, ganaras altura, si encuentras tu esencia divina interna, tu verdad interior, tu amor interno, podrás compartirlo con otros que recibirán el ejemplo de lo mas puro que existe en ti y recordaran simultáneamente su pureza interna. Porque lo bueno, también se contagia.

La visión de planos elevados hará que los limites de u mundo queden claros y, con esa claridad, podrás descubrir tus propias alas. Habiendo cultivado la vida, penetraras el espíritu y elevaras tu conciencia hacia la eternidad.

Cada portal que traspongas, hará que se desvanezcan las ilusiones y lo que era real se revelara como inexistente. Cada vez que te sumerjas, te apartaras más de la superficie. En el silencio de las profundidades, tu consciencia se desvinculara de lo que ya vivió. Cuando hayas roto tus cadenas, marcaras con tu rastro los caminos de la libertad para que los perdidos encuentren su rumbo, los que estén en oscuridad vean las luces que los guían y los que se tienen como huérfanos y abandonados sean recibidos en hermandad.

-Buscando la forma de sentirme feliz descubrí que sirviendo a los demás me sentía mejor que con cualquier otra actividad placentera. Descubrí que aliviando el sufrimiento de otros me siento agradecido y pleno por lo que Dios me da. Descubrí que al servir Dios me da una oportunidad de mejorar mi comprensión

Y haciendo fui practicando. Y practicando me fui descubriendo

Y descubriéndome aprendí a ser feliz, a mirar el medio vaso lleno y no el medio vacío. Gracias Padre por permitirme existir.

-Serena tu mente, no pienses, sentí, viví cada día con alegría, mira siempre lo que tenés y no lo que te falta. Porque donde esta tu mente estas vos. Ser feliz es tener la sensación de estar en el camino correcto. No busques la sensación correcta. Viví cada día y se lo que sos. Un ser perfecto de luz que esta aprendiendo, como yo, como todos. Estamos todos para aprender a amar y a servir. Nadie es más que nadie. Por eso en esencia somos todos hermanos. Agradécele a Dios porque sin el no somos nada. A mi no me agradezcas nada por que nada hice . Simplemente estoy para servirte. Ponete bien serenate y disfruta tu estancia en esta hermosa vida

-Si querés descubrir tu camino dedicate a ayudar a los que están peor que vos hacelo con amor sin esperar nada a cambio y va a ir naciendo en vos otro estado de conciencia que te va a permitir discernir que puerta debes abrís y cual debes olvidar y cerrar para siempre.

No hay formulas mágicas ni soluciones instantáneas para alcanzar el camino de la verdad. Solo el trabajo interior en humildad y amor puede darte la dirección de tu próximo paso.

Para el que sabe amar, aunque este en la puerta errada sus pasos terminarán por alcanzar la línea de llegada. Pero para el que no sabe amar, aunque este en la puerta exacta, sus pasos jamásconseguirán por traspasar la línea que sin lugar a dudas lo llevaran a la felicidad.

-Nadie en el universo puede decirte como vivir. Simplemente porque todos somos creaciones únicas y cada uno tiene una misión, una tarea distinta que hacer aquí y si estamos junto a otros es porque el otro nos complementa y nos ayuda a aprender como ser humanos.

-Amado viajero: que hiciste con la luz y el amor que recibiste a lo largo de tu existencia en esta tierra?

Si no la usaba para avanzar en el camino, dejaba de verla.

No te olvides de lo que aprendiste: no puedes desperdiciar lo que te es dado. La mirada de Dios a nadie excluye. Todos somos cuidados por el, y el universo entero esta impregnado de su grandeza. Pero para elevarnos, necesitamos alcanzar la transformación. Quien realmente se entrega a Dios, recibe la ayuda que necesita, no importa donde este su morada. Solo podrás elevar a los demás cuando enciendas la luz en ti mismo y te fundas en ella.

-Las dificultades son las señales que nos apuntan el camino hacia Dios

-Esperado viajero: que traes en la alforja? Traigo la luz que recibí para iluminar los senderos que debía recorrer.

Y porque demoras tanto? Pensé en ayudar a quienes parecían aspirar a una vida mejor, y recién después, vi que no querían transformarse; pensé en servir a los que lloraban, y paso un largo tiempo hasta que percibí que en realidad gozaban con su propio sufrimiento, se enorgullecían de su penosa cruz.

Y que aprendiste? Aprendí que la verdadera ayuda se presta cuando elevamos a un hermano hacia la luz; que el verdadero servicio se realiza cuando actúa el sentimiento más puro que existe en el interior de cada ser humano. Que la verdadera cura solo se manifiesta cuando la fe y la entrega a la voluntad de Dios están presentes

-Amar es una condición natural del hombre y el único propósito por el que fue creado. Evolución es calidad de servicio, amar es darlo todo sin esperar nada a cambio, no en las palabras sino en los hechos. Los hechos construyen nuestra fe o la destruyen de acuerdo hacia que dirección enfocamos nuestra mente, nuestros pensamientos sentimientos y acciones. Nuestras palabras nos comprometen y serán nuestros jueces a la hora de cotejar con lo que hicimos, en el final de nuestro camino. Padre guía nuestros pasos en el amor, la paz y la unidad con todo lo que nos rodea para llegar a tu lado cuando sea el momento.

-Tú mereces lo mejor. Mereces la paz, el amor y la luz como todos nuestros hermanos humanos, como todo este hermoso planeta, como todo en el universo. Pero empieza contigo de a poco, y ve dando pasos nuevamente como cuando eras niño.

Ahí esta la clave. Se manso y humilde de corazón. Deja que los niños vengan a ti y principalmente tu niño interior y todo saldrá a la perfección.

-El tiempo de Dios es perfecto y las cosas son cuando Dios quiere, como Dios quiere y de la manera que Dios quiere porque lo que él quiere es lo mejor para cualquiera de sus hijos y de su creación. Que algunos nos resistamos y no lo veamos así no es por imperfección de Dios sino por la nuestra que estamos aprendiendo.

-Borra tu pasado y empieza de nuevo. Renovado. Dios esta en vos y con vos. Él es tu fuerza, tu guía, tu inspiración. Con el nada es imposible.

-Un ser que ama busca siempre el bienestar del otro no el propio, justamente porque sabe que Dios se encargara de su sustento espiritual y existencia.

Agregar comentario

-La fe se manifiesta en las obras y no en las palabras. Lo que haces habla tan fuerte que no le deja escuchar a los demás lo que les decís

-Debemos siempre saber lo que queremos, porque los desasosiegos, las distracciones, los pensamientos negativos, las interferencias, vienen para desviarnos de este trabajo espiritual que todos estamos realizando para evolucionar sirviendo al planeta.

Necesitamos estar muy atentos a todo para no dispersarnos, y aunque uno se distraiga, es necesario retomar la intención y no dejarse arrastrar. Si vemos que una parte de nosotros esta distraída, debemos advertir esto y seguir alineados y concentrados.

Todo lo que sucede en la vida es una escena, una significación, una dramatización, pero en el fondo tenemos la intención. Estamos acompañando este proceso evolutivo del planeta y la humanidad. No nos debe importar distraernos demasiado, y si nos desviamos enseguida retomemos y nuevamente prestemos atención al proceso, afirmémonos en el.

-La empatía es un sentimiento necesario para alcanzar la unión, la fraternidad y la verdadera hermandad dentro de un grupo. Este se basa en conocer verdaderamente al que tenemos al lado y saber qué es lo que necesita para encontrarse bien. Aunque no vemos la energía que emitimos con nuestros pensamientos, ella esta presente y se puede llegar a influenciar a un tercero, tanto de buena como de mala manera. También hay que tener en cuenta de que si una persona se encuentra mal, influencia a los demás y si alguno de ellos se encuentra mal se potencian mutuamente, sin poder ninguno de los dos ayudar al otro.

-Cada persona ve en los demás lo que no se atreve a reconocer en uno mismo, es decir que los demás, son un reflejo de nosotros mismos. Al reconocerse uno en el otro puede ser empático y comprender lo que el otro piensa, lo que siente, lo que dice, o como actúa; entender su sufrimiento o pesar, y ayudarlo a trasmutar las situaciones. No debemos ser jueces del mundo, sino servidores. Cada cual habrá de hacer su trabajo para dar un buen ejemplo, ya que no se puede dar lo que uno mismo no posee.

-Los obstáculos que hoy encontramos para servir más, se van removiendo, disolviendo y van cambiando. Es necesario tener esta claridad y no solo la intención de servir de cualquier modo, porque realmente así no vamos a resolver el problema del otro. Para que el problema sea removido es necesario que estemos en condiciones de hacer un trabajo externo, material, humano y concreto pero sabiendo que esto de por si nada resuelve si no tiene la otra parte.

Entonces aquí no es importante a quien le sirve, si hay organización o si se carece de ella. Todo eso es secundario. Lo importante es estar en sintonía con el espíritu y a partir de ahí, las cosas van sucediendo dentro de la necesidad y de las posibilidades en que estamos viviendo, porque las cosas van sucediendo cuando tenemos la posibilidad de vivirlas. Si colocamos la fe, la oración, el trabajo y la razón al servicio y al desenvolvimiento interno de los seres, hasta podremos tener recursos materiales para dar a los seres, pero acontecerá porque nos focalizamos mejor en la tarea.

