Revelaciones Sobre La Antártida – 3ra Parte

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


-Descargue el Audio de esta Lectura 

Todo alrededor de ese territorio y cerca del mar se comenzó a congelar la tierra y un día esa región amaneció toda congelada. Es un fenómeno físico que es totalmente conocido en ese planeta y en poco tiempo comienza un proceso que se desencadena y no tiene retorno. Entonces, todas estas cosas provocaron que un día la tierra de los lemures se comenzara a congelar y comenzara un proceso diferente para ellos, ya el trabajo con el disco solar no era el mismo porque la vibración que se alcanzaba inicialmente a través de este proceso del clima comenzó a no poderse alcanzar y la manipulación que se estaba haciendo en otros lugares con respecto a los metales, cada vez ponía a la civilización en más peligro. A esa altura, el disco solar ya tenía mucha información realmente y no nos olvidemos que los lemurianos habían alcanzado, en su momento, un alto grado de amor que estaba plasmado en ese disco. Por lo tanto era imprescindible resguardar esa información. Y es así que la Confederación se presenta contundentemente y manifiesta la necesidad de resguardar esa información y suspender la utilización del disco solar. Evidentemente a algunos no les gustó la idea y otros comprendieron que era de vital importancia. Ya habían podido ver a través de sus capacidades extrasensoriales que en el futuro del planeta, existía una gran movilización, iba a haber una gran catástrofe y era absolutamente vital que esa información fuera resguardada. Fue así que se sugirió la división, la partición de ese disco solar en 12 discos que guardara cada una de esas partes, parte de esa información original y que fuera distribuida a lo largo de un gran territorio para que fuera resguardada porque la civilización iba a ingresar en un período de gran interiorización porque su proceso evolutivo iba a tener un gran cambio.

Es así que las Jerarquías cósmicas, comienzan a acondicionar una serie de lugares intraterrenos que nosotros conocemos hoy como los retiros intraterrenos, para que fueran los lugares donde se guardaran los discos solares. Y así fue como comenzaron los sacerdotes, que se mantenían fieles, la Confederación, junto con los hermanos mayores del cosmos a organizar el traslado de las 12 partes del disco solar con toda la información cósmica y de la civilización lemuriana que se había llegado a conocer hasta ese momento.

Ellos sabían que ese disco solar iba a ser muy importante en algún momento del futuro de la humanidad, que esas piezas se iban a volver a unir y que a través de la unión de esas piezas, la humanidad sí, ya mejor preparada, iba a poder ingresar al real tiempo del universo.

Hoy en día existe, dentro de los hielos de la Antártida toda la estructura de la civilización de la Lemuria. Ustedes saben que nuestros Hermanos Mayores pueden crear algunas condiciones que para nosotros son irracionales con su asistencia y su ayuda. A través de la tecnología que había en las bases extraterrestres y las que hay hoy, ellos crearon un resguardo para toda la estructura de la Lemuria para que algún día, esa estructura pudiera salir a la luz y esa información pudiera estar disponible para todos nosotros. Resguardaron la información del disco en diferentes lugares y resguardaron bajo los hielos de la Antártida toda la estructura de esa civilización para que un día nosotros podamos acceder a ella. Gran parte de esa civilización, los remanentes, han habitado en ese lugar suprafísico, durante todo este tiempo. Han estado esperando que nosotros aquí en la superficie estemos dispuestos a realizar los cambios que tenemos que realizar para poder asumir, junto con ellos, esa función que a nivel cósmico tenemos que vivir.

Al día de hoy gran parte de la información del recinto de Cayona ha sido trasladada a otros centros planetarios, hacia otros recintos, por una razón de resguardo, para que esté disponible, más disponible para todos nosotros y prácticamente toda la masa poblacional, todos los pobladores han sido trasladados también a los diferentes centros planetarios donde ellos van a vivir algunos aprendizajes en aquellos centros en los cuales no han participado todavía. El gran número de científicos que todavía guardaba la Lemuria, se ha trasladado hasta Aurora y a través de su instrucción vamos a recuperar todos los procesos de cura cósmica y la cura planetaria que necesitamos todos para esta transición. O sea que hay un gran movimiento a nivel intraterreno, del cual nosotros debemos de dejar de estar ajenos. Debemos comenzar a comprender y a compartir más y mejor con nuestros hermanos, porque ellos están ahí, esperando que las coordenadas de tiempo se puedan unir, que nosotros podamos desvincularnos de aquellas cosas que no nos permiten dar pasos en la evolución y no nos permiten entrar en contacto con ellos. Pero esa sabiduría está presente, ellos están presentes esperando por nosotros. Ellos están previendo que toda esa civilización salga a la luz, todos sabemos que la Antártida se está partiendo y que tarde o temprano va a emerger. Obviamente va a haber un gran movimiento planetario. ¿Cuándo? No sabemos y cuando eso salga a la luz se desmoronarán todas las teorías que esta civilización ha formado sobre su real origen porque todos vamos a poder ver lo que hay allí, no va a ser algo que venga de un contacto que tienen uno o dos con seres extraterrestres, es algo que todos vamos a poder ver y la gran comunidad científica ya no va a poder ocultar algo que se va a ver físicamente. Así que todos vamos a poder comprobar lo que hoy estamos estudiando, en algún momento de un futuro muy cercano.

