-Un Maestro guía y un alumno se deja guiar pero cuando el alumno desobedece y va mas allá de los limites influenciado por su propio ego el maestro no puede avanzar con la enseñanza y la alquimia que se produce mediante el proceso de aprendizaje no se puede desarrollar de forma armoniosa y equilibrada.

Durante tu aprendizaje debes tener confianza en quien te guía y puedes ver que es tu maestro; hasta que puedas escuchar esa voz interior que es tu cristo y que vive en comunión con el cristo del ser que te guía.

Cuando esta conexión se manifiesta la desobediencia desaparece porque antes de que te lo pidan ya lo habrás dado todo y nada de lo que te pueda decir tu maestro te parecerá errado o sin sentido porque tu estarás sintiendo lo mismo y sabrás que es lo correcto, ya no habrán dudas solo fluirás con el resto de la creación.

Pero si no practicas la empatía jamás podrás sentir lo que siente tu maestro cuando no haces lo que te pide o lo haces sin amor, cuando actúas por obligación y no por gratitud, cuando solo pones excusas o cuando no valoras el tiempo que el deja para ayudarte y velar por tu bienestar………

Si solo pudieses sentir su dolor cuando te ve caer y no puede intervenir porque es tu aprendizaje porque has elegido aprender a través del dolor y no de la obediencia……..

Si solo pudieras sentir su alegría cuando te ve crecer y practicar sus enseñanzas, cuando ve que ya no eres alumno sino maestro…….

No harías nada de lo que haces………

Dejarías de dar excusas sin sentido,

Dejarías de crearte obstáculos que te impiden avanzar,

Dejarías de vivir pendiente de ti mismo,

Te esforzarías por aprender cada día.

Y saldrías en busca de los seres que están esperando de tu ayuda…….

Para ser el faro que de los que viven en la oscuridad,

El alimento de aquellos que tienen hambre,

El abrigo de los que tienen frío,

El consuelo de los afligidos,

El bálsamo de los que sufren…….

Para ser simplemente lo que Dios ha imaginado que seas desde el momento en que te ha creado…………

-Debemos siempre saber lo que queremos, porque los desasosiegos, las distracciones, los pensamientos negativos, las interferencias, vienen para desviarnos de este trabajo espiritual que todos estamos realizando para evolucionar sirviendo al planeta.

Necesitamos estar muy atentos a todo para no dispersarnos, y aunque uno se distraiga, es necesario retomar la intención y no dejarse arrastrar. Si vemos que una parte de nosotros esta distraída, debemos advertir esto y seguir alineados y concentrados.

Todo lo que sucede en la vida es una escena, una significación, una dramatización, pero en el fondo tenemos la intención. Estamos acompañando este proceso evolutivo del planeta y la humanidad. No nos debe importar distraernos demasiado, y si nos desviamos enseguida retomemos y nuevamente prestemos atención al proceso, afirmémonos en el.

-Nadie puede perder la esperanza cósmica de renacer y de reencontrarse para estos momentos, con la verdadera faz que el ser posee. Se debe recordar que el ser posee algunos aspectos nuestros que no conocemos, aspectos superiores, que comenzarán a estar más disponibles para nosotros, este será el momento en el cual sabremos quién realmente somos y de dónde venimos.

Ha llegado la hora de tomar consciencia, de lo que se ha generado en la esfera que habitamos y en la cual reencarnamos desde hace milenios, merla necesita de todos los misioneros despiertos y dormidos.

La hermandad blanca y la hermandad extra planetaria ya han ingresado en el ciclo de su propia evaluación interior, para visualizar en paz los aciertos y los errores operacionales y cósmicos acontecidos, todos estamos inmersos en la misma ley, la cual nos guía y nos conduce, todos fuimos creados por el mismo Dios, solo le bastará al mundo de superficie, reconocer que somos uno y que no estamos solos, los hermanos mayores aguardan el despertar de la fraternidad en los hombres.






Slider by webdesign