Si estamos encarnados es porque también tenemos un trabajo externo, entonces, se trata de una armonía, una conjunción del trabajo interno con el externo. El interno puede dar como resultado muchas cosas, puede materializar muchas cosas, pero para eso se necesita una acción externa como elemento de materialización. Ahora solo el trabajo externo sin lo interno es algo incompleto, es algo muy efímero como ya sabemos. Se trata de una combinación de las dos cosas.

De una graduación, fusión de ambas. Trabajo interno sin trabajo externo se hace en el plano de las almas o de las mónadas pero acá en el plano físico, sin trabajo externo no manifestamos lo interno. Estas son ilusiones de las personas un poco perezosas que necesitan una buena explicación para no hacer las cosas que no les gustan. Pero si dicen que están encarnados y todo el trabajo es interno, es en principio una contradicción. Entonces para qué estamos encarnados? Por qué no estamos trabajando allá arriba? Estas son ilusiones.

La mente produce una ilusión tras otra y como la mente es universal para donde usted mire tiene ilusión.

-Es importante saber equilibrar el amor con la sabiduría y ambas con la voluntad del Padre. Muchas veces en el nombre del amor se interfiere en el aprendizaje de otras personas. Uno puede ayudar al otro hermano, aconsejarlo y asistirlo pero si después de haberlo hecho la otra persona no cambia de actitud, ni tampoco muestra interés por hacerlo y avanzar por más que se lo ayude de distintas maneras el resultado será el mismo porque todo depende de uno mismo.

Entonces se habrá gastado energía y tal vez se ha hecho un karma aquel que tuvo la intención de ayudar sin entender que no todas las personas maduran al mismo tiempo.

Solo el trabajo en equipo permitirá a los individuos conocerse a si mismos y al trabajo que pueden realizar, en unión con los demás se alcanza la evolución. Pero para que exista unión tiene que haber comunicación sincera con nosotros mismos y con los demás, dejando de lado el ego que siempre busca excusas para tener razón o para no reconocer aquello que se debe transformar para avanzar y aquello que se debe aceptar como parte de un aprendizaje.

En el trabajo en conjunto, en unión, es cuando uno encuentra la verdadera hermandad. Al hacer cada integrante de un grupo su trabajo, encuentra el complemento para con sus demás hermanos. Todos somos uno y parte de una misión de amor y unidad.

A lo largo del camino hay situaciones para aprender y reflexionar, para entender y para actuar. Pongamos siempre en primer lugar a los demás, que es la mejor manera de que los demás nos pongan en primer lugar a nosotros.

Si no se escucha al corazón no se puede supervisar al ego. Que el trabajo interior supere todos los obstáculos de la vida material.

Todo debe surgir espontáneamente, si una persona calcula cada acción espera resultados, y el que espera no ama.

Rescatar a alguien es ayudarlo a encontrar su centro, orientarlo hacia su propia divinidad, la misma que yace en uno, en cada ser humano.

Si alguien mantiene por mucho tiempo una actitud errónea, su cambio lo ayudara a superar los conflictos y eso conllevara a la aceptación de cómo se suceden las cosas, para que el universo le devuelva y de lo que también dio alguna vez.

Agregar comentario

-La conducta de los demás no es razón para quedarte inmovilizado. Lo que te ofende solo contribuye a debilitarte. Si buscas ocasiones para sentirte ofendido, las encontraras cada dos por tres. Es tu ego en plena acción, convenciéndote de que el mundo no debería ser como es.. Libérate de la necesidad de ganar.

Al ego le encanta dividirnos entre ganadores y perdedores. Empeñarte en ganar es un método infalible para evitar el contacto consciente con la intención. Por qué? Porque, en ultima instancia, es imposible ganar todo el tiempo.

Libérate de la necesidad de tener razón. El ego es fuente de conflictos y disensiones porque te empuja a hacer que los demás se equivoquen. Cuando eres hostil, te has desconectado de la fuerza de la intención. El espíritu creativo es bondadoso, cariñoso y receptivo, y esta libre de ira, resentimiento y amargura. Olvidarse de la necesidad de tener siempre razón en las discusiones y las relaciones es como decirle al ego: no soy tu esclavo.

La verdadera nobleza no tiene nada que ver con ser mejor que los demás. Se trata de ser mejor de lo que eras antes. Céntrate en tu crecimiento, con constante conciencia de que no hay nadie mejor que nadie en este planeta. Todos emanamos de la misma fuerza vital. Todos tenemos la misión de cumplir la esencia para la que estamos destinados, y tenemos cuanto necesitamos para cumplir ese destino. Nada de esto es posible cuando te consideras superior a los demás. No por viejo es menos cierto este dicho: todos somos iguales ante los ojos de Dios.

Libérate de la necesidad de tener más. El mandar del ego es más. Por mucho que logres o adquieras, tu ego insistirá en que no es suficiente. Libérate de la necesidad de identificarte con tus logros.

Puede resultar un concepto difícil si piensas que tú y tus logros sois lo mismo. Dios escribe toda la música, Dios canta todas las canciones, Dios construye todos los edificios. Dios es la fuente de todos tus logros. Y ya oigo las protestas de tu ego, pero sigue sintonizado con esta idea. Todo emana de la fuente. Tu y tu fuente sois uno y lo mismo! No eres ese cuerpo y sus logros.

Las excusas es de nuestro ego por siempre quiere tener la razón.

Para que un grupo este bien, nosotros tenemos que estar bien y trabajar en uno sincéranos de nuestros errores y solucionarlos, no fijarse el error del nuestro hermano, siempre defender la espalda de los hermanos. Si tenemos un problema con el hermano hay que solucionarlos con humildad.

El trabajo en grupo nos permite conocernos y conocer a los otros miembros descubriendo las virtudes, capacidades y habilidades unos de los otros para así mejorar el funcionamiento del mismo.

El sentir es la verdad. El Cristo comanda, la mente está a nuestro servicio para organizar.

Lo infinito, la eternidad de Dios está en nuestro interior, si la esencia de él está dentro nuestro cuando nos pongamos en contacto con esta seremos más certeros en nuestras decisiones. Quien usa la conciencia universal trasciende el ego.

Dios no crea basura, cada uno de nosotros esta creado con amor, por y para algo, somos creados para servir, para hacer. Quien piensa que no sirve para tal o cual cosa, ofende al creador.

Los obstáculos se presentan para probar las capacidades de resolución de uno mismo y de un grupo. Las acciones pueden repetirse pero lo que cambia es la actitud, eso es lo que se debe mejorar.

Nuestro querer será satisfecho cuando coincida con la voluntad de Dios. Que otro nos exija nos ayuda a conocer nuestras limitaciones reales, virtudes, debilidades y fortalezas. Los límites que nosotros creemos tener no son reales.

Los conflictos desaparecen cuando reconocemos que hay algo más allá de lo que vemos. La comunicación es sanadora, es claridad.

En contacto con el propio grupo cada uno descubre su manera de trabajar. Todos somos diferentes y eso hace nuestra fortaleza como grupo, porque con distintas perspectivas podemos resolver mejor las situaciones que se nos presentan.

Si tenemos pensamientos limitados, tendremos actitudes limitadas.

No permitas que el trabajo interior se vea interferido por las trabas materiales.

Humildad, desapego, amor, entrega. Aprender a utilizar energías distintas. Cada uno es el artífice de su obra. No identificarnos solo con nuestro cuerpo físico. El enlace con este plano viene a través de todas las encarnaciones.

Optar por unirse o tomar una actitud contraria es nuestra decisión.

Tomar conciencia de lo que nos pasa y que para ayudar a otros tenemos que estar bien nosotros. La ayuda puede brindarse de muchas maneras, mas allá de lo material podemos estar hablando con alguien y ayudar a que reflexione, o solo escuchando y brindando nuestra compañía, o a través de una demostración de afecto.

– Por qué no voy a servir, si Dios me permite despertar todos los días.

Solo se puede superar las dificultades con amor, paciencia, humildad.

Debemos agradecer lo que tenemos, y aceptarlo.

Solos no llegamos a ninguna parte, en unión con el otro podemos avanzar espiritualmente. No estamos solos, y siempre que necesitamos algo alguien aparecerá para ayudarnos, ya que Dios actúa a través de las personas y él no abandona a ninguno de sus hijos, todo lo contrario los ama, los acepta y los ayuda a evolucionar. Mismo cuando uno es capaz de atender la necesidad del otro ya, cuando necesitemos algo Dios nos lo hará llegar, porque mientras nosotros nos ocupamos de ser servidores, de administrar las cosas que Dios nos da, de servir a quien lo necesite, de ser sus manos en la tierra, todo esto gracias a él, él se ocupa de nuestras cosas terrenales, ya que lo superior subordina a lo inferior, en este caso lo espiritual subordina a lo material.

No somos ni dependientes ni independientes, somos interdependiente, ya que en el otro encontramos aquellos que debemos aprender o aquellos que en nosotros tenemos que fortalecer, ya que somos el espejo del otro y complemento del otro, de esa manera la tarea que uno realice, se lleva de una forma más armoniosa.

Con la mente vemos todo limitado, y al ver todo limitado pensamos de esa manera, sentimos de esa manera y nos lleva a limitar nuestras acciones. En contacto con el grupo uno encuentra la forma espontánea de trabajar.

Si estamos analizando la vida no podemos descubrir nuestra misión en nuestro entorno, familia, etc.

Es necesario que aceptemos al otro tal cual es, de esa manera nos ahorraríamos mucha energía en querer cambiar al otro, cuando el amor acepta y respeta al otro tal cual es, el querer cambiar al otro es de ego, ya que uno quiero que el otro sea como nosotros queremos, y en todo caso quienes somos nosotros para cambiar al otro.