– ¿Porqué una pequeña comunidad de un origen casi primitivo, pudo alcanzar en tan poco tiempo tanto desarrollo?

Una de las claves de toda esta historia es que ellos tenían la genética GNA y no el DNA como tenemos nosotros. El proyecto genético original preveía que la población de este planeta ya contara con el GNA y ahora bien, cómo se pierde la condición de tener una genética de alta vibración y podamos llegar hasta lo que somos hoy, a esta genética que según tenemos entendido el DNA, tiene dentro de su estructura un importante porcentaje de lillo, algo que realmente no tiene ninguna función, entonces deberíamos reflexionar cómo es que la humanidad pudo retroceder tanto y alcanzar este proceso de decadencia genética que nosotros vivimos hoy.

Primero tenemos que saber, que no nos debemos olvidar que hubo una parte de esas 25 parejas que salieron al planeta por que habían transgredido el proyecto y ellas se siguieron multiplicando. Eso explica un poco, el deterioro en el proceso genético.

¿Cómo se podría perder esa condición genética? primero por un cruzamiento indebido, una mixtura indebida entre condiciones de padres e hijos, hermanos, primos, como sabemos que crean grandes fallas desde el punto de vista estructural, que crean enfermedades muy serias, esa es una de las razones. A través de la transgresión de los reinos, consumiendo carne de nuestros hermanos menores. Una gran transgresión que crea la ley del karma, junto con la mixtura indebida. El contacto con la vida de la materia, la tentación y el poder, cosas que nosotros vivimos todos los días en nuestra vida común. Cuando comenzamos a racionalizar las ideas y los pensamientos, cuando buscamos ciertas comprobaciones, o ciertas experiencias a través del plano mental concreto y en la mente racional y en nuestro plano mental se comienza a formar lo que se conoce como el inconsciente y que queda guardado y escondido de todos los otros. Cuando el hombre empieza a reconocer a aquellas cosas que lo satisfacen y las hace propias, como el alimento, el sexo y la propiedad. Esos son parámetros de involución que no solamente nos separan de nuestros hermanos mayores sino que no nos trae ninguna energía de unidad, y sí fomenta la energía de la individualidad.

Con la utilización de nuestros centros energéticos, aquellos que nosotros conocemos como chakras, que inicialmente habían sido diseñados para ser centros de irradiación y no centro de intercambio como fueron utilizados después por la población del planeta. Todo eso provoca lo que se conoce como la decadencia genética, algo que comienza, casi imperceptible y cuando uno quiere darse cuenta ya no tiene retorno, hasta que toca fondo, como nuestra civilización está tocando fondo hoy. Y cuando llega el momento de reflexionar y definirse y decidirse, si queremos recuperar nuestro GNA o queremos seguir así como estamos.

Una de las cosas que deberíamos reflexionar también, es ¿qué significa que hoy la Lemuria vuelva la luz, emerja desde todos los planos, desde el plano físico, interior, mental, desde el proceso evolutivo con la información? ¿Qué podría representar para todos nosotros y sobre todo qué representa a nivel universal?

Una de las cosas que nosotros tenemos que tener claro, que este proceso es todavía un proyecto genético diseñado por las Jerarquías Cósmicas para que viva un aprendizaje no solamente propio, sino un aprendizaje del cual todas las civilizaciones pueden aprender, sobre todo un aprendizaje sobre el amor. Por lo tanto, toda esa energía de amor, todo ese aprendizaje de amor que los lemures pudieron vivir durante cierto tiempo, está grabada no solamente en los discos solares, sino en el cristal de la Antártida. Tiene que estar disponible para nosotros hoy, para que nosotros podamos aprender cómo es que se alcanzan algunas cosas.

Otra de las cosas importantes, es poder rescatar todo ese conocimiento que ya fue nuestro, ese conocimiento científico, cósmico que ya un día nos perteneció y que muchos de nosotros encarnados como antiguos lemures pudimos vivir.

Otra de las cosas que tenemos que aprender, de nuestros hermanos o de nuestros antepasados, es cómo ellos podían contactarse fluidamente con las Jerarquías y así desarrollar una civilización que podía llegar a alcanzar grandes desarrollos internos y externos, la obediencia a las Jerarquías, la humildad en el contacto, la valorización de lo que se recibe por parte de los mayores, porque esas son grandes enseñanzas que ellos pudieron vivir.

