11- La Causa Principal De Una Vida Feliz Esta Dentro De Uno Mismo

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Descargar el audio de esta lectura


Cuando uno está mentalmente tranquilo, tiene tendencia a mostrarse más sincero y abierto. Por lo tanto, posee más valor el auténtico sentimiento humano de paz, felicidad, amor y alegría que el status que un título académico o un bien material puede brindarnos. Es de vital importancia, que cada uno comience a reconocer el enorme potencial de fe, sabiduría y amor que existe dentro de sí mismo para lograr una transformación o cambio positivo en la vida personal. Si el actual presente se muestra con aparentes dificultades, entonces veamos el lado positivo de nuestra situación. Tanto en la superación de nuestras dificultades como en el cultivo de relaciones personales de amor y prosperidad, nuestra actitud mental positiva es decisiva. Aunque uno tenga buena salud, buenas relaciones con otros seres humanos y bienes materiales usados de manera apropiada, LA CAUSA PRINCIPAL DE UNA VIDA FELIZ ESTA DENTRO DE UNO.

Nuestros sentimientos negativos, de rencor y odio, de celos y temor, de comparación y soberbia, constituyen junto a nuestro EGO los principales enemigos que atentan contra nuestra felicidad personal. Y enemigo es toda cosa o persona que destruye directa o indirectamente nuestro interés. Nuestro Interés es aquello que crea nuestra propia felicidad. Pueden invadir nuestro país, destruir nuestros bienes, pero todo eso constituye factores secundarios para nuestra felicidad mental ya que la propia felicidad mental es la propia paz de espíritu. Sólo la gente que conocemos y que nos crea inconvenientes nos ofrece una verdadera oportunidad para ejercitar la tolerancia y la paciencia. Por lo tanto, nuestros enemigos son nuestros más grandes maestros en este ejercitar la tolerancia y la paciencia.

EL HOMBRE SUPERIOR AMA SU ALMA, EL HOMBRE INFERIOR AMA SU PROPIEDAD

–LIN YUTANG-






Slider by webdesign