62- Reconocer La Viga En El Ojo Propio

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Descargar el audio de esta lectura


No ver la viga en el ojo propio, no ver nuestros propios defectos es algo que sucede habitualmente entre los seres humanos y constituye la razón que los mantiene en un estado decadente. ¡DETENGANSE A VER LA VIGA QUE TIENEN DELANTE DE LOS OJOS!

Miren de frente la corrupción para que así puedan hacer algo por el bien de ustedes mismos y de la humanidad. El mundo del hombre no tiene solidez porque los humanos lo han construido sobre arenas movedizas que causan ese cambio de ánimos tan abrupta y violentamente haciéndolos pasar del bienestar al malestar en un santiamén. Los humanos son marionetas de la corrupción y se ha vuelto muy vulnerable a ella simplemente porque es un servidor de la corrupción. Y hasta la sirve con gusto ya que de lo contrario se esforzaría por eliminarla. La corrupción es tiniebla y suciedad y para ver la corrupción se necesita la Luz Divina que se consigue amando a Dios sobre todas las cosas y amar a Dios sobre todas las cosas es AMAR A TODO Y A TODOS PORQUE DIOS ES TODO Y DIOS ESTA EN TODO Y EN TODOS INDEPENDIENTEMENTE DE LO QUE APARENTE LA PERSONALIDAD DE ALGUNAS PERSONAS..

La sucia corrupción es la viga que existe en el cerebro humano y que el hombre debe aprender a ver para así poder sacarla definitivamente del universo.

No es cerrando los ojos para no verla como lograremos erradicarla sino motivándonos a vivir en AMOR HACIA DIOS, HACIA LOS DEMAS Y HACIA NOSOTROS MISMOS. Tampoco conseguiremos erradicarla viendo la corrupción ajena ya que eso es distraer la atención de los demás para que no vean la viga que hay en nuestros propios ojos. Reconociendo nuestra corrupción, superándonos y esforzándonos para que reine el amor entre los seres humanos se conseguirán grandes cosas.






Slider by webdesign