En vez de exigirle al otro que sea con nosotros como nosotros queremos, comencemos a dar el ejemplo y nosotros ser con el otro como nos gustaría que sean con nosotros, en vez de decir, porque tal persona no me ayuda, demos vuelta la pregunta y digamos, cuando tal persona me necesito yo estuve? Reflexionemos que no somos el centro del mundo, y que dos personas pueden tener dos perspectivas diferentes, por eso lo importante de la aceptación, contemplado con el amor y la sabiduría.

Maestro no es el que mas sabe, sino aquel que pone en practica todo lo que sabe y lo ofrece desinteresadamente a los demás.

El servicio es la mayor oportunidad para practicar todo lo se sabe, entregándose sin esperar nada a cambio, sin hacer cálculos mentales que lo único que hacen es limitar la fluidez del nuestro cristo interior, también es una oportunidad para conocer al que tenemos al lado y no verlo como un desconocido, aceptarlo con defectos y virtudes, saber que él tiene el mismo derecho que yo a cometer un error, porque el también esta aprendiendo y a su vez todos somos hijos de Dios.

Al ser nosotros consientes de que tenemos una actitud errónea que nos esta perjudicando y perjudica a los demás, es necesario cambiarla y no concentrarnos en el error, para esto es necesario salir de nuestra comodidad para poder cambiar.

Estamos en un aprendizaje, y tenemos que entender que los otros también están aprendiendo. Tenemos que aprender a dejar que las cosas sucedan como Dios quiere.

En contacto con el grupo cada uno descubre voluntariamente como trabajar. Si analizamos nuestra vida, no vamos a saber cuándo podemos ayudar. Cada tarea requiere energías diferentes, pero sin embarco la esencia es la misma la razón es una cosa y el correcto no siempre es lo mismo.


 

Agregar comentario

-Un Maestro guía y un alumno se deja guiar pero cuando el alumno desobedece y va mas allá de los limites influenciado por su propio ego el maestro no puede avanzar con la enseñanza y la alquimia que se produce mediante el proceso de aprendizaje no se puede desarrollar de forma armoniosa y equilibrada.

Durante tu aprendizaje debes tener confianza en quien te guía y puedes ver que es tu maestro; hasta que puedas escuchar esa voz interior que es tu cristo y que vive en comunión con el cristo del ser que te guía.

Cuando esta conexión se manifiesta la desobediencia desaparece porque antes de que te lo pidan ya lo habrás dado todo y nada de lo que te pueda decir tu maestro te parecerá errado o sin sentido porque tu estarás sintiendo lo mismo y sabrás que es lo correcto, ya no habrán dudas solo fluirás con el resto de la creación.

Pero si no practicas la empatía jamás podrás sentir lo que siente tu maestro cuando no haces lo que te pide o lo haces sin amor, cuando actúas por obligación y no por gratitud, cuando solo pones excusas o cuando no valoras el tiempo que el deja para ayudarte y velar por tu bienestar………

Si solo pudieses sentir su dolor cuando te ve caer y no puede intervenir porque es tu aprendizaje porque has elegido aprender a través del dolor y no de la obediencia……..

Si solo pudieras sentir su alegría cuando te ve crecer y practicar sus enseñanzas, cuando ve que ya no eres alumno sino maestro…….

No harías nada de lo que haces………

Dejarías de dar excusas sin sentido,

Dejarías de crearte obstáculos que te impiden avanzar,

Dejarías de vivir pendiente de ti mismo,

Te esforzarías por aprender cada día.

Y saldrías en busca de los seres que están esperando de tu ayuda…….

Para ser el faro que de los que viven en la oscuridad,

El alimento de aquellos que tienen hambre,

El abrigo de los que tienen frío,

El consuelo de los afligidos,

El bálsamo de los que sufren…….

Para ser simplemente lo que Dios ha imaginado que seas desde el momento en que te ha creado…………

-Debemos siempre saber lo que queremos, porque los desasosiegos, las distracciones, los pensamientos negativos, las interferencias, vienen para desviarnos de este trabajo espiritual que todos estamos realizando para evolucionar sirviendo al planeta.

Necesitamos estar muy atentos a todo para no dispersarnos, y aunque uno se distraiga, es necesario retomar la intención y no dejarse arrastrar. Si vemos que una parte de nosotros esta distraída, debemos advertir esto y seguir alineados y concentrados.

Todo lo que sucede en la vida es una escena, una significación, una dramatización, pero en el fondo tenemos la intención. Estamos acompañando este proceso evolutivo del planeta y la humanidad. No nos debe importar distraernos demasiado, y si nos desviamos enseguida retomemos y nuevamente prestemos atención al proceso, afirmémonos en el.

-Nadie puede perder la esperanza cósmica de renacer y de reencontrarse para estos momentos, con la verdadera faz que el ser posee. Se debe recordar que el ser posee algunos aspectos nuestros que no conocemos, aspectos superiores, que comenzarán a estar más disponibles para nosotros, este será el momento en el cual sabremos quién realmente somos y de dónde venimos.

Ha llegado la hora de tomar consciencia, de lo que se ha generado en la esfera que habitamos y en la cual reencarnamos desde hace milenios, merla necesita de todos los misioneros despiertos y dormidos.

La hermandad blanca y la hermandad extra planetaria ya han ingresado en el ciclo de su propia evaluación interior, para visualizar en paz los aciertos y los errores operacionales y cósmicos acontecidos, todos estamos inmersos en la misma ley, la cual nos guía y nos conduce, todos fuimos creados por el mismo Dios, solo le bastará al mundo de superficie, reconocer que somos uno y que no estamos solos, los hermanos mayores aguardan el despertar de la fraternidad en los hombres.

Agregar comentario

-No viniste a esta tierra a impartir justicia viniste a amar y a servir

Las injusticias las crea el comportamiento erróneo del hombre.

La justicia es divina y no humana amar y servir es el mejor remedio para estos tiempos.

Diferentes factores actúan en el camino del hombre. Todo lo que ocurre alrededor del hombre lo influencia en su vida y evolución.

Mientras cumplimos con nuestra misión, evolucionamos. La evolución es el efecto, de la misión.

Influencia es diferente a la afección. Todos nos influye en diferentes grados de profundidad, en cambio, todo nos afecta de diferente modo, cualidad o manera. Es decir, la afección es la respuesta que tomamos frente a una determinada situación, la cual es interpretada por nuestros sentidos.

Es importante conocerse a uno mismo para poder discernir cuando son factores externos que nos influyen, y cuando es nuestro. Así de esta manera nos resulta más fácil revertir ciertas situaciones. Lo importante es no modificar la conducta y mantener la paz interior, aunque por fuera todo sea aparentemente un caos.

Todo aquel que siembre el bien en cualquiera de sus formas es un enviado de Dios, reconocerlos por sus frutos. Los verdaderos servidores de Dios prefieren morir en el camino que apartarse de este, son ejemplo e inspiración para sus semejantes.

Aquella persona que siembra el bien en la humanidad, trabaja para la luz.

Aun siendo claro ejemplo de la voluntad de Dios, muchos pasan por nuestro caminos como mensajeros, para ayudarnos, guiarnos, volvernos al sendero correcto, pero el hombre en su ignorancia, soberbia, desgano o por temor toma el camino del apego, de lo fácil, de lo mundano.

Todo será juzgado y purificado en el momento previo a la venida del nuevo mundo. “se están preparando los campos para la llegada de los sembradores”

“Dios ayuda a los que se ayudan”, quien realmente siente y desea estar en el camino de Dios, en el correcto, para hacer su voluntad, tendrá asistencia de Dios a través de distintos seres sin lugar a dudas. De lo contrario nadie pasara sobre nuestro libre albedrio, salvo que Dios así lo desee.

Cada persona en un grupo, sociedad etc. Es un eslabón necesario para el buen funcionamiento de la misma. Todos somos necesarios por más pequeño que sea el aporte (en apariencia).

Hay muchas formas de aportar y de ayudar, ya sea con alguna solución en el momento, dinero, tiempo, presencia y otros con callar en el momento indicado.

Todo lo que hacemos genera algo grande o pequeño a nuestro alrededor y en nuestra vida de lo cual tarde o temprano tendremos que dar cuentas para que se establezca la comunión entre los seres, debe existir un punto de unión entre ellos.

En la tierra, a diferencia de otros planetas, existe la integración de diferentes energías la cual debe recepcionarse, asimilarse, transmutarse y redireccionarse.

Cuando uno pone primero a Dios, el universo conspira a favor nuestro.

Cuando nuestra mente este serena podemos percibir y escuchar con más claridad a los seres que se encuentran a nuestro alrededor (asistiéndonos, guiándonos) y a nuestro cristo interior, callando principalmente al ego.

-Antes de manifestar nuestra soberbia juzgando a los demás, tengamos la humildad, la sensatez, el valor de confesar al mundo nuestros errores, no contándolos sino pidiendo perdón a cada ser que hayamos ofendido alguna vez.

Luego logremos nuestra redención amando y sirviendo, a los que hemos ofendido, a los que hemos lastimado y también a los más necesitados. Dejemos de ser jueces del mundo y pasemos a ser servidores.

Es mejor ser un humilde servidor con el espíritu colmado de amor, que un soberbio juez de los demás, lleno de cosas materiales y con el corazónvacío.

