37- La Interdependencia

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Descargar el audio de esta lectura


“Realmente nos necesitamos los unos a los otros, no solo como seres humanos entre sí, sino también entre las distintas especies que habitan el planeta. Debemos aprender a trascender nuestros egos individuales y saber que montarnos en el ego es autodestructivo, no sólo para el individuo sino también para otras especies y para todo el ecosistema del mundo.

Debemos reconocer esta verdad que es la misma verdad que Dios nos ha estado entregando desde tiempos inmemoriales. Nuestros egos siguen estando fuera de control y es más frecuente usar nuestra inteligencia para fines destructivos que para fines constructivos o pacíficos siendo todavía las contiendas armadas, la delincuencia, el materialismo y el egoísmo las primeras prioridades y logros del hombre.

El hombre ha llegado a un punto en que podría eliminar todo el planeta. Aparentemente, se muestra dispuesto a correr ese riesgo. Me atrevería a conjeturar que nosotros los humanos tendemos a considerarnos como algo aparte de las otras especies de la naturaleza, orgullosos de nuestro saber, y avergonzados de nuestra ignorancia, hasta un punto tal que llega a ser algo ridículo.

Actuamos como si fuéramos omniscientes, omnipotentes, omnipresentes (en otras palabras como si fuéramos Dios) y nos colocamos en una meseta de mediocridad, con aires muy piadosos, ubicándonos en la cima del conjunto de la Creación cuando muchas veces nuestra forma de pensar, sentir y actuar se encuentra muy por debajo de los animales con nuestros pensamientos discriminatorios, nuestro sentido de orgullo, nuestras comparaciones estúpidas y nuestro fantasioso sentido de superioridad. Entretanto, el Universo sigue su curso, ignorándonos, y genera todo lo que va a generar, incluyéndonos a nosotros, de manera muy misteriosa. ¿Qué es lo que nos hace sentir tan seguros de que el hombre se yergue solo? Recordemos siempre que NO ESTAMOS SOLOS, que somos una parte de la Creación de Dios y no su TOTALIDAD. No es más que el ego del hombre, el que nace de la ignorancia, el que niega aceptar esta verdad.

Es el ego, entonces el que vela nuestra visión y el que nos está produciendo esta sensación de que cada cual está separado de los demás y del resto de la Creación, para no mencionarlo a Dios. Solo entendiendo y superando al EGO llega uno a alcanzar a Dios. Por ende hemos de dejar de ser IGNORANTES y buscar el SER NO VIOLENTOS”. Como dice el Señor BUDA: “El hombre no llega a ser excelente hiriendo a las criaturas. La excelencia se logra únicamente con la NO VIOLENCIA.”







Slider by webdesign