A proposito De La Doctrina Secreta Ascensional

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


-Descargue el Audio de esta Lectura 

La doctrina secreta ascensional es la continuación de la anterior obra “La Doctrina Secreta”, la cual fue traída a la manifestación en la Tierra por Madame Blavatsky, con la colaboración de los Maestro Ascendidos Morya, Kuthumi, Saint Germain y El Tibetano, quienes no solamente colaboraron, sino que hasta manifestaron escritos enteros materialmente. La doctrina secreta ascensional es la parte más espiritual de la doctrina secreta. Esta obra estará a cargo de Madame Blavatsky y otros miembros de la jerarquía, como ocurrió en la ocasión anterior. Su información será plasmada en los planos internos, en los registros akáshicos del cuerpo planetario, de manera que a su debido tiempo pueda ser captada por quienes estén capacitados para el manejo de la misma y puedan manifestarlo en el plano físico.

El anuncio del descenso de la doctrina secreta ascensional fue realizado por Oxalc, quien es un “doctor mental confederado”, una jerarquía confederada cuyo origen es Orión. Este ser se encuentra a cargo del proceso de contacto con el planeta Tierra desde hace ya mucho tiempo; él ha acompañado las instancias más importantes del planeta y ha pasado por la experiencia humana para poder comprender de manera más optima el proceso humano en el planeta y poder asistir a la humanidad de una mejor manera.

Un doctor mental es una jerarquía instruida durante largo tiempo en lo referido al desarrollo de todo lo relacionado a las capacidades extra sensoriales, como lo es la telepatía y otras capacidades de esta índole, que las criaturas de un universo puedan llegar a desenvolver. Él manifiesta, para darnos una idea de la instrucción que ha recibido, su adiestramiento con respecto a estos temas, es comparado a una carrera universitaria de cien años nuestros en telepatía y en desarrollo extra sensorial y mental. Forma parte de la denominada confederación, conocida como la Confederación de Mundos Evolucionados de la Galaxia, que forma parte del Gran Consejo de la Estrella, este es el gobierno universal.

Este universo local, al cual nosotros pertenecemos, está compuesto por nueve galaxias. Andrómeda, es la galaxia que se encuentra en el centro, es una galaxia espiralada de gran tamaño y las otras ocho galaxias circulan a su alrededor, una de esas galaxias que circula alrededor de Andrómeda, es la Vía Láctea. Nuestro sistema solar se encuentra en uno de los extremos más externos de los tres brazos de la Vía Láctea.

La confederación, denominada la Gran Hermandad de la Estrella, es el conjunto de conciencias evolutivas que sirven al plan evolutivo del Creador. Alineados con las fuerzas de la luz trabajan para el logro del desarrollo del amor a nivel universal. La Gran Hermandad de la Estrella ha sido representada, en los grandes movimientos espirituales en el planeta, por la Estrella de seis puntas con un triangulo con el vértice apuntando hacia abajo, el cual representa el plano espiritual descendiendo hacia el universo material y otro triangulo con el vértice hacia arriba, representando el universo de la materia ascendiendo al plano espiritual, uniéndose ambos en perfecta armonía y sintonía a través del plano mental. Esta es la estrella de seis puntas, la estrella confederada. Es así que el Rey David quien era un contactado, percibía la estrella en sus meditaciones y por eso la adoptó como el estandarte de su pueblo; a partir de ese momento es conocida en la Tierra como la Estrella de David, pero en realidad es un símbolo confederado, el cual las jerarquías utilizan como señal de representación en los planos más densos de la creación. Las jerarquías, al comunicarse con la humanidad, manifiestan la presentación de este patrón como clave y señal de identificación, esta señal indica el contacto con un ser confederado. También es un símbolo de protección eficaz, ya que las fuerzas que trabajan para la oscuridad, son repelidas en cierta forma, por la emanación vibracional que irradia el mismo.

Oxalc es un ser mental altamente desarrollado el cual vibra en la 6º dimensión de conciencia. Trabaja para la humanidad trayendo información al planeta, custodiando el proceso humano y asistiendo en el paso evolutivo de la humanidad.

Todos pertenecemos a la confederación ya que las jerarquías intraterrenas del planeta, los retiros y centro planetarios, también forman parte de la confederación, solo que éstas tienen una misión dentro del planeta. Básicamente todas las jerarquías manifestadas forman parte de la confederación, al igual que los seres humanos que trabajan para la luz. Se espera que cada vez más conscientemente los seres humanos logren el aspecto operativo de la superficie y contactados por las jerarquías, puedan llevar adelante el plan que les corresponde en la superficie planetaria.