Agregar comentario

-Padre hermoso, guíame en este día y en cada segundo que me permitas estar en este hermoso planeta. Ayúdame a superar mis errores pasados y presentes para ser solo amor, humildad, alegría, paz y servicio para toda forma de vida. Sé que no soy nada sin ti, y no soy nadie si no practico tu esencia y tus enseñanzas.

Que mis actos diarios les den a mis hermanos una luz de esperanza para que ellos se animen a practicar y manifestar tu esencia que también esta en ellos. Permíteme ser el último de todos para poder aprender de todos mis hermanos.

Déjame alegrarme de las victorias de ellos y aprender de sus errores. Dame fuerzas para superar todas las tentaciones y que nada terrenal saque mi atención enfocada en tu amor.

Te amo Padre y perdoname por todas mis acciones pasadas basadas en la ignorancia y dame la humildad para ser tolerantes con los errores, las criticas y las agresiones de mis hermanos y poder perdonarlos así como yo pido perdón a cualquiera que haya ofendido alguna vez.

-Debes servir al planeta como él lo necesita y en el tiempo que él lo necesita. El tiempo es ahora. El lugar, aquí mismo.

-No pidas nada a Dios. Solo ama a Dios, amando todo lo que él ha puesto en tu camino, da lo mejor de ti, humildemente, mansamente, con alegría.

Haz tu mejor esfuerzo sirviendo a todo y a todos y de esa manera estarás cuidando de lo más preciado para Dios, que somos: sus hijos y su creación.

Fuimos creados por su amor infinito. Ocupémonos de lo importante, que son las cosas de Dios y él se ocupara de nuestras urgencias y necesidades terrenales.

El que ama no pide; el que cree en Dios no espera, porque sabe que él es la guía, él es la fuente y el jamás abandona a sus hijos. El que ama lo entrega todo sin esperar nada a cambio, sin tirar el amor a quienes no son dignos, sin tirar las perlas a los chanchos.

Eso no significa dejar de amar a todos y a todo. Significa servir y ayudar sin llegar a ser bastón de nadie. Significa dar amor incondicionalmente de a poco, para ir conociendo a nuestros semejantes y evolucionar junto a ellos, y no ser victimas del abuso de alguno de ellos.

-Jesús deja plasmado en sus enseñanzas deja plasmado en la tierra, la humildad, la igualdad, la complementación con amor. Somos el complemento divino, solo debemos aprender a discernir.

Jesús es el único y autentico ejemplo. El equilibrio es el conjunto del espíritu y la materia. Uno tiene que decir, pensar, hacer y sentir solo una cosa y así equilibrarnos para ir hacia el Padre.

-Lo que haces habla tan fuerte que no le deja escuchar a los demás lo que les decís. La medida de la evolución espiritual de un ser humano esta determinado por la capacidad de amar y servir de cada uno. Por los frutos los conocerán.

-El amor se comparte, no se pide. El que espera no ama, el que pide carece de fe. Dios le da a cada hijo lo que necesita para evolucionar y superarse en el arte del servicio y del amor al prójimo. En vez de quejarte, comenzá a trabajar, en vos mismo, para servir a los demás. Y veras que todo llega a su tiempo, en la medida que Dios, considera que es el tiempo.

-No viniste a esta tierra a impartir justicia viniste a amar y a servir

Las injusticias las crea el comportamiento erróneo del hombre.

La justicia es divina y no humana amar y servir es el mejor remedio para estos tiempos.

-A mi me parece que uno vale por lo que es como ser humano

Y vale por sus obras de amor y servicio hacia los demás

Pues la evolución de un ser no se da por lo que tiene

Sino por su capacidad de amar

Agregar comentario

-Debemos siempre saber lo que queremos, porque los desasosiegos, las distracciones, los pensamientos negativos, las interferencias, vienen para desviarnos de este trabajo espiritual que todos estamos realizando para evolucionar sirviendo al planeta.

Necesitamos estar muy atentos a todo para no dispersarnos, y aunque uno se distraiga, es necesario retomar la intención y no dejarse arrastrar. Si vemos que una parte de nosotros esta distraída, debemos advertir esto y seguir alineados y concentrados.

Todo lo que sucede en la vida es una escena, una significación, una dramatización, pero en el fondo tenemos la intención. Estamos acompañando este proceso evolutivo del planeta y la humanidad. No nos debe importar distraernos demasiado, y si nos desviamos enseguida retomemos y nuevamente prestemos atención al proceso, afirmémonos en el.

-Nadie puede perder la esperanza cósmica de renacer y de reencontrarse para estos momentos, con la verdadera faz que el ser posee. Se debe recordar que el ser posee algunos aspectos nuestros que no conocemos, aspectos superiores, que comenzarán a estar más disponibles para nosotros, este será el momento en el cual sabremos quién realmente somos y de dónde venimos.

Ha llegado la hora de tomar consciencia, de lo que se ha generado en la esfera que habitamos y en la cual reencarnamos desde hace milenios, merla necesita de todos los misioneros despiertos y dormidos.

La hermandad blanca y la hermandad extra planetaria ya han ingresado en el ciclo de su propia evaluación interior, para visualizar en paz los aciertos y los errores operacionales y cósmicos acontecidos, todos estamos inmersos en la misma ley, la cual nos guía y nos conduce, todos fuimos creados por el mismo Dios, solo le bastará al mundo de superficie, reconocer que somos uno y que no estamos solos, los hermanos mayores aguardan el despertar de la fraternidad en los hombres.

-Una cosa es observar algo y compartirlo con alguien, como un colaborador. Esto puede ser necesario tanto para el colaborador como para nosotros. Otra cosa es esta tendencia que la personalidad puede adquirir o puede desarrollar en este trayecto de estar conduciendo a los demás, enseñando a los otros. Esta es una tendencia que emerge cuando estamos más o menos seguros de lo que está sucediendo. Queremos guiar a los demás, pero no podemos conducir a otro porque tal vez aquella persona no va al mismo lugar. Podemos conducir a otros por un camino que conocemos pero no sabemos si los detalles del camino del otro son iguales a los que vivimos nosotros.

Conducir a otro es la última cosa que debemos hacer, a menos que tengamos muchas señales o manifestaciones y no haya ninguna duda.

Si recibimos una señal para conducir a otro durante un trayecto, nos daremos cuenta inmediatamente, porque si es correspondido, el otro se sentirá totalmente cómodo dejándose guiar. Si de parte del otro no hay una disposición incondicional para ser conducido lo verán. Si en un trabajo como este nos tocara conducir a otro, tendrá que haber de parte de él una correspondencia total, apertura total.

No podemos engañarnos y aunque el otro ser este abierto para ser conducido, hay que pedir luz para verificar una vez más si no es una tendencia nuestra de conducir a los otros o si realmente es una tarea que le corresponde cumplir en aquel momento. Estamos ante cosas muy sutiles, muy simples, pero que en general las vamos olvidando y dejando de lado.

-“La práctica hace al maestro” si cada prueba o situación de vida que se presenta frente a nosotros, no la aprovechamos para practicar todo aquello que se nos ha enseñado; en el momento de la prueba final no vamos a saber cómo responder.

Vamos a funcionar de acuerdo a nuestro estado de conciencia en ese momento. Es por eso que es importante practicar con cada situación que se nos presente, para irnos afianzando e ir asimilando nuevos conocimientos, que luego nos servirán para cumplir con nuestra misión.

En la entrega es cuando uno encuentra más libertad, aunque el ser humano cree que con el libre albedrio obtiene libertad.

Quien se abre a Dios se reconoce como parte de todo, pero pocos descubren la esencia del Padre, y pocos son los que se unen al concepto inmaculado.

Primero es importante purificarnos y luego llenarnos de luz, para que otros seres de luz se acerquen, y de esta manera se forme cada día un campo energético. El Padre se manifestará de la manera en la cual cada uno esté preparado para recibirlo.

Somos parte de Dios y como tales, debemos manifestar su esencia divina a través de nuestras acciones. Superar la separatividad a través del reconocimiento de nosotros mismos como parte del todo, no como parte aislada, para no afectar al resto de los seres con nuestro comportamiento. Estamos para ayudarnos, sostenernos los unos a los otros, ya que todos provenimos de la misma fuente, pura y divina.

Hacer la voluntad de Dios es fluir espontáneamente en armonía, con todos y con todo lo que nos rodea. Pocos descubren la esencia dentro suyo, y menos son los que aceptan la misión de unirse al concepto inmaculado.

Los dones adquiridos a lo largo del camino evolutivo son revelaciones que se obtienen por nivel de evolución.

Debemos morir en el mundo material, para renacer en el mundo espiritual, practicar el desapego y encontrarnos interiormente. Ser pacientes y centrados ayudará en la adquisición de estas conductas; de lo contrario, si somos egoístas, apresurados, cuando llegue la hora de actuar, nos veremos afectados.

Agregar comentario

-Los limites permiten la coexistencia de todas las cosas, quien no respeta los limites dificulta la convivencia.

Quien sirve a Dios deja de pensar por sí mismo, nadie puede transita el camino por el otro.

Centrada en cosas espirituales conciencia expandida

Mente

Centrada en cosas materiales conciencia enceguecida

Vivir en las leyes espirituales nos permite integrarnos de energías nuevas y elevadas; genera transformaciones favorables en y alrededor nuestro.

Las apariencias físicas provienen del desequilibrio mental y emocional.

