27- El Don De Vivir

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Descargar el audio de esta lectura


Aprender a dominar la vida viviendo cada día en un comportamiento hermético y sólido asegurará todo el viaje de nuestra vida. Toquemos un botón y escuchemos en cada nivel de nuestras vidas las puertas de hierro que dejan afuera el pasado y los días pasados muertos. Toquemos otro botón y aislemos con una cortina de metal el futuro, los mañanas no nacidos. Entonces estaremos a salvo. ¡A salvos por hoy! Los fracasos, penas y angustias de ayer son una carga demasiado pesada para que cualquiera de nosotros la lleve hacia el amanecer de un nuevo día. ¡Dejémoslos detrás a todos y alejémonos! ¿Qué hay del mañana? No hay mañana, el futuro es hoy. Desterremos el futuro y vivamos únicamente el momento presente y su trabajo permitido. No pensemos en la cantidad que debe lograrse, en las dificultades que hay que superar y enfoquemos una pequeña tarea cercana permitiendo que sea suficiente para ese día. Con seguridad, nuestra obligación no es ver lo oscuro que se encuentra en la distancia, sino HACER CLARAMENTE lo que se encuentra delante de nosotros y al alcance de nuestras manos ya que “cualquiera puede hacer su trabajo durante un día, por tedioso que sea, cualquiera puede vivir con dulzura, paciencia, amor y pureza hasta que el sol se oculte.”

Eso es lo que significa la vida en realidad. Vivan cada día en un comportamiento hermético y se acercarán cada vez más al éxito y a la felicidad. Si alguien te pide que lo acompañes 1 kilómetro, acompáñalo 2. Decidan en este momento que a partir de este momento dedicarán más tiempo y esfuerzo a servir a todos los que se encuentran a su alrededor sin buscar compensación o recompensa de ningún tipo. Recorran siempre un kilómetro extra en todos los aspectos de sus vidas. Nunca hagan las cosas incompletas, nunca descuiden las cosas pequeñas. El hacerlo puede convertir el éxito en fracaso. El ridículo, el desdén, el menosprecio, los insultos hieren profundamente al que los recibe y quita la seguridad personal a quién lo dispensa. Nunca permitan que nadie les arruine nada en sus vidas ya que ustedes tienen la fortaleza, el amor y la sabiduría para ser siempre dueños de ustedes mismos para vivir en la felicidad y el amor. Nunca se oculten detrás del trabajo laborioso y aprovechen las verdaderas oportunidades para aprender, crecer y cambiar hacia una vida de prosperidad.

NUNCA COMETAN UN ACTO AL QUE TENGAN QUE MIRAR DE NUEVO CON LAGRIMAS Y LAMENTARSE PORQUE VIOLARON UNA LEY DE DIOS O DEL HOMBRE. SU TESORO MAS PRECIADO Y PRECIOSO ES EL RESPETO POR SI MISMOS. PROTEJANLO CON TODAS SUS FUERZAS.







Slider by webdesign