Según Blavatsky el hombre necesita de la doctrina secreta, ya que esta información tiene la intención de transformar tanto nuestro cuerpo físico, como el mental, el astral y el alma. Cuando Blavatsky habla del alma a veces quiere decir monada, y cuando habla de la monada quiere decir alma, esto mismo también lo hace con otras cosas, como cuando hablaba de las constelaciones o de las estrellas, esto lo hacía para que solo entendieran el mensaje los que eran capaces de hacerlo, ella desviaba la atención de aquellos que no deberían entender, esta es una técnica que siempre usó y que se hace evidente en las obras de Blavatsky. El que tenga ojos para ver que vea y el que tenga oídos para escuchar que escuche.

La doctrina secreta ascensional es la reunión de registros concentrados y disponibles en el Akasha planetario, donde se guardan los archivos cósmicos para el planeta, esto sucede al nivel de la 5º dimensión, formando parte de los registros o archivos de la Santa Alianza. Según Blavatsky, estos archivos significan el aspecto material de Dios. Esta información solo puede ser alcanzada a través del conocimiento, el amor y la sabiduría, su comprensión no puede ser lograda por medio del intelecto. El conocimiento es aquella información que llega a la conciencia quedando disponible para su implementación; la sabiduría es poder vivir al 100 % ese conocimiento. Esto es algo simple que da una referencia de la diferencia entre conocer y saber, estos son dos aspectos o momentos del desarrollo interno de los seres, en los cuales se plasma una información de manera ordenada en sus conciencias y les permite dar un paso evolutivo. La sabiduría implica que se pueda vivir enteramente ese conocimiento, es ahí cuando el conocimiento se transforma en sabiduría, la cual es sostenida por el amor, el amor al plan, a la vida cósmica, a la verdadera evolución.

El conocimiento de la doctrina secreta ascensional será recibido por unos pocos y de a poco, para que se pueda aplicar por parte de quienes la reciban la debida comprensión, discernimiento y correcta aplicación, lo cual no sucedería si la información fuera descendida toda de una vez. Por lo general las jerarquías dan el conocimiento a unos pocos, a quienes están preparados para recibirlo, una vez que el conocimiento ha sido aplicado correctamente por quienes lo han recibido, es entonces que las jerarquías suministran mas del mismo. Es así que para el descenso de esta doctrina la humanidad debería de haber aplicado algo de la doctrina secreta dada anteriormente en la Tierra, ya que de nada sirve a los seres para su evolución recibir conocimiento si no es capaz de llevarlo a la práctica. Blavatsky dice que actualmente, solo el 10% de la humanidad se encuentra parcialmente en condiciones de recibir este conocimiento, aunque siempre es posible que las condiciones muten para que más personas la reciban o tal vez menos de este porcentaje.

La información de la doctrina se encuentra en los Registros Akáshicos Planetarios. Para canalizarla y descenderla al plano material terrestre existía dentro del Templo de Ives, en Omsará, y dentro de los registros del Disco Solar, esa misma información en códigos. La irradiación de esta información dentro del planeta lo afecta positivamente.

Los discos solares y los retiros intraterrenos son grandes bancos de información de alta calidad que, en la medida en que se entra en contacto con ellos, si se tiene la actitud reverente y amorosa de invocar las energías de estos lugares, nos responderán devolviéndonos sus códigos lumínicos, los cuales comenzarán a ingresar en nuestros planos sutiles, preparando así nuestros vehículos para los siguientes pasos evolutivos.

A medida que las conciencias se desarrollan, alcanzan los planos monódicos y reúnen sus siete monadas en el proceso evolutivo, logran adquirir la condición para poder instruir a otras conciencias que están comenzando su sendero evolutivo. A estos instructores se los denomina Maestros Ascendidos, ellos laboran en el ámbito planetario desde la 4º y 5º dimensión, tienen como tarea instruir a quienes fueron sus pares en otros tiempos. De esta forma, cada vez que uno de sus discípulos asciende, ellos también avanzan en su sendero evolutivo. Blavatsky dice que en este periodo de ascensión del planeta muchos seres encarnados están a punto de dar el paso hacia los mundos internos, generando así un gran cambio y reestructuración de tareas en los planos más evolucionados. Para ellos y los maestros ascendidos el camino evolutivo que es infinito, puede compararse a una escalera en la cual cada vez que alguien avanza un escalón, el otro tiene la posibilidad de avanzar junto con él. La base de la evolución como también la clave y esencia es la entrega al plan, la entrega total que permite a los seres abrir la puerta a todos los conocimientos espirituales superiores y adquirir la sabiduría que lo impulse en la carrera evolutiva.