Todo comienza en la mente, por esta razón es con el vehículo mental con el cual tenemos que trabajar con mayor intensidad. Al alcanzar el equilibrio todo lo que es apariencia desaparece. Por lo tanto el contacto con el interior favorece la sanación. Seguir la voluntad del ser interno es la mayor prevención contra las apariencias, puesto que la divinidad es perfección.

Cuando uno se entrega a la voluntad de Dios, y al servicio de los demás, y esto se convierte en un comportamiento universal, entonces las carencias y el desequilibrio acabarán. Cuando se universalice el bien con lo demás, todas las necesidades estarán cubiertas, Dios no hace distinción entre buenos o malos, da a todos sus hijos por igual.

El camino no se recorre con promesas, compromisos pasajeros, ni meras intenciones, sino con la verdad del ser.

Aquel que se entrega al servicio se coloca en segundo lugar, ya que comprende que Dios lo proveerá de todo lo que necesite.

Jesús mostró el camino, ahora nosotros tenemos que trazarlo y recorrerlo. Si no podemos cumplir con lo pequeño, menos aun podremos cumplir con lo grande.

Lo importante no es lo conseguido, sino lo construido con aquello que conseguimos.

A medida que avanza el contacto con el maestro interior se van trabajando cada vez más los cuerpos inferiores y todo aquello que antes tenía importancia deja tenerlo, comienza a abrirse una nueva perspectiva que va más allá de lo material.

Así comienza a sentirse la paz verdadera aquella que proviene del contacto con Dios y que nada tiene que ver con la paz de la inercia material que proviene de la satisfacción del deseo de posesión de cosas materiales.

A medida que se avanza en el camino espiritual se comprende el poder de la palabra y de la responsabilidad que se tiene por ellas.

A lo largo de las encarnaciones el ser se manifiesta sus aspectos femeninos y masculinos pero una vez que se ha alcanzado el contacto con el ser superior estos aspectos se unifican.

-Al único que tenés que agradecerle es a Dios porque él es el que hace posible todas las cosas cada día estarás mejor y solo tenés que dejarte llevar por la verdad que existe en lo profundo del corazón

Porque Dios está en ti y en el corazón y la esencia de todos los que te rodean y de todo lo que te rodea.

-El compromiso se establece con la practica consiente de una tarea. Cuando uno logra comprenderla se establece la responsabilidad de cumplirla.

Es importante el aporte de soluciones cuando se presentan obstáculos en el momento de realizarlas. Muchas veces se deben resignar cosas para llevar a cabo la tarea de servir y ser siempre fiel a las palabras que vienen desde el interior.

Existen dos formas para recorrer el camino, el bien y el mal.

Para los dos se utiliza la misma energía. La misión se realiza en conjunto en un grupo, cada uno cumpliendo su papel, que no es igual al de ningún otro integrante.

Si no existe la comunicación no puede llevarse a cabo. De una forma u otra todos volveremos a la misma fuente, nuestro libre albedrio se encuentra en optar por la felicidad o el sufrimiento que nos llevara a la elección del camino.

Hacer o no hacer algo solo depende de nuestra voluntad, la fe, el amor y la guía interna.

La división en el corto plazo trae separación de aquellos que en algún momento pueden llegar a darnos amor verdadero, solo la unión hace la fuerza y nadie llega solo a ningún lugar.

Las cosas terrenales implican obligaciones mientras que en las espirituales todo surge espontáneamente y en orden divino sin necesidad de forzar ninguna situación.

Agregar comentario

-No somos los únicos en el universo, dependemos de otras personas para hacer las cosas.

Las palabras son un mapa de la realidad, pero no es la realidad.

El servicio es la instrucción para llegar a las monadas en almas que están encarnados al hombre en su ser interior.

Jerarquía central vibración núcleo central– el sol –colección evolutiva — real espiritual— Dios.

Mi cuerpo necesita el ajuste misericordioso —- sabiduría — prudencia — conocimiento — voluntad —– discernimiento.

Cuando varias personas unen sus esfuerzos para llevar adelante una tarea compartiendo los mismos criterios de trabajo la tarea se realiza con mayor rapidez, además de que resulta mucho mas fácil evadir las energías densas que se interponen entre el grupo y la misión a cumplir. Pero este trabajo requiere de comunicación y la comunicación se basa en la confianza que se tiene en el otro, la empatía, la humildad y la obediencia. Pues un trabajo en equipo siempre requiere de un guía que marque el camino a seguir y de otros que se dejen guiar, buscando siempre el bien de los demás y no el propio.

Pero esto requiere de un trabajo personal con aquello que llamamos ego y que sale a la luz cuando se desobedece, se cuestiona o se juzga la orden de alguien que tiene la tarea de guiar. Lo mismo sucede con los seres de luz que vienen a ayudarnos ellos están presentes dándonos las pautas a seguir pero nosotros no escuchamos ni vemos las señales por estar desatentos, por no confiar en ellos por creer que Diosactúa de una manera extravagante cuando él es simplemente sencillez en todo sus aspectos.

En el momento que Jesús vino a dar el mensaje a la humanidad, en muchas oportunidades hablaba el Cristo como también hablaban otros seres (maestros) a través de él.El servicio de una jerarquía celestial es a través de la instrucción de almas y mónadas. Para servir más ampliamente es necesario que nuestros vehículos transmuten las energías mal calificadas.

En estos tiempos es importante que cada uno practique de manera diaria la alineación y limpieza de sus vehículos, para así estando alineados podamos escuchar claramente nuestro cristo interior. Este proceso de despertar y escuchar más claramente nuestra voz interior como así también los seres de luz que nos hablan, lleva su tiempo. Esto no se realiza de la noche a la mañana, sino que es un trabajo diario con fe y amor para conectarnos con nuestra esencia.

Dios es creador y dueño de nuestras vidas y el hombre creyéndose dueño de ello tiene el atrevimiento de sacrificar dicha vida para satisfacción de las aparentes necesidades materiales y placeres innecesarios. Regalando a la nada lo real para obtener ilusión y fantasía. Cuando reconozcamos que todo cuanto nos rodea esta creado por una misma fuente, todo lo que en ella suceda de natural manera será correcto, perfecto, armonioso, satisfactorio, necesario, certero y verdadero. Mientras esto no suceda, todo lo que ocurra a nuestro alrededor será ilusión, cometiendo errores uno tras otro haciendo que nuestras vidas sea un constante y vertiginoso trabajo de reparación de ellos, en lugar de un constante y sereno andar en el camino del aprendizaje natural en serenidad, paz y felicidad, con amor a todo y a todos.

Ser conscientes de lo importante que somos para Dios y para lo que nos ha creado, nos ayudará a vivir la vida en este plano de manera mas armoniosa y equilibrada.

Las elecciones que tomemos a lo largo de nuestras vidas darán resultados acordes a dicha elección, de ello solo somos responsables cada uno de nosotros, no responsabilicemos a otros de los hechos de tu vida, ellos son resultado de nuestras propias acciones. Si eliges vida terrenal, responsabilizate. Si eliges la vida espiritual, disfrútala.

Nuestro cuerpo físico es tan importante como el resto de nuestros vehículos, debemos cuidarlo y respetarlo ya que deberemos dar cuentas no solo de la energía que se nos presta y lo que hacemos con ella sino también de cómo usamos nuestro vehículo físico.

Cada día que estamos en este plano es un regalo y una prueba para alcanzar nuestra evolución. Debemos aprender de cada situación que se nos presente, controlando nuestra mente, nuestros actos y nuestras emociones.

Recordemos el foco de nuestra tarea: amor, confianza, servicio, obediencia, fe.

Amor: abandonar la intolerancia y amar a nuestros hermanos. El amor es el Padre de toda bondad espiritual, el amor es la esencia de lo verdadero.

Confianza: debemos aquietarnos para estar conectados con nuestro interior, de esta manera, estaremos conectados con los demás y con todo lo que nos rodea.

Debemos dejar de lado las dudas, confiar en nosotros mismos y en lo que proviene de nuestro interior. Ser confiables para que los demás puedan contar con nosotros. Ser ejemplo e inspiración para los demás.

-El compromiso se establece con la práctica consiente de una tarea. Cuando uno logra comprenderla se establece la responsabilidad de cumplirla.

Es importante el aporte de soluciones cuando se presentan obstáculos en el momento de realizarlas. Muchas veces se deben resignar cosas para llevar a cabo la tarea de servir y ser siempre fiel a las palabras que vienen desde el interior.

Existen dos formas para recorrer el camino, el bien y el mal.

Para los dos se utiliza la misma energía. La misión se realiza en conjunto en un grupo, cada uno cumpliendo su papel, que no es igual al de ningún otro integrante.

Si no existe la comunicación no puede llevarse a cabo. De una forma u otra todos volveremos a la misma fuente, nuestro libre albedrio se encuentra en optar por la felicidad o el sufrimiento que nos llevara a la elección del camino.

Hacer o no hacer algo solo depende de nuestra voluntad, la fe, el amor y la guía interna.

La división en el corto plazo trae separación de aquellos que en algún momento pueden llegar a darnos amor verdadero, solo la unión hace la fuerza y nadie llega solo a ningún lugar.

Las cosas terrenales implican obligaciones mientras que en las espirituales todo surge espontáneamente y en orden divino sin necesidad de forzar ninguna situación.

Agregar comentario

-A pesar de todos los obstáculos que la vida nos presente, lo que nos saca a flote y nos mantiene en pie es Dios. El Padre no nos da nada que no podamos soportar. Tomemos cada experiencia, cada error, cada “caída”, como una oportunidad para seguir avanzando, aprendiendo y practicando todo lo que el Padre nos enseñó, todo lo que él deposito en nosotros y nos invita a recordar todos los días en cada acción.

