-No somos los únicos en el universo, dependemos de otras personas para hacer las cosas.

Las palabras son un mapa de la realidad, pero no es la realidad.

El servicio es la instrucción para llegar a las monadas en almas que están encarnados al hombre en su ser interior.

Jerarquía central vibración núcleo central– el sol –colección evolutiva — real espiritual— Dios.

Mi cuerpo necesita el ajuste misericordioso —- sabiduría — prudencia — conocimiento — voluntad —– discernimiento.

Cuando varias personas unen sus esfuerzos para llevar adelante una tarea compartiendo los mismos criterios de trabajo la tarea se realiza con mayor rapidez, además de que resulta mucho mas fácil evadir las energías densas que se interponen entre el grupo y la misión a cumplir. Pero este trabajo requiere de comunicación y la comunicación se basa en la confianza que se tiene en el otro, la empatía, la humildad y la obediencia. Pues un trabajo en equipo siempre requiere de un guía que marque el camino a seguir y de otros que se dejen guiar, buscando siempre el bien de los demás y no el propio.

Pero esto requiere de un trabajo personal con aquello que llamamos ego y que sale a la luz cuando se desobedece, se cuestiona o se juzga la orden de alguien que tiene la tarea de guiar. Lo mismo sucede con los seres de luz que vienen a ayudarnos ellos están presentes dándonos las pautas a seguir pero nosotros no escuchamos ni vemos las señales por estar desatentos, por no confiar en ellos por creer que Diosactúa de una manera extravagante cuando él es simplemente sencillez en todo sus aspectos.

En el momento que Jesús vino a dar el mensaje a la humanidad, en muchas oportunidades hablaba el Cristo como también hablaban otros seres (maestros) a través de él.El servicio de una jerarquía celestial es a través de la instrucción de almas y mónadas. Para servir más ampliamente es necesario que nuestros vehículos transmuten las energías mal calificadas.

En estos tiempos es importante que cada uno practique de manera diaria la alineación y limpieza de sus vehículos, para así estando alineados podamos escuchar claramente nuestro cristo interior. Este proceso de despertar y escuchar más claramente nuestra voz interior como así también los seres de luz que nos hablan, lleva su tiempo. Esto no se realiza de la noche a la mañana, sino que es un trabajo diario con fe y amor para conectarnos con nuestra esencia.

Dios es creador y dueño de nuestras vidas y el hombre creyéndose dueño de ello tiene el atrevimiento de sacrificar dicha vida para satisfacción de las aparentes necesidades materiales y placeres innecesarios. Regalando a la nada lo real para obtener ilusión y fantasía. Cuando reconozcamos que todo cuanto nos rodea esta creado por una misma fuente, todo lo que en ella suceda de natural manera será correcto, perfecto, armonioso, satisfactorio, necesario, certero y verdadero. Mientras esto no suceda, todo lo que ocurra a nuestro alrededor será ilusión, cometiendo errores uno tras otro haciendo que nuestras vidas sea un constante y vertiginoso trabajo de reparación de ellos, en lugar de un constante y sereno andar en el camino del aprendizaje natural en serenidad, paz y felicidad, con amor a todo y a todos.

Ser conscientes de lo importante que somos para Dios y para lo que nos ha creado, nos ayudará a vivir la vida en este plano de manera mas armoniosa y equilibrada.

Las elecciones que tomemos a lo largo de nuestras vidas darán resultados acordes a dicha elección, de ello solo somos responsables cada uno de nosotros, no responsabilicemos a otros de los hechos de tu vida, ellos son resultado de nuestras propias acciones. Si eliges vida terrenal, responsabilizate. Si eliges la vida espiritual, disfrútala.

Nuestro cuerpo físico es tan importante como el resto de nuestros vehículos, debemos cuidarlo y respetarlo ya que deberemos dar cuentas no solo de la energía que se nos presta y lo que hacemos con ella sino también de cómo usamos nuestro vehículo físico.

Cada día que estamos en este plano es un regalo y una prueba para alcanzar nuestra evolución. Debemos aprender de cada situación que se nos presente, controlando nuestra mente, nuestros actos y nuestras emociones.

Recordemos el foco de nuestra tarea: amor, confianza, servicio, obediencia, fe.

Amor: abandonar la intolerancia y amar a nuestros hermanos. El amor es el Padre de toda bondad espiritual, el amor es la esencia de lo verdadero.

Confianza: debemos aquietarnos para estar conectados con nuestro interior, de esta manera, estaremos conectados con los demás y con todo lo que nos rodea.

Debemos dejar de lado las dudas, confiar en nosotros mismos y en lo que proviene de nuestro interior. Ser confiables para que los demás puedan contar con nosotros. Ser ejemplo e inspiración para los demás.

-El compromiso se establece con la práctica consiente de una tarea. Cuando uno logra comprenderla se establece la responsabilidad de cumplirla.

Es importante el aporte de soluciones cuando se presentan obstáculos en el momento de realizarlas. Muchas veces se deben resignar cosas para llevar a cabo la tarea de servir y ser siempre fiel a las palabras que vienen desde el interior.

Existen dos formas para recorrer el camino, el bien y el mal.

Para los dos se utiliza la misma energía. La misión se realiza en conjunto en un grupo, cada uno cumpliendo su papel, que no es igual al de ningún otro integrante.

Si no existe la comunicación no puede llevarse a cabo. De una forma u otra todos volveremos a la misma fuente, nuestro libre albedrio se encuentra en optar por la felicidad o el sufrimiento que nos llevara a la elección del camino.

Hacer o no hacer algo solo depende de nuestra voluntad, la fe, el amor y la guía interna.

La división en el corto plazo trae separación de aquellos que en algún momento pueden llegar a darnos amor verdadero, solo la unión hace la fuerza y nadie llega solo a ningún lugar.

Las cosas terrenales implican obligaciones mientras que en las espirituales todo surge espontáneamente y en orden divino sin necesidad de forzar ninguna situación.






Slider by webdesign