Nada está fuera del cálculo de la matemática espiritual de la cual toda la humanidad permanece ignorante, debido a la complejidad del la misma y el estado evolutivo actual del ser humano. Nuestra galaxia de la Vía Láctea está dividida en 24 cuadrantes, en los cuales en cada uno rige uno de los 24 Ancianos, así nuestro planeta está dividido en 777 cuadrantes. Según la información transmitida por los Hermanos Mayores, el proyecto genético de la Tierra aspira a que el ser humano pueda alcanzar la 7º dimensión física, la 7º dimensión en el plano mental cósmico, como también aspira a ascender 7 dimensiones en el plano espiritual. Esta es la analogía matemática de los tres sietes, el 777, debido a esto es conocido en algunas escuelas como el numero de la perfección. De estos 777 cuadrantes, existen 77 colonias de seres agrupados monádicamente. Las colonias representan 77 linajes diferentes. Tanto las colonias como los linajes, son regidos por 77 jerarquías, cada una responsable de la colonia a la cual está a cargo, e imprime a esa colonia su energía y su instrucción. Entre las jerarquías asignadas a esta tarea se encuentran, los 9 de Andrómeda, quienes son los seres que gobiernan nuestro universo local, las grandes nueve galaxias que lo componen. Están los 24 Ancianos y los 12 Menores de Morlen. Morlen es lo que se conoce como la luna de Júpiter, Ganimedes, que en realidad para la confederación es una estrella desde el punto de vista evolutivo, ya que allí existe el consejo de la confederación de mundos evolucionados de nuestra galaxia; aquí tiene su sede el gobierno de nuestra galaxia, el cual hace unos treinta mil años, se traslado de una de las estrellas de Orión hacia una de las lunas de Júpiter, Ganimedes, con la intención de poder observar más de cerca el proyecto genético de la Tierra y su desarrollo Crístico evolutivo. Esta estrella está gobernada por un conjunto de seres, llamados los 12 Menores de Morlen, entre los cuales hay un ser humano de nombre Juaquel, quien en una de sus encarnaciones en la Tierra fue conocido como Moisés. Él es una de las doce jerarquías que gobierna esta luna-estrella, donde se desarrollan asuntos muy importantes para el proceso evolutivo planetario. Existe también, en el centro del Sol Central, el Consejo de Ionistas, ellos también trabajan con los cuadrantes del planeta y sus linajes. Uno de los 77 linajes del planeta es regido por Sananda, él organiza a ese grupo de monadas. Este es parte del inmenso sistema de organización del planeta, esta información está siendo dispensada cada vez más por nuestros hermanos mayores del cosmos, para que el hombre pueda tomar conciencia y empezar a aspirar hacia la vida cósmica.

Existen grupos en el planeta encargados de recibir toda esta información de nuestros hermanos superiores, ellos a través del conocimiento interior pueden tener acceso a esta información. Todo este trabajo forma parte del proceso de cristificación. Cristificarse es lograr la unidad con la conciencia universal crística representada por Sananda. Para poder lograr este proceso es necesario vaciarse totalmente de uno mismo para dar lugar así, a que su conciencia y su energía pueda ingresar transformándonos en instrumentos universales, como lo han hecho otros seres, quienes a través de su experiencia con el ejemplo, nos han mostrado como lograrlo, este es el caso de San Francisco de Asís, Padre Pio. Ellos atravesaron y lograron el proceso de cristificación convirtiéndose en instrumentos del plan, esto es lo que se comprende por cristificación, lo cual dista mucho de la idea de ser un mártir, ya que Jesús paso por esa experiencia para que nadie más tenga que pasar por ella. Blavatsky expresa que en el proceso de cristificación el hombre puede lograr apenas ser las sandalias de Jesús, porque Sananda hay uno solo, porque su proceso es un poco diferente al de cualquier otro ya que su misión en el planeta fue la de abrir la puerta para que la energía crística pudiera ingresar. La humanidad vivirá un proceso de cristificación colectiva, en el cual muchos seres lo alcanzaran creando así la condición para que las energías inmateriales de los rayos inmateriales puedan ingresar al planeta, a través de esos canales, convirtiéndolos en instrumentos universales para el cumplimiento del plan, esto es lo que se comprende como cristificación al nivel de la humanidad.

