1- Paz Interior Para Enfrentar Nuestras Dificultades

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Descargar el audio de esta lectura


“SI EXISTE ALGUNA FORMA PARA VENCER NUESTROS DOLORES NO DEBEMOS PREOCUPARNOS. SI NO EXISTE FORMA ALGUNA PARA TAL PROPÓSITO, TAMPOCO DEBEMOS PREOCUPARNOS.”

Lo que solemos llamar problemas, son simplemente la diferencia entre lo que nos sucede y lo que en verdad queremos que nos suceda. Son creaciones mentales propias que indican la necesidad personal de discernir lo que queremos obtener en nuestras vidas. En primer lugar, es mejor hablar de situaciones en vez de problemas, ya que de esta manera, permitimos a nuestra mente enfocar y trabajar nuestra energía disponible de una manera más positiva y menos desgastante. Por lo tanto, las situaciones conflictivas que se nos presentan en el diario vivir, nos permiten descubrir nuestras fortalezas y aspectos personales a perfeccionar.

Para resolver las situaciones conflictivas de manera positiva podemos elegir eludirlas apartando nuestra mente de las situaciones que nos perturban o afrontarlas directamente para tomar conciencia de ellas sin dejarnos abrumar por sus aparentes efectos transitorios en nuestra actual situación de vida.

Existen Situaciones a resolver o sufrimientos ante los cuales, mediante una actitud mental positiva adecuada, podemos reducir verdaderamente su fuerza y el nivel de sufrimiento y angustia producido en nosotros. Por otro lado, existen algunas situaciones y sufrimientos para los que el hecho de adoptar cierto tipo de actitud mental positiva adecuada, no reduzca en absoluto el nivel de angustia o sufrimiento producido en nosotros, como así también a las personas que nos rodean para enfrentarnos exitosamente con ellos.

Las Experiencias trágicas de nuestras vidas nos fortalecen interiormente, nos brindan más independencia y autoconfianza haciéndonos más sabios, tolerantes, pacientes, humildes y agradecidos con todo lo que nos rodea y nos sucede alrededor incluyendo a toda forma de vida, desde todos los seres humanos que nos rodean hasta las plantas, animales y cosas.

El éxito en nuestras vidas y en nuestro futuro depende de la propia motivación y determinación personal o autoconfianza. Con las experiencias difíciles, nuestra vida adquiere poco a poco un sentido más profundo y verdadero, dejándonos ver entre líneas, pero de manera clara, las cosas que realmente son importantes para nosotros. Con solo observar a aquellas personas que lo han tenido aparentemente TODO durante el transcurso de sus vidas, notaremos, que con facilidad suelen ahogarse en un vaso de agua perdiendo sus esperanzas y su fe e irritándose ante cosas mínimas, ante cualquier inconveniente, que visto a los ojos de aquel que conoce la experiencia que da el sufrimiento, no dejan de ser inconvenientes pasajeros y sin importancia. Creo que aquella persona que ha conocido la experiencia del sufrimiento y los infortunios puede afrontar los problemas con mayor firmeza que aquellas personas que no han conocido el dolor y los problemas.

UNO APRENDE SIEMPRE MAS DEL DOLOR QUE DEL PLACER, UNO CRECE SIEMPRE CUANDO HAY OPOSICION. Desde este punto de vista, un poco de sufrimiento puede ser una buena lección para la vida. Mirar los problemas de distintos ángulos alivia nuestra carga mental y angustia emocional ya que cada acontecimiento puede verse desde innumerables puntos de vista y pueden surgir de hecho, numerosas soluciones alternativas, siempre y cuando, mantengamos la calma, la fe, la humildad en y para con nosotros como así también para nuestro entorno y los demás, para reconocer nuestros errores y tener el valor de pedir ayuda con amor, en caso de ser necesario.






Slider by webdesign