Las pruebas solo nos fortalecen y nos demuestran la fe con la que caminamos por la vida. El miedo modifica las conductas y abruma a quien lo siente.

Todo obstáculo que se presenta frente a una persona, solo puede ser saltado por la fe inquebrantable que yace en él.

El miedo es una creación de aquellos hombres que quieren controlar la vida de los demás y vivir de la energía que se obtiene a través del temor. Los miedos solo nos limitan y nos hacen vivir escapando y escondiéndonos de la realidad, pues no hay nada que temer porque Dios está, estuvo y estará con nosotros siempre.

Muchos de los seres que están en el planeta absorbiendo la energía de las personas y hasta en muchos casos ocupando sus vehículos físicos con la idea de permanecer en este plano cueste lo que cueste, tienen los días contados. Así como ellos están trabajando para la oscuridad, también hay muchos seres de luz que están derramando sus enseñanzas para este final de los tiempos como lo han hecho miles de años atrás.

Solo la humildad permite tomar decisiones sabias en base al todo.

-Los primeros hombres que habitaron la tierra fueron seres puros, mansos y humildes de corazón que vivían en armonía con la naturaleza, hasta que conocieron la polaridad negativa del bien y empezaron a practicarla generándose así, lo que llamaron karma. Haciendo uso y abuso del libre albedrío, la humanidad empezó a generar un campo de energía densa a su alrededor que lo fue alejando de la fraternidad que alguna vez lo caracterizó. Pero se Padre jamás los olvidó y a lo largo del tiempo envió profetas y hombres justos como ejemplo y esperanza para su creación. A través de estos hombres les mostró cómo retornar a él y vivir su ley.

El ser humano utiliza el libre albedrío en ciertas oportunidades para errar, pero en otras ocasiones, para trascender y evolucionar. Cuando el hombre llega a tener conocimiento del bien y el mal, toma responsabilidad de sus obras (ley causa y efecto).

Así como a lo largo de las eras el hombre fue evolucionando, sus egos también fueron incrementando. Por lo tanto sus pecados fueron cada vez más grandes y en aumento; por eso la humanidad cuenta en la actualidad con pensamientos egoístas e individualistas.

Por medio del libre albedrío se erra, pero éste también se utiliza para trascender y evolucionar. El amor divino guía nuestro camino, es perfecto, armonioso, espontáneo e infinito.No es necesario pasar pruebas tan dolorosas para aprender si uno sigue la guía de su voz interior. El mejor culto (práctica) es el servicio desinteresado, a todos y al todo.

-Los Maestros ayudan a evolucionar e impulsan a grupos de servicios. En todos los grupos, cada uno de los integrantes del mismo, se ocupan de transformar diferentes energías para el bien común.

Por esto, uno debe apoyarse en la cualidad del otro, ya que los integrantes del grupo se complementan. Los seres de luz trabajan con cada uno de nosotros revirtiendo las energías que generamos y armonizando nuestros días en cada experiencia de vida.

A medida que los servidores van adquiriendo mayor conciencia y expanden su campo áurico, mas seres pueden acercarse a asistirlo, transmitiéndole mensajes y hasta incluso pueden utilizar el vehículo físico para canalizar mensajes superiores. Pero esto no quiere decir que esa persona sea una encarnación de ese ser que ocupó su vehículo

A los seres humanos en camino a la evolución les llegan impulsos que reciben en un estado de alineación.

Hay que escuchar nuestro Cristo y no perder el foco, estar siempre alerta, alerta. Un descuido podemos perder la maestría y hay que dejarse guiar por nuestro guía y nuestro cristo para así llegar a cumplir con nuestra misión.

Lo principal para lograr esta conexión es controlar el vehículo emocional, ya que una vez controlado se puede transmutar el vehículo mental inferior, dándole lugar al cristo o yo interno. El vehículo etérico es quien ayuda a transmutar toda energía mal calificada y su vitalidad depende de la sintonía con el yo interior.

El manejo de las emociones muchas veces nos ayudan a cambiar antiguos modelos de pensamiento.

Tenemos que aprender de los errores de nuestros hermanos para no cometerlos y comunicarnos más.

Agregar comentario

-Aunque el hombre no pueda escuchar físicamente, ni en muchas ocasiones percibir lo que Dios nos dice, de alguna manera nos hará llegar lo que él necesita decirnos, para que de a poco, el hombre recuerde su esencia.

Dios nos da todo lo que necesitamos para evolucionar.

A medida que cada uno va despertando en conciencia, va adquiriendo dones que solo serán utilizados para el bien del otro, de lo contrario, si uno utiliza esos dones para un beneficio propio, la deuda kármica deberá ser pagada; esa cuenta pendiente del mal uso de la energía deberá ser saldada en algún momento.

Las personas sufren porque no quieren asumir su papel, ni lo que son. Todo lo que sucede es para aprender. La mente muchas veces nos engaña y juega malas pasadas; confunde y no deja ver con claridad. Nuestra función no es comprender los motivos o el porqué de las cosas, sino servir en todo momento y en cualquier lugar.

Dios siempre envió profetas en el momento que mas necesitaba la humanidad.

Muchos profetas habían anunciado la llegada del mesías, del salvador, preparando al pueblo para su llegada. Pero en el momento en que Jesús vino a esta tierra, solo fue reconocido por los humildes, los sencillos y no por aquellos que poseían las profecías y los conocimientos, que se basaban en lo material y en esperar al rey de reyes que elevaría su trono en esta tierra.

Una vez llegado el mesías, muchos escucharon sus palabras pero fueron pocos realmente quienes lo comprendieron. El cristo no vino a aprender a la tierra, sino a enseñarnos la verdad de Dios que no era conocida por ningún sabio, profeta o predicador en esa época.

Lo que es tuyo por derecho de conciencia no te será quitado. Por ley de correspondencia.

Compartir lo que sabemos es una toma de compromiso para manifestar eso que compartimos con los demás, en nuestros actos cotidianos y pasar, de esa manera, del conocimiento a la sabiduría.

-El hombre no puede elegir sus victorias. Solo puede elegir de qué lado estará cuando venga el llamado del destino, esperando tener el suficiente valor y la suficiente fe para responder ese llamado.

-Debemos cambiar la manera de responder frente a las situaciones. El reconocimiento de un cambio es lo que constituye la motivación para ir a ese cambio.

Mientras el hombre se entretiene con el exterior, con lo que el otro tiene por ejemplo, las energías involutivas les roban la energía divina. Debemos ser observadores y no involucrarnos con lo que sucede. Debemos estar receptivos y preparados para ver la voluntad de Dios.

El desapego no es una conquista humana, es una condición natural del ser humano.

-Virtud: rotación con el contacto de uno mismo ejemplo: la esencia divina.

Asumir una virtud aunque no la tenga. Un karma es una perdida de energía, cuando tenemos un problemas hay que cambiar el foco de la mente.

Todos los enviados de Dios llevaron los mensajes al hombre, en algunos líderes canalizaron con la energía divina y los otros con sus egos.

Humildad siembra el bien en su forma y los mensajeros mío practicas mis enseñanzas.

-El individuo encuentra la motivación de cambiar las maneras de responder, cuando asume sus faltas. La inspiración para el cambio comienza en uno mismo. Muchas veces uno se apropia de situaciones ajenas, viviéndolas como propias, por es eso es fundamental la serenidad y el autocontrol para estar perceptivo y conectado con la fuente.

La empatía y la compasión se adquieren cuando uno ya las ha tenido hacia uno mismo. Las virtudes que cada uno posee no se adquieren con esfuerzo, ya que sino no perduran en el tiempo; surgen cuando la energía divina se encuentra en el ser.

Es preferible equivocarse y trascender, que permanecer siempre en un misma posición, sin dar lugar al progreso.

Agregar comentario

-Nos manifestamos en 7 planos diferentes. Si bien todos evolucionan a la par, cada uno debe aprender cosas diferentes. Ya que no lo que le falta a uno aprender a uno en un plano de existencia, en otro plano uno ya lo aprendió. Entre esos planos hay intercambio de energía. En cada plano hay diferentes energías, juntos se complementan para la evolución del plan.

Cuando uno se equivoca, o pasa por cierto aprendizaje, luego puede comprender a otros que pasan por lo mismo, y no lo pasamos, aprendamos del error ajeno.

El valor es el punto de referencia que guía nuestras vidas.

-Cada acto que una persona realiza tiene consecuencias no solo en esta dimensión física en la que vive.

El sufrimiento es una forma de aprendizaje. A veces para ganar, hay que perder, por eso es importante valorar lo que uno tiene, sentirse agradecido y bendecido por el hecho de no tener que pasar por experiencias traumáticas, o dolorosas, que le toca vivir a otros hermanos.

-Recordar quienes fuimos, quienes somos. Hay un momento en nuestras vidas en el que nos sentimos “nosotros”, felices de quienes somos. A lo largo de la vida este sentimiento va disminuyendo por influencia del entorno o por errores cometidos, y creemos que ya no volveremos mas a vivir ese estado o lo creemos lejano. Pero estamos equivocados, si podemos, porque Dios es perfección y esta dentro de nosotros esperando que eliminemos esas capas de cristalizaciones y así volver a ser eso que éramos, la perfección en manifestación. Quizás parezca difícil para nuestra mente humana, pero se puede, porque eso es lo que realmente somos.