Es fundamental no crear obstáculos en el desarrollo de la intuición, ya que la intuición facilita la canalización de los rayos inmateriales. Un gran obstáculo para este desarrollo es el excesivo uso del pensamiento, uno debe poner límites a esta tendencia. Permanecer en silencio para lograr la quietud mental y establecer un mayor contacto a nivel interior con el alma, facilita el desarrollo de la intuición, ya que el alma es la que gobierna este sentido; no establecer contacto con el alma dificulta de gran manera este desarrollo, el alma sintoniza nuestro canal intuitivo. Todo el ajetreo y desarmonía circundante de la vida cotidiana, dificulta mucho el trabajo con la intuición. Todas las personas han tenido en algún momento la sensación de saber y sentir lo que tienen que hacer, pero en el instante de percibir esta sensación aparece la voz mental, lógica y razonable para contradecir a la Voz Interior, es así que se pierde la oportunidad de dejarse guiar por la intuición. Cuanto más vacio de si mismo se encuentra uno, cuanto más comprometidos con la evolución propia y sobre todo con el plan de rescate planetario, mejores posibilidades de acceder al proceso del alma existen, logrando así también una mayor sintonía del alma con el canal intuitivo que todos tenemos. Es preciso prestarle atención a este canal, el cual todos sabemos que funciona porque todos han tenido alguna experiencia intuitiva, solo que a veces el aviso de la intuición nos saca de lo que para la razón es aparentemente lógico o cómodamente organizado y controlado por uno. Es solo cuestión de experimentar, pero es hora de que a través de la intuición pueda uno colocarse en una mejor posición logrando así el acceso a la información que de este modo empieza a descender, ya que la mente lineal no posee recursos reales para comprender determinadas cosas. Al no sintonizar con otro aspecto del ser, la información no puede siquiera comprenderse, podría suceder que al leer o estudiar algo, a los cinco minutos transcurridos, llegar a considerar que es aburrido o muy complicado, o no tiene ningún interés o no comprender su beneficio, esto se debe a que la mente lineal concreta no posee recursos para decodificar la información recibida. Es así que la mente, automáticamente, lo deja de lado. Para poder establecer un vínculo con algunas de las cosas que van a quedar disponibles es necesario sintonizarse desde el alma para que, de este modo, la intuición comience a sentir, a decodificar y atraer hacia el corazón y la conciencia la información, haciendo posible poder sentir, percibir y experimentar. Esto va mucho más allá del proceso de pensamiento o del hecho de recibir o asimilar mucha información.

Tenemos conocimiento de los 7 primeros rayos y en esta nueva obra se habla de los rayos inmateriales. La intuición canaliza los rayos inmateriales, éstos traen la posibilidad de que los cuerpos puedan acceder y sumergirse en otras dimensiones completamente diferentes, donde la vida que vive la jerarquía está disponible para todos. La única condición para poder vivir los rayos inmateriales es la entrega. El Maestro Akiuk establece que para poder comprender verdaderamente la palabra entrega se deben vivir primero otras dos palabras: Renuncia y Sacrificio. Estas dos palabras están más relacionadas al concepto que tiene la palabra entrega para las jerarquías, es decir, los hombres captan el significado de estas dos, como las jerarquías la primera. Muchas personas dicen estar entregadas, teniendo un mal concepto del significado de esta palabra, no quieren escuchar nada con respecto a llevar adelante un cambio en ellos mismos o realizar algún sacrificio respecto al comportamiento involutivo. El verdadero significado de la entrega abarca la renuncia, el sacrificio y vaciarse de uno mismo, porque de otro modo, las energías inmateriales no pueden descender a través de un canal. No todas las personas podrán canalizar las energías inmateriales, para esta tarea, un grupo de monadas emprenderá el vaciamiento de sí mismos y de esta manera los rayos inmateriales podrán descender alcanzando la superficie planetaria. Así todos podrán ser permeados por estas energías. Esto es necesario debido a que el planeta necesita dar un paso en la evolución, el vive desde siempre los rayos materiales, a través de ellos se organiza, pero para dar el paso ascensional debe experimentarlos. Para que estas energías puedan ingresar, es necesaria la apertura de los canales los cuales deberán estar vacíos y predispuestos para la recepción. Nuestros guías y Maestros, los que nos muestran el camino han pasado antes por este proceso, ellos se abrieron y se vaciaron por completo de ellos mismos para empezar a canalizar algunos rayos inmateriales, esto los llevo por el camino de la cristificación. Ahora es necesario que la humanidad se oferte a esa entrega, a la renuncia, al vacio de sí mismo para que los rayos inmateriales que están llegando al planeta cumplan su función en el proceso evolutivo que tienen designado. El planeta va a canalizar de todos modos estos rayos, pero necesita encontrar conciencias disponibles para organizar el paso evolutivo que va a dar. Todos somos parte de este plan, debido a que ya somos conscientes y tenemos la información es obligación de los seres conscientes del plan el esforzarse por crear esta condición.

