-Padre hermoso, guíame en este día y en cada segundo que me permitas estar en este hermoso planeta. Ayúdame a superar mis errores pasados y presentes para ser solo amor, humildad, alegría, paz y servicio para toda forma de vida. Sé que no soy nada sin ti, y no soy nadie si no practico tu esencia y tus enseñanzas.

Que mis actos diarios les den a mis hermanos una luz de esperanza para que ellos se animen a practicar y manifestar tu esencia que también esta en ellos. Permíteme ser el último de todos para poder aprender de todos mis hermanos.

Déjame alegrarme de las victorias de ellos y aprender de sus errores. Dame fuerzas para superar todas las tentaciones y que nada terrenal saque mi atención enfocada en tu amor.

Te amo Padre y perdoname por todas mis acciones pasadas basadas en la ignorancia y dame la humildad para ser tolerantes con los errores, las criticas y las agresiones de mis hermanos y poder perdonarlos así como yo pido perdón a cualquiera que haya ofendido alguna vez.

-Debes servir al planeta como él lo necesita y en el tiempo que él lo necesita. El tiempo es ahora. El lugar, aquí mismo.

-No pidas nada a Dios. Solo ama a Dios, amando todo lo que él ha puesto en tu camino, da lo mejor de ti, humildemente, mansamente, con alegría.

Haz tu mejor esfuerzo sirviendo a todo y a todos y de esa manera estarás cuidando de lo más preciado para Dios, que somos: sus hijos y su creación.

Fuimos creados por su amor infinito. Ocupémonos de lo importante, que son las cosas de Dios y él se ocupara de nuestras urgencias y necesidades terrenales.

El que ama no pide; el que cree en Dios no espera, porque sabe que él es la guía, él es la fuente y el jamás abandona a sus hijos. El que ama lo entrega todo sin esperar nada a cambio, sin tirar el amor a quienes no son dignos, sin tirar las perlas a los chanchos.

Eso no significa dejar de amar a todos y a todo. Significa servir y ayudar sin llegar a ser bastón de nadie. Significa dar amor incondicionalmente de a poco, para ir conociendo a nuestros semejantes y evolucionar junto a ellos, y no ser victimas del abuso de alguno de ellos.

-Jesús deja plasmado en sus enseñanzas deja plasmado en la tierra, la humildad, la igualdad, la complementación con amor. Somos el complemento divino, solo debemos aprender a discernir.

Jesús es el único y autentico ejemplo. El equilibrio es el conjunto del espíritu y la materia. Uno tiene que decir, pensar, hacer y sentir solo una cosa y así equilibrarnos para ir hacia el Padre.

-Lo que haces habla tan fuerte que no le deja escuchar a los demás lo que les decís. La medida de la evolución espiritual de un ser humano esta determinado por la capacidad de amar y servir de cada uno. Por los frutos los conocerán.

-El amor se comparte, no se pide. El que espera no ama, el que pide carece de fe. Dios le da a cada hijo lo que necesita para evolucionar y superarse en el arte del servicio y del amor al prójimo. En vez de quejarte, comenzá a trabajar, en vos mismo, para servir a los demás. Y veras que todo llega a su tiempo, en la medida que Dios, considera que es el tiempo.

-No viniste a esta tierra a impartir justicia viniste a amar y a servir

Las injusticias las crea el comportamiento erróneo del hombre.

La justicia es divina y no humana amar y servir es el mejor remedio para estos tiempos.

-A mi me parece que uno vale por lo que es como ser humano

Y vale por sus obras de amor y servicio hacia los demás

Pues la evolución de un ser no se da por lo que tiene

Sino por su capacidad de amar






Slider by webdesign