Recordando Nuestra Herencia Lemuriana por el Maestro Saint Germain

El Decimotercer Consejo de Ancianos Lemurianos se encuentra formado por doce ancianos y su unión y alineación con la Luz los convierte en el decimotercer nivel de nuestra existencia.

Lemuria es una secuencia de codificaciones en los filamentos de nuestro ADN. Es la parte antigua que buscamos y que se teje a través de un tapiz de tiempo que tiene una vibración distinta a la de las demás hebras de encarnación, pero que no recordamos y aunque se ansíe hacerlo, solo será posible actuando con el corazón.

Aceptar la conciencia Lemuriana, es saber que no habrá carencias de ningún tipo y que todo debe de ser compartido y no escondido de los demás, concentrándose en lo qué se puede dar al otro sin esperar beneficiarse uno. Pero en el mundo físico donde el tiempo transcurre a otro paso, se cree tener todo y aun así sentir un vacio interior.

Decidir encarnar en este plano físico una y otra vez requiere de mucho valor, por ello hay que abrazar con amor la propia humanidad. Muchas de las personas que se encuentran en la Tierra, han habitado Lemuria, y es parte de su naturaleza comunitaria lemuriana sentirse afectados por las situaciones y decisiones que se dan en su entorno, pero su destino no es quedar atrapados en la dinámica de la negatividad, todo lo contrario, porque en la medida que la conciencia va despertando, en base al trabajo realizado, llegará el momento en que uno esté completo, consiguiendo el Cuerpo de Luz junto con todas sus memorias.






Slider by webdesign