El desarrollo del alma a través de su experiencia encarnada y el servicio que prestan las jerarquías en estos tiempos, todas las herramientas que son concedidas para la evolución, es realizado para que el hombre realmente pueda trascender y logre unirse a su monada. Así el alma tendrá la posibilidad, junto a su monada, de unirse a sus otras seis monadas, alcanzando de este modo un paso hacia el logro del proceso de avatar, algo que no se logra en el transcurso de una sola encarnación teniendo en cuenta la lentitud del hombre para acatar las leyes divinas. Pero existe en este momento especial evolutivo del planeta, la posibilidad de que algunas conciencias, algunas almas, puedan fundirse con su monada a través de su proceso de entrega en el camino de ascensión, reuniendo a las otras seis y pudiendo dar un paso más allá, un paso que no ha alcanzado el hasta el momento. El momento particular que atraviesa el planeta nos da grandes posibilidades a todos, como humanidad, de dar un paso que en otro momento hubiera sido muy diferente y mucho más lento. Para aprovechar esta oportunidad la humanidad debe animarse a vivir estos procesos conscientemente, cualquier ser de esta humanidad o cualquier grupo que logre alcanzar este proceso, debe tener bien claro de que lo está haciendo en nombre de todos, porque todos damos el salto evolutivo, la humanidad como humanidad da este salto evolutivo, no solo ese grupo de monadas, esto es lo más importante de todo. El grupo o ser que logre este proceso no lo hace con un objetivo individual, sino que lleva esto adelante para ser la puerta para el conjunto humano, por eso es muy importante que todos colaboren, porque en el caso de no vivir directamente estos procesos es muy importante, al menos, apoyarlo, ya que todos formamos parte de esta tarea. Debe ser desprogramada la cristalización del individualismo humano, ya que el que algunos no sean protagonistas no quiere decir en ningún sentido que estén fuera. Cada vez que apoyamos internamente o colaboramos con alguno de estos procesos formamos parte de él, eso es lo que la conciencia de la humanidad debe empezar a activar, a despertar y abrirse para comenzar a vivir estos nuevos patrones, para ser la puerta del logro de la nueva raza, para la cual todos están trabajando.

Sin importar las razas, todo aquel que tenga la oportunidad de vivir su entrega, de vivenciar el vacio de sí mismo y su oferta al plan, nada importa el que sea alto, bajo, negro, blanco, amarillo, si es rico, pobre, si es sano o enfermo, esas son coordenadas mentales concretas de la humanidad, no tienen nada que ver con la realidad, es muy importante que esto esté presente en el conocimiento de todos.