Aquellos que se mantuvieron fieles a la Confederación y que colaboraron en el reparto de los discos, tuvieron la visión interna y el amor suficiente como para poder alcanzar, saber y poder sentir que preferían ofertar eso que tanto trabajo les había costado alcanzar, porque en el futuro, nuestra civilización tuviera disponible más equilibradamente en diferentes recintos a lo largo de todo el planeta, la información que ellos tenían toda junta, porque sabían que la íbamos a necesitar. Entonces, se ofertaron a ellos mismos partir el disco, y de dos en dos, dos sacerdotes por cada disco llegaron hacia cada uno de los retiros y desde allí permanecer, seguir instruyendo, seguir organizando esos retiros para que algún día nosotros fuéramos lo suficientemente conscientes para tomar contacto con ellos y recibir de parte de ellos esa información que fue parte de la Lemuria. Ellos sabían que en un futuro nosotros íbamos a llegar a los diferentes retiros intraterrenos y que íbamos a trabajar con los discos solares, y no tuvieron ninguna inquietud en compartir esos conocimientos, sin esperarnos.

Ustedes saben el grado de amor que tiene que tener un ser para vivir siglos y siglos en un retiro intraterreno esperando que sus hermanos tomen conciencia de lo que tienen que hacer, ¿alguien tiene una idea del grado de amor que tiene que haber en un ser para poder esperar a otro hermano que está en un proceso de aprendizaje?

Hubo tres sacerdotes que fueron vitales, en el proceso de la partición del disco que fueron los que asumieron conscientemente todo ese proceso. Uno de ellos fue quien en una encarnación inicial se manifestó como el Adán N° 11, por lo tanto, que nosotros conocemos como Sananda, inició y cerró el proceso de la Lemuria. Se hizo responsable en un inicio, de todas las pautas que las Jerarquías le marcaron y se hizo responsable en el final de organizar correctamente la disponibilidad de toda esa información para todos nosotros, sin decir todo lo que hizo después, en encarnaciones posteriores. Esos grados de amor es lo que encierra en sí el proyecto genético humano y ese grado de amor está adentro nuestro, sembrado en la genética de cada uno de nosotros, oculto donde nosotros no vamos a mirar por lo general.

Alguien decía que en cielo, había un chiste entre dos ángeles, – ¿dónde podemos ocultar el conocimiento al ser humano para que no lo encuentre? y uno le dice al otro: – colócalo adentro, ahí nunca van a ir a buscar.

Qué triste pero que cierto. Todo, absolutamente todo está dentro nuestro, sólo tenemos que buscar allí. Hemos hablado ya muchas veces, del contacto interior y sin embargo, todavía no lo podemos alcanzar, ¿cuál es la traba? ¿Qué es lo que tenemos miedo de encontrar? ¿Qué pasaría si nosotros descubriéramos que dejándolo todo, dejando una vida común, orientándonos hacia la oración, la contemplación, la ley monástica, la entrega, el servicio, descubriéramos que en nosotros hay una cemente que ni nos imaginábamos? Porque todo está ahí, no hay que ir a buscarlo afuera. Todos tenemos la posibilidad de alcanzar esa nueva genética, de recuperar esa genética que durante tanto tiempo perteneció a nuestra raza, solo tenemos que tomar alguna decisión y para eso las Jerarquías nos cuentan nuestra historia para que algo se encienda, dentro de nuestro interior.

En este momento nosotros estaríamos conscientes y despiertos o deberíamos estar conscientes y despiertos, tenemos toda la información y vamos a tener más información disponible. Tenemos la instrucción de cómo se hace, tenemos lugares como este, que nos dan una posibilidad única de tomar contacto con esa parte esencial nuestra. ¿Qué nos pasa, que tanto nos cuesta? ¿De qué no nos podemos despojar? ¿De qué no nos podemos desapegar? ¿Cuál es el temor?

Saben que el odio no es la polaridad del amor; el gran enemigo del amor es el miedo. Eso es lo que nos separa del verdadero amor y nos separa de la evolución. ¿Cómo superar el miedo? A través del amor que es el único antídoto. ¿Y cómo se puede amar más y mejor? Poniendo en práctica, tener la capacidad, la entrega, la humildad, la determinación. Nos tenemos que poner algunos códigos para nosotros mismos y no salirnos de esos códigos. No pensar mal de los demás, no hablar mal de los demás, no tener pensamientos fuera de control, no tener actitudes que no tienen contenido de amor, hay tantas cosas para hacer. Entonces, si no nos establecemos algunos códigos y no salimos de ellos con un esfuerzo de voluntad, vamos a conocer partes de nosotros que no conocíamos y vamos a dar un paso más allá del miedo que no nos lleva a ninguna parte, nos trajo hasta donde estamos ahora, como civilización