-Erradamente creemos que somos quienes hacen favores a los maestros o a Dios, y eso no es así, ellos cumplirán su función y su misión con o sin nosotros.

Cuando uno hace todo en función de los demás, de sus necesidades, compartiendo todo lo que uno es y tiene, aprende y evoluciona a cada instante.

Es importantísimo cambiar nuestra visión de las cosas, dejar de ver de manera lineal por la universal, dejar de oír con los oídos por hacerlo con el corazón, dominar la mente, medir las palabras. Recordar que lo que hacemos a cada paso es para y en nombre de Dios y no para o por nosotros mismos.

Curar heridas del pasado, resolver situaciones inconclusas, eliminar sentimientos negativos. Buscar la paz interior, aquí y ahora, para sentir cada día queso alguien parte de este plano, nada quedara pendiente.

“Si estoy dispuesto, el universo conspira para que yo este disponible”

-El desarrollo espiritual individual conduce espontáneamente a la universalización. El servicio impersonal a toda forma de vida se presenta como requisito fundamental para que el egoísmo se vaya disolviendo poco a poco definitivamente. El individuo pasa a ser un eslabón de la cadena, pero tiene tanta importancia que sin su existencia y actuación esta se partiría.

-La integración de un ser al todo comienza con el abandono del ego y el apego de cada cosa que lo rodea. Al verse, sentirse y percibirse como parte del todo y no como el todo o como el centro de todo lo que lo rodea -ilusión de nuestro ego- comienza su inclusión en la tarea como cocreador del Padre en comunión con otros seres, energías que al igual que el llevan adelante el plan perfecto de Dios que es amor y perfección infinita.

-Todo en la vida depende de nuestro compromiso con nuestros deberes y responsabilidades. Vinimos en este tiempo y a esta bendita tierra a aprender a amar y servir. Antes de amar y servir debemos practicar la humildad para comprender, asumir y revertir nuestros errores. Sanar nuestros errores y estar disponibles el 100% de nuestro tiempo son requisitos que junto al amor y la gratitud complementan la tarea del servidor de estos tiempos. El planeta necesita servidores y no sabelotodo.

-No hay cadena si no existen los eslabones. Así, el desarrollo individual regido por yo es lo que lo convierte a uno en un eslabón y lo lleva a integrarse al conjunto. La unión hace la fuerza cuando el otro nos complementa y junto al otro logramos viajar hacia el todo. Todos somos hijos de un mismo Padre independientemente de el nombre que elijamos otorgarle.

-Solo al alcanzar los niveles suprafísicos de existencia se puede trascender la diversidad. Los problemas parecen grandes mientras no se ve que lo realmente importante no se moldea con las condiciones materiales.

-El individuo que se abre a lo desconocido no percibe en un principio, la existencia de todo el universo infinito y la realidad. Solo capta lo relativo e ilusorio. Pero en una primera expansión de conciencia disolverá parte de la ilusión si trabaja en superar su ego y se desapega de lo terrenal. La ilusión se disipara paulatinamente a medida que avance en el camino espiritual y el alma prevalezca sobre la personalidad.

-El desapego no es una conquista humana, sino que surge del contacto renovado con nuestro mundo interno. Las virtudes no se adquieren a través de un esfuerzo, son una donación de Dios cuando uno eleva la conciencia por sobre las cosas de la vida cotidiana, con los pies en la tierra y la mente y el corazón en contacto con la verdad que se manifiesta en nuestro corazón

Agregar comentario

Escuchar, observar y callar es la base de la humildad y de la apertura de corazón hacia nuestra evolución en comunión con los que Dios puso en nuestro camino para aprender a amar y a servir, para aprender de los errores y aciertos ajenos. Escuchar las opiniones de los demás puede aportarnos un amplio abanico de nuevas posibilidades en momentos difíciles para nosotros. Eso no significa, aceptarlas literalmente o modificar nada como consecuencia de ellas.

Sin embargo, escuchar a los demás puede ser también escuchar la vos de Dios manifestándose a través de los demás. La decisión final siempre estará en nosotros y si una opinión ajena te manipula es debido a tu inmadurez, tu incomprensión o tu falta de amor propio. No aceptar la opinión de otros es un signo de necedad y de inseguridad personal.

Dios actúa a través de todas las cosas y seres, por lo tanto recibir con amor la opinión de los demás para tomar lo que nos enriquece y descartar lo que no nos ayuda, agradecer al que opina y seguir aprendiendo. Para que esto suceda necesitamos humildad

-Cuando realizamos algo por los demás, compartiendo y aprendiendo de eso que hacemos, evolucionamos.

Cambiar la visión lineal por la universal, ver más allá de nuestros ojos físicos, sentir con el corazón, oír con la mente y no con los oídos.

Decir con los actos más que con la palabra. El amor sin sabiduría puede ser destructivo. La mejor manera de superar el dolor propio, es curando las heridas de los demás.

Todos somos necesarios e importantes para Dios, nadie es más que el otro y Dios es único, llamándolo como sea. Cristo vive en los corazones de todos, hasta de los que están dormidos.

Los seres de que tienen un estado de conciencia elevado nos asisten en todo momento para ampliar en nuestro servicio. Pero escuchar y seguir estos seres requiere de obediencia y fe, ya que el primer paso del camino espiritual se da desde la oscuridad.

Los niveles supra físicos de la existencia solo se alcanzan desapegándose de lo físico y la verdadera iniciación no solo tiene que ver con la elevación del grado evolutivo del individuo, sino con el comienzo de un nuevo camino.

Debemos dejarnos penetrar por nuestro legado espiritual, es decir, dejarse guiar por nuestro Cristo interior. Teniendo fe en que Dios nos protege y guía podemos dar pasos en la evolución.

El primer paso se da en la oscuridad guiada por las instrucciones de los maestros y Dios, que son quienes conocen nuestros temores. Debemos trabajar en el desapego a lo material y lo importante no está en lo que nos sucede con lo material sino como nos afecta eso que nos sucede.

Aprender a utilizar la energía que nos da el Padre y tener conciencia que siempre nos está asistiendo.

Ordenarse, organizarse, entregar lo mejor y más necesario para los demás.

No guiarnos por los sentidos, alinearnos con la voluntad divina y así el universo conspira para que esa voluntad se manifieste.

Debemos ayudar a los demás a trascender y no caer en su vibración.

Ordenando los asuntos terrenales, saldando deudas, ya que la mejor manera de saldar nuestros dolores ayudando las heridas de otros.

Estar dispuestos para estar disponibles, atrayendo la energía necesaria para elevarnos por encima de nuestras limitaciones.

Amarse a uno mismo y manifestar la esencia. Cuando hacemos para los demás, compartiendo y aprendiendo de eso que hacemos, evolucionamos. Cambiar la visión lineal por la universal, ver mas allá de nuestros ojos físicos, sentir con el corazón, oír con la mente y no con los oídos, decir con los actos mas que con la palabra.

El amor sin sabiduría puede ser destructivo. La mejor manera de superar el dolor es curando las heridas de otros. La diferencia de una vida sin reglas y una vida consagrada el compromiso que llega desde la humildad.

Aquel que salta hacia lo desconocido es la persona que posee la fe de que nada le sucederá.

Los problemas que cada uno tiene vienen de los apegos materiales, situaciones que no pueden ser resueltas. Todo lo que sucede prepara al individuo para las cosas que están por suceder.

Aquel que enciende la luz es el primero en iluminarse.

El aplicar lo aprendido perseverantemente y a través de la práctica lograr objetivos, esto fortalece el auto confianza para encarar mayores retos.

Solo a través del conocimiento de la esencia divina interior propia, el individuo puede comprender la igualdad divina entre todos los seres, desapegarse de la apariencia de la separatividad.

Transcurrir trascender actuar y servir junto a los demás. Quien enciende la luz su luz interior, puede iluminar a otros. Vida sin regla vida sin compromiso.

Vida consagrada, vida con compromiso – entrega – responsabilidad – disposición – humildad – desapego.

Amar a quienes conviven con nosotros, aprender a perdonar y olvidar.

Agregar comentario

-El poder está en la creación de cada momento, y si bien de esto se ha hablado muchas veces, y en muchos círculos, es sólo ahora que tienen la oportunidad de poner la “presencia en acción”.

-La necesidad del espíritu por la unidad es carente en los corazones comprometidos en otros puntos del planeta. A Dios se lo debe vivir con el corazón y fuera de las necesidades personales. Cada vez que uno hace algo para Dios, impulsado por una necesidad personal, no está en el corazón de Dios. Para vivir en el corazón de Dios, se deben hacer las cosas que hacemos por amor, solo por amor y en amor. Solo el amor nos hará libres.

-Los servidores se curan en la propia acción de la cura. La propia cura interior que se genera en la adaptación de los individuos al movimiento y fluido de las leyes. La base y principio de la cura se marcan en la base y función de las leyes universales. Es absolutamente imprescindible conocer las leyes universales, cómo se mueven, cómo trabajan, qué las inspira, de dónde nacen, cómo fluyen y cómo se desencadenan. Para realizar la cura en los aspectos internos y externos, es decir para podernos curar, se debe trabajar a favor de las leyes y no transgredirlas todo el tiempo por desconocimiento.

-Para abrirse a la expansión, es necesario destruir las estructuras que han sido construidas. Las claves del conocimiento son la voluntad, el amor y la unidad con el plan evolutivo.

