53- Amor

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Descargar el audio de esta lectura


El amor es el Carácter de Dios que es la más potente de todas las fuerzas. Cuando hablamos de AMOR no nos referimos exclusivamente a la pasión que une a los esposos o a los amantes.

Si confundes AMOR con PASION sufrirás eternamente por la fugacidad de tus relaciones amorosas. Es así que muchas veces escuchamos a personas que argumentan el fin de una relación al fin de la pasión, que ya no es lo mismo de lo que era, que necesitan estar solos un tiempo, argumentos que esconden la tristeza del momento detrás de una POSICION EGOCENTRICA.

En principio, la pasión es la línea de territorio del amor, o sea que en cualquier momento y ante un paso demás hacia delante podemos quedar fuera de territorio. Es aquí en donde radica el peligro de vivir exclusivamente en la pasión ya que se limita la comunicación afectiva a una atracción física que generalmente es tan placentera como pasajera, tornándose imposible el procesamiento en positivo de los momentos desagradables.

En el núcleo de cualquier relación amorosa encontrarás tolerancia y buena voluntad. He aquí el origen del amor. La tolerancia implica respetar la manera de pensar, sentir y actuar de la persona amada, porque tienes confianza en ella. Implica no poner condicionamientos posesivos de ningún tipo ni trabas a su libre accionar y estimular su crecimiento cotidiano. Buena voluntad implica conciencia plena y firmeza de espíritu en que el amor no es un juego que se juega sólo cuando se tiene la posibilidad de ganar. La ternura hace referencia a la sensibilidad, lo que es imprescindible en el campo del amor y que encuentra su contrapeso en el respeto que es el tratamiento cortés y atento que dispensas al ser amado. Finalmente nos encontramos con la entrega y la pasión, que no son otra cosa que la manifestación externa de un sentimiento que ha crecido en tu interior. De modo que si caminas desde la tolerancia hacia la pasión, verás como paso a paso el crecimiento de una emoción interna e invisible produce una fuerza visible y externa. El verdadero amor –EL CARACTER DE DIOS- es eterno e infinito. No es tan importante lo que vives como las conclusiones que sacas de tus vivencias ni la cantidad de amor que sientes que te une a alguien como la valoración que hagas de ese amor –sobre todo cuando sientes que las cosas no suceden tal como lo deseas:

EN TODO MOMENTO DIFICIL HAY ALGO HERMOSO PARA APRENDER, Y ES ENTONCES CUANDO PONEMOS A PRUEBA LO QUE SENTIMOS Y LO QUE PENSAMOS-.

Con el tiempo descubrimos que todos los problemas en las relaciones amorosas se limitan a una concepción parcializada del amor. AMAR NO ES DAR DEMASIADO O DARLO TODO A CAMBIO DE QUE LA OTRA PERSONA ACTUE DE UNA MANERA DETERMINADA. AMAR NO ES POSEER NI ENCAPRICHARSE. AMAR NO ES CONFORMARSE CON LIMOSNAS AFECTIVAS Y TAMPOCO SE PUEDE DECIR QUE SE ACEPTA CUALQUIER MALTRATO PORQUE SE AMA.







Slider by webdesign