13- Todo Empieza Y Termina Con El Amor

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Descargar el audio de esta lectura


El amor es la fuerza más poderosa del universo. El Amor, como energía que se manifiesta de infinitas maneras a través de los pensamientos, los sentimientos, las acciones y la palabra hablada, es impersonal, lo que significa que no es propiedad de nadie en particular sino de todos en general ya que el amor, la sabiduría y la voluntad de Dios existen ya dentro nuestro, al ser como decimos siempre, hijos de Dios y moléculas de Él.

La humildad es esencial para autoevaluarnos y corregir el rumbo cuando es necesario. Nos permite aprender, crecer, cambiar y superar las crisis que van apareciendo a lo largo del camino. Del amor derivan la paz mental y del espíritu que es esencial para que Dios se manifieste a través nuestro en verdad y rectitud. Como consecuencia podemos actuar correctamente en todo momento de manera que cada acto en nuestra vida nos permitirá evolucionar y manifestar la perfección que existe en nosotros.

“Del amor deriva la humildad” que nos permite comprender que la muerte no existe, que la vida es eterna y que siendo Dios VIDA y nosotros sus hijos jamás moriremos-, surge la caridad que es dar desinteresadamente a los demás incluso a veces sacrificando nuestros deseos para ayudar a otro ser que se encuentra en situaciones más difíciles que las nuestras-, y así se van desprendiendo los más puros sentimientos, que conforman nuestro ser interior y que son, los que puestos en acción, nos hace cada vez más felices y autor realizados y nos acercan cada vez más a Dios.

La manifestación del amor no se limita en la demostración de caricias, besos, abrazos o cariños a nuestros seres más cercanos. El Verdadero Amor, que es Impersonal y Universal, es impersonal porque es amor hacia todos y hacia todas las cosas en la misma intensidad aunque no con la misma modalidad o demostración. Desde ya que la manera de manifestar el Amor a nuestra Madre no es la misma que utilizamos para demostrar el Amor a nuestra pareja, a nuestros hijos o a nuestros amigos. Pero el Amor no termina ahí. El Amor es hacia las plantas, hacia los animales –que constituyen una muestra única de amor desinteresado- Como lo dijo el gran Albert Einstein Todo es Energía, Todo es Vida, nada se pierde todo se transforma, porque aún las cosas materiales están compuestas de partículas atómicas en movimiento y movimiento es justamente vida. Lavoisier Decía: “Nada”

Entonces como Dios está en todos y en todo, el Amor es hacia todos y hacia todo, comenzando desde ya, con nosotros mismos, porque jamás podremos dar lo que no poseemos y si el amor no existe en nosotros, en nuestros pensamientos, en nuestros sentimientos, en nuestras palabras y sobre todo en nuestras acciones, jamás podremos ofrecerlo ni compartirlo con nadie y por causa y efecto jamás llegará a nuestras vidas porque uno cosecha lo que siembra, lo “lo que hacemos habla tan fuerte que no deja escuchar a los demás lo que les decimos” y los demás nos conocerán por nuestros frutos incluyendo nuestros seres más queridos y nuestros hijos con mayor razón quienes siempre aprenderán de nuestro ejemplo más que de nuestras palabras. Nuestros hijos, que son responsabilidad nuestra en la Tierra y en el Cielo ya que ante Dios también responderemos por ellos por lo menos en lo que a su crianza y valores se refiere.

Y como bien sabemos, el fruto no cae lejos del árbol, así que antes de criticar el comportamiento de nuestros hijos, reflexionemos humildemente en lo que nosotros le hemos irradiado y corrijamos el rumbo empezando con nosotros mismos, mirando y quitando la viga en nuestro propio ojo en vez de querer quitar la de nuestros hijos, hermanos, padres, amigos o desconocidos. Y cuando amemos de forma humilde y sincera florecerá en nosotros una energía esencial que también nace del amor y la humildad que es LA VERDAD. La Verdad nos traerá el discernimiento y de esa manera abandonaremos nuestra mediocridad y pobreza de espíritu alcanzando la sabiduría y la felicidad que nos es inmanente porque ya existe en nosotros, solo que muchos no la ven porque aún no han logrado dominar su propio EGO, que existe en la cabeza de los seres humanos.

Además se incrementará la fe en nosotros mismos lo que nos volverá seres más confiables” alcanzando así, realizaciones cada vez mayores al servicio de los demás, de Dios y de nosotros mismos. “Sabemos que todo vuelve multiplicado. La Siembra es opcional y la Cosecha obligatoria. El que ayuda a otros, SE AYUDA A SI MISMO. La Madre Teresa dice: “La Mejor recompensa de una buena acción es haberla realizado.”

“La Verdad Absoluta es DIOS y al estar en la esencia de todas las cosas y criaturas vivientes, está en nosotros y yace más precisamente en nuestro corazón. Cualquier cosa que podamos hacer, ES DIOS ACTUANDO A TRAVES NUESTRO. Somos las manos de DIOS en el Planeta. Nosotros ponemos el trabajo con humildad y amor y DIOS pone el RESULTADO. La GLORIA y TODO EL MERITO es de DIOS y todo lo que fuimos, somos y seremos, hicimos, hacemos y haremos es gracias a DIOS. Debemos aprender a discernir lo bueno de lo mejor, lo normal de lo correcto. Comprender lo anteriormente expuesto nos permite vivir”

UN ANGEL TIENE LA OBLIGACION DE CUIDARNOS, UN AMIGO NOS CUIDA POR AMOR.

UN ANGEL NOS ASISTE CUANDO ESTAMOS MAL, UN AMIGO SE OCUPA DE NUESTRO BIENESTAR. UN ANGEL ES ALGO ESPECIAL, UN AMIGO ES LA OPORTUNIDAD DE CONOCER LO MAS BELLO QUE EXISTE EN LA VIDA.







Slider by webdesign