-Eres conciencia, tu espíritu es conciencia. Realmente no eres energía en lo absoluto. Traes energía para servir. La energía que traes ayuda a crear tu cuerpo físico, tu ambiente físico, pero no eres energía, eres conciencia. Al hacer este trabajo evolutivo de conciencia dentro de ti mismo, aprendes a trabajar con algo de la nueva energía que está disponible. Realmente no necesitas hacer algo para nadie más.

-Lo único que verdaderamente les sirve, es enfocarse en los poderes creativos, que ahora están siendo abundantemente estimulados sobre éste mundo. Siempre busquen la voluntad del Padre en todo lo que hacen, piensen y sientan durante todo el día.

-Las palabras convencen, los ejemplos arrastran. Los hombres fuertes vencen todos los obstáculos, los hombres colmados de espíritu los atraviesan como si no existiesen.

-Una persona puede decir: me gustaría hacer mucho más pero no puedo porque tengo familia, trabajo, esto, aquello, etc. Pero no necesitamos estar preocupados por hacer mucho más, sino que tenemos que tener claro cuál es nuestra tarea.

-No debemos distraernos con lo externo, lo material solamente, porque desvitaliza el motivo que hace servir a las almas y los seres internos para que se manifiesten y se desarrollen y esto se vea reflejando en una situación externa. Si tuviéramos esa claridad, no solo tendríamos más energía para servir y trabajar sino que también más oportunidades.

-Lo que ayuda al otro viene de adentro. El otro ni siquiera puede habernos encontrado, puede que nunca hayamos intercambiado palabra alguna y lo estemos ayudando o estimulando de alguna forma internamente. La verdadera ayuda viene de adentro, de nuestro internoy si viene de ahí estaremos en el lugar correcto delante de la persona que corresponda en la situación que corresponda para hacer algo correcto, para ayudar.

-En el servicio impersonal incondicional el paisaje en el cual la tarea se desarrolla es lo menos importante.

-Es hora que todos tomemos conciencia real de lo que sucede y que podamos más conscientes poder trabajar correctamente, ocupar nuestro lugar, asumir nuestra tarea para poder cumplirla y así poder llevar adelante este proceso de transición, intentando de alguna manera con lo que los hermanos mayores nos han enseñado, poder sobrellevar este proceso que vamos a vivir con armonía y con paz.

-Los errores no se niegan, se asumen; la tristeza no se llora, se supera y el amor no se grita, se demuestra. Sé fuerte para q nadie te derrote; sé noble para q nadie te humille; sé humilde para q nadie te ofenda; y sigue siendo tú, para q nadie te olvide. (AndrésGurrea)

Agregar comentario

-Compartiendo perlas de sabiduría -1ra parte-

La empatía es un sentimiento necesario para alcanzar la unión, la fraternidad y la verdadera hermandad dentro de un grupo. Este se basa en conocer verdaderamente al que tenemos al lado y saber qué es lo que necesita para encontrarse bien. Aunque no vemos la energía que emitimos con nuestros pensamientos, ella esta presente y se puede llegar a influenciar a un tercero, tanto de buena como de mala manera. También hay que tener en cuenta de que si una persona se encuentra mal, influencia a los demás y si alguno de ellos se encuentra mal se potencian mutuamente, sin poder ninguno de los dos ayudar al otro.

Cada persona ve en los demás lo que no se atreve a reconocer en uno mismo, es decir que los demás, son un reflejo de nosotros mismos. Al reconocerse uno en el otro puede ser empático y comprender lo que el otro piensa, lo que siente, lo que dice, o como actúa; entender su sufrimiento o pesar, y ayudarlo a trasmutar las situaciones. No debemos ser jueces del mundo, sino servidores. Cada cual habrá de hacer su trabajo para dar un buen ejemplo, ya que no se puede dar lo que uno mismo no posee.

Amen a todas las criaturas visibles e invisibles. La demostración más pura, está en amar lo que no se ve.

No busquen disciplinar solo la carne (cuerpo físico) para liberar el resto, pues es primero purificando los demás vehículos (cuerpo emocional, mente inferior, y etérico) como ésta preciosa vestimenta (cuerpo físico) se desprenderá en mil colores, los cuales formarán otros cuerpos. Ajustar las palabras y ser dignos representantes de la expresión del verbo.

El hecho de alzar la mano para tomar un fruto, es producto del mismo esfuerzo que llevó a merecer tener un brazo.

Algo tiene que cambiar en nosotros como contribución a la elevación global. La vida interior nos da elementos para ver dentro nuestro lo que está fuera y fuera nuestro lo que está adentro.

El contribuir para que el fuego de la espiritualidad se propague debe ser un acto sin pretensiones, ya que ni siquiera somos nosotros quienes encendemos nuestra propia llama.

Muchos prefieren ser conducidos por las ambiciones y pasiones personales, pero debemos seguir la guía interior del cristo para ser las manos de Dios en la tierra.

Nuestro interior nos da lo que necesitamos a nuestro exterior. Los demás son reflejo de nuestro estado interior. No debemos juzgar a los otros y si abrir el corazón. Es necesario contribuir para que el fuego de la espiritualidad se propague. Debe ser un acto sin pretensiones ya que ni siquiera somos nosotros quienes encendemos nuestra propia llama. Los sueños nos llevan a otro plano, existente en nuestra mente o no.

La vida interior nos da elementos para reconocernos en los demás (empatía). Lo que se manifiesta afuera es reflejo de lo interno y lo interno es un reflejo de lo de afuera. Para que todo a nuestro alrededor cambie primero debemos cambiar nosotros mismos. Algo tiene que cambiar en nosotros para contribuir a la elevación. No debemos ser jueces, sino manifestar el amor y el servicio hacia los demás. La duda es contagiosa, pero es responsabilidad de cada uno si esa duda se aloja en nuestra mente.

Somos servidores, y como tales debemos obedecer y dejarnos guiar por nuestros maestros y por los seres de luz que nos asisten permanentemente, porque somos las manos de Dios en el planeta. Las demás personas son el reflejo de nuestro interior y debemos aprender a reconocer tanto nuestros defectos como nuestras virtudes. Nuestros pensamientos, así como nuestras palabras, tienen un gran poder y es por esto que debemos ser prudentes y conscientes de ellos. Ser conscientes que todo el tiempo intercambiamos energía con el resto de la creación, influenciando o siendo influenciados por dicha energía. Esta es la razón por la que debemos estar alineados todo el tiempo.

La vida espiritual nos prepara para poder ver dentro de nosotros aquello que está fuera, es decir, reconocernos en los demás. La empatía, el ponerse en el lugar del otro, da a lugar a la fraternidad, a la hermandad y a vivir en la común unión. Pero para experimentar la verdadera hermandad, es necesario dejar de lado toda energía de competencia, de comparación, los celos y la envidia; y comenzar a pensar más crísticamente poniendo las necesidades de nuestros hermanos ante todo.

La fortaleza necesaria para cumplir con la voluntad divina la encontramos en Dios, pensado en el como un Padre, que lo único que desea para nosotros es nuestro bienestar. La gratitud es una postura necesaria para llegar a la humildad, que se necesita para ser obedientes y no colocar primero al ego, también hay que tomar todo lo que se nos presenta como una bendición, tanto lo bueno como lo malo, ya que todo tiene un aprendizaje.

Cada día es una oportunidad, una oportunidad de crecimiento y para el servicio hacia el todo. En todo momento cada uno debe tratar de orientar su mirada hacia el hermano que necesita ayuda, que necesita apoyo, con una palabra, un gesto, una caricia, o una acción. El desarrollo espiritual se lleva a cabo únicamente con el trabajo interior que realiza cada ser.

Pensar en los demás antes que en uno mismo, es el puente que cada uno hace con Dios.

-quien abrirá el real tiempo del espacio? Jesús. Para cerrar un ciclo y abrir otro. Viene a reunir a todos en la tierra y ayudar a evolucionar. Los seres iguales se atraen, los opuestos se rechazan. Las cosas pasan en determinado lugar porque tienen karma que quemar.

Dejarse guiar, estar atentos y despiertos. Jesús es quien viene a abrir el portal para ascender al real tiempo del espacio. El viene a separar el trigo de la cizaña. Viene a unirnos, para que el planeta y la humanidad puedan dar los pasos en la evolución. Debemos valorar el lugar en el que estamos, valorar el tiempo que nos dedican y la enseñanza que recibimos. Dedicarnos y entregarnos sinceramente, con amor y humildad.

Un pensamiento genera un sentimiento y un sentimiento genera una acción. Lo que somos internamente es lo que manifestamos en nuestras acciones. Debemos estar alineados con nuestros vehículos, para poder escuchar las advertencias que nuestro Cristo interior nos da. Por eso es importante estar atentos y cerrar el aura para que ninguna energía mal calificada pueda filtrarse en nuestra aura.

En el camino espiritual, la guía interna tiene que ser la que nos conduzca en nuestro andar. Si no nos dejamos guiar por los maestros o por nuestro ser, es muy probable que con el tiempo perdamos el camino ya que la verdad es una sola. Dios nos ha dado a cada uno lo que merecemos por derecho de conciencia. Tenemos que valorar todo eso, porque es una forma de manifestación del amor que el Padre tiene por nosotros; y al despreciarlo, estamos despreciándolo a él. Confiemos en que todo lo que se nos dio y todo lo que está sucediendo en nuestras vidas, es la mejor opción que tenemos, y solo Dios sabe el porqué de los hechos.

Agregar comentario