84- Del Tener Al Ser

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Descargar el audio de esta lectura


No hay encuentro entre 2 personas que no tenga alguna consecuencia para las 2. Cuanto mayores sean las sensaciones de debilidad y falta de voluntad auténtica, tanto más aumentará el sometimiento o el deseo de satisfacer los caprichos y defender lo espontáneo.

La primera condición para alcanzar algo más que la medianía en cualquier terreno comprendido en el arte de vivir es querer una sola cosa. Lo mejor es empezar por ser radicalmente escépticos suponiendo que casi todo lo que vayamos a saber será mentira o falsedad. El fin de la vida es vencer la codicia, el odio y la ignorancia. La función de la atención es producir una claridad e intensidad de conciencia cada vez mayores y presentar un cuadro de la realidad cada vez más purificado de toda falsedad.

Si alguien dice que no tiene tiempo, lo que está diciendo es que no lo considera importante. Si no tiene tiempo, puede procurárselo. Si el conocimiento de sí mismo sirve para hacerse conciente del propio yo verdadero y desarrollarlo, en vez de proyectar un yo ajeno impuesto por las autoridades, eso es de gran valor humano. Solo cuando la sociedad se organice en una empresa común, en la que el pleno desarrollo del individuo dependa del pleno desarrollo de todos, dejará de tener sentido decir que esto es mío y eso es tuyo. En tal comunidad, el mismo trabajo, es decir, el trabajo no enajenado, será placentero y la posesión de aquello que no se usa, será un absurdo.

Cuando la función principal del tener, es satisfacer la necesidad de consumir cada vez más, ya no es una condición para ser más y en lo esencial, no se distingue de la posesión del guardar. Esto puede sonar raro, porque guardar y gastar se contraponen. Pero sólo si abordamos la cuestión superficialmente. Si la abordamos dinámicamente, comparten una cualidad fundamental, tanto el miserable como el derrochón son íntimamente pasivos e improductivos. No se relacionan activamente con nada ni con nadie. No cambian ni se desarrollan en la vida, sino que sólo representan 2 formas de no vivir.

Si amas sin despertar amor, esto es, si tu amor en cuanto amor, no produce amor recíproco. Si mediante una exteriorización vital como hombre amante no te conviertes en hombre amado, tu amor es impotente, una desgracia. Tener sólo lo que uso, me estimula constantemente a ser activo. Difícilmente puede surgir el ansia de poseer (avaricia), porque la cantidad de cosas que yo pueda querer tener, está limitada por mi capacidad de usarlas para producir.

Difícilmente podré ser envidioso, pues en vano sería envidiar a otro lo que tiene, cuando yo estoy ocupado usando lo que tengo. No estaré preocupado por el miedo a perder lo que tengo, pues la propiedad funcional puede reemplazarse fácilmente. El reconocimiento del propio egocentrismo es condición necesaria para superarlo, pero de ningún modo es condición suficiente.

Desarrollar interés significa saltar, no quedar ajeno, como un observador, disociado de lo que se ve. Si tenemos la determinación y la voluntad de romper los barrotes del narcisismo y del egoísmo, y si tenemos el valor de soportar la angustia correspondiente, sentiremos los primeros atisbos de la alegría y la fortaleza que al final podremos alcanzar.

Conciencia, voluntad, práctica, tolerancia del miedo y de las nuevas experiencias, todo esto hace falta si ha de lograrse la transformación del individuo. En cierto momento, la energía y la dirección de las fuerzas interiores habrán cambiado hasta el punto de cambiar también el sentido de la propia identidad. Con la orientación al tener, mi lema es: “Soy lo que tengo” Superada esta orientación, el lema es: “Soy lo que hago” (en el sentido de actividad no enajenada)

Todo puede tenerse si la vida del hombre se orienta al tener. Por lo tanto, no importa si alguien tiene algo o no lo tiene, sino el apego a lo que tiene o no tiene.







Slider by webdesign