79-El Camino De La Liberación

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Descargar el audio de esta lectura


Las Circunstancias que condicionan sus vidas, las limitaciones que coartan lo que desean o necesitan obtener para sus vidas, apariencias de enfermedad, congénitas o adquiridas que disminuyen la capacidad para actuar con eficiencia en el desarrollo de sus existencias. El país en donde existe la apariencia de pobreza o el racismo, como así también aquellos países en donde existe la prosperidad, la riqueza y la igualdad, en el que han nacido y que también condicionan su diario vivir. Podemos detallar un sin número de elementos que dan marco a nuestras vidas. En medio de cualquier circunstancia existen 2 caminos o perspectivas que marcan definitivamente la vida y el camino de cada uno hasta el final de esta encarnación. El 1° camino consiste en que todos o algunos de los elementos que hemos mencionado son tan fuertes y tremendos que sólo nos permiten aceptar las circunstancias, condicionar nuestras vidas a dichas circunstancias y tratar de sobrevivir de la mejor manera posible, hasta que la vida que el Señor les dio, culmine. Esta actitud generadora de rencores ocultos por la injusticia que consideran ocurre con ustedes, respecto a otros hermanos que no deben ni están aparentemente limitados por esa circunstancia los impulsará probablemente a intentar con los pocos medios que creen disponer, a sobrevivir a costa de cualquier circunstancia porque consideran que Dios los ha castigado de tal suerte que no tienen otra alternativa que luchar con cualquier arma para no perecer. El 2° camino o punto de vista consiste en saber, sentir y estar totalmente convencido que todas esas circunstancias y personas que los acompañan en esta vida no son ni más ni menos que la cosecha de siembra de esta y otras vidas, y que desde allí y sabiendo de la inmensidad de los poderes que moran en ustedes, por la Divinidad que existe en ustedes, es posible transformarse, trasmutar o cambiar circunstancias dolorosas en alegres.

Aceptar que nada ocurre por casualidad, que nada de lo que ocurre es injusto y a partir de ahí servir en un presente en el que Dios está siempre presente con los brazos abiertos para ayudarlos para que esta encarnación sea realmente transformadora y amorosa. Entonces, ante una actitud amorosa y de servicio altruista, seguramente el escenario de sus vidas se transformará y serán conscientes que son ustedes los principales protagonistas de la historia y que todo aquello que en algún momento pudo haber tenido importancia es un mero escenario en el cual al desarrollar sus vidas en el amor y en el servicio, todos los personajes y todas las circunstancias irán cambiando y acompañándonos hasta el destino final. Cuando ustedes transiten por este camino donde el rencor y la culpa hayan desaparecido porque la luz del Amor ha iluminado esas oscuridades, aquellos otros hermanos que van por aquel primer camino que hablábamos anteriormente, al ver en ustedes ese cambio y esa alegría, intentarán también acompañarlos en este otro camino cuyo destino ya sabemos que es la liberación. Ustedes tienen la oportunidad de transitar el camino de la realización y la alegría, del amor y de la libertad. No se dejen impresionar ni acobardar por meras circunstancias de un escenario cambiante y susceptible de ser transformado desde ustedes en luz y bienaventuranza. Dios

«CONCEDEME SERENIDAD PARA ACEPTAR LAS COSAS QUE NO PUEDO CAMBIAR. VALOR PARA CAMBIAR AQUELLAS COSAS QUE PUEDO Y SABIDURIA PARA RECONOCER LA DIFERENCIA.»







Slider by webdesign