88- Nuestros 7 Vehículos



El Cuerpo Electrónico o Gran Presencia Yo Soy, El Cuerpo Causal y El Santo Yo Crístico conforman los 3 vehículos Superiores –se denominan vehículos por que transportan luz- El Cuerpo Físico, El Cuerpo Etérico, El Cuerpo Mental Inferior –donde yace el ego humano- y El Cuerpo Emocional conforman los 4 vehículos Inferiores. Son Revestimientos del Alma o Persona que en la Biblia se citan como Túnicas o Pieles. El Cuerpo Físico está conformado por los 5 elementos correspondientes a este Planeta –fuego, aire, agua, tierra y éter- Esto se cita en la Biblia con la frase:”DEL POLVO VIENES Y AL POLVO REGRESARAS” El Cuerpo Mental o de Aire está por debajo del Plano Etéreo en cuanto a tasa vibratoria. Cuando el mismo está evolucionado, se transforma en el recipiente de la Mente Crística fundiéndose en uno solo los cuerpos Mental Superior y Etérico. El Cuerpo Emocional –también llamado Cuerpo de los Deseos o Cuerpo de Agua- es mayor y mas dominante que el cuerpo mental ya que ahí se ancla el 95% de la Energía por lo que constituye el Cuerpo Emocional el más difícil de armonizar. La Mente Crística debe dominar la mente y las emociones y si el Cuerpo Emocional no está disciplinado y bajo control del Espíritu Santo a través del Yo Superior, puede ocurrir el naufragio del Alma en evolución, vida tras vida. El Cuerpo Físico es el que debe ganar la liberación y auto-maestría en la octava física. Los 8 Chakras etéreos más importantes están anclados en los 3 Cuerpos Inferiores. Estos –incluyendo la Llama Trina en la Cámara Secreta del Corazón denominada Sancto Santorum y el Atomo Simiente, Así como también La Energía Madre o Kundalini / denominada también Fuerza de Vida en el Chakra de la Base de la Columna Vertebral- son los Centros de Fuego Espiritual y de Intercambio de Energías Superiores e Inferiores para efectuar la Espiritualización y la Emisión de Luz o la Conciencia Crística al Cuerpo Planetario.

El Cuerpo Etérico es el más Parecido al Yo Crístico y se refleja en el Cuerpo Físico. Pero la imagen no es siempre clara ya que está manchada por los Registros Etéricos y el Karma de los Cuerpos Astral o Emocional y el Cuerpo Mental Inferior. De los 4 Cuerpos Inferiores, el que posee mayor tasa vibratoria es El Cuerpo Etérico que contiene los registros o memoria de la preexistencia de Nuestra Alma, así como de las experiencias en todas nuestras encarnaciones físicas aquí abajo. El Registro de la Vida está escrito en Discos de Luz que Comprenden el Patrón de Identidad del Alma Cambiante en evolución, fundiéndose con el Espíritu. Solo el uso permanente de la Llama Violeta –que se usa con cada obra de amor, de perdón, de tolerancia, de servicio desinteresado, de empatía- puede alterar y trasmutar los efectos nocivos de dichos registros con la transmutación total de toda causa errónea pasada.






Slider by webdesign