Blavatsky transmite que es importante formar grupos de contacto. Las jerarquías tienen metas a alcanzar para nosotros, nos proponen metas para que la humanidad colabore con el proceso planetario y universal, porque aunque el ser humano no lo comprenda en su amplitud, hay muchas experiencias humanas que las jerarquías llevan a otras estrellas como ejemplo, como instrucción. Uno podría preguntarse, ¿Qué ejemplo podría dar la humanidad como instrucción para otras estrellas? El ser humano tiene una característica casi única en este universo y es que es impredecible, el hombre puede tener los pensamientos y sentimientos más ruines y a la vez los más amorosos y los más colaboradores, en esas polaridades, en esos extremos se mueve toda la conciencia humana y todo el aprendizaje humano. No está mal que pretendan formar grupos de contacto, lo peligroso es lo que los individuos hagan con esto, o en que quieren convertir un grupo de contacto. Primero debe ser un grupo de servicio que no espere nada para sí mismo, que no tenga nada que ganar ni que perder, que no aspire a nada, que trabaje en el vacio de sí y en la entrega, que intente desprogramarse, desapegarse de la vida común, por que el juego de energías el estrés que conlleva la vida común impide que exista claridad y discernimiento en el proceso de contacto. Por lo tanto, para poder garantizar mínimamente la transmisión de la información, los canales que se ofertan a trabajar como grupo de contacto deberán salir del ámbito de la vida común, de las energías planetarias, porque esto no permite que un canal pueda tener su contacto monádico o un contacto certero con los hermanos mayores, ya que a nivel planetario son muchas las energías en oposición, esto es lo que han transmitido las jerarquías. Es así que ellos intentan que grupos pequeños de seres, grupos que por karma o dharma se han comprometido a trabajar juntos en estos últimos tiempos, puedan vivir estos procesos estando así más presentes. Para algunos puede llegar a ser algo impensable, y decir, ¿Porqué yo, si vivo una vida común, no puedo tener contacto con las jerarquías? Esto es posible, pero no es considerado como un canal que guarda ciertas garantías para que la jerarquía pueda transmitir cierta información. La jerarquía a lo largo de sus experiencias con la civilización, ha podido organizar a los grupos de contacto en tres tipos, el primer tipo es denominado Grupos de Apoyo, éstos son guiados por señales que emiten las jerarquías, apoyan determinados procesos planetarios. El segundo grupo es denominado Grupo de Mediación, que son contactados para la realización de alguna tarea específica en determinado lugar y en determinado tiempo, sirven al plan desde ese lugar en momentos especiales y puntuales. Por último están los que las mismas jerarquías denominan Grupos de Contacto, estos seres viven una vida consagrada únicamente al servicio de las jerarquías, viven ciertas pautas de vida que garantizan el contacto, se someten a vivir un entrenamiento, una formación y una preparación. Los mismos son grupos pequeños, debido al esfuerzo que conlleva el mantenerse desapegado e impersonal, con la mente vacía y disponible las veinticuatro horas del día. En este momento planetario se necesitan canales que puedan brindar ciertas garantías para todos, debido a la gran cantidad de información disponible, existe mucha información que la humanidad interpreta de acuerdo a su situación interior, esto no está mal, porque cada uno hace su mejor esfuerzo, solo que esto no es lo mejor para todos, ya que a veces es muy difícil para alguien que se desarrolla en el mundo de hoy, dentro de la vorágine del día a día, poder mantener un contacto fiel. Es así que nuestra historia, todo lo que conocemos, desde los libros que se estudian en la escuela, son todas interpretaciones de la información que ha existido disponible. Todos los Maestros que ahora se encuentra ascendidos tuvieron que vivir el proceso de vacío de sí mismos para poder ser grandes canales; cuando encarnaron por lo general, en su mayoría, nunca fueron comprendidos por las personas que los rodeaban debido a que vivían en otra frecuencia. Los verdaderos grupos de contacto, que son pocos a nivel mundial, intentan a través de ese vacío de si, de su compromiso, su entrega y de esa preparación ser, primero que nada, un grupo de servicio que sirva a la humanidad para ser el puente entre la jerarquía y toda la humanidad, como tantos que hemos conocido a lo largo de la historia.

María, conocida como la madre de Jesús, es una jerarquía. Su denominación actual es la conciencia conocida como Mainhdra. En su paso por el planeta como María, alcanzó una serie de iniciaciones que la llevaron a vivir un gran paso evolutivo, el cual después siguió desarrollando en otra estrellas, en otras civilizaciones, para el desarrollo a realizar de una tarea a nivel universal. La madre universal es una conciencia, el aspecto femenino de la creación y Mainhdra es quien representa para este universo local, ese aspecto femenino.

En este momento hay algunos retiros intraterrenos que han asumido más funciones, por lo tanto las jerarquías los denominan como centros planetarios o centros de amor, como es el caso del Monte Shasta y muy probablemente en el transcurso de estos tiempos, con tantas mudanzas, muchos retiros asuman más funciones que los conviertan, de alguna manera, en centros planetarios. La connotación del retiro intraterreno no es restrictiva, no es que sea menos, si no que cuenta con funciones diferentes, es como quienes están comprometidos con el plan, cada vez asumimos más tareas, más cosas para hacer, con los retiros y los centros planetarios ocurre lo mismo, por eso de a poco mudan su fisonomía y el alcance de su tarea, esto es lo que a todos nos sucede en el final de los tiempos.







Slider by webdesign