Para ir redondeando un poco lo del proceso de la Lemuria y de la Antártida vamos a hacer algunas precisiones, vamos a decir lo que nos han transmitido las Jerarquías con respecto a ¿cuál es la operativa en este momento de la Antártida, qué es lo que está sucediendo allí? En este momento, el recinto de Cayona está siendo trasladado toda la información y todos los habitantes a otros centros planetarios para resguardarlos de lo que va a suceder. Si bien ellos están monitoreando permanentemente todas las instalaciones para que surjan lo más intactas posible, inevitablemente va a haber un movimiento en ese lugar ¿cuándo? No sabemos, gracias a Dios, no sabemos, así nos podemos preparar tranquilos, es la mejor forma de prepararse. Entonces, ellos han desplazado a casi todos los habitantes y la información y pretenden que nosotros podamos acceder a ese lugar cuando haya emergido, cuando todo salga a la luz y si funcionan como centro de operaciones las bases extraterrestres que hay en la Antártida como acceso de naves de entrada y salida, pero casi ninguna otra operativa, como ya tenían antes.

Los huracanes que hay alrededor de la Antártida, en forma permanente, si bien son una manifestación del clima que allí se vive también permanecen como forma de resguardar este lugar. Ustedes saben que la oposición está haciendo cualquier cosa para intoxicar la Antártida, sabemos que hay muchos intereses en que esto no salga a la luz, la otra fuerza trabaja para que el despertar de la conciencia no se lleve adelante. Entonces, la idea es hacer algunas manipulaciones físicas en la Antártida que ellos creen que son secretas y que todos sabemos y quieren llegar físicamente a las estructuras de la Lemuria. Llorarían lágrimas de sangre si supieran todo el tiempo y el dinero que están desperdiciando; es imposible acceder físicamente en este momento a la estructura de la antigua Lemuria, solamente un movimiento planetario va a provocar que eso surja a la luz. Entonces, esa es la condición actual de Cayona, que es el recinto donde se encuentran muchas de las cosas de las cuales hemos hablado.

– ¿Cuál es la situación física, en este momento de la Antártida?

Es una situación que no tiene ni mayor, ni menor riesgo en este momento, de acuerdo a lo que nos han dicho los mayores, que va seguir un proceso que ya comenzó y que no se va a detener. Pero también que puede mudar en forma impredecible. Podemos sumar muchos acontecimientos que provocaron el congelamiento de la Antártida, de esa región del planeta, la separación de las placas tectónicas, la disociación que se provocó desde el punto de vista mental y espiritual, los movimientos planetarios, los procesos del clima que me parecen cosas conocidas hoy. Estamos en el mismo punto, solo que ahora disponemos de mucha información. Vamos a disponer de mucha información para intentar no cometer algunos errores obvios, sobre todo con lo que tiene que ver con nuestro proceso interno. Nos tenemos que preparar interiormente para lo que va a suceder, que gracias a Dios va a suceder, porque así vamos a tener una oportunidad de dar un paso en nuestra evolución.

En aquel tiempo eran unos pocos miles de seres los que habitaban este planeta, hoy somos 8.000 millones. Y si cada uno de nosotros se uniera a otros miles, que esperamos de todo corazón, que estén reunidos en este momento en algún lugar del planeta, trabajando por la luz, podríamos organizar nuevamente bajo otros parámetros una nueva civilización, pero tenemos que cambiar mucho. Estamos muy lejos, realmente, muy lejos todavía de poder ser merecedores de vivir en una nueva tierra, en una Lemuria. Entonces, hermanos yo los invito de todo corazón a que reflexionemos sobre algunas cosas y que nos pongamos metas cortas, pequeñas metas que se puedan lograr pero con esfuerzo y vamos a ver cuántas cosas podemos cambiar, porque el momento es ahora. Esto ya se desencadenó, no se va a detener, lo único que puede hacer es acelerarse. Así que tenemos que realmente meditar, reflexionar y por sobre todas las cosas orar por este mundo y por todos nosotros, orar mucho para que esa luz de la oración comience a llevarnos en algunos momentos a otros planos de conciencia donde podríamos contemplar aquello que un día nuestros hermanos, nuestros antepasados pudieron contemplar. Y eso se consigue a través de la oración, esta herramienta que está disponible para todos y en la cual nosotros hemos hecho tanto énfasis y vamos a seguir haciendo énfasis hasta que nos quedemos sin voz.

Hay mucha información para que podamos reflexionar, leer, aprender, estudiar y recoger de todas esas instrucciones que una vez le fueron entregadas a esta humanidad. Todo aquello que hoy vamos a necesitar y estamos necesitando.







Slider by webdesign